Mundo judío. El Consejo de Europa rechazó una medida anti circuncisión

Origen: Mundo judío. El Consejo de Europa rechazó una medida anti circuncisión

Después de una campaña de dos años dirigida por miembros judíos y musulmanes de la Knesset (Parlamento israelí), el foro político europeo decidió apoyar el ritual de la circuncisión como parte de “la libertad religiosa en el continente”.

La Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa dictaminó que el ritual de la circuncisión cumple con el Convenio Europeo de Derechos Humanos, revocando una resolución que adoptó en octubre de 2013, que consideraba al ritual de la circuncisión una violación “de la integridad física de los niños de acuerdo a las normas de derechos humanos”.

Tras dos años de intenso debate de los líderes de la comunidad judía de Europa, la enmienda fue aprobada la semana pasada después de que miembros de todas las facciones de la Knesset (Parlamento israelí) persuadieran a un gran número de miembros del Parlamento Europeo para apoyar la presentación de una resolución.

Los esfuerzos fueron dirigidos por el presidente de la Knesset, Yuli Edelstein, y el asesor diplomático de la Knesset, Oded Ben Hur. Edelstein expresó su satisfacción por la decisión, agradeciendo a los miembros de la Knesset judíos y musulmanes que han participado en muchas reuniones con los miembros del Consejo de Europa y condujeron campañas de relaciones públicas sobre el tema.

“Desde el primer momento, la recomendación del Consejo de Europa fue indignante e irracional y violaba flagrantemente la libertad de religión de muchas personas”, afirmó Edelstein.

El Muro de los Lamentos se prepara para Sucot

Origen: El Muro de los Lamentos se prepara para Sucot

Itongadol/AJN.- El Kotel se prepara para recibir a cientos de miles de personas en los días de la festividad de Sucot, quienes se prepararán para caminar hasta la ciudad de Jerusalem como indica la tradición. Durante el último mes, más de medio millón de personas se acercaron al Kotel para recibir las plegarias de slijot y miles más se sumaron para el momento de Nehilá de Iom Kipur.

La Fundación Patrimonio del Muro de los Lamentos levantará dos Sucot, en una de ellas se exhibirán las cuatro especies (el lulav, el etrog, los hadasim y las aravot), en memoria de los grandes rabinos de la historia, en especial Rambam. En la otra Suca se elevarán los rezos tradicionales, abiertos a todo el público.

Las diferentes actividades programadas por Sucot, comenzaran a partir del miércoles 30 de septiembre y consistirán en el rezo matutino (Shajarit) a las 8:45 seguido por el rezo matutino de los Cohanim a las 9:45. La tefilá Musaf (después de la lectura de la Torá) a las 10:15 y la tefilá musaf de los Cohanim a las 10:30.

Luego de los rezos comenzará la ceremonia para recibir a las personas que realizan la tradicional caminata hasta Jerusalem, acompañados por los principales rabinos de Israel, guiados por el Rabino Itzjak Iosef Shalita y el rabino del Kotel, Shmuel Rabinowitz.

El mismo miércoles por la tarde se realizará un acto por el año Hakhel, una ocasión especial que se celebra cada siete años desde la época en la que aún estaba el Templo de Jerusalem, donde se reunían hombre, mujeres y niños frente al rey, quien leía la Torá para fortalecer la fe en D´s. Para celebrar de nuevo el año del Hakhel se ingresará al Kotel con cuatro libros de la Torá, donados por la familia de Alberto Kochav y la familia de Zuri Atia de México, Arie Ranarat y su familia y el Congreso Judío.

El evento estará conducido por el hazan Jaim Adler; Yehuda Naftali; los cantantes jasídicos, Mendi Jerufi y Yannic Rubin, entre otras personas encargadas de animar al público para recibir con alegría los libros de la Torá y la festividad de Sucot.

Israelíes desarrollan la primera Nano-Biblia

La Nano-Biblia es un chip de silicio recubierto de oro, más pequeño que una cabeza de alfiler, y contiene las 1.2 millones de letras de la Biblia.

Nanobiblia

(Foto: REUTERS)

Como parte de la celebración de su 50 aniversario, el Museo de Israel con sede en Jerusalén mostrará la “Nano-Biblia,” la Biblia más pequeña del mundo, una innovación israelí creada en el Tejnion – Instituto israelí de Tecnología.

La pequeña biblia será exhibida junto a los Rollos del Mar Muerto y el Códice de Alepo, un manuscrito de la Biblia judía del siglo 10 E.C. La Nano-Biblia es un chip de silicio recubierto de oro, más pequeño que una cabeza de alfiler. Tiene 0,04 milímetros cuadrados, y 0,00002 milímetros (20 nanómetros) de profundidad. Las 1,2 millones de letras de la Biblia fueron escritos utilizando un generador de haz de iones enfocado; éste disparó iones de galio sobre una superficie de oro, que cubre una capa base de silicio.

Dr. Ohad Zohar y el profesor Uri Sivan del Departamento de Física Technion desarrollaron la idea, y los ingenieros Sara y Moshe Zisapel del Centro de Nanoelectrónica del Technion fueron responsables de la fabricación del chip y del desarrollo del software que permite el grabado de las letras .

El Museo de Israel también exhibirá un documental sobre la creación de la Nano-Biblia y permitirá a la lectura del texto bíblico con un microscopio.

Fuente: Enlace Judío México

50000 judíos se reúnen junto al Kotel en oración

La ceremonia bíblica de la Bendición Sacerdotal implica que los judíos Cohanim se reúnan para bendecir a la multitud

BirkatHacohanimAl menos 50.000 fieles judíos asistieron a una ceremonia de oración en el muro occidental (Kotel) de Jerusalén el lunes marcando la fiesta de la Pascua de una semana, dijo la policía.

Conocida como la Bendición Sacerdotal, la ceremonia implica que la casta sacerdotal de los judíos Cohanim se reúna para bendecir a la multitud en un ritual que se remonta a los tiempos bíblicos.

Cientos de Cohanim envueltos en chales de oración blancos tradicionales (talit) con los brazos en alto para bendecir a la multitud, recitaron palabras tomadas del libro bíblico de Números.

La bendición sólo puede ser realizada por hombres judíos descendientes patrilineales directos de Aarón, hermano de Moisés.

Dos rabinos jefes de Israel asistieron a la ceremonia junto con el rabino del Muro de los Lamentos, el sitio más sagrado en el que los Judíos pueden orar.

La policía estimó el número de peregrinos en torno a 50.000, pero las autoridades rabínicas responsables de la ceremonia elevaron la cifra a 75.000.

“La peregrinación es un impresionante testimonio de la afinidad del pueblo con los últimos restos de nuestro Templo cuando las masas vienen a aferrarse a las piedras de este lugar”, dijo el rabino del Muro Occidental Shmuel Rabinowitz en un comunicado.

El Muro de los Lamentos es el último remanente de la pared de soporte del complejo del Segundo Templo destruido por los romanos en el año 70 DC.

Por encima de ella se encuentra la plaza donde una vez estuvo el templo y que ahora alberga el complejo de la mezquita Al-Aqsa, el tercer lugar más sagrado del Islam. Conocido por los Judíos como el Monte del Templo, los musulmanes se refieren a él como Haram al-Sharif, o el Noble Santuario.

La Pascua, que comenzó al atardecer del viernes, es una fiesta de una semana que recuerda la salida de los Judíos de la esclavitud en Egipto. Es una de las tres fiestas de peregrinación bíblicas en las que los Judíos tradicionalmente visitan Jerusalén.

(AFP)

Fuente: Enlace Judío México

Shavuot – Uno de los días más sagrados del año judío, y también uno de los menos conocidos. ¿De qué se trata Shavuot realmente?

Es irónico que Shavuot sea una festividad tan poco conocida. Porque en realidad, Shavuot conmemora el evento más importante en la historia judía – la entrega de la Torá en el Monte Sinai. Shavuot es la culminación de la “cuenta del Omer” de siete semanas de duración, que comienza después de Pesaj. El mismo nombre “Shavuot” significa “semanas”, en reconocimiento a las semanas de expectación que nos llevan a la experiencia en Sinai. (Dado que Shavuot ocurre 50 días después del primer día de Pesaj, es a veces conocida como “Pentecostés”, una palabra griega que significa “festividad de 50 días”). 3.300 años atrás, después de haber dejado Egipto en la noche de Pesaj, los judíos viajaron hacia el Desierto del Sinai. Ahí, el Pueblo Judío completo – 3 millones de hombres, mujeres y niños – experimentaron directamente la revelación divina:

Dios les habló de en medio del fuego; ustedes estaban oyendo el sonido de palabras, pero no estaban viendo una forma, sólo un sonido. Él les dijo de su pacto, ordenándoles cumplir los Diez Mandamientos, y Él los grabó en dos tablas de piedra (Deuteronomio 4:12-13).

La entrega de la Torá fue un evento de inmensas proporciones que grabó indeleblemente al Pueblo Judío con un carácter, fe y destino únicos. Y en los 3.300 años desde que ocurrió este evento, los ideales de Torá – monoteísmo, justicia, responsabilidad – se han convertido en la base moral de la civilización occidental. ¿Cómo Celebrar Shavuot? Quizás la razón para el relativo desconocimiento de Shavuot es porque esta festividad no tiene “símbolos” obvios del día – es decir, no hay Shofar, no hay Sucá, no hay Janukiá. En Shavuot, no hay símbolos que nos distraigan del foco central de la vida judía: la Torá. ¿Entonces como conmemoramos Shavuot? Es una altamente expandida costumbre quedarse despierto toda la noche estudiando Torá. Y ya que la Torá es el camino a la auto-perfección, el estudio de la noche de Shavuot es llamadoTikún Leil Shavuot, que significa “un acto de auto-perfección en la noche de Shavuot”. En los servicios de la sinagoga en la mañana de Shavuot leemos el libro bíblico de Ruth. Ruth era una mujer no-judía cuyo amor por Dios y la Torá la llevaron a convertirse al judaísmo. La Torá indica que las almas de los eventuales conversos también estuvieron presentes en Sinai, como dice: “Yo estoy haciendo [el pacto] con aquellos que están aquí hoy, y también con aquellos que no están hoy aquí” (Deuteronomio 29:13). Ruth tiene otra conexión más con Shavuot, y es que ella se convirtió en ancestro del Rey David, quien nació en Shavuot, y murió en Shavuot. En Shavuot es costumbre decorar la sinagoga con ramas y flores. Esto es porque el Monte Sinai floreció el día en que se entregó la Torá. La Biblia también asocia a Shavuot con la cosecha de trigo y frutas, y marca el momento en que se traían los primeros frutos al Sagrado Templo, como una expresión de gracias (ver Éxodo 23:16, 34:22 y Números 28:26). Alimentos Lácteos Hay una costumbre judía universal de comer alimentos lácteos en Shavuot. Varias razones han sido dadas por los sabios, siendo algunas más convincentes que otras. Aquí ofrecemos una selección:

  1. El libro bíblico Cantar de los Cantares (4:11) se refiere al dulce valor nutritivo de la Torá diciendo: “La dulzura de la Torá mana de tus labios, como miel y leche yace bajo tu lengua”.
  2. El versículo en Éxodo 23:19 yuxtapone la festividad de Shavuot con la prohibición de mezclar leche y carne. En Shavuot, por lo tanto comemos cenas separadas – una de leche y una de carne.
  3. Con la recepción de la Torá en el Monte Sinai, los judíos inmediatamente se vieron obligados a cumplir las leyes de Shejitá – matanza de animales. Ya que no tuvieron tiempo de preparar carne casher, ellos comieron lácteos en su lugar.

Peregrinaje al Muro Occidental En 1967 concluyó la Guerra de los Seis Días, sólo unos pocos días antes de Shavuot. Israel había recuperado el Muro Occidental, y por primera vez en 19 años los judíos tenían acceso al área que rodea al Monte del Templo, el sitio más sagrado del judaísmo. En Shavuot mismo, el Muro Occidental se abrió para los visitantes, y en ese memorable día más de 200,000 judíos viajaron a pie al Muro Occidental (en Jerusalem los autobuses no transitan en las festividades judías). En años siguientes, este “peregrinaje peatonal” se ha vuelto una tradición recurrente. Temprano en la mañana de Shavuot – luego de una noche completa de estudio de Torá – las calles de Jerusalem están llenas de decenas de miles de judíos caminando hacia el Muro Occidental. Esta tradición tiene un precedente bíblico. Shavuot es una de las tres festividades de peregrinaje del judaísmo, cuando todo el pueblo se reunía en Jerusalem para celebrar y estudiar. http://www.aishlatino.com/h/sh/a/48418712.html

Se develaron las raíces judías de Lenin en un museo ruso

24.05.2011 10:02  | 

La exhibición revela una carta escrita por la hermana del revolucionario que decía que el abuelo materno era un ucraniano judío. Stalin le había dicho a la mujer que mantuviera el escrito en secreto.Los documentos que aparentemente confirman los rumores de que Vladimir Lenin tenía ancestros judíos pueden ser ahora vistos en el Museo de Historia Estatal de Rusia, según informó AP ayer.
Entre los nuevos documentos publicados puestos en exhibición en el museo está una carta escrita por la hermana de Lenin, Anna Ulyanova, que dice que su abuelo materno era un judío de Ucrania que se convirtió al cristianismo para escapar de la persecución en la Zona de Residencia y tener acceso a una mejor educación, dijo el informe.
“Vino de una familia judía pobre y fue, según su certificado de bautismo, el hijo de Moses Blank, un nativo de Zhitomir (una ciudad occidental de Ucrania)”, escribió Ulyanova en 1932 en una carta citada por AP.
En la carta escrita a Josef Stalin, que reemplazó a Lenin luego de su muerte en 1924, Ulyanova escribió: “Vladimir Ilych siempre ha pensado de los judíos altamente. Lamento mucho el hecho de que el hecho de su origen, el cual yo he sospechado, no fuese sabido mientras él vivía”.
Lenin, que nació como Vladimir Ilych Ulyanov en 1870, se identificaba a sí mismo como un ruso bajo el régimen zarista en el país, durante el cual el antisemitismo era rampante. Adoptó el nombre de Lenin en 1901 durante su exilio en Siberia.
Según el informe de AP, Lenin supervisó un corto período de promoción de la cultura judía que terminó a principios de los años 30, cuando Stalin incentivó purgas antisemitas y creó un plan para relocalizar a todos los judíos soviéticos.
Ulyanova pidió que Stalin diera a conocer el antecedente judío de Lenin para combatir el aumento del antisemitismo, informó AP. Ella escribió: “Escucho que en los recientes años el antisemitismo ha estado haciéndose fuerte otra vez, incluso entre comunistas. Estaría mal esconder el hecho a las masas”.
Stalin ignoró el pedido de Ulyanova y le dijo que “mantenga silencio absoluto” sobre la carta, según la curadora de la exhibición, Tatyana Koloskova.
Los documentos recogen información presentada en la biografía oficial de Lenin, escrita por su sobrina Olga Ulyanova, en la que reclama que su familia tenía solamente raíces rusas, alemanas y suecas.
La carta de Anna Ulyanova fue descubierta por los historiadores rusos a principios de los años 90, pero su autenticidad fue cuestionada.

UN BARMITZVA DIFERENTE…

UN BARMITZVA DIFERENTE…

Oy noche de YOM ASHOA.
Vos kiero kontar komo paso mi BAR MIZVA.

No vo alargar kon todo lo ke pasi al tiempo
de la guerra, solo mi BAR MIZVA en este tiempo.

Mos fuyimos kon mi famiya de Salonik a Atena ke
estava en la okupasion de los Italinos.
No fazian ningun mal a los Djidios. I siguro
ke antes de fuyir de Salonik mi padre mos kito
I.D. falsos kon nombres kristianos. Yo por exempio
me yamava TRIANDAFILO i dayinda la tengo la karta
kon el nombre i los detalios eskritos en Grego i
Alman!

En Atena se despartio la famia ke eramos sesh
ermanos i ermanas. Kada uno se eskundio en
diferente lugar. Yo estava kon mi madre i la mas
chika ermana, la ke era grande de mi. Yo so el
mas chiko de la famiya. El mas grande ermano ke
era soldado en la armada Grega fue matado en la
batalia kontra los Italianos.

Una umana manseva ke morava en el mizmo
departamento kon mi madre la tomo un dia a muabet
komo vizinas aun ke mama perkurava de ser en distans
para ke ninguno sepa ke eya es Djudia i sin muchas
hadras le disho “ya lo se ke sosh Djidios ma no te
espantes yo te kiero ayudar, eso viendo tu chiko fijo
komo esta sufriendo aki. Si vas achetar yo lo puedo
meter en lugar ke va estar siguro i va tener de komer
sin problemas. Mi madre troko kolores de su
kara i se le tomo la boz. Solo el fakto ke su
sekreto se aviya deskurvido ya era maz i demaziado !

En fin, despues ke se konsidero kon papa en la prima
okazion ke se enkontraron, acheto i la mansevika
Anula me tomo un dia al PATRIOTIKO IDRIMA ke es
un voluntario institut ke ayuda fijos i fijas de
famias proves. De ayi me tomaron al lo ke se yamava
senatorio! Kuando arivi ayi no me feyi de lo ke esto
viendo, me topi en un kurtijo de monastir i alado
aviya una sala grande yena de kamas i algunos trenta
o kuarenta ninios i ninias asta ocho mueve anyos.
Ma ayinda la surpriz fuerta me vino kuando a la
tadre entrimos al monastir/konvento para la orasion
de “MINHA UMAARIV” bar minan. Devia de bezar las
ikonas i fazer la kruz i yo kon toda la posibilita
ke pude tener este punto ke no me kaygan las lagrimas
dishe de mi entre mi:

SINIOR DEL MUNDO, PEDRONAME POR LO KE ESTO
FAZIYENDO MA YA SAVES KE ES KESTION DE VIDA
O MUERTE. – Oy se se dize PIKUAH NEFESH.

En kurto, yo me komporti komo un mijor kristiano
aun ke perkurava de topar razones para ke no entre
al monastir. Ma un dia stuviendo en la kuzina
ayudando la gizandera oyi un ninio ke me esta
yamando ” Triandafilo Triandafilo un ombre te
esta bushkando.” Yo si no me dezmayi del espanto
era NES porke teniamos en la famia ke uno no save
onde se topan los otros miembros de la famia i
na en supito me estan bushkando ? No tenia
remedio i sali para ver ken me esta bushkando.
De lonje/leshos vide una prsona ma no pude
koneserla asta ke mos aserkinos uno al otro
i la surpriz era komo se dize UNBELLIEVABLE/
de no kreyer. En frente de mi estava viendo
mi ermano Sami. Al punto el miedose troko a
alegria grande ke no se puede imajinar mi
ermano ke no aviya visto kreo doz anios estava
al lado de mi.

En su mano tenia un paketiko chiko i me lo dio
i me disho “esto te lo mando mama porke oy es
el BAR MIZVA tuyo!!! Mis ojos se amojaron de las
lagrimas de alegreya i surpriz i indamas de la
jesta de mama ke me akodro lo ke yo no lo tenia
en mi idea, yo ke no savia afilu la data eya
no se ulvido de mi BAR MIZVA. Adientro del
paketiko avia un pedasiko de pan preto i
amofado ke se kito la miga i se incho kon una
krema dulse. Saviendo ke esforso ke fizo
mama para merkar este pan mofado del merkado
preto/karaborsa, este “gato” era el mas
dulse i pastozo ke gosti en mi vida.

Yosef Levy
Israel.

———————————

Kerido Yosef

Muy munchas grayas por estas
“memoires” ke son de una muy grande
valor i kontribusyon no solo para
muetro sityo ma por todos los
sefaradis del mundo entero.

Por seguro ke tu eskrito sera guadrado
en muestros trezoros, los archivios de
SM para todos ke van azer bushkadas
sovre diferentos sujetos, mizmo dospues
de muncho tiempo ke mozotros no vamos
mas egzistir. Les desharemos un patrimonyo
kultural de muestra epoka kon todo lo ke
tenemos i puedemos.

Si solo muy munchos de muestros miembros
mos puediyan embiyar sus rekuerdos…
No me importa en ke lingua (lo traduizare)
i bueno o manko bueno (lo editare)…
Penso ke son trezoros sin presyo !

Grasyas de muevo.

Kon karinyo

Sharope blanco

GUADRADO EN :

http://groups.yahoo.com/group/Sefaradimuestro/files/

file YOSEF LEVI

Subfile EL BARMITZVA EN EL MANASTIR
http://groups.yahoo.com/group/Sefaradimuestro/files/YOSEF%20LEVI/

La historia real de un joven judío engañado por los judíos mesiánicos

Engaños y Desengaños

La historia real de un joven judío engañado por los judíos mesiánicos
Por Hershel Firbank

¿Quién soy?

Me llamo Hershel (Damián) Firbank, y nací en Buenos Aires – Argentina en el seno de una familia judía completamente liberal. Aunque asistí al “Shule” (Colegio Judío) hasta cuarto grado, no acostumbrábamos ir a la sinagoga a no ser por el Bat-Bar Mitzva o Jupa de algún familiar, y las festividades para nosotros consistían en reunirnos a comer guefilte fish en lo de mi bobe.

Cuando tenía once años mi mamá comenzó a asistir a una Iglesia Evangélica de la “Comunidad Cristiana” en la Capital Federal, en donde se bautizó. Unos meses más tarde ella empezó a congregarse en un Iglesia Bautista más cerca de nuestra casa, y yo iba con ella todos los domingos. Tres meses después acepté en mi corazón a Jesús como mi salvador personal y otros tres meses más tarde me bauticé. Allí me congregué durante cuatro años, asistiendo tanto a las reuniones dominicales como a los estudios bíblicos, reuniones de oración de jóvenes, y también integré un grupo de mimos llamado “kerigma”.

Luego comencé a asistir a las reuniones de la Congregación Judía Mesiánica llamada “Shemá Israel” de la localidad de Morón, Provincia de Buenos Aires. Allí me involucré en el ministerio de las “Danzas Davídicas”, y también fui elegido líder de los jóvenes. Después de un año me pasé al “Ministerio al Pueblo Elegido – J.A.M.I.”, y además de ministrar con las “Danzas Davídicas”, era maestro de niños, y comencé a dictar seminarios en varias Iglesias Evangélicas, tanto en la Capital como en el interior del país. En el verano iba de vacaciones a Miramar (ciudad balnearia de Buenos Aires con gran porcentaje de turistas Judíos) a repartir en las playas y en la peatonal todo tipo de material “mesiánico” (desde folletos acerca de Isaias 53 y demás “textos proféticos”, hasta Nuevos Testamentos en Idish). También trabajaba dos veces por semana para el programa radial-televisivo “Shemá Israel”.

Dos años y medio más tarde comencé a sentir un vacío dentro mío, principalmente porque veía a mi alrededor que faltaba un verdadero compromiso con lo que se creía, ya que se jugaba a dos puntas: Cuando nuestros hermanos evangélicos nos preguntaban por qué usamos kipá, talit o celebramos las festividades Judías, les contestábamos que los preceptos que D-s ordenó a los Judíos eran para siempre y que incluso Yeshua mismo (así llaman los Judíos Mesiánicos a Jesús) nos ordenó observarlos, y citábamos varios versículos tanto del Tanaj (Levítico 23, Números 15:37-41, etc.) como del Nuevo Testamento (Mateo 5:18, Juan 10:22).

Pero cuando los Judíos nos preguntaban por qué nosotros no observamos todos los preceptos como se debe, les contestábamos que ya no necesitamos hacer eso, pues estamos “bajo la gracia y no bajo la ley”, (es decir que el sacrificio de Jesús es suficiente para la salvación de nuestras almas y que ya no hay necesidad de observar los preceptos de la ley – es decir, de la Torá).

Tratando de definir cuál de las dos respuestas era en verdad la correcta (ya que una contradice radicalmente a la otra), llegué a la conclusión de que aún continuábamos obligados a cumplir los preceptos, pero para mi decepción nadie en mi entorno lo hacía. Sobre todo, hubo un versículo del Nuevo Testamento que me tocó muy profundo, en el cual Jesús dice: “En la cátedra de Moisés se sientan los Escribas y los Fariseos. Así que, todo lo que os digan guardeis, guardadlo y hacedlo…” (Mateo 23:2-3). Es decir, que no sólo debemos observar la ley (Torá), sino que debemos hacerlo de acuerdo a la explicación de los Rabinos!

No pasó mucho tiempo hasta que, gracias a la “Hashgajá Pratit” o “Providencia Divina”, recibí una revista de Jabad Lubavich. Esta “Hashgajá Pratit” consistió en que el hermano de una amiga evangélica de la anterior Congregación (Shemá Israel), recibió, “por error”, en el trabajo la revista de Jabad, y esta amiga se la prestó a mi mamá, y yo luego de leerla, me suscribí.

A través de esta revista comencé a entender más sobre las mitzvot y sobre mi propio pueblo, y esto produjo un gran impacto en mí. Poco a poco fui tomando decisiones como dejar de comer cerdo; luego de un tiempo dejé de mezclar carne con leche, y más tarde, a pesar de que comía carne no-casher, ponía la carne un rato en sal y otro en agua para sacarle la sangre.

No obstante, el vacío espiritual siguió creciendo en mí y así estuve por más de un año, hasta que semanas antes de Janucá me di cuenta de que no podía seguir así, por lo cual pensé en dos opciones: O seguía con mi vida (Trabajo, Universidad, etc.) aquí en el mundo y que D-s siga “Su vida” en el cielo o, probaba con el Judaísmo. Como no sólo yo creía en D-s, sino también en que Él nos creó con un propósito, me decidí por la segunda opción.

Con esta decisión fui al Acto del Encendido de la Janukiá que Jabad hacía en una plaza de la Capital Federal, y allí un Rabino se me acercó, y luego de hablar conmigo, me invitó a las actividades de su comunidad.

En este evento percibí una clara manifestación de la “Hashgajá Pratit”, ya que si bien los dos años anteriores también había asistido al mismo evento, nadie se acercó a hablarme, y recién en el tercer año, justo cuando yo me sentía con ese vacío y antipatía espiritual, fue cuando el Rabino se acercó para hablar conmigo.

Al mes siguiente comencé a asistir al Kabalat Shabat, y luego del servicio el Rabino invitaba a todos a la casa a disfrutar de una cena sabática. Esto fue precisamente lo que produjo que mi alma estallara de felicidad. Los cantos, las historias, las palabras de Torá y ese ambiente de Shabat fueron suficientes para sentir que ese era mi lugar. En este tiempo fue cuando comenzaron a surgir en mí dudas acerca del mesianismo de Jesús.

Seguí yendo a la comunidad de Jabad por otro mes – y también continuaba asistiendo a las reuniones de los Judíos Mesiánicos. El Rabino me invitó para ir al campamento de la Yeshivá; y el vivir inmerso en el estudio de la Torá y el cumplimiento de las mitzvot me cautivó, y al terminar el campamento decidí ingresar a la Yeshivá. Pero, no obstante, mi creencia en Jesús continuaba, lo cual producía en mí una gran lucha interior, razón por la cual tomé la decisión de ir a estudiar a la Yeshivá unos cuantos años, y si luego de ese tiempo seguiría creyendo en Jesús, entonces regresaría a los Judíos Mesiánicos.

Como un mes después de haber regresado del campamento llegó a mis manos el libro del Rabino Arie Kaplan llamado “El Verdadero Mesías”, que comenzó a contestar algunas de mis dudas acerca de por qué Jesús no era el Mesías. Y así fue que libro tras libro, y luego de estudiar el Tanaj en Hebreo, llegué a la conclusión de que el Judaísmo, sin ningún tipo de “agregados” (“Mesiánicos”), es el único y verdadero camino.

¿Qué Son Los Mesiánicos?

El movimiento Judío Mesiánico no es otra cosa más que una estrategia misionera para convertir Judíos al Cristianismo. A lo largo del tiempo los Cristianos han intentado convertirnos a la fuerza a través de sus constantes ataques antisemitas como las Cruzadas, la “Santa” Inquisición, los pogroms y finalmente, el Holocausto. Pese a todo esto, nuestro Pueblo se mantuvo firme y no cedió, es por eso que los Cristianos han implementado un método más “amistoso”, y al mismo tiempo más efectivo llamado: “Judaísmo Mesiánico”.

En el Nuevo Testamento, no aparece en ningún lado el nombre de “Judíos Mesiánicos”, como así tampoco aparece el “Grieguismo Mesiánico” o los “Griegos Mesiánicos”. Por el contrario, el Nuevo Testamento declara que no hay entre los seguidores de Jesús ni Griego ni Judío: “y revestido del nuevo [hombre], el cual conforme a la imagen del que lo creó se va renovando hasta el conocimiento pleno, donde no hay griego ni Judío, circuncisión, ni no-circuncisión, bárbaro ni escita, siervo ni libre, sino que Cristo es el todo, y en todos” (Epístola a los Colosenses 3:10-11). “Porque todos los que habéis sido bautizados en Cristo, de Cristo estéis revestidos. Ya no hay Judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús” (los Galatas 3:27-28) .

El Apóstol Pablo, o “Rabi Shaul” como lo llaman los Mesiánicos, en su primera epístola a los Corintios 9:20-21 declara: “Me he hecho a los Judíos como Judío, para ganar a los Judíos; a los que están sujetos a ley [Torá] (aunque yo no esté bajo ley) como sujeto a la ley, para ganar a los que están sujetos a la ley. A los que están sin ley, como si yo estuviera sin ley (no estando yo sin ley de D-s, sino bajo la ley de Cristo), para ganar a los que están sin ley”.

Aquí Pablo está fijando una de las bases del misionerismo, el concepto de “identificación”, ya que cuando el misionero habla “de igual a igual”, es decir igual cultura, forma de vestir, lenguaje, etc. el Evangelio es más fácilmente transmitido; como explica un Pastor Judío Mesiánico acerca del objetivo de los “Centros Judíos Mesiánicos”: “En el Centro Judío Mesiánico se lleva al Judío de lo que le es familiar [Judaísmo] a lo que le es desconocido [Jesús]”. Es por eso que estas “Sinagogas” están adornadas con la estrella de David, las Tablas de la Ley y el Arca, y los varones visten kipot y talitot. Tampoco faltan las canciones en hebreo, para que así el Judío pueda sentirse “como en casa”; y al estar en este ambiente familiar, es más fácil presentarle el Evangelio.

Recuerdo que cuando hice mi Bar-Mitzva en el Ministerio al Pueblo Elegido – J.A.M.I., mis familiares Judíos no Mesiánicos quedaron impactados ya que no encontraron ninguna cruz o algo que identifique al lugar con el Cristianismo, y por el contrario, estaba “adornado” con símbolos Judíos. Pero como pudimos ver del Nuevo Testamento, esto no es más que una farsa, ya que para los creyentes en Jesús ya no existe Griego o Judío.

La Obsesión de Convertir Judíos

Desde siempre los Cristianos han estado obsesionados con la conversión de Judíos, y esto puede verse reflejado en que, por ejemplo, si bien existe la organización “Judíos para Jesús”, con un presupuesto anual de millones de dólares, no existe una organización paralela llamada “Budistas para Jesús”, o si bien existen los “Judíos Mesiánicos” no ocurre lo mismo con los “Hinduistas Mesiánicos”.

Existen tanto razones teológicas como psicológicas para explicar esta obsesión. En el Nuevo Testamento encontramos la orden de Jesús a sus discípulos: “A estos doce envió Jesús, y les dio instrucciones, diciendo: Por camino de gentiles no vayáis, y en ciudad de samaritanos no entréis, sino id antes a las ovejas perdidas de la casa de Israel” (Mateo 10:5-6). “Él [Jesús] respondiendo dijo: No soy enviado sino a las ovejas perdidas de la casa de Israel” (Mateo 15:24). Pablo en su epístola a los Romanos (1:16) dice que el Evangelio “es poder de D-s para salvación de todo aquel que cree; al Judío primeramente, y también al Griego”.

Muchos fundamentalistas Cristianos creen que la “Segunda Venida” de Jesús depende de la conversión del Pueblo Judío, basándose en las palabras que Jesús dijera a los Judíos de su época: “Porque os digo que desde ahora no me veréis, hasta que digáis: Bendito el que viene en el nombre del Señor” [es decir, Jesús] (Mateo 23:39).

Por otro lado, la creencia en la venida del Mesías fue desde siempre una creencia Judía. El Pueblo Judío hasta hoy en día espera “el brotar del retoño de David”, y es esto lo que los Cristianos no pueden entender: si Jesús fue Judío y él mismo se consideraba el Mesías de Israel, ¿cómo puede ser que los Judíos (que son los que desde siempre esperan al Mesías y saben los requisitos que debe cumplir) lo hayan rechazado?

Con el propósito de convertir Judíos, los Judíos Mesiánicos les enseñan a sus hermanos Evangélicos cómo “testificar” al Judío “eficazmente”, lo que aumenta el número de Judíos a los que se puede alcanzar, ya que estos Cristianos Evangélicos los podemos encontrar en lugares públicos como colegios, universidades, hospitales o hasta en el trabajo o en nuestra propia casa (como empleadas domésticas o de mantenimiento).

En estos “cursillos” se les enseña a los Evangélicos a utilizar un lenguaje más apropiado, usando en lugar de palabras “muro” (es decir que cuando son pronunciadas el Judío levanta una “pared” en defensa), palabras “puente”:

PALABRAS MURO PALABRAS PUENTE

Cristo Mesías

Jesús Yeshua

Iglesia Templo

Cristiano Creyente

Culto Servicio

San Mateo Mateo

Bautismo Mikve

San Pablo Rabi Shaul

Convertirse Completarse*

*(los Judíos Mesiánicos enseñan que un Judío no se convierte al Cristianismo, sino que “completa” su Judaísmo con Jesús)

Luego se les da un par de consejos prácticos para hacer más efectivo el intento de conversión. Entre estos “consejos útiles” podemos encontrar:

1. No hable al principio nada acerca de Jesús o del Cristianismo.

2. Trate de brindar una “amistad sincera”, ya que el Judío está acostumbrado a la persecución Cristiana, y de esta forma se estará neutralizando este sentimiento.

3. Interésese por sus problemas, ofrézcale orar por sus necesidades. Si el Judío acepta que usted ore por él, recuerde empezar su rezo dirigiéndose al “D-s de Avraham, de Itzjak y de Iaacov” y concluir “en el nombre del Mesías de Israel” o de “Yeshua HaMashiaj”.

4. Pregúntele por alguna comida típica, pídale la receta, y luego de prepararla invítelo a probarla.

5. Comente con él las últimas noticias acerca del Estado de Israel, o de la Comunidad Judía en la Diáspora.

1. Pero sobre todo recuerde en todo momento mostrarse paciente; sepa que el “testificar” al Pueblo Judío puede llevar un largo tiempo.

También se ofrecen un par de preguntas para confundir al Judío que sabe poco de su religión, como ser:

PREGUNTA: ¿Quién es en verdad Judío? Ya que el Judaísmo no es una raza (existen Judíos Azquenasitas, Sefaraditas, Falashas, etc.), ni una religión (ya que existen Judíos no religiosos).

RESPUESTA: “Pues no es Judío el que lo es exteriormente, ni es la circuncisión la que se hace exteriormente en la carne; sino que es Judío el que lo es en lo interior, y la circuncisión es la del corazón, en espíritu, no en letra.” (Romanos 2:28-29). Es decir que el verdadero Judío es el que ha aceptado a Jesús en su corazón.

Además de esto, al misionero se le ofrece material gratis (acerca de las “profecías mesiánicas” que supuestamente Jesús cumplió), así como asistencia telefónica, y la posibilidad de concretar un encuentro con algún líder Judío Mesiánico, si el Judío acepta.

De esta forma los grupos Judíos Mesiánicos logran mover a las “masas” evangélico-protestantes para sus propósitos, hasta tal punto que en 1996 la Convención Bautista tomó la resolución de poner como prioridad la conversión de Judíos.

En conclusión: El Judío que recibe sobre sí la fe mesiánica, además de cometer idolatría, ya que los “Mesiánicos” creen que Jesús es D-s encarnado, a pasado a ser un ex-Judío, pues se convirtió a otra religión y ha perdido toda vinculación con su pueblo. Lo único que le queda como Judío es la obligación de hacer teshuvá, es decir, retornar a D-s y a Su Torá.

Hoy ya han pasado casi cuatro años desde que comencé a estudiar en la Yeshivá, y cada vez creo con más fuerza que si bien el Mashiaj aún no ha llegado, está pronto por hacerlo en nuestros días. Amen.

ImprimirEnvie esta pagina a un amigoComparta estoSuscríbase
http://www.facebook.com/plugins/like.php?href=http://www.es.chabad.org/library/article_cdo/aid/830631/jewish/Engaos-y-Desengaos.htm&layout=button_count&show_faces=false&width=76&action=like&font=arial&colorscheme=light&height=21
Por Hershel Firbank
Hershel vive con su esposa y sus dos hijos en Israel, y trabaja continuamente para evitar que más judíos sean engañados por los misioneros.
El contenido de esta pagina es de propiedad intelectual del autor, editor y / o Chabad.org, y es producido por nuestro socio en el contenido, Chabad.org. Si ha disfrutado de este articulo lo invitamos a distribuirlo, estipulando que ha cumplido con la politica de derechos de autor.

http://www.es.chabad.org/library/article_cdo/aid/830631/jewish/Engaos-y-Desengaos.htm

UNESCO: ¿Ignorancia, sumisión o simple hostilidad?

Guysen International News : Aliá y Religión : UNESCO: ¿Ignorancia, sumisión o simple hostilidad?.

 

UNESCO: ¿Ignorancia, sumisión o simple hostilidad?
Por Ana Jerozolimski (Editorial de “Semanario Hebreo” Uruguay) en Guysen International News
4 noviembre 2010 23:17
Tal cual hemos escrito en situaciones similares en el pasado, tendríamos que estar curados de espanto…pero rehusamos acostumbrarnos. El 21 de octubre, la UNESCO aprobó por una amplísima mayoría de 44 votos a favor, 1 en contra y 12 abstenciones, una resolución en la que proclamó oficialmente dos santuarios claves en la historia judía, como “mezquitas palestinas”. El problema es que no se menciona ni por un momento que ambos lugares son considerados sagrados tanto por judíos como musulmanes, sino que se borra la mención del judaísmo de raíz , en un evidente intento de presentar una situación en la que, supuestamente, los judíos están desconectados de su tierra ancestral.

No deberíamos sorprendernos, al saber que los países que solicitaron tratar el tema como moción especial en la agenda provisional de la sesión 184 del Ejecutivo de UNESCO, fueron Argelia, Kuwait, Marruecos, Arabia Saudita, Siria, Túnez y Egipto. Entre los que aprobaron la resolución, por supuesto, había numerosos miembros de la Conferencia Islámica. El problema es que todos los demás se dejan llevar….

En varios casos, se trata de países donde los cristianos son asesinados en sus iglesias y tienen prohibido rendir culto a su fe en medio de la mayoría musulmana. Entre ellos, hay países en los que está prohibido construir iglesias y mostrar cruces en público, pero tienen el tupé de alegar que Israel viola la libertad de cultos y se apropia de santuarios que son, supuestamente, legado del Islam. Se refieren al mismo Israel al que multitudes de cristianos llegan del mundo entero, todos los años, no sólo como turistas sino como peregrinos, recorriendo libremente sus calles. En Arabia Saudita está prohibido construir iglesias y andar con cruces por la calle. En Jerusalén, hemos presenciado en innumerables ocasiones procesiones cristianas, en las que grupos de cristianos de variadas procedencias, caminan detrás de una enorme cruz, a menudo traída por ellos mismos de sus países de origen, en el recorrido por la Vía Crucis, durante Semana Santa. En Irak y Pakistán, los matan. En Israel, caminan bajo la protección de la policía israelí.

En su ya mencionada reunión de hace casi dos semanas, el Ejecutivo de UNESCO declaró que “la Mezquita Ibrahimi/Tumba de los Patriarcas en Hebron” y “la Mezquita Bilal Ibn-Rabah de Belén” –en este caso ni se mencionó el término judío con el que se la conoce-como “mezquitas palestinas”, señalando que “son parte integral de los territorios palestinos ocupados” y que “cualquier acción unilateral por parte de las autoridades israelíes, debe ser considerada una violación del Derecho Internacional”.

No es secreto alguno por cierto que Cisjordania es territorio en disputa que no ha sido anexado al territorio israelí, aunque está bajo su control y administración, y que su futuro aún debe ser decidido en negociaciones entre Israel y la Autoridad Palestina. Tampoco es secreto que Belén y Hebron se encuentran precisamente dentro de Cisjordania. Eso no da legitimidad, sin embargo, a una pretensión política sumamente tendenciosa por parte de UNESCO, de dejar en el olvido el vínculo judío con ambos sitios.

El trasfondo fue la decisión adoptada meses atrás por el Primer Ministro de Israel Benjamin Netanyahu, de declarar a ambos santuarios, parte de la lista de sitios claves que son “patrimonio nacional” del estado judío. Con ello, no se dijo en ningún momento que dichos sitios dejan de tener vinculación también con el Islam. Israel no necesita desdibujar la historia de otros para que la suya sea cierta. ¿Será que los árabes son conscientes en su fuero íntimo del íntimo vínculo entre la tierra de Israel, incluyendo los dos santuarios hoy en el centro de la polémica, y el pueblo judío, y por eso sienten que su único recurso para lidiar con el tema es intentar cambiar la historia a través de organizaciones internacionales?

El problema, claro, es que las Naciones Unidas se presten a ello o que sean tomadas de rehén de mayorías automáticas no democráticas que no votan sobre la verdad sino sobre intereses particulares que distorsionan la realidad.

Meses atrás, cuando Israel anunció que incluirá la Tumba de los Patriarcas en Hebron y la Tumba de Raquel en la lista del patrimonio nacional y del “legado judío”, tanto la Autoridad Palestina como Hamás saltaron airados afirmando que la intención era “borrar la identidad palestina, alterar monumentos islámicos y robar la historia palestina”. Sería para reír, si no fuera para llorar….

Hace pocos años, entrevistamos en el Monte de los Olivos en Jerusalén, al Dr. Gabriel Barkai de la Universidad de Bar Ilan. Tenía a su cargo un proyecto original: investigar “basura”. Se trataba de lo que las autoridades del Waqf islámico habían tirado como desperdicios tras sus excavaciones en la zona de las mezquitas en el Monte del Templo.

“En 1999, el Waqf islámico (encargado del manejo de los sitios sagrados del Islam) cavó sin control alguno una fosa enorme en el Monte del Templo, para agrandar una mezquita subterránea que también había sido hecha sin permiso”-nos contó. “Fue una excavación indebida, criminal, en una zona en la que nunca se había excavado, por la sensibilidad política y religiosa del lugar”.

Con tal de agrandar las mezquitas, no sólo que no prestaban atención ninguna a elementos importantes en la historia judía del lugar-recordemos que el Templo Sagrado de Salomón y el segundo, que le sucedió, fueron erigidos allí mucho antes del nacimiento mismo del Islam y la construcción de las mezquitas de Al Aksa y el Domo de la Roca- sino tampoco a los de la propia historia islámica. El fundamentalismo de hoy, es lo principal. El respeto a la historia, es sólo un pretexto para atacar a Israel.

Así nos contó en su momento el Dr. Barkai: “Hemos hallado objetos de todos los períodos en la historia de Jerusalén”-afirma. “Tenemos aquí la posibilidad de ver objetos del Primer templo, del Segundo templo, de la época romana, de Bizancio, el período árabe, los Cruzados, Mamelucos, Otomanos”, detalló, destacando que había también muchos de los períodos islámicos. Y nos mostró fotos de objetos que ahora están en el depósito del proyecto: un medallón tallado con versículos del Corán, una moneda cristiana con la figura de Jesús, la inscripción de un sello de una familia de sacerdotes del Templo, mencionada en el libro de Jeremías, entre muchos otros..

Todo, absolutamente todo, fue hallado en la “basura” tirada por el Waqf, sacada del propio Monte del Templo, que los musulmanes llaman Haram al-Sharif.

Y ahora, en la resolución que promovieron y que increíblemente UNESCO aprobó, no sólo que se quita toda vinculación del judaísmo con dos de sus santuarios, sino que se condena a Israel por las excavaciones en Jerusalén Este (aunque no son en el Monte del Templo, respetan la historia y preservan también todo lo hallado del período islámico) mientras que ni se menciona las excavaciones descontroladas y peligrosas del Waqf en el monte sagrado para las dos religiones.

Nos preguntamos a menudo, si al volver a sus oficinas- tras votar bajo la sombra de las mayorías automáticas regidas por países dictatoriales que no permiten la libertad de cultos y en los que los cristianos tienen motivos para temer por sus vidas- funcionarios de organismos internacionales como UNESCO en este caso, sienten un poco de vergüenza. ¿Realmente ignoran la historia y desconocen la realidad? ¿Tan sumisos están ante la imposición política de regímenes intolerantes? ¿O simplemente violan la carta constitutiva de la propia ONU, una y otra vez, en señal de abierta hostilidad a Israel?

Comentario:

Vos réactions ici:
redaction@guysen.com

CONTROVERSIA NO ES DESLEALTAD

Por Jaime Naifleisch Aisenberg (y Medvedév, Rosen Ree, Kaplan…)

De Israel Eliézer, el Baal Shem Tov, profeta en los albores de la Modernidad, podríamos decir lo que de Ieoshúa el Nazareno, en la última etapa de la Antigüedad: los que se apoderaron de él, de su respetado y prestigioso nombre, pero no de sus ideas, lo han tergiversado hasta hacerlo irreconocible. ¿O tiene que ver el que llaman Jesús de Nazaret, divinizado, con lo que la religión organizada dice de aquél profeta, en cuyo nombre justifican todo lo que la Torá rechaza, la divinidad de un hombre, la sumisión a los señores, la sobrenatural espera de justicia post mortem y la renuncia a la procura de justicia posible aquí, donde tiene lugar la vida, la idea de cuerpo y alma como entidades separadas, la supremacía del varón sobre la mujer…? Y la judeofobia, nada menos.

Con el Baal Shem Tov como con Ieoshúa “fundadores” del jasidismo y del cristianismo, respectivamente, ha sucedido en la Historia lo que con todos y cada uno de los maestros que, con mayores o menores méritos de lucidez, han emergido de entre sus pueblos, han señalado caminos, y han sido usados luego para el engaño y la mentira.

Eliézer decía de los rabinos del gaón de Vilna, que siete veces pronunciaron jerem, excomunión, contra él: “leen la Torá, sí, pero estudian el Talmud”.

Este maestro vive y predica su buena palabra en una de las áreas más atrasadas de Europa que se resistía a dejar de ser brutalmente feudal. El espacio en el que vivía la mayor parte de los judíos ashkenasim, y en la mayor miseria de toda la judeidad. (Adjunto un video que tal vez no conozcan).

Su época continuaba revuelta por la aventura de Shabtai Zvi, 1626-1676, un iluminado al que un hábil acólito había proclamado “meshiaj” y “fundador”, cómo no, de la secta shabateanista, que aparece, obvia e impunemente, después de su muerte, como la de Ieoshúa, como la del Baal Shem Tov.
Difundiendo su nombre se divulgó en todo el mundo de dominio cristiano y musulmán el llamamiento –que no sería el primero ni el último– de dejarlo todo y dirigirse a la Tierra de Israel, reconstruir el reino, vivir correctamente y esperar allí al designado del Señor, el meshiaj, para dirigir a los justos en la lucha final por la justicia universal.

Decenas de millares de -diríamos– “sionistas” se pusieron en marcha, desde el Reino Unido y el Báltico hasta el norte de África y Polonia, y Turquía… Enterado el sultán de la Sublime Puerta, el centro imperial turco otomano, de esa barahunda demográfica que llenaba los caminos de desvencijados carruajes con familias, de gentes a pie, a caballo que se dirigían a ese rincón de sus dominios, el Distrito palestino de la Provincia siria, mandó llamar al líder. El musulmán osmanlí creía en la Torá, y en las supersticiones de sus súbditos israelitas, como era natural –y casi general– entre sus correligionarios hasta la irrupción del islamismo judeófobo.

¿Y si en verdad el tal Zvi ha recibido una señal de Dios? Quiso saber. Hay quien dice que estuvo presente en la audiencia tras unas celosías, lo cierto es que escuchado por sus visires el califa, preocupado por el desorden público que esas multitudes podían generar en las aldeas califales, instó a Shabtai Zvi a convertirse al Islam, so pena de muerte. Zvi se convirtió, y algunos de los suyos. De esa estirpe provienen los donmë, los musulmanes de origen judío, que han sido élite intelectual de Turquía, maestros en Saloníca de Kemal, el que transformaría el catastrófico final del Imperio otomano (1918) en la moderna República de Turquía que ahora los “moderados” (¿?) están hundiendo en la barbarie islamista.

La aventura de Zvi había tenido el mérito de revolver a la judería, aplastada, resignada a la impotencia, el atraso, la miseria, con una propuesta de renovación de sus vidas. Cuando en unas pocas regiones (Inglaterra, Flandes) el comercio fundaba la industria, se salía de la oscuridad con las ciencias liberadas del yugo clerical, y aún ni había atisbos de movimiento alguno en pro de los derechos humanos, de las libertades, que sacaran a los siervos de la gleba de la omnipotencia feudal, ni a los nuevos siervos, los obreros, de la superexplotación industrial. Ni el gran Moses Mendelssohn, 1729-1786, el tercer gran Moisés, con su Haskalá, reclamando a los judíos que se autoemanciparan, ni Revolución Americana con sus Derechos del Hombre (1776), ni Francesa (1789), ni guerras liberales napoleónicas en Europa (1799-1815), ni Congreso de Tucumán (1816, la libertad sigue viva entre los Libres del Sur), eran aún imaginables cuando el Zvi mueve a la gente en dirección a una justicia posible en la Tierra.
Pero la apostasía, el abandono de Zvi, causaría una profunda depresión en la mayoría de los hebreos, mientras se multiplicaban los falsos mesias, como el polaco Frank, luego bautizado.

En Vilna, Lituania, ya entonces llamada la Jerusalem de Vilna, vivían hebreos con un grado de prosperidad mayor, y una corte sinagogal rica, solemne, ritualista. Que hoy llamaríamos “ortodoxa”, nombre que entonces no se aplicaba a nadie.
Con el propósito de impedir un nuevo desorden en la judería, los rabinos lituanos, guiados por el talmudista Elijah ben Shlomo Zalman, 1720-1796, multiplicaron los rigores de la liturgia. Conmemoraciones del ciclo anual se hicieron larguísimas y complicadas, como el Seder de Pesaj, como el Iom Kipur, como toda la práctica judía. Los manuales de halajá se alambicaron hasta el agobio ritual (El mantel, Mopat, para ashkenasim, y La mesa servida, Shuljan Aruj, para sfaradim, los más difundidos). Se trataba de mantener a los fieles muy ocupados, y bajo la palabra de los oficiantes oficiales, para que ningún loco subversivo se hiciera con las congregaciones. Las normas dietéticas del kasher, sus ayunos, el lugar de la mujer, ganaron en rigor.
Al sur de Lituania se extienden las tierras de Polonia, Galitzia, la Vukovina… donde vivía esa mayoría pobrísima, indefensa, cuya ritualidad era a su vez sencillo folclore, con muchos elementos tomados de los pueblos de su entorno, como el del kayin enhore, el mal de ojo, probablemente de raiz turca preislámica.

Aquí es donde aparece Israel Eliézer, digamos en esta somera reseña. Hondamente piadoso con el prójimo, el sabio rechazó el nuevo rigorismo, esa reforma religiosa que caía sobre los míseros aldeanos –que ya empezaban a ser maltratados por sus vecinos católicos a medida que los papas convencían a los obispos para que acabaran con la larguísima convivencia, nacida cuando los Jagelon (circa 1386-1572) establecieron la moderna Polonia e invitaron a los ashkenasim masacrados en Alemania, a radicarse en su nuevo país. Ashkenasim de habla ídica, claro, que están en los orígenes de la Polonia moderna, donde su mame loshn, su lengua materna, tuvo un segundo florecimiento (es base de la que hablan en Nueva York y en Mea Shearim los “ultraortodoxos”).

Sale el judehuelo de su choza con suelo de tierra (envío imágenes de ellos) a buscar algún sustento para su mishpoje (familia), donde seguro que hay enfermos y débiles, encuentra espinas de pescado que un restaurante de clientes cristianos y judíos ricos va a tirar, y las lleva a casa con mondas de papa, y algo más si tuvo suerte ¿y el gaón de Vilna le va a decir qué toca comer ese día, o si es día de ayuno, o que debe permanecer de pie dos días en el Iom Kipur…?

No, dice nuestro Baal Shem Tov, somos Hombres, hemos de tender al bien, no tender al Mal (iétzer ha Tov, lo iétzer haRa), los jukim (obligaciones incomprensibles) no nos sirven ni servimos con ellas a Dios. Vayamos a la Torá.

Eliézer no dejó nada escrito. A su muerte sus fieles eran mayoría en el centroeste de Europa, y habían desoido a los rabinos que los expulsaban de la judeidad. Entonces aparecen los santones. Rodeados de su Corte de hijos, nueras y yernos en general aprovechados, que cobraban a los que recorrían penosamente distancias para ir a ellos, a que les curen el mal de ojo, en busca de consejo (este es el talmudismo que llega hasta el Freud viejo, el de la Sociedad Psicoanalítica, con la idea de que si no puedes pagar al analista es que no te quieres curar). ¿Me caso con Rivke? ¿me mudo a otra aldea?

Ese es el jasidismo de los siglos posteriores, aniquilado en la Shoá. También bailan en la presunta tumba del segundo gran Moisés, Maimónides, 1138-1204, por cuyo racionalismo contra la reforma de Saadia Gaón, obediente al sultán de Bagdad, fue expulsado de Al Andalus, y viajó hasta encontrar la muerte nadie sabe dónde. Los seguidores de Saadia, verdadero fundador de la reforma religiosa del año mil, fundada en el talmudismo del segundo milenio… son los que hoy idolatran a Maimónides, bailando sobre esa tumba de Tiberíades.

Grandes aportes judaicos a la conciencia son la libertad intelectual para el ejercicio de la crítica profunda (Walter Benjamin), y la interpretación de todo discurso. Veamos Bereshit (Génesis) en sus primeros capítulos, donde se recogen dos tradiciones sobre la creación de los seres humanos. Ishá (mujer) creada desde ish (hombre), desde dentro suyo, para ser su compañera, sobre la que él se enseñorea; Ish e ishá, a ambos los creó, desde la tierra roja, “a ambos los bendijo”. Dos visiones del mundo, dos escalas de valores. Dos paradigmas. Dos weltanshauung. Lástima que la mala vulgarización eclesial haya hecho predominar una y ningunear la otra, que ahí está, indeleble.

Siempre ha sido así. La Torá no es dogma, seguimos escribiéndola –con lucidez y torpeza, como en el primer milenio, donde unos profetas describen a otros como falsos profetas. Como hace dos milenios, Hillel y Shamai. La Torá, Torat jaím, Torá para la vida, como la misma vida, es cambio: cada generación ha de afrontar sus propios desafíos, ha de debatir libremente, ha de dar golpes sobre la mesa si es preciso, ha de evitar a toda costa que la sangre llegue al río. Esa conducta correcta supera el valor eventual de las diferencias. El asesinato de Itzjak Rabin dista de ser norma entre israelitas en este mundo siempre ensangrentado.

Nunca hubo en un yishuv (judería de un lugar) una sola sinagoga para todos. No olvidemos a “Robinson Krusovich”, que en su isla de náufrago, construyó tres templos. Un Bet am (Casa del Pueblo) era la suya, otra la de esos amigos que te invitan a un brit milá, a un bar mitzvah y ¿cómo no ir? “¿Y la tercera?” preguntó entonces el marinero que fue a rescatarlo, ¿Esa? Vist mishuge? (¿estás loco?) ¡A esa no voy ni que me maten.
En mi propia familia, rabinos, comunistas, sionistas, reformistas, jaredim, asimilados… han llegado a no hablarse durante un tiempo, ni cuando coincidían en el cementerio y lloraban a su madre. La Guerra Fría fue uno de los períodos de prueba más feroces, casi todos caímos en él, y nos enfrentamos, o nos dimos la espalda. Pero sabiendo, todos, o acaso casi todos, que discrepancia no es deslealtad. Esa conducta correcta añade valor a todos los planteos, y morigera lo que hubiere de erróneo o de insuficiente en ellas.

Sfaradim, ashkenasim (¿por qué con zeta?) teimanim, falashim… iekes, lítvake, ruski, osmanlí… Todo cabe, todo puede caber en la Torá. Lo que consideramos correcto y lo que incorrecto. Ibn Ezra, Maimónides, Najmánides, el Rashi, Luria, Spìnoza, Shabtai Zvi, Salomón Zalman, Israel Eliezer, Mendelsohn, Holdheim, Moses Hess, Heschel, Luzatto, Pinsker, Arkadii, Medem, Hertzl, Mandelstam, Ajad Haam, Mijoels… el aluvión de 1880-1940…, si no los consideras tuyos, aun si a unos más que a otros, o si adoras a alguno, puede que no hayas entendido el judaísmo, ese que “es irreductible al análisis”, según Freud, ese enigma que no nos explicamos ni los judíos ni las gentes de otros pueblos.

A %d blogueros les gusta esto: