Música israelí. Matti Caspi

Nació en el Kibutz Hanita en Alto Galilea en el 1949. Estudió piano en el Conservatorio de Nahariya. Pronto después de su servicio militar forma un trío con dos amigos, Gidi Oron y Ya’akov Noy llamado Los Tres Gordos. Con este trío Caspi se lanza con su primer éxito musical Ani Met (Me estoy muriendo). Después de su servicio militar este trío fue renombrado el I Don’t Care trío. Durante la Guerra de Yom Kipur hizo giras por bases militares con Leonard Cohen, quien colabora en los arreglos de su tema Lover, Lover, Lover.

Música israelí. Shlomo Artzi

Itongadol.- Shlomo Artzi (hebreo: שלמה ארצי) es uno de los cantautores de mayor trascendencia en la escena musical israelí de las últimas cuatro décadas, con más de un millón y medio de álbumes vendidos en el curso de su carrera musical y elegido por el público como el Cantante de los 60 Años del Estado de Israel.


En general, su vida -así como la de su hermana Nava Semel- estuvo marcada por la dura experiencia que sus padres atravesaron durante el Holocausto. Además, su padre Yitzjak Artzi fue un militante sionista desde su juventud y a la postre parlamentario israelí.

A temprana edad Artzi había demostrado habilidades actorales, por lo que sus compañeros de clase confesaron que creyeron que se convertiría en actor y no en músico. Sin embargo, a los 12 años de edad comenzó a tocar la guitarra, actuando en el movimiento juvenil al que pertenecía y en reuniones sociales. A los 16 años comenzó ya a componer y escribir sus propias canciones.

En el primer año y medio de su servicio militar sirvió en el Cuerpo de Artillería, pero luego se unió a laLehakat Jeil Hayam, el conjunto musical de la Marina israelí, del que tempranamente se convirtió en primera voz.
En 1970 Artzi tuvo la oportunidad de presentarse en el Festival de la Canción Israelí, un certamen de gran prestigio que se celebra con frecuencia anual. Aun cumpliendo su conscripción y vistiendo uniforme militar cantó Ahavtía (“Yo la quise”), escrita por Tirza Atar y compuesta por Yaakov Hollander, que luego se transformó en una de sus melodías clásicas y a la sazón le valió el primer premio del concurso. La misma fue incluida en el primer álbum epónimo de Artzi aparecido en el mismo 1970 y fue reconocida como la más exitosa de las canciones que encabezaron las listas de la radio Kol Israel. Aquel año, Shlomo Artzi fue votado como mejor Cantante del Año.

En 1975 fue electo para representar a Israel en el Festival de la Canción de Eurovisión con la canción At va’aní (“Tú y Yo”), escrita por el legendario letrista y compositor israelí Ehud Manor y compuesta por el mismo Artzi. Para sacar provecho del momento de esplendor del artista, su sello discográfico prácticamente lo forzó a grabar un disco en menos de dos semanas. Sin embargo, At va’aní no fue la ganadora del Eurovisión y el álbum constituyó un fracaso de ventas.
Ello fue el puntapié de la peor etapa en la carrera de Shlomo Artzi, dado que en los sucesivos años cada una de las grabaciones del artista no lograron posicionarse exitosamente en el marcado discográfico. Más adelante, estos álbumes (nunca reeditados) se convirtieron en piezas de colección de los melómanos de la música israelí.
En 1978, luego de esta racha de fracasos, Artzi decidió grabar un último álbum al que tituló Gever holej le’ibud (גבר הולך לאיבוד, “Un hombre yendo hacia la perdición”). El suceso del disco motivó a Artzi a continuar con una carrera musical que se prolonga hasta la actualidad, y que alcanzó elevadas cumbre de éxito con los discos Tirkod (תרקוד, “Bailá” – 1984) y Laila lo shaket (לילה לא שקט, “Una noche poco tranquila” – 1986), que vendieron decenas de miles de copias y generaron recordados recitales en parques y teatros de Israel. Además, en 1980 Artzi inauguró su propio programa de radio, emitido por la radio del ejército de Israel, Galei Tzahal. Od lo Shabat (“Todavía no es sábado”) puede escucharse hasta el día de hoy cada viernes a las 13:10 de Israel.

Sus trabajos subsiguientes le valieron una fama cada vez más en aumento y su música se escuchó en cada rincón del país, transformándolo en el artista más popular y exitoso de Israel. Sus shows son especialmente reconocidos por su intensidad y duración (algunos llegan a durar casi tres horas). En ellos, se produce una interacción poco común entre el artista, la banda y su público, estimulando las emociones a través de todos los sentidos.

Nadav Guedj en Eurovisión 2015 con la canción “Golden Boy” (Chico de Oro)

Falleció a los 82 años un famoso escultor israelí que recibió el Premio Israel

 Itongadol/AJN.- El escultor y Premio Israel de escultura en 1995, Menashe Kadishman, murió hoy a los 82 años en el Hospital Tel Hashomer, luego de reportar problemas de salud en los últimos días. 

Kadishman nació en 1932 en la ciudad israelí de Tel Aviv. Estudió con el escultor israelí Moshe Sternschuss en el Instituto Avni de Arte y Diseño de su ciudad natal entre 1947 y 1950. Y cuatro años más tarde, continúo formándose con el escultor israelí Rudi Lehmann en Jerusalem.
En 1959, se trasladó a Londres, donde asistió a la Escuela San Martín de Arte y la Slade School of Art, donde permaneció hasta 1972, según informó el diario israelí “Arutz Sheva”.
La máxima inspiración de Kadishman fue su trabajo como pastor en el kibutz Ma’ayan Baruch en su juventud, entre 1950 y 1953, ya que su experiencia con la naturaleza, las ovejas y el pastoreo se vio reflejada a lo largo de sus múltiples obras.
Su trabajo “Ovejas” apareció por primera vez en la Bienal de Venecia 1978, donde presentó un rebaño de ovinos en colores vivos como arte vivo.
En 1995, Kadishman comenzó a pintar retratos de ovejas al punto de que se convirtió en su artística “marca”.
Ese mismo año fue galardonado con el Premio Israel de la escultura.
Sus esculturas se pueden encontrar en muchos lugares de Israel como en la entrada del complejo de tenis en Tel Aviv, el Instituto Van Leer de Jerusalem, en el Parque Industrial Tefen y en el Instituto de Ciencia Weizmann en Rehovot. E incluso en varios países de todo el mundo: Estados Unidos, Canadá, Alemania y el Reino Unido, entre otros.

Después de 500 años, las ‘hagadot’ de Cataluña vuelven a casa

Todo brilla en la nueva exposición de manuscritos litúrgicos judíos que ha abierto en Barcelona

Por Ronit Treatman

haggadahcatalogneEn el siglo 14, Cataluña albergaba una de las comunidades judías más cultas del mundo. Aquí fue donde se hicieron algunas de las ‘hagadot’ más célebres.

Pero, cuando en 1492, los Reyes Católicos publicaron el decreto de la Alhambra, los judíos fueron oficialmente expulsados de los reinos de Castilla y Aragón y no tuvieron ante sí más que dos posibilidades: convertirse al catolicismo o huir.

Aunque las ‘hagadot’ de Cataluña se fueron con sus propietarios judíos en 1492, algunas de estas célebres obras litúrgicas se exhiben «en casa», del 26 de marzo al 5 de julio, en el marco de una exposición en el Museo de Historia de Barcelona.

Los manuscritos brillantes son textos escritos a mano, decorados con grandes letras, con bordes ornamentales e ilustraciones miniatura. Originalmente solo los manuscritos que estaban adornados con oro y plata eran considerados «ilustrados» o «iluminados» .

En la erudición moderna, todo manuscrito embellecido, que provenga de tradiciones islámicas u occidentales, es considerado «ilustrado».

Los manuscritos ilustrados más antiguos son de origen italiano y del Imperio Romano de Oriente en los años 400 de la era cristiana. Fueron conservados por órdenes monásticas donde los monjes los recopilaban.

La mayoría de los manuscritos ilustrados que han sobrevivido son de la Edad Media y creados inicialmente con fines religiosos.

Panel inicial con las palabras: Ha Lahma aniya (El pan de la aflicción), al principio del texto de la Hagadá. Origen: España, NE, Cataluña / Barcelona (Crédito: dominio público)

Panel inicial con las palabras: Ha Lahma aniya (El pan de la aflicción), al principio del texto de la Hagadá. Origen: España, NE, Cataluña / Barcelona (Crédito: dominio público)

En los años 1100, antiguos textos clásicos, así como textos científicos, eran igualmente producidos en la Península Ibérica. Era necesario acompañar dicho material escrito con ilustraciones precisas cuando estas obras eran utilizadas para enseñar en las primeras universidades de Europa occidental.

Desde el siglo 13, manuscritos profanos también fueron «ilustrados». Ricos mecenas pedían manuscritos para sus bibliotecas personales. Entre ellos algunos de los judíos más importantes de Cataluña.

Los manuscritos ilustrados medievales se escribían sobre papel vitela y la página entera se planificaba previamente en pergamino cortado a la medida deseada. Se trazaban líneas ligeramente, luego se añadían las palabras escritas con pluma de oca o de caña tallada y tinta. Se dejaba un espacio para las ilustraciones y las decoraciones. El diseño del dibujo se delimitaba en una tableta de cera, luego se trazaba sobre el papel vitela, a veces con la ayuda de alfileres.

Había un orden en la creación de las iluminarias: el contorno del dibujo se determinaba primero con hilo de plata, luego una hoja de oro colocada sobre el pergamino. El oro se aplicaba antes de pintar el dibujo porque se corría el riesgo de que el oro se pegase a la pintura, lo que habría estropeado la ilustración.

El proceso de pegar la hoja de oro incluía una fase de pulido del oro una vez pegado y cuando la cola se había secado. Esta acción vigorosa habría hecho correr la pintura si se hubiese aplicado ya. Una vez la hoja de oro estaba en su sitio, se pintaba con pinceles y pigmentos naturales fabricados con plantas, insectos y minerales. Finalmente se pintaba el contorno decorativo.

Hasta los años 1300, tanto la escritura como el dibujo minucioso de cada manuscrito eran hechos por monjes. En el siglo 14 el texto era realizado por un escribano y las ilustraciones eran obra de artistas laicos. Se crearon entonces talleres laicos, con artesanos igualmente cualificados a los que en el siglo 15 los monasterios dieron trabajo al exterior. En Francia, gran parte del trabajo artístico de los manuscritos era hecho por mujeres, en talleres de este tipo.

Los manuscritos ilustrados a pedido para los judíos catalanes eran en estilo gótico, un estilo que se desarrolló en los años 1100.

Era un estilo naturalista, que muestra emociones en las caras y los gestos, hojas en cascada a lo largo de los bordes de la página, croquis en los márgenes y «grotescos» (entonces llamados bufones). Las ‘hagadot’ que se exhiben en Barcelona son fruto de la colaboración de escribas judíos y artistas cristianos.

Detalle de una página: miniatura de una figura de cerdo levantando la primera copa de vino y una liebre poniendo un bastón sobre la cabeza de un perro. Origen: Cataluña / Barcelona (Crédito: dominio público)

Cuando la reconquista de Cataluña en el 1150, censores católicos empezaron a examinar los libros judíos. Habitualmente eran recientemente convertidos del judaísmo al catolicismo, estos censores sabían leer los libros y se encargaban de encontrar los pasajes «blasfematorios».

Ciertas ‘hagadot’ catalanas llevan la marca de los censores. Un ejemplo, que desgraciadamente no está incluido en esta exposición, es la hagadá de Barcelona, actualmente propiedad de la British Library. Luigi da Bologna, un judío convertido al catolicismo, que trabajó como censor para la Inquisición. Al final de una página de la ‘hagadá’ hay escrito: «Visto por mí, Hermano Luigi de la orden de San Domingo en 1599».

Esta exposición de Barcelona se inscribe en un movimiento llamado «Recuperación de la memoria», animado por unos catalanes. Algunos de ellos conocían vagamente los orígenes judíos de sus familias, a veces también un patronímico judío. Otros han descubierto pruebas de prácticas criptojudías en sus antepasados.

captura pantalla

Detalle de un panel inicial: Pesaj (el cordero de Pascua) representando un joven hombre cociendo el cordero pascual. Origen: Cataluña / Barcelona (Crédito: dominio público)

Hay en Cataluña una enorme ignorancia del judaísmo que ha sido considerado por muchos como un tema tabú hasta muy recientemente. De manera increíble, fue técnicamente ilegal para los judíos vivir en España hasta 1968, fecha en la cual el decreto de la Alhambra fue formalmente revocado.

Ahora se asiste a una vuelta de interés por el ilustre pasado de Cataluña, como lo prueba la ilustración de las ‘hagadot’. Esta exposición reúne la haggadah Rylands, actualmente en la universidad de Manchester, la haggadah Graziano del Jewish Theological Center de New York, la haggadah Mocatta de la University College London, la haggadah Bologna-Modena de la Universidad de Bologna y de la Biblioteca Estense en Modena, la hagadah catalana de Cambridge de la Universidad de Cambridge, la hagadah Kaufmann de la Academia húngara de ciencias y la hagadah Poblet del monasterio de Poblet en Cataluña.

La única ‘hagadá’ que se encuentra actualmente en Cataluña es la hagadah de Poblet. La historia de su retorno ha sido explicada en Times of Israel por Frai Xavier Guanter, bibliotecario del monasterio de Poblet.

La hagadá Poblet fue escrita en el siglo 14 en Cataluña y llevada a Italia por sus propietarios judíos, en 1492. En 1672, fue comprada en Italia por Pedro Antonio de Aragón, el virrey de Cataluña, quien la devolvió a Cataluña y la donó al monasterio de Poblet.

c11090-061Una página de un panel con letras de oro y hojas de decoración con la conclusión de la Hagadá: La-ha-Shana Baah bi-rushalayim, Amen (El año próximo en Jerusalem, Amen), Origen: Cataluña / Barcelona (Crédito: dominio público)

A lo largo de su historia, el monasterio de Poblet ha tenido siempre buena relación con los judíos que viven en la región. Los monjes, algunos de ellos eran judíos conversos, han conservado los preciosos manuscritos, a veces con peligro por sus vidas.

Cuando en 1836 el gobierno español se comprometió en un programa de confiscación de tierras de la iglesia para poder financiarse, los monjes se vieron forzados a huir de Poblet y la biblioteca del monasterio fue dispersada. Finalmente la famosa hagadah Poblet fue comprada por Jaime Puigarnau Mans, un profesor de derecho canónigo en la Universidad de Barcelona. A su muerte en 1983 pidió que la ‘hagadá’ fuera restituida al monasterio, hace 20 años un religioso la llevó allá.

Esta exposición es una experiencia efímera, se acabará el 5 de julio. Pero muchos universitarios han lanzado el proyecto cuyo objetivo es recuperar la historia judía de las ‘hagadot’ de Cataluña para la posteridad, y han emprendido un documental que se remontará en el tiempo hasta la Barcelona del siglo 14.

Fuente: Enlace Judío México

Gran festejo artístico y turístico en Tiberíades

Publicado 13/11/2011
LÍNEA DIRECTA
Segundo Festival Doña Gracia

Gran festejo artístico y turístico en Tiberíades

Autor: Chiquita Levov (texto y fotos)

Tiberíades es una de las ciudades más adecuadas para ser visitadas en esta época del año pues conserva un clima muy calido y más aun cuando el invierno no parece llegar. Pero no por el clima solamente sino también por algunas novedades que agregan atracción a la ciudad. Se trata de actividades culturales, culinarias, deportivas, artísticas que convergen en lo turístico y que conviene tener en cuenta.
La ciudad de Tiberíades, fundada por Herodes Antipas hace 2000 años para honrar al Cesar Tiberios, fue el centro más importante de Israel y del mundo entero por un período de 500 años, desde la creación del templo de Jerusalén, y es una de las cuatro ciudades santas del pueblo judío, (junto a Jerusalén, Safed y Hebrón). Fue gobernada además de los romanos, por judíos musulmanes, drusos, cruzados, turcos y británicos.
Actualmente Tiberíades, que fue centro de grandes atracciones veraniegas realiza actividades muy atractivas para recuperar el turismo que antaño era tan grande. Entre las actividades se halla el festival Doña Gracia, que cumple su segunda edición. Es un evento que comenzó el año pasado y fue coronado con un éxito inesperado. Por lo cual se repite y será tradición anual. Es realmente un acontecimiento que únicamente Tiberíades es la ciudad que puede realizarlo por su significado y un festival que honra al sexo femenino.
En esta hermosa ciudad de Tiberíades se llevará a cabo el Festival Doña Gracia que durará este año cuatro muy festivos días y tres noches 14 al 17 de noviembre. Este año tiene como tema central el Liderazgo y el Poder Femenino. Con un rico programa de paseos guiados, actuaciones de artistas y músicos de la primera línea, conferencias, 3 eventos multitudinarios de músicos y bailarines endos escenarios centrales, todo esto evocando la cultura y las costumbres del judaísmo español y su posterior dispersión.
Este segundo festival que es más amplio que el primero, se realiza como verdadero tributo a esta heroína con los auspicios de Amsalem Tours, el Museo Doña Gracia, la intendencia de la ciudad de Tiberíades, la Asociación Hotelera, el ministeriode Turismo y en el marco del Desarrollo de la Galilea.
Y seguramente también este año como el anterior, serán estos cuatro días en los que el público podrá empaparse de las costumbres culinarias, la música, el vestuario, los bailes, colores y sabores del judaísmo español y de aquella época. El programa artístico se ofrece en diferentes espacios de la ciudad. Estarán en este festejo la flor y nata del panorama sefardí, y las más populares cantantes de la música nacional
Tales como Keren Peles, Miri Messica, Anat Atzmon, Sarit Jadad, Iona Elian Keshet, Meital Travelsi, Maya Buskila y Shiri Maimon con su nuevo show junto a Shimón Buskila.
La mayoría

de los espectáculos son gratuitos (no todos). Pero la apertura es una Fiesta Popular con artistas locales y los más grandes del país se llevan a cabo en la rambla de Tiberíades, se espera público en masa. El resto de los shows también en el Parque Berko, en las calles de la ciudad y en los vestíbulos de los hoteles.
Junto a los grandes cantantes habrá bailarines que intentarán llevar al público por una travesía en el tiempo hacia el siglo 16. Para este festival se han puesto en campaña también los distintos hoteles de la ciudad (reserva previa), que ofrecen el programa y el festival incluido en el hospedaje a precios muy atractivos.
La Historia de Doña Gracia y el Museo
Haciendo historia, recordemos que la ciudad de Tiberíades, fue adquirida por Doña Gracia de manos del Sultán Otomano en el siglo XVI a fin de convertirla en refugio del pueblo judío, disperso tras el edicto de expulsión de España y Portugal, por lo cual es natural que la ciudad se vista de gala para homenajear a esta gran mujer, en un festival multitudinario.
Doña Gracia fue una poderosa mujer, de una personalidad avasallante, avanzada a su época, propietaria del segundo banco de Europa en el siglo XVI, dirigente de un imperio comercial de vinos y especias, 300 años antes de Teodoro Herzly con su pecunia adquirió esta cuidad de Tiberíades en Eretz Israel e incitó a los judíos a llegar allí.

Gracia Mendes (nacida Hana Nasi) fue una dama de la aristocracia portuguesa en el siglo 16, poseedora de la mayor riqueza de esa época, provenía de una familia judía expulsada de España. Aprovechó sus contactos y fortuna para dedicarse a ayudar al pueblo judío. Asistida por el sultán turco, luchó para darle su propio lugar en Tiberíades.

En los días del festival se ofrece también una visita al Museo “Casa de Doña Gracia”, vista que se puede realizar todo el año, pero precisamente en estos días es más importante para entender la historia. Este museo, que es también un centro de cultura, fue abierto por la familla Amsalem, dueños del hotel homónimo, diseñado en base a la personalidad de Doña Gracia. Es un museo viviente único en su estilo: una réplica del Castillo de la familia Mendes – Nasi en Estambul, donde se refugió al ser expulsada de Portugal por la Inquisición. Doña Gracia no llegó nunca a Israel ni a esta ciudad pero continúa siendo un emblema de su historia.
Cada una de las salas del museo está dedicada a alguna de las ciudades en las que Gracia vivió, con moblaje y decoración que cuentan la historia. Se llevan a cabo visitas guiadas por el museo, en las cuales se relata la interesante historia de esta mujer, se proyecta un film.
Más información en el sitio: www.festival.donagracia.com

Siete modos de guisar las berenjenas (seven ways to cook eggplant)

Bellísima canción Sefardita que comprende 7 recetas de berenjenas, cedida por un judíos ashkenazi de México.

Jane Peppler: vocal y flauta; Bob Vasile: bouzouki y vocal. See http://weddingmusicinnc.com orhttp://pratieheads.com for more info. The cd “Rag Faire” is available as mp3 download from amazon, or physical cd itself from http://skylark2.com

A %d blogueros les gusta esto: