Bar Refaeli, diplomacia sensual y un beso robado

30/10/2009
bar refaeliItongadol.- “¡Ay, si Bar fuera nuestra ministra de Exteriores!”, exclaman en Israel tras ser la estrella de la semana de la Moda de Estambul.

“El conflicto es entre políticos, no entre los pueblos. He estado varias veces en Turquía y nunca me han tratado mal por ser israelí”, afirma la belleza nacida hace 24 años en Hod Hasharon, al norte de Tel Aviv.

Por SAL EMERGUI.- Tras su separación de Leonardo Di Caprio y mientras excita las portadas de las principales revistas del mundo, la ‘top model’ israelí Bar Refaeli es protagonista en la siempre conflictiva actualidad de su país. Por un lado, su cuerpo adornado con una seductora sonrisa ha intentado mejorar las pésimas relaciones entre Israel y Turquía. Por otro, su póster publicitario en la cama ha disparado la polémica entre la minoría ultraortodoxa y la mayoría laica. En ambos casos, es el centro de todas las miradas (especialmente masculinas), el deseo de muchos y la crítica de no pocos.

El cuerpo de Refaeli y el cerebro de la Premio Nobel de Química, Ada Yonath, son hoy en día los mejores embajadores de Israel, un país cada vez más aislado.

“¡Ay, si Bar fuera nuestra ministra de Exteriores!”, exclaman en Israel tras ser la estrella de la semana de la Moda de Estambul. “El conflicto es entre políticos, no entre los pueblos. He estado varias veces en Turquía y nunca me han tratado mal por ser israelí”, afirma la belleza nacida hace 24 años en Hod Hasharon, al norte de Tel Aviv. Los flashes aparcaron por unos momentos el deterioro sin precedentes en las relaciones bilaterales.

Cuando desfilaba por la alfombra roja, pocos se acordaron de que Turquía anuló a última hora unas maniobras conjuntas para no participar con los pilotos israelíes. O de que la televisión pública turca emite una serie donde soldados acribillan a bebés palestinos a dos metros de distancia. O las semanales acusaciones del primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, tras la ofensiva militar en Gaza.

“Ojalá mi presencia ayude a mejorar las cosas. Yo soy solo una persona muy pequeña y si consigo influir positivamente en algo aunque sea muy pequeño, estoy satisfecha. Lo más importante es que la gente dialogue”, señaló Refaeli al canal de televisión israelí que la siguió en Estambul.

Una turca añade: “Es bellísima. A los turcos se les cae la baba al verla y no les importa de dónde es”.

La modelo siempre ha arrastrado suspiros y polémicas. Mujer de armas tomar que optó por no usarlas al escaquearse del servicio militar obligatorio. Muchos israelíes no perdonan tampoco el pretexto que fabricó su madre, la ex modelo Tzipi: un matrimonio ficticio con un hombre mayor y amigo de la familia.

“Como el resto de chicas y chicos, quise ir al Ejército y contribuir a la defensa de mi país pero sinceramente no me arrepiento, ya que salí ganando al no ir”, confesó en alusión a la millonaria colección de campañas protagonizadas en lugar de estar en base militar alguna. Un rotundo éxito basado en sus medidas, ambición e inteligencia (facultad que nunca se menciona pero que posee), en la fría estrategia de su madre y en parejas tan universales como Di Caprio.

Después de estar en Turquía, su aterrizaje en Israel no ha sido lo discreto que deseaba. Básicamente porque nada de lo que hace, dice y enseña es discreto. La compañía israelí de ropa ‘Fox’ ha retirado un enorme cartel publicitario de una semidesnuda Refaeli que comparte cama y besos con el modelo Noam Tor. Situado en el acceso a Tel Aviv, era una agradable bienvenida a los conductores. La única crítica conocida: reducía el ritmo de circulación viaria y aumentaba la cardíaca.

Para muchos ultraortodoxos, sin embargo, era inaceptable. Insoportable. Pecado. Guira Shwartz, director de una web jaredi que inició la campaña de protesta, denunció “el póster vergonzoso que daña la sensibilidad del público ultraortodoxo. Su mensaje, su foto… Lo que hagan en la intimidad es cosa suya pero no en público donde mis hijos pueden verlo”.

La presión ha dado resultado. ‘Fox’ -conocida por sus atrevidos anuncios donde la ropa que anuncia es lo que menos se ve- ha rectificado ante el temor de un boicot de los clientes ultraortodoxos. Einat Portugali, directiva de marketing, lo justifica:

“No hemos cedido a ningún dictado. Hemos recibido algunas cartas de protesta afirmando que el póster hiere su sensibilidad y ‘Fox’ ha considerado que es razonable sustituirlo por otro”.

bar refaeli2El cartel con el que se puso fin a la polémica.

Razonable ante las posibles pérdidas económicas y porque una de sus principales tiendas está ubicada en la ciudad ultraortodoxa de Bnei Brak. Imperdonable porque Refaeli está más abrigada que nunca en su nuevo cartel. Positivo porque habrá menos tráfico en la entrada a Tel Aviv.

La aventura turca y la polémica publicitaria decoran una carrera diseñada antes de nacer. Fan de las hamburguesas, los zapatos (tiene 75 pares) y los caballos (aunque usa más los aviones), Bar Refaeli sueña con seguir en lo más alto de la pasarela, convertirse en cantante, actuar en Hollywood y conocer al hombre de sus sueños.

Fuente: Iton Gadol

Anuncios

¿Qué le contarías a un superviviente del holocausto?

Erik Domínguez es amigo mío. Le brindo esta plataforma para apoyar su proyecto.

auschwitz2Así quisiera comenzar una nueva iniciativa y para ello me gustaría saber vuestra opinión.
Mientras reflexionáis y me mandáis vuestras respuestas (porque sabed que os las demandaré), os contaré la mía.

El fin de este proyecto consta del siguiente objetivo: todos tenéis que mandarme vuestras respuestas para que una vez juntadas todas, yo las pueda recopilar y mandar a un centro en Israel que cuida a supervivientes del holocausto, y no solo eso, la mandaré a todo sitios, eso sí, con la ayuda del Eterno.

Bueno, os dejo mi respuesta:

Hola, mi nombre es Erik Domínguez, tengo 26 años, dirijo una página web llamada http://www.defiendeteisrael.com , mi web es bastante sionista la verdad, ello ha provocado que mucha gente crea que no soy nada imparcial con el tema de los Judíos y el tema Israel, pero es que yo soy sionista, y eso es algo que no se puede borrar. No me importan mucho las opiniones de esa gente, pero lo cierto es que ser así me ha dado la opción de contribuir por Israel de manera activa durante los últimos 3 años de mi vida.

En ese tiempo he viajado dos veces a Eretz Israel, y lo único que he conseguido ha sido ser mas sionista, así que tengo dos opciones: o dejo de ir para alegría de los que dicen que estoy parcializado, o sigo yendo y descubro si hay alguna manera de ser aún mas sionista. Bueno, está claro que mi opción es la segunda. Y mientras mi próximo viaje llegue, aquí estoy, en mi Sefarad natal, realizando este tipo de iniciativas para hacer llegar nuestro apoyo a aquella gente que lo necesite.

Esta vez he pensado en vosotros y en vosotras, los que tenéis por castigo ver cada día inscrito en vuestro cuerpo un número maldito.

Veréis soy una persona creyente, es decir, leo la Biblia, creo en D-os, ello es algo fundamental en mi vida, de hecho, creo que no sería capaz de afrontar muchas cosas si no fuese por ello. Una de esas cosas es estudiar el Holocausto, recordar la Shoa.

Humanamente prefiero no dar mi opinión, es más, prefiero incluso no darle siquiera explicación, por contra, siempre que recuerdo ese trágico suceso de la historia me gusta consolarme cerrando los ojos y pensar en Yerushalaim, en su olor, en sus calles, en el Kotel, eso detiene mis lágrimas y consigue dibujar una sonrisa en mi rostro.

Es una terapia que para todo aquel que no sea Sionista y no sea creyente no entenderá, pero para mí significa mucho. Significa que cuando los nazis iniciaron una matanza contra el pueblo judío…simplemente fracasaron, significa que cuando se ideo la solución final, ésta resulto ser otro tipo de solución que nada tiene de final pero sí mucho de principio.

Sin apenas esfuerzo estoy cerrando mis ojos ahora y puedo verme paseando por la ciudad vieja, orando en el kotel, tocando la puerta de Sion, besando mi mano tras tocar una Mezuza, y todo ello mientras el viento cálido de una tarde de Octubre en pleno Sukot acaricia mi rostro. Es justo en ese instante cuando recuerdo el por qué, cuando recuerdo por qué me hice sionista, cuando recuerdo porque creo que todo aquello pasó por alguna razón, una razón que se llama Eretz Israel.

Quisiera dejar grabado en este escrito una cita bíblica que espero os sirva para entender lo que gracias a vosotros hemos conseguido. Ahora Israel es nación, ahora Israel está donde debe estar, y es ahora cuando debemos recordad que:

“Esforzaos y cobrad ánimo;
no temáis, ni tengáis miedo de ellos,
porque Adonai tu D-os es el que va contigo;
no te dejará, ni te desamparará.” (Deut. 31.6)

Rabinos cantores

O Sole Mio – Helfgott, Adler, Schachat – Impromptu Encore

“Ravensbrück, el infierno de las mujeres”

Un libro da testimonio a la tragedia vivida por las mujeres en el único campo de concentración femenino del nazismo

ravensbruckArmengouAJN.- La obra titulada “Ravensbrück, el infierno de las mujeres”, recientemente lanzada en España, presenta 13 testimonios del horror vivido en ese centro de detención. El libro, según su autora, Montse Armengol, “Es una historia reveladora de cómo, siempre, entre los olvidados, hay alguien más olvidado todavía”. El testimonio que brindó a AJN una de las sobrevivientes.

El libro “Ravensbrück, el infierno de las mujeres”, lanzado recientemente a la venta en España, narra la dramática historia de 13 mujeres que sobrevivieron al campo de exterminio nazi ubicado a unos 80 kilómetros de Berlín, que funcionó desde 1939, año en que el jerarca del III Reich Heinrich Himmler decidió establecerlo, hasta 1945.
La obra, que es patricionada por Casa Sefarad-Israel y fue editada por Belacqva, es la versión en español de una edición anterior publicada en catalán en 2007 por los periodistas Montse Armengou y Ricard Belis, que tuvo origen en el documental realizado por estos mismos para la cadena española TV3, y que obtuvo el premio “Memorimage”.

En declaraciones a AJN, Montse Armengou afirmó que “éste es el cuarto libro, hijo de diferentes documentales. El primero fue ‘Los niños perdidos del franquismo’, que cuenta cómo el régimen robó niños a las presas republicanas; luego vino ‘Las fosas del silencio’ sobre los más de 30 mil desaparecidos en España, ambos parecidos a lo ocurrido en Argentina, y el tercero es la historia del primer tren en Europa occidental que llevó familias enteras de republicanos españoles que estaban en Francia, a los campos de concentración nazi”.

La periodista española agregó que su objetivo fue “Mostrar un mosaico, un crisol de testimonios, para que una persona joven se pudiera sentir identificada. Nuestra intención fue hacer un muestrario de por cuántos motivos distintos una persona podía ir a parar a un campo, intentar tocar la fibra sensible del público, en el sentido de la vulnerabilidad”.

A través de los testimonios, “Ravensbrück…” ofrece datos novedosos, como el funcionamiento de dos grandes industrias en su interior. Según la periodista,

“una era una industria semi-estatal textil, donde se hacían los trajes a rayas de los prisioneros”, y la otra, una conocida compañía telefónica alemana “que se instaló en el campo para fabricar componentes eléctricos que servían a la industria de guerra. Acá trabajaron muchos niños por su agudeza visual y sus dedos pequeños”.

La particularidad de este campo, destinado al trabajo esclavo, y cuya traducción del alemán es “El puente de los cuervos”, era que sus 132.000 víctimas eran mujeres y niños deportados de más de cuarenta países. También en diálogo con AJN, Stella Knyszynska de Feigin, sobreviviente de éste y de otros centros, comentó que “era el campo femenino más grande de Alemania, donde había mujeres de todos los países, llevadas ahí por diferentes causas”.

Armengol agregó que la obra “Es una historia bastante reveladora de cómo siempre entre los olvidados, hay alguien más olvidado todavía, y esto acostumbra a corresponder a una cuestión de género. Es todavía poco conocido para la población que a los campos nazis no solamente fueron a parar judíos, testigos de Jehová, gitanos, homosexuales, etc, sino que murieron muchos republicanos españoles que se habían refugiado en Francia”.

“En este campo se hicieron algunos experimentos médicos muy salvajes, y muy importante para la medicina. En la guerra, los soldados morían por las infecciones y se desata una pugna médica de qué tratamiento es el mejor, si los antibióticos o las sulfamidas. Las prisioneras eran infectadas para ver qué medicamento iba mejor”, sostuvo la autora del libro

.

Según los archivos encontrados después de finalizada la guerra, la mayoría de las presas eran polacas, alemanas o rusas. “Yo no sé si había judías, porque a casi todos los judíos no los traían acá, sino a los campos de exterminio, que estaban en Polonia. Si había judías, eran todas como yo, renegadas”, afirmó Stella, recordando haber tenido que mentir y negar su condición. Como parecía polaca y hablaba perfectamente polaco, la confundieron con las demás presas.

“Como necesitaban mujeres para trabajar, nos trasladaron a Ravensbrück en trenes de carga. Viajamos 2 o 3 días, y en una noche llegamos. Cuando abrieron las puertas, empezaron a gritar: ‘salgan, salgan’, con unos perros grandes que ladraban. Son momentos que uno nunca se va a olvidar”, agregó la sobreviviente.

Stella recordó también que “nos trajeron dentro del campo, pasamos por los baños, y lo que hicieron primero fue pelarnos la cabeza, ahí me parecía que yo ya no existía más, que ya está, que no vivía, porque sin cabello… me habían sacado toda mi personalidad”.

Una vez que comenzó la guerra, fue necesaria una serie de infraestructuras en escala masiva., y para ello los nazis comenzaron a reclutar prisioneros de guerra y deportados de los territorios ocupados, para mantener la producción. Desde 1942, las SS construyeron campos satélites de los principales campos de concentración, cerca de industrias esenciales para la guerra.

“Vino la GESTAPO (la policía secreta oficial de la Alemania Nazi) para elegir distintas mujeres para trabajar, yo tuve suerte de que no me llevaran a las minas, sino que me mandaron a una fábrica de municiones llamado Felten. Trabajábamos 12 horas por día en enormes fábricas, reemplazando a la mano obrera joven que había mandado a la guerra. Para mí, era terrible tener que hacer armamento que después iban a usar para matar a mis seres queridos”, agregó la sobreviviente.

La mayoría de las mujeres del campo eran católicas y, según Stella, “todas usaban cruces que se hacían con el material de la fábrica. Una vez vino un capataz y el vio que yo no usaba nada. Al día siguiente, me trajo un dije de la Virgen María. Yo jamás me la pude poner, me dije que no podía profanar la religión católica, a pesar de que tenía que ser quien no era para salvarme. Soy judía, no podía hacer eso, aunque estuviera mi vida en juego”, afirmó.

Cuando los Aliados liberaron Felten, el último campo donde permaneció, Stella Knyszynska de Feigin había logrado sobrevivir confundiéndose con las demás polacas de los diversos campos a los que fue llevada. “Una vez, después de terminada la guerra, me agarró un llanto terrible, y mis amigas polacas, con las que yo había aprendido a rezar lo que yo no creía, ni sentía, me preguntaron qué me pasaba, si ya todo había terminado… y yo les contesté: me vuelvo, a no sé donde…no sé a dónde me vuelvo, porque yo no soy quien les dije todo este tiempo”, concluyó rememorando Stella.
AS-MP

Fuente: http://www.prensajudia.com/

Arqueólogos alemanes hallan el palacio de la Reina de Saba

Su antiguo Reino, referido en la Biblia y el Corán, se encontraba en la zona de Etiopía
EFE – Berlín – 08/05/2008

reina sabaArqueólogos alemanes han encontrado los restos del palacio de la legendaria reina de Saba en la localidad de Axum, en Etiopía, y desvelado con ello uno de los mayores misterios de la antigüedad, según anunció hoy la Universidad de Hamburgo.

“Un grupo de científicos bajo la dirección del profesor Helmut Ziegert ha encontrado durante una investigación de campo llevada a cabo esta primavera el palacio de la reina de Saba, datado en el siglo X antes de nuestra era, en Axum-Dungur”, señala un comunicado de la citada universidad.

El+palacio+descubierto+por+arqueólogos+alemanesLa nota subraya que “en ese palacio pudo estar custodiada durante un tiempo el Arca de la Alianza”, donde, según fuentes históricas y religiosas, se guardaban las tablas con los Diez Mandamientos que Moisés recibió de Dios en el monte Sinaí. Datada hace unos 3.000 años, la residencia de la reina Makeda, como se llama a la reina de Saba en Etiopía, ha sido hallada bajo los muros del palacio de un antiguo rey cristiano en la capital de la iglesia ortodoxa etíope y la ciudad más sagrada del país.

“Las investigaciones han revelado que el primer palacio de la reina de Saba fue trasladado poco después de su construcción y levantado de nuevo orientado hacia la estrella de Sirius”, destacan los arqueólogos de la Universidad de Hamburgo.

Estos presumen que Menelik I, rey de Etiopía e hijo de la reina de Saba y del rey Salomón de Jerusalén, fue quien ordenó levantar el palacio en su lugar final. Los arqueólogos alemanes destacan que en ese palacio había un altar, en el que probablemente reposó el Arca de la Alianza, que según la tradición era un cofre de madera de acacia recubierto de oro.

Del+siglo+X+antes+de+CristoLas numerosas ofrendas que los científicos germanos encontraron en torno al lugar donde debió de estar el altar han sido valoradas por los expertos como una clara señal de que la especial relevancia del lugar se ha transmitido a lo largo de los siglos. El equipo en torno al profesor Ziegert estudia en Axtum desde 1999 la historia de los principios del reino de Etiopía y de la iglesia ortodoxa etíope.

“Los resultados actuales indican que, con el Arca de la Alianza y el judaísmo, llegó a Etiopía el culto a Sothis, que se mantuvo hasta el siglo VI de nuestra era”, afirman los arqueólogos germanos.

Cimientos+de+un+altar+en+el+yacimiento+localizado+en+EtiopíaDicho culto, relacionado con la diosa egipcia Sopdet y la estrella Sirius, traía consigo que “todos los edificios de culto se orientasen hacia el nacimiento” de esa constelación, comenta la nota universitaria. Finalmente revela que “los restos encontrados de sacrificios de reses vacunas son una característica también” del culto a Sirius practicado por los descendientes de la reina de Saba.

La tradición religiosa etíope asegura que de la breve relación entre la reina de Saba y el rey Salomón nació un hijo, que posteriormente sería conocido como Menelik I, rey de Etiopía, quien presuntamente se llevó el Arca de la Alianza desde Israel a su país.

Una+de+las+placas+de+las+puertas+del+baptisterio+de+Florencia+reproduce+el+encuentro+de+la+monarca+etíope+con+el+rey+SalomónDicha tradición asegura que el arca se encuentra actualmente en la Iglesia de Nuestra Señora de Sión en Axum, donde es custodiada por la única persona autorizada para verla o tocarla, un sacerdote descendiente directo de los levitas, la tribu de Israel responsable de su cuidado desde que fue construida para acoger los Diez Mandamientos.

Makeda, la reina de Saba, era señora de un territorio que se extendía en zonas de Etiopía y Yemen, según varios historiadores. Makeda para los etíopes, la monarca recibió el nombre de Reina de Saba para los hebreos, Bilqis para los musulmanes y Nicaula para los romanos (a través del historiador Josefo).

Fuentes: http://www.elpais.com y antiguaymedieval.blogspot.com

La barca de Jesús

barca JesúsAtrae a numerosos peregrinos al kibutz Guinosar
El secreto milenario de la “barca de Jesús”

Galilea fue escenario del Sermón de la Montaña, del milagro de los panes y los peces y del caminar de Jesús sobre las aguas, pero poca gente sabe que hoy en día se conserva aquí una barca del siglo I que, según la tradición, pudo haber utilizado el propio Jesucristo.

La conocida como la “barca de Jesús” -que data del siglo I y fue descubierta a orillas del Mar de Galilea- atrae a diario a numerosos peregrinos al Kibutz Guinosar, cuyos habitantes fueron responsables del insigne hallazgo.

“No podemos saber si Jesús empleó esta barca o no, pero probablemente la vio, pues éste es un lago pequeño y no había muchos barcos” en aquella época, explicó Marina Banai, portavoz del museo que alberga la embarcación.

Su descubrimiento -en 1986 por dos hijos de un pescador de la costa noroeste del también llamado en la Biblia lago Genesaret o Mar de la Galilea- supuso toda una hazaña y razón de orgullo para esa granja comunal.

“El mar retrocedió de forma extraordinaria, sabíamos que íbamos a encontrar barcazas antiguas, pero nunca imaginamos que encontraríamos algo tan hermoso”, narró uno de los hermanos Luftan, que la descubrieron.

Tras una fuerte sequía en ese año, que provocó el descenso de las aguas del lago, los hermanos rastrearon su fondo en busca de vestigios antiguos como otros lugareños, cuando encontraron varios clavos sujetos a unos trozos de madera.

Eran parte de la nave, que logró sobrevivir al paso del tiempo gracias a que quedó sepultada y protegida por el barro, lo que impidió que el oxígeno descompusiera la madera del armazón.

“Es un auténtico milagro, porque las embarcaciones de madera no sobreviven en agua dulce tantos siglos, es la barca más antigua hallada en estas circunstancias”, explicó Banai.

La embarcación fue extraída por expertos y voluntarios de la Dirección de Antigüedades de Israel tras una extraordinaria excavación arqueológica que requirió titánicos esfuerzos y no poca creatividad.

Para facilitar su transporte y evitar que la madera se desintegrara, fue cubierta con un caparazón de poliuretano espumoso y fibra de vidrio, que protegió su débil y anegado casco.

Durante catorce años, fue minuciosamente limpiada en una piscina especialmente construida en el kibutz para su conservación, donde fue sometida a una solución química que deshizo la costra y deshidrató la madera con una cera sintética, endureciendo así su casco.

Numerosos devotos acuden al lugar a rezar y se postran ante la barca, ya que para ellos “es un vestigio muy impactante, uno de los más antiguos conservados de la era de Jesús”.

Fuente: 20 minutos

Dujifat, elegido como pájaro nacional de Israel

El Dujifat, escogido como el Pájaro Nacional Israelí

La abubilla o Dujifat ha sido nombrado el ave nacional de Israel después de ganar el voto de la mayoría por una diferencia abrumadora, el presidente Shimon Peres anunció en una ceremonia celebrada el jueves. Peres declaró que el pájaro ganó la competición coincidiendo con las celebraciones del 60º aniversario de Israel.

Según la Sociedad de Preservación de la Naturaleza de Israel, que inició el proyecto, 155.000 personas votaron por el ave que le ganó a rivales como el Bulbul y Sunbird palestino.

El Libro de Levítico agrupa a la abubilla con aves como el águila, el buitre y el pelícano que considera “no aptos para ser comidos”. 05/29/08

Fuente: http://www.infolive.tv
Traducción: Silvia Schnessel

Abrir la presentación haciendo clic aquí Duhifat, el pájaro nacional de Israel

A %d blogueros les gusta esto: