Jaime Einstein* en visita a Toledo

Jaime y Don Samuel

El pasado fin de semana tuve el inmenso placer y privilegio de visitar a la milenaria ciudad de Toledo… la Jerusalem Ibérica… en la grata compañía del Presidente de Tarbut Sefarad Toledo, Don Samuel del Coso.

En previas visitas a esta antiquísima ciudad, ya había visitado sitios de obvio interés judaico como lo son las Sinagogas del Tránsito (Museo Sefardí) y la de La Blanca. Esta vez, gracias a los profundos conocimientos de Samuel del del Coso, pude ver otros aspectos menos conocidos del Toledo sefardí… menos obvios, pero no menos interesantes.

La vieja judería toledana está construida encima de complejísimas redes de túneles, algunos de los cuales son utilizados hoy día por comercios de productos típicos de la ciudad como galerías de exhibición. Algunas de estas galerías subterráneas contienen restos de lo que fueron mikves (baños rituales judíos) particulares… ya que al parecer las familias más pudientes de la judería tenían estos baños, para uso propio, en los sótanos de sus mansiones. Este Toledo subterráneo también podía ser utilizado por los cripto-judíos para continuar practicando los ritos de su religión, cuando su práctica abierta fue proscripta y perseguida por la iglesia.

Vista de Toledo

El Río Tajo, que en su curso por Toledo generalmente es manso y de bajo volumen, parecía un torrente imparable, gracias a las copiosas lluvias que han estado saturando a España en este invierno. Ver a este inesperado Tajo, en su pleno poder, fue más un encanto de la visita.

A través de los ojos de Samuel del Coso, el visitante ve detalles que se le escapan a los viajero no iniciados en los misterios toledanos. Descubrí, por vez primera, las verdes cruces de la fatídica “Santa” inquisición, que todavía “adornan” las fachadas de ciertas casonas donde funcionaba el “santo oficio”. Algunas de las mansiones de los judíos toledanos más distinguidos, todavía muestran huellas de las mezuzot que lucían sus dinteles. Samuel explicó el significado de las cadenas que “engalanan” la fachada lateral de la Catedral de Toledo… primada de España: cadenas que portaban los desdichados esclavos musulmanes traídos a Toledo durante los últimos capítulos de la Reconquista.

Jaime y Don Samuel en Toledo

La famosa Plaza Zocodóver, hoy día centro de la vida de la vieja ciudad, tiene un arco denominado “Arco de la Sangre”, que se ganó este nombre porque allí se le daba la última oportunidad a aquellos que iban a ser quemados en los “autos de fe” en la plaza, a aceptar el catolicismo… lo que permitiría que fueran agarrotados antes de ser quemados en la pira.

Este Toledo de esplendoroso sol, y aterrorizantes tinieblas, sólo puede ser degustado plenamente, en la grata compañía de alguien como Samuel del Coso, que conoce y ama profundamente a esta misteriosa y apasionante ciudad.

* Jaime Einstein es presidente de Yad beYad-Caminando juntos

Anuncios

El futuro estado árabe-palestino, Profecía o Predicción.

Por Jaime Einstein

La región del mundo en la que habito, el denominado “Oriente Medio”, ha sido cuna de las tres grandes religiones monoteístas del planeta: el judaísmo, el cristianismo y el Islam. Cada una de estas tres tradiciones reconoce la importancia del legado profético en su desarrollo. Los profetas eran predicadores, maestros, visionarios, líderes revolucionarios y disidentes. La fuerza de su prédica se derivaba de su íntima conexión con la Divinidad, la cual les daba una visión clara… y a veces aterradora… de la realidad del cosmos.

Yo, de profeta, no tengo un pelo. Para empezar, soy cubano… y Cuba ha producido muchas especies de personas, algunas buenas, otras tóxicas, pero profetas… no. Lo único que tengo en común con esas excelsas figuras del pasado espiritual de nuestras civilizaciones es habitar en el mismo espacio geográfico y compartir una honda preocupación sobre nuestro presente, y sobre todo por el futuro. Es por ello que aclaro que las predicciones que son objeto de este pequeño escrito son fruto del análisis de las realidades histórico-sociales de esta atormentada y fascinante región, y no de una visión mística de la misma.

¿Se llegará a establecer un estado árabe palestino en una porción del territorio denominado “Erets Israel” (“Tierra de Israel”) por los judíos, “Palestina” por los árabes y “Tierra Santa” por los cristianos? La respuesta es bastante obvia… de hecho, ya existen dos entidades políticas que pueden ser consideradas “estados árabe-palestinos”: la teocracia de Hamás en la franja de Gaza y la “Autoridad Palestina”, dominada por el movimiento Al Fatah. Es de suponer que en algún momento estas dos entidades llegarán a un “entendimiento”, interino y puntual (como la casi totalidad de “entendimientos” en el mundo árabe), que permitirá el establecimiento de un “Estado Palestino” reconocido por la mayoría de los países de la mal-llamada “Comunidad Internacional”.

La creación de dicho estado es prácticamente un hecho consumado, por razones intrínsecas y extrínsecas.

Veamos primeramente las “razones extrínsecas”:

1. Con, o sin, bases objetivas, una gran parte de las clases políticas en este planeta, consideran que existe un “pueblo palestino”, y que dicho pueblo amerita un estado propio, basado en su derecho de autodeterminación… ya existe algo parecido a un consenso mundial sobre este tema;
2. Muchos dirigentes a nivel internacional parecen tener la peregrina idea de que “el problema” del Oriente Medio está anclado en el conflicto árabe-israelí, y que el establecimiento de un estado árabe-palestino es una condición sine-qua-non para afianzar una paz duradera en esta volátil parte del globo;
3. La Unión Europea, diversos gobiernos en todas partes del mundo desarrollado, el “Mundo Árabe” y la “Umma Islámica”, en sus múltiples y siempre conflictivas facciones, más algunas organizaciones internacionales, más o menos inútiles o nocivas, como las Naciones Unidas, han invertido miles de millones de euros y dólares, además de folios interminables de “resoluciones” y palabrería, en establecer las bases de dicho estado en ciernes. En este punto, vale la pena mencionar que la absoluta ineficacia práctica, y la malversación escandalosa de estos generosos y manirrotos fondos, por parte de las autoridades árabe-palestinas, no parecen afectar mínimamente, a la voluntad internacional de continuar con este notorio derroche.
4. La opinión pública israelí está sumamente dividida sobre este tema, como lo está sobre cualquier tópico que es debatido entre judíos. Existe una minoría importante, tanto por la profundidad de sus convicciones, como por su militancia, que es contraria a cualquier arreglo que implique retirar la soberanía hebrea sobre el más mínimo trozo de tierra comprendido dentro de la definición bíblica de la “Tierra Prometida”. Pero, en contrapeso a este importante grupo de creyentes ortodoxos, y nacionalistas, existe algo parecido a un consenso nacional de que la preservación de Israel como estado democrático requerirá una importante retirada de algunos de “los Territorios” (no hay consenso sobre qué territorios terminarán dentro del Estado de Israel, y cuáles dentro del nuevo “Estado Palestino”). Una mayoría amorfa de la ciudadanía israelí, rechaza la idea de continuar gobernando indefinidamente a un colectivo humano de varios millones de personas en contra de su voluntad. La vasta mayoría de los israelíes desean vivir en paz con sus vecinos… esto no significa que confíen en ellos, o que les agraden los habitantes del vecindario.

La base intrínseca del futuro de “Palestina” está guardada en un recóndito armario. El debate internacional sobre el nacimiento de este estado, se destaca por mucha retórica superficial, y la casi total ausencia de un análisis serio de las complejísimas realidades del conflicto.

¿Cuáles son las bases reales del futuro estado árabe palestino?

Para comenzar, tratemos de comprender algo de la historia del pueblo árabe… No se trata de un grupo étnico monolítico ni uniforme… Los “árabes” de hoy día constituyen un inmenso mosaico de pueblos que se extienden desde la Mesopotamia hasta la costa Atlántica del Magreb… ya que la definición de quién es un árabe es primordialmente lingüística y cultural, no hay unanimidad en cuanto a una clara determinación de quién es árabe, y quién no (por ejemplo: ¿son árabes los somalíes o los eritreos que usan vernáculos propios?; ¿son árabes los sudaneses del sur… cristianos, bantúes o hamitas en su mayoría?, ¿son árabes los libaneses cristianos maronitas?, ¿son árabes los bereberes de Marruecos, Argelia o Mauritania?).

El “Mundo Árabe” de hoy día es el producto de uno de los experimentos imperiales más exitosos de la humanidad. Las diversas tribus y clanes de la península arábiga irrumpieron en la historia universal con la aparición de uno de los líderes más transcendentales que ha tenido este planeta, Muhammad o Mahoma (Siglo VII de la Era Común). Mahoma, los árabes y el Islam entran por el portón principal del desarrollo humano justo en un momento de decadencia casi total de la Europa occidental barbarizada, y el mutuo desgaste de los imperios bizantino y persa. El Islam, con su fórmula de simplicidad teológica y energía militar expansiva, barre con el Imperio Persa… y termina destruyendo a Bizancio de manos de los turcos islamizados.

Aunque hoy día sea difícil imaginarlo… todo el Levante y el norte de África eran preponderantemente cristianos, hasta la llegada del torbellino que salió de la península arábiga. La inmensa diversidad que eran el Levante y el sur del Mediterráneo hasta el Siglo VIII, quedó totalmente sumergida por un tsunami verde… los centenares de idiomas, religiones y culturas autóctonas fueron aniquiladas, o colocadas en situación de clara inferioridad.

La nueva cultura que surgió de este proceso de islamización y arabización se diferencia de la cultura occidental judeo-cristiana en diversos aspectos muy significativos. Una de las divergencias principales, para efectos de este ensayo, fue la falta del concepto laico de “estado” o de nación-estado” que sirvió de base para el desarrollo político del mundo occidental (recordemos la importancia de la dicotomía “César, o estado” vs “Iglesia” en el Occidente). En el mundo islámico lo que siempre ha contado es la “Umma”… la comunidad de los creyentes, bajo el liderazgo del Califa, el “comandante de los creyentes”, heredero del manto y de la autoridad de Mahoma. Religión (creyentes) y Estado son vistos, no como la dicotomía que han sido en Occidente, sino como una unidad monolítica e indisoluble.

Por ello, en la teoría del Islam, no importaba si la capital de la Umma estuviera en Medina, Damasco o Bagdad… ya que el Islam se ha entendido a sí mismo como un ente supra-nacional. Tanto es así, que la vasta mayoría de los creyentes árabes aceptaron la legitimidad de los califas turco-otomanos, cuando el califato pasó de Bagdad a Estambul. En este sentido, era más importante la legitimidad del califato que la “nacionalidad” del califa.

Es precisamente el concepto de “legitimidad” del califato el que ha servido de base para los principales conflictos internos en el Islam. Y, estos conflictos se han reflejado en guerras civiles terribles y sanguinarias, que básicamente tienen su base en problemas entre familias, clanes o tribus (no olvidemos que, hasta el día de hoy, todas las sociedades árabes o arabizadas en el mundo islámico están divididas en importantísimos grupos tribales).

El gran cisma entre el Islam suní y el shiita, está basado en la problemática de la legitimidad de la sucesión de un profeta que murió sin haber dejado descendientes masculinos (si Mahoma hubiera tenido un hijo, es posible que la diferencia entre suníes y shiitas no hubiera surgido… o al menos no en su presente forma). Esta tendencia, sin embargo, de que todos los grandes conflictos en el mundo árabe tengan, como base (cubierta o no) a conflictos familiares o tribales, se extiende hasta nuestros días.

Hasta la llegada de la Primera Guerra Mundial, la mayor parte del mundo árabe aceptaba la supremacía del califa otomano. Las principales revueltas contra el imperio “turco” (en teoría, islámico, supra-nacional), vinieron de parte de sus súbditos cristianos: griegos, serbios, rumanos, búlgaros y armenios. Las masas árabes, casi sin excepción, aceptaban el gobierno de la “Sublime Puerta” en Estambul con sumisión y mansedumbre. Los conceptos de “la nación árabe”, o del “nacionalismo árabe” eran teorías foráneas, que sólo existían entre ínfimos grupúsculos de intelectuales en Damasco o El Cairo. Los “nacionalismos” más pequeños… a nivel de lo que hoy día son los estados de Siria, Jordania, Irak, o la mismísima Arabia “Saudita”, no existían.

La “Gran Revuelta Árabe” contra el Imperio Otomano fue un movimiento muy minoritario dentro de las fronteras imperiales. Su “grandeza” verdadera se sitúa mucho más en su nombre que en su limitada realidad. Aquellos de nosotros que vimos y admiramos el espectáculo de la película “Lawrence of Arabia” tenemos que reajustar nuestro entendimiento de este movimiento que sirvió de rampa de lanzamiento para los nacionalismos árabes de los siglos XX y XXI. La revuelta fue liderada por el Sharif Hussein de la familia Hashemita (“Protectores de La Meca”), y su intención era la de reemplazar el califato otomano, por la restauración del liderazgo del mundo musulmán en manos de una familia árabe, con tradición de ser descendientes directos de Mahoma.

Fuera del entorno de la familia Hashemita y de sus tribus aliadas, la revuelta tuvo pocas repercusiones en el mundo árabe. Los numerosos regimientos árabes del ejército otomano mantuvieron su lealtad a Estambul. Los habitantes árabes de lo que pasó a ser la “Palestina” británica fueron fieles a los otomanos hasta la caída del territorio “palestino” en manos británicas.

Las complejas realidades políticas del Oriente Medio de hoy, tienen sus raíces en el fin de la Primera Guerra Mundial, la caída del imperio Otomano y las decisiones tomadas por los imperios británico y francés a partir de 1918. Inglaterra y Francia se dividieron los pedazos árabes del desmoronado imperio turco, y crearon los proto-estados que hoy día son Irak, Siria, y el Líbano. La familia Hashemita perdió el control del Hedyaz (Meca y Medina) a manos de su eterna familia rival, los Saud (una vez más, una lucha de familias). Estos últimos establecieron lo que hoy día se denomina “Arabia Saudita”. Esta identificación del estado con una familia reinante sería insólita en el mundo occidental. Imaginemos que, a raíz de la restauración monárquica en 1874, España pasase a conocerse como “Borbonia”.

El caso de Israel-Palestina es capítulo aparte. Los británicos prometieron crear un “Hogar Nacional Judío” en “Palestina” a cambio de obtener el apoyo judío en la Primera Guerra Mundial. Esta “Palestina” británica incluía los territorios que hoy día son Israel, Jordania y los territorios palestinos. Con el exilio de la familia Hashemita de su cuna en Hedyaz, los ingleses se sintieron en la obligación de encontrar dignos empleos a los herederos de sus aliados árabes en la Gran Guerra. Por ello un Hashemita fue coronado rey de Irak (poniendo a una dinastía suní a cargo de un país predominantemente shíita), y dos terceras partes del territorio “palestino” fueron segregados, y la porción al este del Jordán se convirtió en el novísimo emirato de “Transjordania”… hoy Jordania, con otro heredero Hashemita en el trono.

Nunca había existido un estado árabe palestino, con capital en Jerusalem, ni un estado árabe jordano, con capital en Amán… pero la creatividad británica nunca ha tenido límites en lo que de crear imperios se trata.

La coexistencia árabe/judía en la Palestina británica fue bastante problemática desde el comienzo del mandato inglés. Desde el punto de vista de los habitantes árabes del territorio, su futuro liderazgo, y hasta su propia identidad, se decidirían en típico estilo árabe, en una pugna inmisericorde entre tres importantes familias:

1. La familia Hashemita. Abdula, el Hashemita que heredó Transjordania, aunque pequeño en estatura, era grande en inteligencia y ambición. La polvorienta y paupérrima ciudad de Amán era demasiado chica para sus visiones de grandeza. Abdula soñaba con el establecimiento de un trono para su familia en Damasco, capital del califato Omeya… Desde ese trono, Abdula gobernaría a todo el Levante… lo que hoy son Siria, Líbano, Israel y Jordania. En cuanto a “Transjordania”, él sabía mejor que nadie, que una creación tan artificial podría tener un futuro efímero e incierto. ¿Los judíos?, pues ellos podrían tener un limitado nivel de autonomía bajo su corona, una especie de semi-independencia “dimí” bajo el cetro Hashemita. Este concepto no era del todo antipático a Londres, ya que este supra-estado Hashemita podría sacar a los antipáticos franceses de Siria y el Líbano, y resolver el fastidioso lío del conflicto entre la Declaración Balfour (el “Hogar Nacional Judío”), y las vagas y conflictivas promesas hechas por Londres a la familia Hashemita… Más importante aún, Abdula era un fiel aliado de Gran Bretaña, y su ejército, la Legión Árabe, funcionaba con oficialidad británica.
2. La familia Nashashibi. Hoy día esta prominente familia árabe palestina está casi olvidada, pero en su momento los Nashashibis eran pujantes candidatos para el liderazgo de la comunidad islámica en este territorio. Ellos eran los “guardianes” de las mezquitas de Al Aqsa en Jerusalem (posiblemente la tercera en importancia en el Islam) y la de Ibrahimiya (tumba de los Patriarcas) en Hebrón. Raguib al Nashashabi fue alcalde de Jerusalem de 1920 a 1934. Los Nashashibis eran una de las pocas familias prominentes en lo que pasó a ser la Palestina Británica, que habían luchado contra el dominio otomano. En cuanto al gobierno inglés sobre el territorio, la posición de esta influyente familia era de oposición relativamente moderada. Ellos llegaron a estar a favor de una partición pacífica de “Palestina” entre una entidad árabe, controlada por los Nashashibis, desde luego, y una entidad judía… lo menor posible. Si los Nashashibis hubieran sido victoriosos en la lucha por el control de la población árabe en la Palestina Británica, es posible que el presente conflicto árabe-israelí se hubiera evitado, o al menos su virulencia actual se podría haber aminorado. Por desdicha, para esta familia… y posiblemente para los árabes en el Mandato Británico, los Nashashibis tenían, como su principal rival, a la familia Husseini.
3. Los Husseini. Esta es la familia árabe palestina que ha marcado la pauta en los conflictos inter-étnicos e intra-árabes en la región. Su principal figura durante el dominio británico fue Haj Amin al Husseini, el muftí (maestro, o juez religioso islámico) de Jerusalem. Amín al Husseini se distinguió por la virulencia ilimitada de su odio contra sus vecinos judíos. Él fue el principal incitador de los violentos motines de 1929 y del 1936-39. Estos motines resultaron en centenares de muertes, y envenenaron irremediablemente las relaciones entre ambas comunidades. El gobierno británico trató de ganarse la simpatía de Amin, ofreciéndole el título inventado de “Gran Mufti” de Jerusalem. Amin utilizó este título, y el prestigio que conllevaba, para recrudecer sus actividades a favor de su liderazgo indiscutible de la población árabe en Palestina. Sus seguidores emprendieron una lucha encarnizada y exitosa contra todos los clanes rivales de los Husseini (asesinando a Nashashibis y a miembros de 11 otras familias). Durante la Segunda Guerra Mundial, Amin al Husseini se reunió con Hitler, y ayudó a formar unidades de tropas de árabes y bosnios nazis, que cometieron todo tipo de atrocidades en Europa. Su posición de intransigencia ante cualquier idea contraria a la supremacía de su familia lo hizo enemigo de muerte de judíos, británicos, Hashemitas y Nashashibis. Los Husseinis, y Amin marcó esta ruta, eran contrarios a cualquier partición del territorio con los judíos… TODO O NADA… Esto marcó la política árabe palestina hasta nuestros días. Cuando, gracias a su intransigencia, la Liga Árabe rehusó el plan de partición de Palestina entre un estado árabe y uno judío en 1947, uno de sus sobrinos: Abd el Kader al Husseini, fue el principal líder militar del lado palestino árabe en la guerra de 1948. Abd el Kader, fue el único líder militar palestino árabe con talento y valor personal en esta guerra. Inesperadamente, él murió en el ataque a la posición de la Haganá en Kastel. Otro sobrino de Amin al Husseini es mejor conocido por su “nombre de guerra” de Yasser Arafat. El clan Husseini escribió con sangre la historia del pueblo árabe palestino… sus pautas de intransigencia y de odio continúan sirviendo de norte a este pueblo tan querido y admirado por la “progresía” mundial.

¿Qué herencia han dejado los Husseinis a los árabes palestinos, y qué se puede esperar de su estado independiente?

1. La identidad “palestina” tiene una sustancia propia muy efímera, fuera del odio visceral a los judíos, que son vistos como intrusos en una tierra que nada tiene que ver con ellos. Esta visión revisionista de la historia de Israel proviene directamente de la febril mente de Amin al Husseini. Ya que nunca ha existido una nación árabe palestina, su identidad étnica data de las décadas que han corrido desde la Guerra de los seis Días en 1967 (los “palestinos” que quedaron en territorio Hashemita después de la “Nakba” de 1948, aceptaron de buen grado la ciudadanía del Reino Hashemita del Jordán. Los de Gaza nunca tuvieron la opción de asumir la ciudadanía egipcia. Los refugiados en Siria y Líbano tampoco recibieron la ciudadanía de sus anfitriones). En otras… y tristes… palabras, la única sustancia en la “palestinidad” es una de odio.
2. El diseño de la bandera palestina proviene de un soldado británico en el grupo de apoyo de Lawrence of Arabia, quien lo inventó como símbolo de la revuelta Hashemita contra los turcos (de ahí la similitud entre la bandera jordana, la del viejo reino Hashemita de Irak, y la de Palestina hoy día.
3. La letra del himno palestino, adoptado por el Concejo Nacional Palestino en 1996, nos da una indicación sobre la sustancia de la nacionalidad palestina forjada en el espíritu del clan Husseini:

Mi patria, mi patria…
tierra de mis antepasados
Revolucionario, Revolucionario…
mi pueblo, pueblo eterno

Con mi determinación, mi fuego y el volcán de mi venganza
Con el anhelo de mi sangre por mi tierra y mi hogar
He escalado las montañas y Luchado las guerras; He conquistado lo imposible y cruzado las fronteras

Con la resolución de los vientos y el fuego de los fusiles
Y la voluntad de mi nación en la tierra de lucha
Palestina es mi hogar, Palestina es mi fuego,
Palestina es mi venganza…

No hay duda de que entre los árabes palestinos hay personas de un gran nivel educacional, poseedoras de envidiable cultura. La diáspora palestina ha producido algunos de los mayores talentos en el mundo árabe hoy día. Sin embargo, las personas de este tipo jamás han tenido posiciones de importancia en las jerarquías políticas de su pueblo… y no las tendrán por muchas décadas. La mentalidad terrorista está aunada a la identidad palestina.

La democracia no ha sido implantada con éxito en ningún país árabe… Los sistemas de gobierno árabes menos nocivos son regímenes autoritarios donde se tolera una limitadísima libertad de expresión. No existe ninguna base fidedigna que nos haga pensar que el futuro estado palestino vaya a ser una excepción a esta triste regla.

La corrupción es rampante en todo estado árabe. El burócrata árabe no trabaja para el bien de la comunidad, sino para el beneficio suyo y de su clan o familia. Bakshish (el soborno, puro y duro) es el lubricante de la sociedad civil árabe. La “administración” de Yasser Arafat en los territorios palestinos, fue un ejemplo tétrico de lo que se puede esperar del futuro estado.

PREDICCIONES

1. Cualquier entidad política que gobierne la futura Palestina independiente jamás admitirá un estado de paz real con Israel. Una paz verdadera entre ambos pueblos socavaría totalmente la única base real de la nueva nacionalidad.
2. El irredentismo, el deseo de “reconquistar” la Palestina gobernada por “al Yajud” (los judíos) será el leitmotiv de la política palestina.
3. El terrorismo continuará, con la aprobación tácita de las autoridades palestinas, o sin ella.
4. El gobierno palestino será autoritario y dictatorial. No importa quien gane la lucha interna por el poder… si gana Hamás, el estado será teocrático, corrupto y opresivo. Si gana Al Fatah, el estado será nominalmente más laico, pero igualmente corrupto y opresivo.
5. La minoría palestina cristiana cesará de existir. Sus remanentes saldrán al exilio.
6. Cualquier líder palestino que trabaje por un acercamiento económico o social con el estado judío será asesinado.
7. La Unión Europea continuará derrochando sus recursos para apuntalar la economía palestina.
8. La división geográfica entre Gaza y Cisjordania permitirá que siempre existan dos polos políticos irreconciliables en el futuro estado palestino. Si no es Hamás versus Al Fatah, será una división basada en clanes o familias rivales.

Este es el futuro palestino… ¡qué bueno que ya hayamos construido una valla de separación! ¡La necesitaremos por muchos años!

EL DOBLE RASERO

Francop
Por Jaime Einstein

La Agencia cablegráfica EFE reporta que la marina de guerra española ha capturado esta tarde a un buque mercante de bandera panameña, la motonave “Suspiro”, que navegaba a 92 millas náuticas de las costas de San Sebastián. El buque ha sido escoltado hasta el puerto de Santander por dos fragatas de la Armada.

Una inspección del cargamento del “Suspiro”, ha arrojado que el mismo llevaba sesenta toneladas de armamentos, aparentemente destinados al grupo terrorista ETA.
La tripulación de la nave, de nacionalidad rumana, ha quedado en libertad, ya que no existen indicios claros de que conocieran el contenido de los tres pesados contenedores a bordo del buque. El capitán Vlad Radulescu, comandante del “Suspiro”, ha expresado su consternación al enterarse de que su buque, fácilmente, podría haber volado como un petardo, dada la naturaleza de su carga.

Las autoridades portuarias y la comandancia naval de Santander, han notificado a los medios españoles e internacionales que al menos la mitad de los letales materiales bélicos incautados al “Suspiro” son de origen israelí. Entre estos se encuentran millares de fusiles de asalto “Galili” y “Tavor”, modernísimos lanza-granadas y un número aún indeterminado de altos explosivos fabricados por IDI (“Israel Defense Industries”) en las afueras de Haifa, en el estado judío.

Se calcula que, con estos equipamientos, ETA hubiera sido capaz de montar una serie de ofensivas militares y terroristas que podrían haber causado millares de muertes en territorios español y francés. La opinión pública española, a través de sus medios de comunicación, ha expresado su absoluto repudio y repugnancia por esta revelación de que un supuesto país “amigo” de España ha estado armando a un grupo terrorista condenado por todas las naciones civilizadas del planeta.

Se reporta que el Presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, está reunido en el Palacio de la Moncloa con su Canciller Moratinos, para considerar un posible rompimiento de las relaciones diplomáticas con el gobierno del Estado de Israel…
No, no os preocupéis, todo este reporte es ficticio… no ha sucedido.

Lo que sí ha sucedido, y todavía estoy esperando a que esta alarmante noticia aparezca en los, siempre tan equilibrados medios españoles, es que un grupo comando de la Armada de Israel tomó el control de un barco sospechoso en las primeras horas de la mañana del miércoles 4 de noviembre, que resultó ser portador de armas de contrabando.
Se cree que el barco partió de Irán y posteriormente hizo escalas en Yemen y Sudán, antes de cruzar el Canal de Suez, con destino a Hezbola en el Líbano y con la intención de atracar en Siria.

El incidente tuvo lugar a unos 150 kilómetros de la costa de Israel, cerca de Chipre. Una flota de buques navales se acercó al barco, “Francop”, que navegaba con pabellón de Antigua, y lo abordaron. Los miembros de la tripulación no mostraron resistencia.

En el barco fueron encontrados al menos cinco contenedores de municiones y armas, bajo la apariencia de una entrega civil. La carga incluía cohetes, granadas, proyectiles de mortero y misiles.

Después de una inspección inicial, el barco fue conducido al puerto de Ashdod para su inspección adicional y un examen más exhaustivo de la carga que almacenaba. Parte del puerto de Ashdod tuvo que ser cerrado durante el incidente.

Entre el voluminoso cargamento de armas que Israel encontró en el buque “Francop”, había numerosas cajas de madera conteniendo espoletas para cañones sin retroceso, obuses de artillería y explosivos. Se constató que el barco transportaba más de 3.000 misiles y obuses de diversos tipos, así como miles de otros tipos de armamentos. Todo parece indicar que, al menos una parte de dichos dispositivos bélicos, son de origen ESPAÑOL.

A estas alturas, expertos del Ejército de Israel ya deben saber cuál de los países “amigos” vende estas armas a Siria o a Irán, aún sabiendo que pueden llegar a manos de los grupos terroristas islámicos que atacan a civiles israelíes sin contemplación alguna y sin temer a ningún informe del Consejo de Derechos Humanos de la ONU. Más grave aún, si se quiere, es el hecho que el Ejército Español tenga a más de mil de sus efectivos estacionados en la frontera del Líbano con Israel. Estos soldados españoles podrían ser atacados con las mismísimas armas españolas “vendidas” o “donadas” a Hezbola ¿por el gobierno español?, ¿por alguna ONG “bien intencionada”? Hay mucho trabajo que hacer para determinar cómo llegaron a parar las armas españolas a los contenedores del “Francop”.

Recordemos que en estos momentos se baraja un posible cambio de mando en las fuerzas de la ONU estacionadas en la frontera del Líbano con Israel. Estas fuerzas están bajo mando italiano en estos momentos, y el Sr. Rodríguez Zapatero ha anunciado que el próximo comandante de esta fuerza será un general español.

También se sabe que la preferencia del Premier israelí Netanyahu sería que el comando de las fuerzas fronterizas de la ONU se mantuviera en manos italianas. No se trata de que el ejército italiano sea más fiable que el español… hombre por hombre, el ejército español es mucho más efectivo. Se trata de la falta de confianza en el mando político del estado español.

¿Podría Israel fiarse de figuras tales como Zapatero, Moratinos o Carme Chacón si se recalentara la situación en la frontera norte del país? La presente deplorable parálisis política en relación a la tripulación del atunero español “Alacrana”, capturado por piratas somalíes, no despierta demasiada confianza en el timonel nacional en La Moncloa.

Si yo fuera a apostar, diría que el ejecutivo español optará por pagar por el rescate de los pescadores, y que ni considerarán la posibilidad de rescatarlos manu militari.

Los armamentos españoles a bordo del “Francop” tampoco hacen nada para mejorar esta lamentable situación de absoluta desconfianza en el gobierno de este país.

yadbe2*Jaime Einstein es Vice presidente de Yad beYad- Caminando juntos

…estimados amigos, resulta ahora que tenemos un nuevo titulo otorgado por los terroristas Hizbollá y Hamas,-Piratas-es evidente que cuando se detiene una nave en medio del mar,tal vez se comete un delito, como sucede en las costas de Somalia, por ejemplo, pero cuando la marina del Ejército de Defensa de Israel, detiene un buque mercante, repleto de contenedores y resulta que dentro de ellos en lugar de las inocentes mercaderias,según figuraba en los papeles, encontraron una inmensa cantidad de armamento, se invitó a los Embajadores acreditados en Israel y con ellos a los de Jordania y Egipto para que vieran personalmente las “Mercaderías” que el barco transportaba: 2000 Raquetas de 107 mm, 600 Raquetas de 122 mm, 3000 bombas anti-tanques de 106 mm, 9000 bombas p/morteros, 20000g ran adas de manos, medio millón de balas p/fusiles Kalatchnikov, en fin un largo detalle me llevaria una hora en explicarles, pero a los Señores embajadores les quedó bien claro lo que estaban viendo, en especiál de dónde provenían estos elementos (IRAN) y fabricados en España y Rusia??????? Paladines de la democracia y el amor hacia Israel y sus habitantes…

…Videos en los que podrán ver a los PIRATAS DEL MEDITERRANEO, soldados de nuestro ejército, subiendo al barco y el comportamiento con la tripulación, la apertura de los contenedores etc. Ustedes pueden juzgar y enterarse de cómo se llevó a cabo la operación…
http://jssnews.com/2009/11/04/scoop-video-comment-israel-a-decouvert-les-armes-iraniennes/
Pablo



Noa en Barcelona

Respuesta al comentario de M M en el blog http://www.derelictae.com

Estimada Señora Ulloa:

No sé cuánto conoce usted sobre la historia del conflicto árabe-israelí, ni cuáles son las fuentes de sus conocimientos… por ello, me limitaré, en lo posible, a tocar los puntos que usted ha traído a la palestra en su breve comentario a mi escrito sobre Noa en la Diada.

Para comenzar, cuando usted se refiere a un “ejército de ocupación”, no sé si usted considera que el ejército de Israel es, por definición, un “ejercito de ocupación” por el mero hecho de existir.

Vamos por partes… en 1947 la ONU vota la partición del Mandato Británico de Palestina en dos estados, uno árabe y otro judío. Los árabes dentro del territorio del Mandato (en esa época, ellos no se llamaban a sí mismos “palestinos”… sino “árabes”… el término “palestino” se usaba para referirse a los judíos en el territorio en disputa) rehusaron la partición. Apoyados por los países miembros de la Liga Árabe, ellos optaron por no dividir el territorio bajo control británico, considerando y DECLARANDO que echarían a los judíos al mar, y se quedarían con todo (la partición les habría dado la mejor parte del territorio de la Palestina Británica… pero, quien quiere TODO, quiere TODO).

En 1948 los británicos se retiraron del territorio, y ambas partes de la disputa se quedaron enfrentadas… Los judíos declararon la independencia del Estado de Israel, y convidaron a sus vecinos árabes a vivir en paz… DOS ESTADOS. Los árabes… que todavía no se llamaban palestinos… comenzaron ataques por todos los frentes, confiantes de que echarían a los judíos al mar… Cuando sus ofensivas fracasaron, vino una invasión formal de siete ejércitos regulares de los países miembros de la Liga Árabe. El Estado de Israel fundó el Ejército de Defensa de Israel, y se defendió de esta invasión en todos los frentes…

Para el fastidio de muchos en todo el mundo, que sólo quieren a los judíos si estos se encuentran dos metros bajo tierra… la invasión fracasó.

Esta Guerra de 1948, llamada “Guerra de Independencia” por los israelíes… y “Nakba” (“Desastre”) por los árabes, resultó en graves desplazamientos de poblaciones. Unos 700,000 árabes huyeron de sus casas… en la mayoría de los casos a instancias de los 7 ejércitos de sus compatriotas, que les advirtieron salieran de la línea de fuego, para mejor liquidar a los judíos. Unos 800,000 judíos residentes en diversos países árabes fueron expulsados de sus hogares, y vinieron al recien nacido Israel, junto con los sobrevivientes del Holocausto nazi (espero que usted no niegue la veracidad del Holocausto, como lo hacen doctas lumbreras como Hugo Chávez o Majmud Ajmadinejad). En otras palabras, estimada Señora Ulloa… hubo un trágico intercambio de desplazamientos.

Los ejércitos árabes tuvieron dos éxitos en esa guerra… lo que ahora se denomina “Cisjordania”, donde viven la mayor parte de los árabes que ahora se denominan “palestinos”, fue ocupada por el ejército jordano… y anexada al Reino Hashemita de Jordania… nadie habló ni pío sobre cualquier “nación palestina”… entidad que pudo haber nacido en el 1947 o 1948, pero que no nació… por la misma voluntad de los árabes…

El otro éxito de los árabes fue la ocupación de la franja de Gaza por el ejército egipcio… Gaza pasó a ser gobernada por Egipto del 1948 hasta 1967… y ni pío sobre cualquier nación “Palestina”.

Los judíos desplazados y refugiados fueron absorbidos por el paupérrimo país recien nacido… y se convirtieron en ciudadanos.

Los árabes desplazados pasaron a vivir en campos de refugiados administrados por la ONU… y sólo Jordania les concedió ciudadanía… el resto de sus “hermanos árabes” los mantuvo marginados y hacinados para efectos políticos…

Desde el 48 hasta el presente, estimada señora mía, Israel ha enfrentado más de 6 guerras provocadas por sus vecinos… Déjeme recordarle una cosa… en Israel hoy día viven 6 millones de ciudadanos judíos y un millón de ciudadanos árabes (los árabes que no huyeron, se quedaron en sus casitas… nadie los masacró… y son ciudadanos de un país democrático)… En todo el mundo, apenas viven 13 millones de judíos… El mundo árabe… sólo los árabes… sin hablar de otros pueblos musulmanes… tiene más de 300 millones de habitantes.

Asumo que usted es ducha en matemáticas… un país de 7 millones, del tamaño de Costa Rica, rodeado de un mundo de 300 millones de seres hostiles… Bueno, señora… ¿qué quiere que hagamos?… ¿Tirar la toalla… estirar el pescuezo para que nos lo corten… o defendernos?

Yo vivo en Israel, señora mía… y no tengo el menor deseo en ser degollado… la opción de defensa es la única opción viable. Pocos ejércitos del mundo están mejor definidos que el nuestro… somos un ejército de DEFENSA… sin el cual ninguno de nosotros estaríamos vivos.

Pues bien, querida Señora Ulloa… cuando usted habla de “Ejército de Ocupación” ¿quiere usted decir que el defendernos equivale a una ocupación? Si es así, no hay más nada de que hablar… Pero pasemos ahora a sus otras palabras…

Usted dijo “humilla a toda una nación”… me imagino se refiere a los árabes palestinos… Ahí, señora mía, debo admitirle que nadie humilla más a esa “nación” que sus propios dirigentes, y los líderes de sus “países hermanos”… Mantener a cientos de miles de personas como “refugiados” desde 1948 no ha sido trabajo de los judíos… sino de los propios árabes… Querida Señora Ulloa, si la familia gobernante de Arabia Saudita así lo quisiera, cada “refugiado palestino” podría ser un millonario… sin que ello afectase a la tesorería saudí en lo más mínimo… si no lo hacen es porque quieren usarlos como fútbol político… y eso sí que es humillante.

Su próxima declaración es, perdone usted, absurda… “masacra niños para castigarla”… ¿De dónde saca usted esa patraña? Los únicos niños “masacrados” han sido los que organizaciones árabes terroristas como Hamás o Al Qaida han usado como bombas portátiles… Las niñas abusadas son las niñas de 10 u 11 años que son casadas en matrimonios en masa en Gaza por los “buenos chicos” de Hamas.

En conclusión, Señora Ulloa, le ruego lea y escuche más sobre este tema, si le interesa… y hágalo de fuentes serias, y las hay a ambos lados del conflicto… y escuche menos a los eslóganes estúpidos y babosadas sin fundamento que abundan tanto sobre una problemática tan compleja. Si usted quiere adentrarse más en el asunto, y hacerlo con seriedad, siéntase en libertad de preguntarme lo que quiera.

Si se trata de repetir eslóganes, entonces, señora mía, para eso no tengo tiempo.

Atentamente,
Jaime Einstein

Comentario de MM en el blog http://www.derelictae.com
Ay! …… No es ninguna hombría servir en un ejercito de ocupación que humilla a toda una nación y masacra niños para castigarla. A metros la derecha Israelí. Todos debemos apoyar la causa de la liberación del pueblo palestino!

Abrazos y gracias por Derelictae !!!

MM

Artículo original
Por Jaime Einstein

noajaimeLa palabra “hombría” es un término semi-obsoleto.
El diccionario de la Real Academia Española define “hombría” como:

hombría.

(De hombre).

1. f. Cualidad de hombre.

2. f. Cualidad buena y destacada de hombre, especialmente la entereza o el valor.

Pues bien, la segunda definición de la palabra, en lo referente a la “entereza o el valor”, hace tiempo que no tiene vigencia, ya que muchísimas mujeres han demostrado y demuestran estas cualidades, sin poseer los requisitos anatómicos o genéticos asociados con el sexo masculino.

Si de entereza o valor se tratan, mujeres como la cantante israelí Noa, poseen estas cualidades en proporciones envidiables por parte de la gran mayoría de los hombres.

Noa, que es el nombre artístico de esta destacada cantante, vino al mundo en Tel Aviv, y recibió el nombre de Ajinoam Nini el 23 de junio de 1969, hija de una familia de origen yemenita. Cuando la pequeña Ajinoam tenía apenas dos añitos de edad, su familia se mudó a Nueva York, donde ella asistió a escuelas laicas y judías. A los 17 años, Noa regresó a su tierra natal para cumplir con sus obligaciones de dos años de servicio militar.

Es importante destacar que, residiendo en los Estados Unidos desde tierna edad, fácil le hubiera sido a esta chica escabullirse de sus deberes patrios… pero no es de ese material que Noa está hecha… “Entereza” debiera ser su segundo nombre.

Ahora un poco del trasfondo de los judíos del Yemen. Este país, llamado por equivocación la “Arabia Feliz”, por ser ligeramente menos desértico que el resto de la península arábica, ha sido el hogar de una gran comunidad hebrea, quizás desde la época salomónica.

Aquellos que hablan de la “tolerancia” del Islam con los “pueblos del libro” (judíos y cristianos) mienten con desfachatez, o desconocen las tristes realidades de la historia. Los judíos yemenitas eran “dimíes”, “súbditos protegidos” del reino islámico de Yemen. Como tales, eran súbditos de tercera… que tenían que pagar fortísimos impuestos anuales para justificar su derecho a respirar el mismo aire que los musulmanes creyentes. Un judío yemení no podía montar a caballo, porque su cabeza estaría más alta que la de un fiel creyente del Islam. Un judío yemení tenía que levantarse de su asiento, si su silla era requerida por uno de los “fieles”, y bajarse de la acera por donde deambulaba si viniera un árabe caminando por el mismo sendero.

Cuando la Guerra de Independencia de Israel en 1948, comenzaron sangrientos motines antijudíos en todo el mundo árabe, y Yemen no fue ninguna excepción. La casi totalidad de la milenaria comunidad hebrea en el sur de Arabia comenzó un éxodo masivo… de proporciones bíblicas. Hombres, mujeres, ancianos y niños salieron andando centenares de kilómetros por el inhóspito desierto de Arabia en dirección a Adén, que en aquella época era una colonia británica. En Adén los esperaban aviones del recién nacido estado de Israel, que los llevaron a la tierra prometida en “alas de águila”, como recita la profesía de Isaías.

A los judíos del Yemen, o a los centenares de millares de hebreos egipcios, iraquíes, sirios, libios, tunesinos, argelinos y marroquíes… que conocieron las dudosas “dichas” de vivir como “dimíes”, nadie tiene que contarles cuentos sobre las bondades del Islam… La familia de Noa vivió esa realidad en carne propia.

Noa creció como una mujer libre, sin los complejos de la “dimitud”… pero jamás olvidó sus raices. Muy pronto demostró tener una bella voz y ese don que va mucho más allá del timbre musical: gracia, ritmo, presencia escénica. Su versatilidad artística se demostró en varios estilos: pop, rock, blues, R&B, country western, folk, yemenita y música popular italiana. Ha grabado en hebreo, inglés, árabe, español, francés, italiano, hindi, tailandés y gallego. Tuvo el honor de ser la representante de Israel en Eurovisión, junto a Mira Awad, una cantante árabe israelí.

Las autoridades catalanas la honraron este año convidándola a que cantara, en catalán, esa joya del cancionero tradicional que es el “Cant dels Ocells” nada más y nada menos que en la ocasión del 11 de septiembre… La Diada… la fiesta nacional de Cataluña.

Un grupúsculo radical de la izquierda nacionalista catalana decidió oponerse a la presencia de Noa en la Diada… ya que ella era demasiado judía, demasiado israelí, y demasiado mujer para sus gustos rastreros… Alegaron estos “árbitros del arte” que Noa jamás había condenado “la agresión israelí contra Gaza” el año pasado. Ignoraron estos señoritos, que jamás han servido en las filas de patria alguna, y que siguen ciegamente las consignas de alimañas como Hugo Chávez o Majmud Ahmadinejad, que Noa sí defiende la paz… pero no a cualquier precio, ella no es ninguna dimí. Ella sí está consciente de lo que ha significado para millares de sus compatriotas el vivir bajo el constante fuego de obuses y cohetes disparados por “los chicos” de Hamás desde Gaza, terroristas islamistas tan admirados por la izquierda radical europea.

Para demostrar que no eran anti-judíos, estos “defensores de la paz” propusieron que Noa fuera reemplazada por un saxofonista “judío” que sí tiene alma de dimí… Una de esas personas que nacieron de la estirpe de Abraham, con almas de la estirpe de Hamán, personas dispuestas a vender la dignidad de su pueblo por unos mendrugos que les permitan avanzar unos centímetros en su miserable carrera.

Las autoridades catalanas encargadas de la Diada demostraron ser demasiado dignas para ceder ante el berrinche de la piara… y Noa apareció ante el agradecido público, y cantó el Canto de los Pájaros… que es tan himno de Cataluña como Els Segadors.

Unos cincuenta malcriados, vistiendo sus simpáticas kefías palestinas, abuchearon a la impertérrita Noa… pero los ruidos provenientes del chiquero fueron ahogados por la ovación de un público que también demostró una admirable entereza, cortesía y dignidad… para compensar la maledicencia de la claque.

Quizás más y más personas en Cataluña y en toda Sefarad están ya hartos de que unos cuantos revoltosos tomen la palabra por una sociedad que jamás los ha elegido como sus portavoces.

Noa, y su público, demostraron la entereza y el valor que los revoltosos no poseerán jamás.

¡Qué maravillosa es la vida!

Por Jaime Einstein

Cada chancho tiene su estiercolero

Cada chancho tiene su estiercolero


Cuando creemos que ya no quedan más sorpresas, y que hemos tocado el fondo del pozo de las bajezas humanas… ¡PUM! y aparece otra.
Cuando el periódico sueco “Aftonbladet” revivió el vetusto mito de que los judíos sacrifican inocentes para sus nefarios fines… esta vez no para fabricar panes ácimos… sino para hacer dinero… creímos que más bajo no se podía llegar… Nos equivocamos… “El Mundo” entró en la lucha por la Copa Mundial del estiercolero periodístico, entrevistando a un pseudo-historiador británico de apellido Irving… todavía oliendo a los perfumados pasillos del sistema penitenciario austriaco… donándole las columnas de este distinguido diario madrileño para negar la realidad del Holocausto en la forma más aceptable al apenas velado antisemitismo de sus anfitriones.

Pues bien… cualquier cosa que Madrid pueda hacer… Barcelona la puede hacer mejor. Esta vez la rivalidad no se medirá en el Camp Nou ni el Santiago Bernabeu… La arena de la discordia para la codiciada Copa Torquemada se decidirá durante la celebración de la Diada.

Para los no catalanes, el Día Once de Septiembre se celebra la fiesta oficial de la comunidad autónoma catalana (en catalán: Diada Nacional de Catalunya, o simplemente Diada). Con ello se conmemora la caída de Barcelona en manos de las tropas borbónicas al mando del Duque de Berwick durante la Guerra de Sucesión Española el 11 de septiembre de 1714, tras catorce meses de sitio. Así, también se recuerda la consiguiente abolición de las instituciones catalanas tras la promulgación de decretos centralistas.

Pues, ésta es una muy respetable fiesta para todos los habitantes de Cataluña. Estos incluyen centenares de millares de personas que no son de origen catalán, pero que se enorgullecen de convivir con los catalanes, contribuyendo al bienestar común. Entre los millones de personas que festejarán la Diada hay millares de catalanes de religión judía, y muchos más catalanes y barceloneses que se sienten afines a sus amigos y vecinos judíos, y a la causa del Estado de Israel.

Pues bien, los concursantes para la codiciada Copa Torquemada quieren secuestrar la Diada para ver si con ello reciben la Copa de manos de dos grandes demócratas que vendrán a Europa a entregársela al equipo victorioso: los excelentísimos señores presidentes de la República Bolivariana de Venezuela, Don Hugo Chávez Frías y de la República Islámica de Irán, Majmud Ahmadinejad.

Para ello, los concursantes… con el inefable apoyo del siempre brillante Conseller del Interior (¡a cargo de la policía catalana!), Joan Saura, tratarán de expulsar a la brillante y amable cantante israelí, Noa, para que su obvia suciedad de sangre no vaya a mancillar la pureza de estas celebraciones…

¿Qué más se puede decir? ¡¡Visca la Diada de “Aturem la Guerra”! organización muy progre y politicamente correcta que se ha autodefinido árbitra del corazón de Catalunya.

Este es el comentario de Jaime a la noticia de ElConfidencial.com

Piden el boicot a la cantante israelí Noa en los actos de la Diada de Cataluña
Diada de Cataluña, Noa, Aturem la Guerra, Gaza
@Àlex Baiget.- 08/09/2009 6:00h

La cantante israelí Noa (Efe).
La ciudad de Barcelona vuelve a ser escenario de un conflicto diplomático centrado en Oriente Próximo. Cuando parecía que ya se había olvidado la polémica entre el consejero de interior Joan Saura y el embajador israelí Raphael Schultz por la participación del primero en una manifestación pro Palestina, otra vez una de las partes del conflicto arabe-israelí se ha manifestado en contra de una decisión tomada por la Generalitat de Catalunya.

Esta vez, las quejas vienen de parte de la Plataforma Aturem la Guerra (Paremos la Guerra), que se ha declarado en contra de la invitación al acto institucional de la Diada de la cantante israelí Noa. El próximo 11 de septiembre, si el programa de celebraciones no cambia, Noa interpretará El cant del ocells en el Parque de la Ciutadella acompañada de la Orquesta Árabe de Barcelona, interpretación que la plataforma antibelicista quiere evitar. Aturem la Guerra considera indignante que se invite a una persona que se ha declarado a favor de los ataques israelíes en Gaza.

La polémica con la cantante viene de lejos. El pasado mes de enero, a raíz de los bombardeos del 8 de dicho mes que sufrió Gaza (contra los que el día 10 se celebró en Barcelona una multitudinaria manifestación en apoyo al pueblo palestino), la cantante escribió una “carta abierta a los palestinos”. En esa misiva, repleta de deseos de paz, se podía leer:

“Tan sólo puedo desearos que Israel haga el trabajo que todos sabemos que se ha de hacer y que por fin os libere de este cáncer, de este virus, de este monstruo llamado fanatismo, que hoy se llama Hamas”.

Por estas declaraciones, y en ocasión de un concierto de Noa en el Palau de la Música en el mes de febrero, la Plataforma le envió una carta abierta proponiéndole que “condenara la matanza israelí en Gaza”, cosa que no hizo. Carta a Montilla Al considerar que la cantante no ha cambiado de opinión desde entonces, Aturem la Guerra ha enviado una carta al presidente de la Generalitat, José Montilla, y al presidente del Parlamento catalán, Ernest Benach, pidiendo que Noa no actúe en los actos públicos de la Diada de Cataluña el 11 de septiembre. En la carta, la entidad afirma que “nuestra posición no tiene nada que ver con el antisemitismo”. Y asegura que “cada vez hay más personas de origen judío, e incluso muchos israelitas, que dan apoyo a la demanda de boicot; de la misma manera que muchísimas personas blancas impulsaron el boicot al apartheid de Sudáfrica”.

Según la plataforma, la invitación de Noa al acto institucional del 11 de septiembre tan sólo se puede entender a partir “del desconocimiento”, ya que, según expresan en la carta, en esta fecha

“recordamos la entrada de las tropas invasoras en Barcelona el año 1714” y no se comprende “que participe una cantante que se ha expresado a favor de la entrada de las tropas invasoras en Gaza”

. Como alternativa a esta artista, la plataforma propone al saxofonista de origen judío Gilad Atzmon.

Según ellos, este músico “a diferencia de Noa, se ha expresado claramente por los derechos del pueblo palestino” y añaden que “la participación de un músico como él habría permitido destacar la contribución judía como parte esencial de la cultura mediterránea”, ya que “Noa, por sus propias palabras, no representa este patrimonio, sino la fuerza militar de Israel”. Lo más paradójico del caso es que Noa siempre se ha mostrado como una ferviente defensora de la paz entre israelíes y palestinos. De hecho, ha actuado en varias ocasiones con músicos palestinos y ha participado en numerosos encuentros relacionados con la paz en Oriente Medio.

El Santo Niño Mártir de La Guardia reaparece en Estocolmo

Por Jaime Einstein

martirDe todas las asquerosas patrañas que han servido para acusar al pueblo judío de las maldades más inimaginables, pocas han tenido el auge mítico que la del sacrificio humano… generalmente de niños… para supuestos macabros propósitos rituales.
Aparentemente uno de los primeros casos de este libelo se dio en Alemania en 1147, en Würzburg. Un niño cristiano fue supuestamente crucificado por judíos (el motivo de la cruz explica por qué los libelos ocurrían generalmente en la época de la Pascua). Esta acusación comenzó una moda o epidemia, que se esparció por toda la Europa cristiana.

Fulda en 1235 (se alegaba que los judíos bebían sangre cristiana con motivos medicinales… obviamente, los acusadores jamás habían leído la Biblia, donde cualquier consumo de sangre está terminantemente prohibido). La moda pasó a Baviera, Munich en 1286; luego a Trnava, en lo que es hoy la República Checa, en 1494: los genios que acusaron a “los judíos” aseveraron que “(estos) necesitan sangre porque creen que la sangre del cristiano es un buen remedio para curar la herida de la circuncisión. Entre ellos tanto los hombres como las mujeres sufren de la menstruación… Además tienen un precepto antiguo y secreto, por el que están obligados a derramar sangre cristiana en honor de Dios, en sacrificios diarios, en algún lugar”.
Uno casi podría reírse de estas acusaciones ridículas, si no fuere porque ellas resultaban en la tortura y ejecución en la pira de centenares de hombres, mujeres y niños de confesión hebrea… y de la confiscación de los bienes de su comunidad… frecuentemente la razón real detrás de estos libelos.

Europa Central no se quedaba sola en estas tenebrosas acusaciones. En Norwich, Inglaterra, 1148 se dio el caso del “niño mártir” William, también durante la Pascua, seguido por casos similares en Gloucester (1168) y en Lincoln (1255). En 1290, el Rey Eduardo I de Inglaterra, muy necesitado de dineros por sus múltiples guerras en Francia y Escocia (recuerden la película “Braveheart”)… asistido por estos libelos… expulsó a los judíos de Inglaterra y se incautó de todos sus bienes.
También la expulsión de España fue precedida por una epidemia de estas acusaciones. El famoso caso del “Niño de La Guardia” tuvo lugar en 1490-1491, resultando en el culto del “Santo Niño Mártir”, todavía en el santoral católico. El primer libelo español de esta índole data de 1182 en Zaragoza, y el asunto terminó por incluirse en la ley del reino. El Código de las Siete Partidas (1263) reza: “Hemos oído decir que en ciertos lugares durante el Viernes Santo los judíos secuestran niños y los colocan burlonamente sobre la cruz”.
Detalles fueron agregándose a la historia, que asumió grandes proporciones. En 1583 Fray Rodrigo de Yepes escribió la “Historia de la muerte y glorioso martirio del Santo Inocente, que llaman de La Guardia” (después de casi un siglo sin judíos en España) y el argumento sirvió de base para la obra de Lope de Vega, “El Nino Inocente de La Guardia” y un largo y triste etc. que se extiende en referencias españolas hasta el Siglo XX.

Estas acusaciones “florecieron” por toda Europa, y se extendieron por Europa del Este hasta el Siglo XX. El santoral católico tiene varios niños “santos” y “beatos” supuestamente sacrificados por la maldad del “pueblo deicida”. Por cada uno de estos supuestos mártires, millares de judíos han sido torturados, muertos y expoliados.
La tenebrosa “moda” no se limitó al mundo cristiano… también se dio en el mundo musulmán (un caso serísimo en Damasco), y hace apenas unos años, la televisión estatal egipcia transmitió una popularísima telenovela, en la que “los judíos” sacrificaban a un niño musulmán para fabricar matsas (el pan ácimo de la Pascua Judía) con su sangre. Israel protestó ante el “amigo” gobierno egipcio, el que respondió que nada podían hacer, ya que Egipto goza de “libertad de expresión” (uno de los mejores chistes emitidos recientemente por el gobierno de nuestro vecino país).
Cuando de Egipto se trata, estamos hablando de una dictadura unipartidista, en un país con enormes tazas de analfabetismo, que además ha luchado 4 guerras contra Israel en un período de medio siglo… Esto no excusa la presentación televisada de una acusación tan asquerosa, pero al menos matiza el asunto.
¿Pero qué excusas tiene el muy progresista reino de Suecia… cuna del estado de bienestar moderno… país sin pobreza, sin analfabetismo? Pues, durante la semana pasada, el periodista sueco Donald Bostrom, escribiendo para el diario “Aftonbladet”, el más popular de toda Suecia, publicó un artículo en primera plana intitulado “Våra söner plundras på sina organ,” (que en castellano significa, “Los órganos de Nuestros Hijos han sido Saqueados”). Este paladín del periodismo ético nos cuenta que las tropas de Israel han estado matando a jóvenes árabe-palestinos en Gaza para “cosechar” sus órganos y venderlos en los mercados internacionales.
¿Esta acusación les suena familiar? ¿No hubo una moda en la muy cristiana Europa medieval de acusar a los judíos de matar niños desde 1147? La versión sueca de este libelo tiene un agravante… si tal cosa fuere posible… ahora “los judíos” matan a los jóvenes palestinos para VENDER sus órganos en los mercados internacionales… A la reconocida sed de sangre de los judíos podemos agregarle su siempre presente CODICIA.
Pues bien, la embajadora de Suecia en Israel emitió una admirable nota de repudio contra este aborrecible artículo en la prensa de su país… pero el ministerio de Relaciones Exteriores sueco se separó de las dignas declaraciones de su embajadora alegando, como los egipcios, que Suecia disfruta de libertad de expresión.
El gobierno de Israel ha protestado ante Suecia, indicándoles a estos hijos de vikingos que si bien Aftonbladet, y el bueno del señor Bostrom, tienen la libertad de escribir lo que les venga en ganas, el gobierno sueco, supuestamente amigo de Israel, también puede repudiar un artículo tan patentemente falso, y dañino a la cordial relación entre nuestros pueblos y gobiernos. El Ministro de Defensa de Israel está considerando una acción de libelo, en Suecia, contra el periódico y Bostrom. ¡Ojalá proceda!
Entretanto, da la casualidad que una gran parte de la prensa sueca, 80% de todos los medios… y Aftonbladet entre ellos, es propiedad del Partido Social Demócrata sueco (el equivalente nórdico del PSOE), y que su política editorial está dictada por los grupos más radicales de este partido, que son furibundamente anti-israelíes y anti-semitas. De forma que Suecia y Egipto podrían tener sorprendentes parecidos.
Nuestro planeta gira, los tiempos cambian, pero hay cosas que continúan sin modificación… “El Santo Niño Mártir de La Guardia” ha reaparecido en Estocolmo

PILAR RAHOLA EN ISRAEL

Recibido 28.06.09
Por Jaime Einstein*

Pilar Rahola

Pilar Rahola


Israel es el país políglota por excelencia. Caminando por las calles de cualquiera de sus ciudades, uno puede escuchar docenas de idiomas, desde los más hablados en el mundo, hasta lenguas que son consideradas “muertas” o “moribundas”… Hace sólo unos días, me tocó un taxista en Jerusalem… un judío del Kurdistán iraquí, ¡cuya lengua materna era el arameo!
Pues bien, este pasado viernes 26 de junio, cualquier visitante al florido campus de la Universidad de Tel Aviv se hubiera creído transportado al mundo hispanohablante… El ultramoderno Auditorio Smolarz… una de las mayores salas en la ciudad más poblada de Israel… estaba copado por un público de más de 1.500 entusiastas admiradores de una periodista catalana que se ha convertido en la española más popular de todo el mundo judío… Pilar Rahola.

Pilar no vino sola a visitarnos… trajo a sus padres, y la presencia de sus progenitores en el público agregó un toque de familia a lo que ya era una ocasión de inmensa emoción colectiva.
Su padre, delgado, digno y callado… su madre, toda una señora catalana que transparenta el candor y la sinceridad de expresión que siempre han caracterizado a su hija.

Las palabras pronunciadas por Pilar Rahola, ante la presencia del Embajador de España en nuestro país (un caballero joven y simpático, con la ingrata misión de representar a un gobierno profundamente hostil a Israel y a nuestro pueblo) fueron francas, abiertas, salpicadas de buen humor y sin pelos en la lengua.

La homenajeada comenzó con una respetuosa crítica al discurso del Presidente Obama en la Universidad Al Azar del Cairo, por su errado relativismo en crear la ilusión de una comparación entre el Holocausto ejecutado por los nazis y el sufrimiento del pueblo árabe-palestino… las cosas en su lugar. No es que Pilar niegue que los árabes palestinos sufran, o hayan sufrido… pero, como ella ha reiterado en diversas ocasiones, el conflicto árabe-israelí es complejísimo, lleno de matices, y no se presta a simplificaciones fáciles, maniqueas o irresponsables.

La muerte industrializada de millones de mujeres, niños y hombres jamás puede o debe compararse con conflictos étnico-nacionales-religiosos como los del Oriente Próximo. Quien más palestinos ha matado, desde los años 20 del pasado siglo hasta el presente… lo apuntala Rahola… han sido otros árabes… incluyendo a los palestinos mismos, con su larga lista de dirigentes corruptos y criminales (el difunto señor Arafat recibió una mención de “honor”).

Con el gobierno español, aprovechando la presencia del Señor Embajador, Pilar fue implacable… no pasando por alto el ya infame episodio del Sr. Rodríguez Zapatero con su pañuelito palestino al cuello, y un comentario que ella misma le ha dicho personalmente al Canciller Moratinos: “a usted le gustan los judíos, sobre todo los que ya no respiran…”

Como catalana al fin, sus comentarios no dejaron indemne a los gobernantes de la Autonomía catalana, recordando cómo el mismísimo Ministro del Interior de Cataluña estuvo presente en una enorme manifestación de más de 40.000 antijudíos en Barcelona, durante el conflicto de Gaza el año pasado. Muchos de los manifestantes portaban carteles y botones con fotos de Pilar Rahola con dianas de tiro o estrellas de David superpuestas. Algunos de los manifestantes, ante los ojos del ilustre señor ministro encargado del orden en Cataluña, portaron armas ante las cámaras. Pilar recibió amenazas contra su vida, la de sus hijos y su integridad personal, hubo ataques contra sinagogas y contra individuos judíos.

El mensaje principal de Pilar es que, contra el fascismo es relativamente fácil defenderse… el neo-nazi abierto ya indica, claramente, cuál es su posición anti-humana y contraria a los valores democráticos. El dilema principal de las personas de buena voluntad hoy día es cómo enfrentarnos al antisemitismo solapado, disfrazado de “progresía”.

¿Dónde están las manifestaciones masivas frente a las embajadas y consulados de Irán en las grandes ciudades europeas? ¿Dónde están los famosos actores y miembros de la farándula (Bardem recibió “mención de honor”) protestando los abusos contra las mujeres y homosexuales en el mundo islámico, la burla a la voluntad ciudadana en Irán? Pues… brillan por su ausencia… se usan varas diferentes para medir “la intrínseca maldad judía”, y las “respetadas diferencias culturales con el Islam”.

Pilar declaró claramente que ella es perfectamente capaz de criticar muchas cosas en Israel… pero que en este país la prensa es abierta y crítica… el país no es una utopía, pero es el único sitio en este “barrio” donde hay libertades ciudadanas.

En una nota de optimismo importantísimo, la Señora Rahola remarcó que hace apenas cuatro o cinco años, su voz a favor de Israel parecía perdida en un desierto de ignorancia u hostilidad generalizadas en toda Iberia… Pero ha descubierto que hay millares, centenas de miles de españoles decentes que han estado
“escondidos en el armario” sin atreverse a chistar… Pero que ahora sí se están expresando y haciéndose conocer… ¿Existirá una mayoría silenciosa en la Península? Es imposible saberlo… el “disco duro” del ADN hispano tiene muchos virus ancestrales que crean ciertas predisposiciones atávicas contra los judíos… Pero esto puede y debe cambiar… y voces como las de Doña Pilar Rahola son parte de la cura.

Después de un ameno diálogo entre amigos de más de hora y media, Pilar recibió el atronador aplauso de los presentes.

Como judío, me es triste confesar que tenemos relativamente pocos amigos en este planeta… pero los que sí tenemos, los apreciamos y mimamos.

Pilar es merecedora de todos nuestros mimos
El mensaje grabado en el corazón de todos en el auditorio con la presencia de los padres de la oradora era claro. Como Pilar siempre apunta: “no soy judía, ni mi familia es judía… pero sí estoy con ustedes…” En esta ocasión, Pilar demostró que sí es parte de nuestra gran familia… su madre llevaba un bello broche sobre su pecho, en la forma de una estrella de David convirtiéndose en un corazón… Pues sí, Pilar, tú y tu familia son NUESTROS… de ahora y siempre… ¡de todo corazón!

* Jaime Einstein es Vice presidente de la asociación Yad beYad-Caminando juntos

A %d blogueros les gusta esto: