Bolivia celebró Iom Ierushalaim con servicios religiosos y películas de Jerusalem y se prepara para Shavuot

Itongadol.- La comunidad judía de Bolivia celebró Iom Ierushalaim con servicios religiosos y películas sobre Jerusalem y se prepara para festejar Shavuot este fin de semana.

Shavuot or Shavuos is a Jewish holiday that occurs on the sixth day of the Hebrew month of Sivan (late May or early June). It marks the conclusion of the Counting of the Omer and the day the Torah was given to the Jewish people at Mount Sinai. It is one of the shalosh regalim, the three Biblical pilgrimage festivals. The date of Shavuot is directly linked to that of Passover. The Torah mandates the seven-week Counting of the Omer, beginning on the second day of Passover and immediately followed by Shavuot. This counting of days and weeks is understood to express anticipation and desire for the Giving of the Torah. On Passover, the Jewish people were freed from their enslavement to Pharaoh; on Shavuot they accepted the Torah and became a nation committed to serving God.In the Bible, Shavuot is called the Festival of Weeks or Festival of Reaping  and Day of the First Fruits .Since Shavuot occurs 50 days after Passover, Christians gave it the name Pentecost.Photo by Rafael Ben-Ari/Chameleons Eye

Respecto del primero, en La Paz “ha habido una semana de cine, en la cual se han visto antiguas y nuevas películas sobre Jerusalem, con la ayuda del consulado (israelí), para rememorar la Guerra de los Seis Días y la recuperación de la ciudad”, mientras que “el rabino se hizo cargo de la parte religiosa en el marco del Kabalat Shabat porque la comunidad es conservadora-ortodoxa”, contó hoy, miércoles, Ricardo Udler (foto), presidente del Círculo Israelita local, a la Agencia Judía de Noticias (AJN).

“Estos fines de semana el ciclo seguirá”, pero en Shavuot “el rabino hará los rezos y la actividad social será días después”, anticipó.

En tanto, los eventos festivos en Cochabamba -“una comunidad pequeñita, de unas 60 personas”- y Santa Cruz de la Sierra -“que tiene participación de la juventud”- se realizan “pura y exclusivamente en el marco religioso”, completó el líder boliviano.

Respecto de la vinculación con el ámbito político nacional, Udler se alegró por la cómoda elección como gobernador de Tarija, que es “el tercer departamento más importante de Bolivia por los hidrocarburos”, de Adrián Oliva, quien cuando era diputado participó de las actividades de rememoración del atentado a la AMIA que se hacen en Buenos Aires, en julio.

También se mostró esperanzado ante la próxima visita a su país del papa Francisco, dentro de dos meses.

Anuncios

De familia haredi a combatiente

Hodaya Levi, de familia ultraortodoxa, recibe la Medalla de Excelencia en el Día de la Independencia de manos del presidente Reuven Rivlin.

Por Yoav Zitun

rsz_medalla_excelencia1Al crecer, Hodaya Levi nunca pensó que a los 20 años serviría como soldado de las FDI, y definitivamente no como mujer combatiente de infantería. Crecer en una familia haredí (ultraortodoxa), la que hoy es cabo nunca pensó que entraría en el ejército.

El jueves, Día de la Independencia de Israel, Levi fue una de varios soldados en recibir una “Medalla de Excelencia” del presidente Reuven Rivlin.

A los 16 años, Levi comenzó a cuestionar su fe después de haber pasado la mayor parte de su vida estudiando en instituciones ultraortodoxas. El alejamiento de la fe llevó a Levi a perder contacto con su familia.

“He vivido con una amiga o con mi novio desde entonces y me he mudado a varios apartamentos”, dice ella.

A los 18 años, fue eximida de completar su servicio militar debido a su fondo ultra-ortodoxo.

“A los 20 años decidí cancelar la renuncia porque había salido al mundo y entendí que se trataba de mi país y que tenía que ser reclutada y dar mi parte – y, si lo hacía, debía ir al fondo”, dice.

Le tomó tiempo a Levi ser aceptada en una unidad de combate femenina y durante un período de ocho meses canceló su cita para dos funciones generales en el ejército israelí.

Levi sabía que quería ser voluntaria como combatiente.

“Tal vez pensado que no estaba en condiciones de ser combatiente, pero la tercera vez me dieron una carta notificándome que estaba ubicada en el Batallón Caracal (una unidad de combate).”

rsz_de_uniformeLevi se unió a la unidad de combate voluntaria hace un año y completará un servicio largo de tres años.

El comandante de la unidad designó a Levi como su enlace y durante la formación básica y la formación avanzada Levi no se desanimó por nada de lo que le tocó – ni siquiera cuando tuvo que cargar con una máquina de comunicaciones vieja y pesada.

Después de unirse a una unidad estacionada en la frontera con Egipto, Levi participó en las operaciones llevadas a cabo para detener el contrabando de los intentos de infiltrados, contrabandistas y terroristas.

“El servicio es muy difícil y me ha metido en situaciones en las que nunca imaginé que estaría – física y emocionalmente”, dice ella. “No me arrepiento ni por un segundo, porque a pesar de los momentos difíciles descubrí cosas sobre mí misma que nunca pensé que sería capaz de hacer.”

Hoy en día, Levi se considera a sí misma como alguien que mantiene las tradiciones y según dice sus “medias blancas ya no me harán más religiosa.”

“Definitivamente, se puede ser mujer combatiente religiosa. No es fácil, o simplemente, porque uno está en un entorno con personas que no mantienen (la tradición), pero es posible.

“Es más difícil sostener un estilo de vida religiosa en el ejército que ser soldado de combate y el que piensa que puede y quiere también debe hacerlo”.

Hoy Levi espera comenzar el curso de comandante y espera renovar los lazos con sus padres, con los que no ha estado en contacto hace algunos años.

“Espero que con el tiempo, la relación con mis padres se renueve y que se sientan orgullosos de mí.”

Fuente: Enlace Judío México

La Marcha de las Banderas – Ceremonia del Día de la Independencia – 2015

Iom Haatzmaut. Israel celebra su 67º Día de la Independencia

Itongadol/AJN.- Israel pasó del dolor a la alegría anoche cuando le dio la bienvenida a Iom Haatzmaut, su 67º Día de la Independencia, con un encendido de antorchas en el Monte Herzl de Jerusalem.

La ceremonia, que marca oficialmente las celebraciones de este día, se enfocó este año en los israelíes destacados que alcanzaron logros inusuales e inspiradores y han hecho una contribución significativa a la innovación israelí y la excelencia en distintas áreas, incluyendo ciencia y tecnología, defensa, economía, medicina, agricultura, cultura y deportes.
Antes de que estas comenzaran, Herzl Shaul, padre de Oron Shaul, que fue asesinado en una batalla en Saja’iyaa el verano pasado, leyó la plegaria Yizkor (“recordación”) en honor por los soldaos caídos y las víctimas del terrorismo.
Luego el Coronel David Rokani, quien ha comandado la ceremonia por 33 años seguidos, pidió al vocero de la Knesset, Yuli Edelestein, permiso para comenzar. Se elevó la bandera y empezaron las celebraciones por el 67º aniversario de Israel, informó el medio israelí Ynet.
Como es usual, los saludos del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, fueron grabados y emitidos en las pantallas del Monte Herzl. “Primero de todo quiero saludarlos a ustedes, a los soldados de la Fuerza de Defensa de Israel y a todas las fuerzas de seguridad. El verano pasado vimos su espíritu luchador, su camarería y valentía en sus corazones durante la Operación Margen Protector. Son la primera capa de la seguridad e independencia de Israel. Este día miramos a los 67 años de existencia del país con gran orgullo. Miramos hacia adelante con esperanza y plegarias”, dijo.
Por su parte, Edelstein encendió la antorcha central y expresó: “Amo a mi país, pero más que nada amo a su pueblo. Los residentes del centro de Israel y aquellos que viven en la periferia; las personas de los kibbutzim y moshavim; los colonos de Judea y Samaria, y las minorías; el pueblo de las humanidades y la literatura, la academia y el arte. Y sí, también a aquellos que besan la mezuzá y rezan en sepulturas justas”.
Luego 14 israelíes encendieron las 12 antorchas restantes y, al finalizar, actuaron los abanderados de la FDI, quienes formaron distintas imágenes. Al finalizar la ceremonia la municipalidad de Jerusalem lanzó una exhibición de fuegos artificiales.

Iom Haatzmaut. El presidente de Israel y el jefe de la FDI honraron a 120 soldados destacados

Itongadol/AJN.- Esta mañana se llevó a cabo una ceremonia en la Residencia Presidencial en Jerusalem, donde se honró a 120 soldados destacados en un evento que marca el 67º aniversario de la creación del Estado de Israel.

Presidente Rivlin saludando a los soldados

Por primera vez como jefe de la Fuerza de Defensa de Israel, el Teniente General Gadi Eisenkot saludó a los hombres y mujeres de uniforme cuando cada uno se acercaba a recibir una mención y una beca de educación superior.
“Hoy celebramos a todas las voces de la sociedad. Celebramos nuestra libertad de honrar a todas las voces juntas, sin importar nuestras diferencias”, dijo, por su parte, el presidente israelí, Reuven Rivlin, informó el medio The Jerusalem Post. Esta también es su primera ceremonia en su puesto.
“Tenía nueve años cuando se elevó por primera vez la bandera de Israel, una imagen que quedará grabada en mi memoria por siempre. Cada vez que veo una bandera israelí ondeando, mis ojos se llenan de lágrimas. Hoy Israel celebra 67 años de independencia y nuestros corazones se llenan de orgullo”, agregó.
“El Estado de Israel nació de la esperanza”, dijo, invocando las palabras inmortales de Naphtali Herz Imber, poeta judío que escribió el himno nacional. “Od lo avdah tikvatenu (nuestra esperanza todavía no está perdida). Hatikvah bat shnot alpayim” (la esperanza de dos mil años)”, dijo, recitando el Hatikva.
Mirando a los soldados, expresó desde el podio: “Son prueba de que la excelencia de la FDI no se encuentra en su poder sino en su espíritu. El espíritu que pulsa a través de ustedes es esencial no solo para nuestra supervivencia sino para toda nuestra sociedad”.
Más tarde habrá un show musical bajo el título “Todo Israel de Jerusalem”. La atención del público también estará desviada durante el tradicional vuelo del equipo de acróbatas de la Fuerza Aérea de Israel.

ACABADO PESAJ EMPIEZA MIMUNA

¿Qué es Mimuna? Mimuna es un festival celebrado originalmente por judíos marroquíes, pero que se ha sabido expandir en la cultura general israelí. Cada año, esta fiesta comienza durante el final de Pésaj -la pascua judía que conmemora el éxodo de Egipto- y en ella, se comen muchos alimentos que durante Pésaj están prohibidos, especialmente los productos hechos de kemaj, harina.

Y LA TRADICIÓN EN MIMUNA ES COMER MUCHAS COSAS DULCES!!! Mimouna Celebrations in Israel

Seder de Pesaj en el campo de concentración

Las condiciones de vida, en el interior del campo de concentración de Vaihingen eran horribles, sobre todo en el terrible invierno de 1944-1945.

Por Rachel Avraham

Fabricando matzá en el campo nazi

Fabricando matzá en Polonia, antes de la guerra.

Los judíos que vivían en este campo de concentración nazi venían del Ghetto Radom de Polonia y estaban destinados a trabajar como esclavos 12 horas al día sin interrupción.

Construyeron armas, excavaron túneles para los refugios antibombas, y efectuaron numerosos trabajos, sobre todo físicos, para los nazis que intentaban desplazar bajo tierra sus fábricas de armamento a causa de los intensos bombardeos de los aliados.

Las condiciones inhumanas y el trato de los prisioneros en el campo de concentración de Vaihingen eran causa de una tasa de mortalidad de las más altas entre  todos los campos de concentración.

Al principio solo los judíos vivían en el campo, más tarde los prisioneros franceses y alemanes fueron enviados allá también.

Hacia el final de la guerra personas enfermas y al final de sus vidas también fueron enviadas allí.

Pero a pesar del inimaginable sufrimiento que los judíos soportaron, continuaron celebrando el Seder de Pesaj.

Estaban decididos a preservar las tradiciones de sus antepasados, a pesar del riesgo que ello representaba en un campo de concentración nazi.

Un «habitante» del campo, Moshe Perl, cuyo testimonio se conserva en Inferno & Vengeance, había explicado:

«La gente del campo estaba acostumbrada a su miserable suerte. Veían costantemente la muerte ante sus ojos. Pero no se resignaban a comer ‘jamets en Pesaj. Se preguntaban: «Dónde podemos encontrar harina y patatas, y cómo podríamos cocer las matzot?»

Perl encontró una solución: «Poco tiempo antes de Pascua, uno de los SS del campo entró en el taller donde yo pintaba paneles indicadores. Me pidió que pintase dianas ficticias para el entrenamiento. Entonces tuve una idea. Le sugerí confeccionar grande dianas de madera recubiertas de sacos de papel, que estaban disponibles en gran cantidad en el almacén. Le dije que necesitaba harina, mucha harina, para pegar las fotos de soldados a las dianas. Me preguntó cuanta harina y le dije que necesitaría cinco kilos. Mi idea le gustó y dio la orden inmediatamente».

Los judíos cocieron la matzá en secreto, aun sabiendo que morirían si eran capturados.

Perl explica:

«En el campo recogimos vigas de madera. Encontramos una rueda entre mis herramientas con la cual fabricamos la matzá y nuestra «empresa de cocido» entró en su fase activa. Recogimos botellas de vidrio y las lavamos cuidadosamente, limpiamos la mesa con fragmentos de vidrio para amasar la pasta. Cocimos la matzá en mi taller teniendo la puerta y las ventanas herméticamente cerradas. Nuestro problema luego era esconder los matzot que habíamos logrado preparar tomando tales riesgos y encontramos la solución. Los escondimos bajo las tejas del techo del taller».

Cuando llegó la noche del Seder, veinte judíos que vivían en el campo de concentración de Vaihingen pudieron celebrar Pesaj. Además de la matzá comieron patatas y bebieron vino «casero» con agua y azúcar.

Pudieron incluso leer la Hagadá.

Justo antes de la invasión aliada, muchos de estos prisioneros fueron enviados a una marcha de la muerte hacia el campo de concentración de Dachau.

De los prisioneros que quedaron y vieron la liberación de los aliados, 92 de ellos murieron poco después por diversas enfermedades que sufrieron en razón de las condiciones atroces en el interior del campo.

Los nazis fueron capaces de destruir numerosas vidas judías, pero fracasaron en destruir el alma judía y en romper la voluntad indestructible de celebrar el Seder de Pesaj.

Fuente: Enlace Judío México

A %d blogueros les gusta esto: