Pilar Rahola: Y Obama, feliz…

caricaturaHay una enorme diferencia entre ser un buen diplomático y ser un populista que devora titulares. También hay diferencia entre conseguir estabilidad y venderse al diablo. Es cierto que los estados no tienen amigos, sino inte­reses, y que estos nunca se mueven por valores éticos.

Ahí están las amistades con países del petrodólar que vulneran todos los derechos fundamentales, esclavitud de la mujer incluida. Pero aún aplicando el rasero de la realpolitik, siempre hay límites más perversos que otros. Y cuando se cruzan, el mensaje que se envía al mundo es claro: no importa nada. Si en aras del rédito político no se tienen en cuenta las atrocidades, y más cuando los pactos se plantean desde la óptica de un pretendido progresismo, entonces ¿qué nos queda?

Todo ello a cuento del acuerdo con Irán. De lo que sabemos hasta el momento, sabemos que el diablo está en los detalles. O en la falta de ellos. Es evidente que poner en el mercado el 50% del petróleo que Irán tiene varado por culpa de las sanciones -sus reservas lo sitúan el cuarto en la escala mundial- es una alegría para la economía. Y también es un hecho que Rusia tiene avanzado su acuerdo de petróleo por misiles: 500.000 barriles diarios. Pero aquí no se acaba el tema, sobre todo si se abre el capítulo nuclear. Como decía Henry Kissinger en The Wall Street Journal, “Irán ha ido paulatinamente llevando las negociaciones a su terreno”, y lo que ahora está sobre el papel es, desde la perspectiva del control de su potencial nuclear, papel mojado. No olvidemos que Irán ha pasado de tener cien centrifugadoras a veinte mil, ha burlado los verificadores internacionales y está demostrando que la capacidad internacional para controlar sobre el terreno es muy escasa. Y en estas, el acuerdo es muy ambiguo en relación con el tiempo que Irán puede tardar en desarrollar armamento nuclear, lo cual desestabiliza toda la región, especialmente ahora que, además de su papel en la guerra de Siria, ha desembarcado en el campo de batalla yemenita, hostigando a su eterno enemigo saudita. Imaginar que, después del acuerdo, habrá más estabilidad en la zona es no saber nada de la región. O vender humo.

Y luego está lo del inicio, el tema de los derechos y los valores. Lo peor de este acuerdo es que a Irán no se le ha pedido nada, y este nada es muy todo. Ni se le ha pedido que renuncie a destruir a Israel, ni que deje de financiar terrorismo, ni lapidar a mujeres, ni perseguir a homosexuales y a disidentes y a directores de cine, etcétera. Irán puede continuar pisoteando derechos básicos sin que el mundo se inmute, porque nos interesan más sus barriles que sus maldades. No triunfa la paz, ni los derechos, ni la estabilidad. Triunfa el arribismo político, el negocio petrolero y los intereses de los ayatolás. Por eso lo de Obama encantado de haberse conocido con este pacto es una mueca de carne desgarrada.

Fuente: Enlace Judío México

Anuncios

ROLAND J. BEHAR: La gratitud es la memoria del corazón – Opinión – ElNuevoHerald.com

ROLAND J. BEHAR: La gratitud es la memoria del corazón – Opinión – ElNuevoHerald.com.

De acuerdo con Cicerón, “la gratitud no sólo es la más grande de las virtudes, sino que engendra todas las demás”. El gobierno de Israel, a través de la institución Yad Vashem, ha expresado la gratitud de los israelíes y judíos en general hacia los no judíos que, en su momento, arriesgaron vidas, haciendas y familia por haber defendido a judíos en peligro de muerte durante la Segunda Guerra Mundial en diferentes latitudes y de diferentes modos, de acuerdo a sus posibilidades.

El número de los reconocidos como “Justos entre las Naciones” sobrepasa ya los 22,000. Entre los españoles, se destacaron en auxiliar a los judíos a escapar de Francia adonde ocupaban importantes puestos diplomáticos representando al gobierno de Franco, Angel Sanz Briz y Eduardo Propper de Callejón, además de Bernardo Rolland de Miota (cónsul de España en París), José Rojas Moreno (embajador en Bucarest), Miguel Angel de Muguiro (diplomático de la Embajada en Budapest), Sebastián Romero Radigales (cónsul en Atenas), Julio Palencia Tubau, (diplomático de la Embajada en Sofía), Juan Schwartz Díaz-Flores (cónsul en Viena) y José Ruiz Santaella (diplomático de la Embajada en Berlín).

Otras organizaciones judías ofrecen constantemente reconocimiento a personas que se destacan, no sólo en la lucha contra el antisemitismo, sino también a los que alzan sus voces en defensa de la dignidad humana y la libertad donde quiera que sea atacada, ya sea en Ruanda, Irán, Sudán o Darfur.

El Comité Judío Americano ha otorgado el Premio al Valor Moral a Ayaan Hirsi Ali y a Salah Uddin Shoaib Choudhury, el premio de los Medios Masivos de Comunicación a Pilar Rahola, Magdi Allam y Terry George, así como al ex presidente Uribe, el premio de Luz a la Nación por ser un aliado incondicional de Estados Unidos, un buen amigo de Israel y el pueblo judío y un firme creyente en la dignidad humana y el desarrollo humano en Colombia y las Américas.

Por su parte, el Congreso Judío Mundial (AJC) ha reconocido los esfuerzos de musulmanes moderados como Salman Rushdie, Dr. Wafa Sultan, Salim Mansur, Tashbih Sayyed, y Nonie Darwish con el premio a las Voces de Musulmanes Reformadores del Mundo Moderno.

La Liga Anti Difamatoria (ADL) es una organización que desde 1913 lucha por detener la difamación del pueblo judío y por asegurar que haya justicia y un tratamiento imparcial para todos. Uno de sus más importantes galardones es el premio David Pearl, en honor al corresponsal judío norteamericano asesinado por terroristas yemenitas ante las cámaras de televisión. Una vez más en consonancia con esa tradición de gratitud a quienes les defienden, la ADL ha distinguido a la periodista Pilar Rahola con este reconocimiento.

Pilar Rahola, inteligente y elocuente periodista española, fue miembro del Parlamento de su país entre 1993 y el 2000. Sus columnas son ampliamente leídas y difundidas a través del mundo, además de ser una reconocida comentarista de radio y de televisión. Sus citas constituyen material para enciclopedia por la certeza y profundidad de las mismas. “La tiranía totalitaria no se edifica sobre las virtudes de los totalitarios sino sobre las faltas de los demócratas”.

Según sus propias palabras, Pilar Rahola se ha convertido en una “combatiente contra la distorsión de los medios de comunicación y la criminalización actual del Estado de Israel”.

Ella no cesa en su defensa de los derechos de las mujeres que aún viven sojuzgadas. Pilar Rahola hace hincapié en exponer como son sometidas a las absurdas leyes machistas de la Shari’a bajo las dictaduras y monarquías islámicas. Además no ceja en su lucha constante contra el islamofascismo. Quienes hemos tenido el privilegio de conocerla y asistir a sus interesantísimas y dinámicas conferencias, no podemos resistirnos a su encanto, por la humana y accesible manera con que plantea sus criterios.

Mark Twain notaba el curioso fenómeno del contraste entre la abundancia de incidentes donde los hombres demostraban valentía o coraje físico yuxtapuesto a lo poco común que se proyecta el valor o coraje moral. ¡Curioso y lamentable! Mientras los actos de valor o coraje físico usualmente inciden sobre los que los presencian, por su parte el coraje moral transciende fronteras, tiempos y espacios.

Gracias a todos los que en cualquier latitud arriesgan su seguridad, su vida y su confort demostrando su coraje moral con la defensa de causas justas de la humanidad aunque no estén de moda. ¡Gracias, Pilar Rahola!

Read more: http://www.elnuevoherald.com/2010/10/22/823886/roland-j-behar-la-gratitud-es.html#ixzz1365Y6N5x

El Obama beduino de Israel

13 AGO 2010 07:34
Sal Emergui

http://www.elmundo.es/blogs/elmundo/orienteproximo/2010/08/13/el-obama-beduino-de-israel.html


En su hospitalaria tienda, un viejo beduino me dijo hace cinco años: “Un beduino no puede vivir sin cigarros, café y su mujer”. Ismail Khaldi añade un cuarto ingrediente: la diplomacia. A sus 38 años, es el primer diplomático beduino israelí. De una modesta tienda en su aldea natal de Khawalid (norte de Israel) a una selecta residencia de San Francisco donde en los últimos dos años ha sido vicecónsul de Israel. De un poblado sin electricidad a elegantes cóctels con líderes internacionales. De nómada en su tierra a nómada en el mundo.

Ismail tiene cierto aire al presidente norteamericano Barack Obama al que imita rompiendo moldes, superando obstáculos y cosechando curiosidad. Y, claro, escribiendo una biografía. “El diario de un pastor”, es el recorrido de un hombre que demuestra que es posible ser beduino, israelí, musulmán, árabe, pastor, académico y diplomático de Israel. Como él mismo confiesa, “desde pequeño vivo entre el mundo musulmán y el judío, entre Occidente y Oriente, entre lo moderno y lo tradicional, entre lo secular y lo religioso”.

¿Cómo le han tratado en Estados Unidos?, le preguntamos. “Muy bien aunque reconozco que mi historia personal desconcertó a muchos. Además no es fácil representar a Israel en un clima internacional tan hostil y basado en la propaganda”. Nunca olvidará, por ejemplo, su intervención en la Universidad de Berkeley: “Fui invitado a un debate con un profesor libanés que da clases en esa universidad. Su único discurso era atacar a Israel. Se negó incluso a darme la mano. Me quedé de piedra ya que el objetivo era intercambiar ideas. A muchos estudiantes les molestó que un árabe defendiera la democracia israelí. Las minorias aqui viven muchísimo mejor que en el resto de Oriente Medio”.

Pero añade: “Ojo, yo no fui a Estados Unidos para decir que Israel es perfecto. No somos una democracia perfecta. Hay muchos defectos y desigualdades como en otros países y en muchos casos los árabes israelíes no reciben el mismo trato. Claro que hay diferencias y cosas que cambiar pero también hay mucha hipocresía y odio hacia Israel. Los medios de comunicación describen la realidad en base a prejuicios e ignorancia. Es evidente que hay un conflicto y que debemos solucionarlo. Ojalá haya paz en esta zona y los palestinos tengan un Estado democrático pero no entiendo por qué siempre hay un dedo acusador hacia Israel, pase lo que pase”.

Cuenta que “algunos estudiantes en Estados Unidos ignoraban que Israel goza de libertad de credo. No toleraban que yo apoyara al Estado judío sin ser judío. En algunos campus, intentaron silenciarme”. Sonríe cuando recuerda el encuentro con una anciana judía de San Francisco. “Me preguntó cómo es posible que yo sea embajador israelí siendo musulmán y árabe. La señora no era del todo consciente que en el Estado de los judíos hay un 20% de árabes”.
Ismail Khaldi en Jerusalén (Sal Emergui)

Orgulloso de ser una persona “badiya” (del desierto), no oculta sus orígenes. Todo lo contrario. Recuerda que de niño tenía que recorrer cada mañana a pie varios kilómetros para llegar al colegio. “Mi padre me decía que debía ir a la universidad y visitar la Casa Blanca. No estoy seguro que él sabía lo que era la Casa Blanca”. El hogar de los Khaldi era la atracción del pueblo ya que disponían de la única televisión. “14 pulgadas… funcionaba gracias a la batería del jeep ya que el pueblo no tenía electricidad”, evoca con nostalgia.

En un colegio árabe de Haifa, se sintió diferente. “Mis compañeros árabes no beduinos sentían hostilidad hacia el país en el que vivían y pertenecían a movimientos palestinos. Mi compañero de pupitre se consideraba ´un palestino árabe que vive en Israel´. Yo, en cambio, me definía como beduino israelí. Entre los profesores había un sentimiento antiisraelí”, dice. Le gritaron “traidor” cuando respetó el minuto de silencio en el día de recuerdo de los muertos israelíes en las guerras y atentados.

Su primer viaje al extranjero fue nada más y nada menos que a Nueva York donde se sintió como Cocodrilo Dundee. Al volver a su poblado, su abuela le preguntó: “¿Tienen ovejas?”.

Tras hacer el servicio militar y graduarse en la Universidad de Tel Aviv, se presentó al curso diplomático. Al tercer intento, aprobó el examen y fue aceptado en el Ministerio de Exteriores donde defiende con pasión a Israel sin renunciar a su identidad beduina y árabe. A diferencia de Obama, no tiene aspiraciones políticas.

Sabe que hace historia al ser el primero en 62 años. ¿Considera que Israel tendrá algún día un jefe de Gobierno no judío? “Teóricamente es posible pero yo no veo que se produzca en los próximos años. Israel es un Estado con mayoría judía y con un carácter judío declarado”, nos responde.

En una conferencia (S.E)

Reconoce que “ser beduino en una sociedad tan moderna como Israel tiene sus complicaciones. No bebemos alcohol ni llevamos camisetas y pantalones cortos, tampoco vamos a discotecas. Yo nunca fui de joven al cine o un pub. Siempre comíamos en casa”. Se refiere a sus padres, abuelos, primos y 10 hermanos.

A los 38 años, sigue sintiéndose un pastor: “Quizás haya visto más mundo que mis amigos de infancia pero yo nunca olvido las sabias lecciones que aprendí en Khawalid como hospitalidad, paciencia y fidelidad”.

Quizás Ismail ha elegido el trabajo más adecuado a sus orígenes. El diplomático es un nómada por antonomasia. Con más electricidad y una casa habitualmente espaciosa pero a fin de cuentas, un nómada. Como Ismail.

Las Cámaras de Gas – una idea americana

El asesinato de los nazis de Judíos, comunistas y gitanos en cámaras de gas era una idea americana

Lo creas o no, el asesinato de los nazis de Judíos, comunistas y gitanos utilizando cámaras de gas era en realidad una idea americana.

Según San Francisco Chronicle escribió en 2003:

el concepto de un amo blanco, rubio, de ojos azules, de raza nórdica no se originó con Hitler. La idea fue creada en los Estados Unidos, y se cultiva en California, décadas antes de que Hitler llegara al poder. Los eugenistas de California desempeñaron un importante, aunque poco conocido, papel en la campaña del movimiento eugenésico americano para la limpieza étnica.

La eugenesia es la pseudociencia encaminada a “mejorar” la raza humana. En su forma extrema, racista, esto significaba acabar con todos los seres humanos considerados “no aptos”, conservando sólo aquellos que se ajustaban a un estereotipo nórdico. Elementos de la filosofía fueron consagrados como política nacional por la esterilización forzada y las leyes de segregación, así como las restricciones del matrimonio, promulgada en 27 estados. En 1909, California se convirtió en el tercer estado en aprobar esas leyes. En última instancia, los profesionales de la eugenesia coercitivamente esterilizaron a unos 60.000 estadounidenses, prohibieron el matrimonio de miles segregados en “colonias”, y persiguieron a un número incalculable de ellos en formas que recién estamos conociendo. Antes de la Segunda Guerra Mundial, casi la mitad de las esterilizaciones forzadas se realizaron en California, e incluso después de la guerra, el estado representaba un tercio de todas las cirugías de este tipo.

California era considerado como un epicentro del movimiento eugenésico americano. Durante las primeras décadas del siglo 20, los eugenistas de California incluyeron a potentes pero poco conocidos científicos racistas, tales como el Dr. Paul Popenoe especialista en enfermedades venéreas del Ejército, el magnate de cítricos Paul Gosney, el banquero de Sacramento Charles Goethe, así como miembros de la Junta de Beneficencia y Correcciones y la Junta de Regentes de la Universidad de California  del estado de California.

La eugenesia habría sido un extraño tema de conversación de no haber sido por la amplia financiación de empresas filantrópicas, específicamente de la Institución Carnegie, la Fundación Rockefeller y la fortuna de ferrocarriles Harriman. Todos estaban en connivencia con algunos de los científicos más respetados de Estados Unidos de tales prestigiosas universidades como la Stanford, Yale, Harvard y Princeton. Estos académicos abrazaron la teoría de la raza y la ciencia racial, y luego fingieron y tergiversaron datos para servir a los propósitos racistas de los eugenestias.

El Presidente de Stanford David Starr Jordan dio origen a la noción de “raza y sangre” en su epístola racial de 1902 “Sangre de una Nación”, en la que el erudito universitario declaró que las cualidades humanas y condiciones tales como el talento y la pobreza se traspasan a través de la sangre.

En 1904, la Institución Carnegie estableció un complejo de laboratorios en Cold Spring Harbor en Long Island que almacena millones de fichas sobre los estadounidenses comunes, como investigadores cuidadosamente planearon la remoción de las familias, linajes y pueblos enteros. Desde Cold Spring Harbor, defensores de la eugenesia agitaron las legislaturas de los Estados Unidos, así como los organismos sociales de servicios y asociaciones de la nación.

La fortuna de ferrocarriles Harriman pagaron a organizaciones benéficas locales, tales como la Oficina de Industrias e Inmigración de Nueva York, para buscar judíos, italianos y otros inmigrantes en Nueva York y otras ciudades turísticas y someterlos a la deportación, la reclusión o la esterilización forzada.

La Fundación Rockefeller ayudó a fundar el programa eugenésico alemán e incluso financió el programa en el que Josef Mengele trabajó antes de ir a Auschwitz.

Gran parte de la dirección espiritual y la agitación política por el movimiento eugenésico de América vino de sociedades eugenésicas cuasi-autónomas  de California, como la Fundación de Mejoramiento Humano de Pasadena  y la rama de California de la Sociedad de Eugenesia Americana, que coordinó gran parte de su actividad con la Sociedad de Investigación de la Eugenesia  en Long Island. Estas organizaciones – que funcionaron como parte de una densa red – publicaron boletines eugenésicos racistas y revistas pseudocientíficas, como Eugenesia y Noticias Eugenésicas, utilizadas para la propaganda nazi.


***

El método más comúnmente sugerido de eugenicidio en los Estados Unidos era una <strong> “cámara letal” </ strong> o cámaras de gas operadas pública y  localmente. En 1918, Popenoe, el especialista en enfermedades venéreas del Ejército durante la Primera Guerra Mundial, co-escribió el libro de texto ampliamente usado, <strong> “Eugenesia Aplicada”<strong>, que argumentaba,

<blockquote> <strong> “Desde el punto de vista histórico, el primer método que se presenta es la ejecución… Su valor en mantener el estándar de la raza no debe ser subestimado.” </ strong> </ blockquote>

<strong> “Eugenesia Aplicada” </ strong> también dedicaba un capítulo a <strong> “La Selección letal ” </ strong>, que operaba <strong> “a través de la destrucción de la persona por alguna característica adversa del medio ambiente, tales como > excesivo frío, o bacterias, o deficiencias corporales. “</ strong

Los racistas eugenésicos creían que la sociedad norteamericana no estaba dispuesta a aplicar una solución letal organizada. Sin embargo, muchas instituciones de salud mental y los médicos practicaron improvisada la  letalidad médica y la eutanasia pasiva por su cuenta. Una institución en Lincoln, Illinois, alimentó a los pacientes que acudían con  leche de vacas   tuberculosas creyendo que un individuo eugenésicamente fuerte sería inmune. Las tasas de fallecimiento de Lincoln fueron del treinta al 40 por ciento anual. Algunos médicos practicaron eugenicidio pasivo a un recién nacido por vez. Otros médicos en instituciones mentales participaron en descuidos letales.

***

Incluso la Corte Suprema de los EE.UU.  suscribió aspectos de la eugenesia. En su infame decisión de 1927, Oliver Wendell Holmes de la Corte Suprema de Justicia,  escribió,

<blockquote> <strong> “Es mejor para todo el mundo, si en lugar de esperar a ejecutar degenerados descendientes de la delincuencia, o dejarlos morir de hambre por su imbecilidad, que la sociedad pueda evitar a quienes sean manifiestamente impropios de continuar su especie… Tres generaciones de imbéciles son suficientes “. </ Strong> </ blockquote>

Esta decisión abrió las puertas para que miles de personas fueran esterilizadas o coercitivamente perseguidas como infrahumanas. Años más tarde, los nazis en los juicios de Nuremberg citaron las palabras de Holmes en su propia defensa.

Sólo después de que la eugenesia se afianzara en los Estados Unidos se trasladó la campaña a Alemania, en no poca medida gracias a los esfuerzos de los eugenistas de California, que publicaron folletos idealizando la esterilización y los distribuyeron a funcionarios y científicos alemanes.

Hitler estudió las leyes estadounidenses de eugenesia. Él trató de legitimar su antisemitismo medicalizándolo, y envolviéndolo en la más sabrosa fachada seudocientífica de la eugenesia. Hitler fue capaz de reclutar a más seguidores entre los alemanes razonable al afirmar que la ciencia estaba de su lado. El odio racista de Hitler surgió de su propia mente, pero el concepto intelectual de eugenesia que Hitler adoptó en 1924 fue elaborado en Estados Unidos.

Durante los años 20, los científicos eugenésicos de la Carnegie Institution  cultivaron relaciones personales y profesionales profundas con los eugenistas fascistas de Alemania. En <strong> “Mein Kampf”, </ strong> publicado en 1924, Hitler citó la ideología estadounidense eugenésica y abiertamente mostró un conocimiento profundo de la eugenesia americana.

<blockquote> <strong> “En la actualidad existe un estado”, </ strong> escribió Hitler, <strong> “en el que al menos un débil comienzo hacia una concepción mejor (de la inmigración) es notable. Por supuesto, no es nuestra modélica República Federal Alemana, sino los Estados Unidos. “</ strong>
</ Blockquote>

Muertos en las cámaras de gas

***

Durante los primeros años del Reich, los eugenistas de América acogió con beneplácito los planes de Hitler como el lógico cumplimiento de sus décadas de investigación y de esfuerzo. Los eugenistas de California volvieron a publicar propaganda nazi para el consumo estadounidense. También organizaron exposiciones científicas nazis, tales como el panel en el Museo del Condado de Los Angeles en agosto de 1934 , para la reunión anual de la American Public Health Association.

En 1934, dado que las esterilizaciones en Alemania se estaban acelerando más allá de 5.000 por mes, el líder de la eugenesia en California CM Goethe, a su regreso de Alemania, se jactó fervientemente ante un colega,

<blockquote> <strong> “Te interesará saber que tu trabajo ha desempeñado un papel importante en la formación de opinión del grupo de intelectuales que están detrás de Hitler en este programa de los que hacen época. En todas partes me di cuenta de que sus opiniones han sido tremendamente estimuladas por el pensamiento norteamericano… Quiero, mi querido amigo, llevar este pensamiento contigo durante el resto de tu vida, que realmente han sacudido a la acción a un gran gobierno de 60 millones de personas. “</ strong> </ blockquote>

***

Más que proporcionar la hoja de ruta científica, América financió a las  instituciones eugenésicas de Alemania.

En 1926, Rockefeller donó unos 410.000 dólares – casi $ 4 millones en dinero de hoy – a cientos de investigadores alemanes. En mayo de 1926, Rockefeller otorgó $ 250,000 para la creación del Instituto Kaiser Wilhelm de Psiquiatría. Entre los psiquiatras de vanguardia del Instituto Alemán de problemas psiquiátricos estaba Ernst Rudin, quien se convirtió en director y, finalmente, en arquitecto de la sistemática represión médica de Hitler.

Otro que participó en el complejo del Instituto Kaiser Wilhelm de instituciones de la eugenesia fue el Instituto de Investigaciones sobre el Cerebro. Desde 1915,  había funcionado en una habitación individual. Todo cambió cuando llegó el dinero de Rockefeller en 1929. Una donación de 317.000 dólares permitió al instituto construir un edificio principal y convertirse en el centro de biología de la raza alemana. El instituto recibió subvenciones adicionales de la Fundación Rockefeller en los años siguientes. Liderando el instituto, una vez más, estuvo el secuaz médico de Hitler Ernst Rudin. La organización de Rüdin se convirtió en el director y principal destinatario de la experimentación y la investigación criminal realizada en Judios, gitanos y otros.

A partir de 1940, miles de alemanes tomados de hogares de ancianos, instituciones mentales y otros centros de detención fueron gaseados sistemáticamente. Entre 50.000 y 100.000 murieron eventualmente.

Whitney León, secretario ejecutivo de la Sociedad de Eugenesia Americana, declaró del nazismo: “Mientras nosotros merodeábamos en punta de pie … los alemanes estaban llamando a las cosas por su nombre.”

El beneficiario de la financiación especial de Rockefeller fue el Instituto Kaiser Wilhelm de Antropología, Herencia Humana y Eugenesia en Berlín. Durante décadas, los eugenistas americanos habían anhelado gemelos para avanzar en sus investigaciones sobre herencia.

El Instituto estaba preparado para llevar a cabo dicha investigación en un nivel sin precedentes. El 13 de mayo de 1932, la Fundación Rockefeller en Nueva York envió un radiograma a su oficina de París: REUNIÓN EN JUNIO DEL COMITÉ EJECUTIVO NUEVE MIL DÓLARES DURANTE UN PERIODO DE TRES AÑOS   KWG INSTITUTO DE ANTROPOLOGÍA PARA LA INVESTIGACIÓN DE GEMELOS  Y EFECTOS EN GENERACIONES POSTERIORES DE SUSTANCIAS TÓXICAS  PARA GERMOPLASMA.

En el momento de la dotación de Rockefeller, Otmar Freiherr von Verschuer, un héroe en los círculos de la eugenesia americana, funcionaba como jefe del Instituto de Antropología, Herencia Humana y Eugenesia. La financiación de dicho instituto por Rockefeller continuó, tanto directamente como a través de otros conductos de investigaciones durante el principio del mandato de Verschuer. En 1935, Verschuer abandonó el instituto para formar una instalación de la eugenesia rival en Frankfurt que fue muy elogiada en la prensa eigenética estadounidense. La investigación sobre los gemelos en el Tercer Reich explotó, respaldada por decretos del Gobierno. Verschuer escribió en Der Erbarzt, un diario de médicos eugenéticos que él editaba, que la guerra de Alemania daría lugar a la <strong> “solución total al problema judío.” </ Strong>

Verschuer tuvo un asistente permanente. Su nombre era Josef Mengele.

***

Ejecutivos del Rockefeller nunca conocieron a Mengele. Con pocas excepciones, la fundación había dejado todos los estudios de la eugenesia en la Europa ocupada por los nazis antes que la guerra estallara en 1939. Pero para entonces la suerte estaba echada. Los hombres con talento que  Rockefeller y Carnegie financiaban, las grandes instituciones que ayudaron a establecer, y la ciencia que ayudaron a crear adquirieron un impulso científico propio.

Como Michel Crichton escribió en 2004:

Sus partidarios incluían a Theodore Roosevelt, Woodrow Wilson, y Winston Churchill. Fue aprobado por Oliver Wendell Holmes y Louis Brandeis de la Corte Suprema, que falló en su favor. Los nombres famosos que apoyaron incluyeron a Alexander Graham Bell, inventor del teléfono; la  activista Margaret Sanger, el botánico Luther Burbank, Leland Stanford, fundador de la Universidad de Stanford; el novelista HG Wells, el dramaturgo George Bernard Shaw, y cientos más. Ganadores del Premio Nobel le dieron apoyo. La investigación fue respaldada por las Fundaciones Carnegie y Rockefeller. El Instituto Cold Springs Harbour  fue construido para llevar a cabo esta investigación, pero un trabajo importante se llevó a cabo también en Harvard, Yale, Princeton, Stanford y la Universidad Johns Hopkins. La legislación para abordar la crisis fue aprobada en los Estados de Nueva York a California.

Estos esfuerzos contaban con el apoyo de la Academia Nacional de Ciencias, la American Medical Association y el National Research Council. Se llegó a decir que si Jesús estuviera vivo, habría apoyado este esfuerzo.

Con todo, la investigación, la legislación y la formación de la opinión pública en torno a la teoría se prolongó durante casi medio siglo. Los que se opusieron a la teoría fueron abucheados y llamados reaccionarios, ciegos a la realidad, o simplemente ignorantes. Pero en retrospectiva, lo sorprendente es que tan pocas personas se opusieron.

***

El plan consistía en identificar a las personas que eran débiles mentales — se acordó que los Judios eran en gran medida débiles mentales, pero también lo eran muchos extranjeros, así como los negros — y en evitar que se reproduzcan por el aislamiento en instituciones o esterilización.

***

Estos puntos de vista eran ampliamente compartidos. HG Wells habló en contra de <strong> “enjambres mal preparados de ciudadanos inferiores”. </ Strong> Theodore Roosevelt dijo que “<strong> La sociedad no tiene por qué permitir que degenerados reproduzcan su especie.” </ Strong> Luther Burbank < strong> “Basta de permitir que los criminales y los débiles se reproduzcan.” </ strong> George Bernard Shaw dijo que la eugenesia no podía salvar a la humanidad.

***

La investigación de la eugenesia  fue financiada por la Fundación Carnegie, y más tarde por la Fundación Rockefeller. Este último fue tan entusiasta que incluso después que el centro de esfuerzos eugenéticos se trasladara a Alemania, y se involucró en la gasificación de individuos de instituciones psiquiátricas, la Fundación Rockefeller continuó financiando investigadores alemanes a un nivel muy alto. (La fundación estaba en silencio al respecto, pero todavía financiaban la investigación en 1939, sólo meses antes del inicio de la Segunda Guerra Mundial).

Antes de abandonar Auschwitz los nazis destruyeron las cámaras de gas

Desde la década de 1920, los eugenistas americanos estaban celosos porque los alemanes habían tomado el liderazgo del movimiento sin ellos. Los alemanes eran admirablemente progresistas. Crearon casas de aspecto corriente, donde “los deficientes mentales” eran traídos y entrevistados uno por vez, antes de ser conducidos a una habitación trasera, que era, de hecho, una cámara de gas. Allí, fueron gaseados con monóxido de carbono, y sus cuerpos desechados en un crematorio ubicado en la propiedad.

Finalmente, este programa se expandió a una vasta red de campos de concentración situados cerca de las líneas de ferrocarril, lo que permitía el transporte eficiente y matar a diez millones de indeseables.

Después de la Segunda Guerra Mundial,  no había nadie en la eugenesia, ni nadie había estado en la eugenesia. Los biógrafos de los célebres y poderosos no traspasaban los atractivos de esta filosofía a sus súbditos, y a veces no lo mencionaban en absoluto. La eugenesia dejó de ser un tema para las aulas de la universidad, aunque hay quien afirma que sus ideas siguen teniendo vigencia en forma encubierta.

***

La comunidad científica, tanto en Estados Unidos como en Alemania no montó ninguna protestade apoyo . Todo lo contrario. En Alemania, los científicos rápidamente cayeron en línea con el programa. Los investigadores modernos alemanes han vuelto a revisar los documentos nazis de la década de 1930. Esperaban encontrar directivas diciendo a los científicos lo que la investigación debía hacer. Pero ninguna fue necesaria. En palabras de Ute Deichman, “Los científicos, incluidos los que no eran miembros del partido] nazi [ayudaron a conseguir financiación para su trabajo a través de su comportamiento modificado y la cooperación directa con el Estado.” Deichman habla del  <strong> “papel activo de los propios científicos en materia de política racial nazi … donde] [investigación tuvo como objetivo confirmar la doctrina racial … sin presión externa puede ser documentado.” </ Strong> Los científicos alemanes han ajustado sus intereses de investigación a las nuevas políticas. Y los pocos que no se ajustaban han desaparecido.

Apéndice 1, Estado de miedo (Avon 2004).

Nota: Obviamente, no todos los estadounidenses se adhirieron a las locas teorías eugenésicas.

EMMA LAZARUS – LA HISTORIA DE UN POEMA

En 1654, veinte y tres judíos de origen hispano-portugués llegaban al pequeño puerto holandés de New Amsterdam. Eran judíos salidos de Recife, Pernambuco, en Brasil, después de la expulsión de los holandeses de la región. Ya habían sufrido los horrores del cerco de Recife por las tropas hispano-portuguesas, tan dolorosamente descritos por el Rabino Isaac Aboab da Fonseca, en un poema en hebreo, que se tornó, históricamente, la primera obra escrita en la lengua sagrada en tierras de América.
Era natural que hubieran escogido el puerto holandés por el hecho de que eran todos originarios de la gran colectividad judía-portuguesa de Amsterdam. No fueron bien recibidos por el gobernador holandés Peter Stuyvesand, que deseaba repatriarlos. Entretanto, gracias al peso económico y político de la comunidad de Amsterdam y su influencia junto a la Compañía Holandesa de las Indias Occidentales, fue obligado el gobernador a aceptarlos y darles protección.
Pasando, más tarde, el dominio de la región a manos de los ingleses, New Amsterdam se transformó en Nueva York. Así es que quedó como un marco en la historia la llegada de los primeros judíos a América del Norte, representado por ese pequeño grupo de veintitres personas que, a pesar de tempestades, capturas por piratas y después de mil peripecias, consiguió llegar a la isla de Manhattan. Son ellos los Costa, los Benjamim, los Cardozo, los Córdoba, los Gomes, los Henriques, los Levy, los Mendoça, los Nathan, los Pinto, teniendo como líder el Rabino Seixas. No tardaron en fundar la Congregación Shearith Israel que, después de diversos cambios, a través del tiempo, existe hasta hoy, noble y bella, en la Calle 70 con Central Park West, en Nova York. Han conservado siempre el rito portugués en sus oraciones y una rigurosa línea ortodoxa.
Por vuelta de 1875, encontramos como uno de los miembros de la Congregación Shearith Israel, a Emma Lazarus. Era hija de Moses y Esther (Nathan) Lazarus. La familla Nathan siempre hizo cuestión de declarar que podían trazar directamente sus ascendientes hasta el grupo de los veintitres judíos de Pernambuco que llegaron a lo que era entonces New Amsterdam. Aunque de descendencia sefaradí y ostensiblemente ortodoxa, la familla no participaba activamente de la vida comunitaria judía en la sinagoga.
Emma Lazarus nació en Nueva York en 22 de julio del 1849, y murió en la misma ciudad en 19 de noviembre del 1887. Aún muy joven, educada por tutores particulares, demostró su talento para la literatura. Se reveló como una poetisa de extrema sensibilidad y, sin duda alguna, forma parte de la galería de los grandes poetas americanos. Dedicó poemas a Ralph Waldo Emerson, a quien llamaba amigo.
Los infortunios, las persecuciones, los pogroms que sufrieron los judíos de Rusia, despertaron en Emma una profunda emoción y la llevó a sugerir y, en parte ejecutar, planes de beneficencia para aquellos que, miserables, hambrientos, enfermos y en trapos, llegaban a las orillas americanas.
Despertada para el judaísmo y los destinos de su pueblo, se dedicó seriamente al estudio de la Biblia y de la lengua hebrea. Escribió, entonces, varios trabajos, como The Banner of the Jew, The Choice, The New Ezequiel. En el año de su muerte, escribió el emocionado poema Por las Aguas de Babilonia: Pequeños Poemas en Prosa. En ese poema Emma hace brillar el fuego solemne de la literatura profética del judaísmo, y es él su mayor grito de afirmación de la historia de su pueblo ahora ligado a América. Fue también una notable traductora de Heine y sus versiones de los poemas del gran poeta judío alemán, para el inglés son consideradas las mejores que se hicieron hasta hoy.
Emma Lazarus fue una gran luchadora por los derechos del hombre y escribió diversos artículos para las más importantes revistas americanas. Debemos destacar “Una Epístola a los Hebreos” (The American Hebrew), artículo en el cual considera urgente una educación técnica y judía para los judíos y se coloca entre aquellos que luchaban por una nacionalidad judía independiente y la emigración de los judíos para Palestina.

Emma Lazarus era prima-hermana de Benjamim Nathan Cardozo, también descendiente del famoso grupo de los veintitres, y que llegó al mas alto grado en el mundo jurídico norteamericano al tomar parte como miembro de la Corte Suprema de los Estados Unidos de América. Benjamim Cardozo, de mente abierta y espíritu liberal, fue uno de los grandes pilares de la formación de la jurisprudencia americana en numerosos casos de importancia nacional. Sus decisiones son hasta hoy consultadas por los estudiosos, que admiran su cultura y su comprensión del alma humana y de los derechos de ciudadanía y del rol del Estado.

En cierta ocasión, la Congregación Shearith Israel pasó por una crisis con respecto de la orientación religiosa que debería adoptar. Una parte de la comunidad era favorable al reformismo judío, exigía una mudanza de rumbo. Fue entonces que Benjamim Cardozo, ardorosamente, con emoción y calor, defendió la permanencia de la Congregación dentro de los principios ortodoxos: “Quedaremos y seguiremos los caminos que nuestros padres nos enseñaron.”

Emma Lazarus tuvo el honor póstumo de tener su poema escogido para ser corporificado en la base de la Estatua de la Libertad en el año del 1901. Con los ojos hacia las muchedumbres de refugiados y miserables que venían a las tierras de América, escribió:

“EL NUEVO COLOSO”

No como el gigante de bronce de la fama griega
De conquistadores miembros a horcajadas de tierra a tierra;
Aquí en nuestras puertas del ocaso bañadas por el mar, se yergue
Una poderosa mujer con una antorcha, cuya llama
Es el relámpago aprisionado, y su nombre,
Madre de los exiliados. Desde su mano de faro
Brilla la bienvenida para todo el mundo; sus apacibles ojos dominan
El puerto de aéreos puentes que enmarcan las ciudades gemelas,
“¡Guarden, antiguas tierras, su pompa legendaria!” grita ella
Con silenciosos labios. “Dame tus cansadas, tus pobres,
Tus hacinadas multitudes anhelantes de respirar en libertad,
El desdichado desecho de tu rebosante playa,
Enviá a estos, los desamparados que botó la ola, a mi’
¡Yo alzo mi lámpara detrás de la puerta dorada!”

Y así quiso el destino y la voluntad del Eterno que una judía sefaradí, de descendencia portuguesa, a las márgenes del río Hudson haya escrito el poema cantando a la libertad que ya había soñado hace muchos siglos para sus ascendientes que salieron de las orillas del río Capiberibe en Recife. Que esta unión entre el Recife de Pernambuco y de Brasil y la antorcha de la libertad de Nueva York, de la libertad soñada por Emma Lazarus, se consubstancie en la tolerancia por el diferente y en el entendimiento entre los hombres de buena voluntad.

Fuente: http://www.sionlatino.hostzi.com/

A %d blogueros les gusta esto: