Israel. Manifestantes árabes atacaron un micro con rocas y bombas caseras en la región de Binyamin

Itongadol/AJN.- Manifestantes árabes atacaron con piedras y bombas caseras a un autobús que viajaba por la autopista 437 entre las comunidades de Adam y la aldea árabe de Hizma en la región de Binyamin, Israel. 

El conductor se encuentra levemente herido y muchos pasajeros quedaron en shock. Paramédicos de Magen David Adom trasladaron al conductor al hospital Hadassah en Jerusalem.
Dvir Adani, un paramédico voluntario de la unidad Hatzalah, dijo que “iba manejando detrás del autobús cuando se cruzaron varios jóvenes que estaban al costado de la calle y comenzaron a arrojar bombas caseras y rocas, tanto a mi auto como al autobús. El conductor del autobús continuó manejando a pesar de las heridas producidas por el vidrio roto”.
“Llamé a fuerzas adicionales de la policía y el ejército  y seguí conduciendo hasta que el autobús se detuvo cerca de la comunidad Adam”, continuó. “Junto a otros voluntarios atendimos al conductor y a varios pasajeros que sufrieron ataques de pánico y heridas leves por los vidrios rotos”, remarcó.
Las Fuerzas de Defensa están revisando la zona para dar con los atacantes.
Este ataque de ayer se produjo varias horas después de que un terrorista apuñalara a un gendarme cerca de la Puerta de Damasco, en la vieja ciudad de Jerusalem. La víctima de 20 años, está en estado crítico y se encuentra luchando por su vida en el hospital Shaare Tzedek en Jerusalem, informó el medio israelí Arutz Sheva.

Ex Presidente sudafricano que ayudó a terminar con el apartheid se opone al boicot contra Israel

Itongadol/AJN.-El ex mandatario Frederik de Klerk, el último presidente blanco de Sudáfrica, expresó en dialogo con una radio israelí que se opone a las sanciones o al boicot contra Israel y que las sanciones contra Sudáfrica solo sirvieron para retrasar la reforma y lastimar a la población negra más de lo que ya sufrió a manos de la población blanca.


“Las sanciones son más contraproducentes que útiles para cambiar el curso que toma cualquier país”, explicó durante la entrevista y opinó que el boicot solo sirve para hacer que las sociedades que boicotean sean más extremas y así acallar las voces de los moderados. 

Además rechazó la comparación del apartheid sudafricano con Israel: “Pienso que esa comparación es odiosa, no me gustaría hacer comparaciones directamente. Prefiero el dialogo y la negociación como la mejor manera de que un gobierno cambie de actitud”.

De Klerk fue el último presidente blanco bajo el régimen del apartheid, aliándose con Nelson Mandela, quien lo sucedió en la presidencia.

Un israelí fue asesinado y otro herido en un ataque de terroristas palestinos en la Margen Occidental

Itongadol/AJN.- Dos israelíes fueron evacuados al hospital Tel HaShomer luego de que un terrorista palestino disparara contra su vehículo.


Una de las víctimas falleció luego de haber sufrido heridas críticas por un ataque en un camino de tierra cercano a la población de Dovlev, en la Margen Occidental.

Los dos israelíes de 25 años viajaban por la zona en su vehículo cuando un palestino les pidió que se detuvieran como si necesitara ayuda, antes de abrir fuego contra ellos. Paramédicos del Maguén David Adom (versión israelí de la Cruz Roja) y gran cantidad de tropas de las Fuerza de Defensa de Israel corrieron al lugar para buscar al sospechoso.

El Maguén David Adom confirmó que las víctimas fueron trasladadas al hospital Tel HaShomer, una fue evacuada en estado crítico y en un helicóptero militar y la otra, en ambulancia.

El vocero de la Policía Israelí, Micky Rosenfeld, admitió que las circunstancias exactas del ataque están poco claras, pero que sospechan que fue un “ataque terrorista”.

Dos gendarmes -un hombre y una mujer- fueron heridos el mes pasado en un ataque terrorista vehicular en Jerusalem, en el ascenso al Monte de los Olivos.

Si se prueba que tuvo una motivación nacionalista, el ataque de hoy sería el primero contra israelíes en el último mes.

Netanyahu: “No dejen que la calma los engañe, los ataques siguen siendo una amenaza”

Itongadol/AJN.- Horas después de que un residente de Lod, Danny Gonnen, de 25 años, fuese asesinado por un arma de fuego cerca del asentamiento Dolev en Cisjordania, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, se refirió al incidente en su página de Facebok y dijo: “No podemos dejar que la calma relativa alcanzada gracias a muchos esfuerzos contraterrorista nos engañe, los intentos por dañarnos siempre continúan”.

Gonen fue declarado fallecido hoy tras llegar al Hospital Tel HaShomer en helicóptero con heridas críticas. Estaba viajando con un amigo cuando un hombre palestino supuestamente hizo señales a su auto para que parara mientras pedía ayuda. Luego sacó un arma y disparó de cerca. El segundo israelí también resultó herido pero obtendrá pronto el alta.
“Las marcas en el lugar muestran que fue un ataque terrorista. Seguiremos luchando contra esto con todas las herramientas que tenemos a nuestra disposición”, escribió Netanyahu, informó el medio israelí Ynet.
Las investigaciones iniciales sobre el incidente indicaron que los responsables actuaron solos, sin el apoyo de ninguna organización.
El presidente israelí, Reuven Rivlin, también se refirió hoy al ataque y expresó: “Es otro paso en la calma y seria escalada en los actos de terrorismo de las que hemos sido testigos en los últimos meses. No aceptaremos una situación en la que un joven vea su vida arrebatada en la tierra de Israel porque es judío”.
Luego pidió que los árabes locales hicieran oír sus voces contra el ataque. “Debería haber una condena clara y decisiva ante tales actos criminales tanto de los líderes árabes, que son responsables de las acciones del terrorismo que emana de su territorio, como de los líderes de la comunidad árabe de Israel”.
Por su parte, el grupo terrorista Hamas felicitó el “excelente y heroico ataque” pero no se hizo responsable de él.

 .

La policía de Israel aumenta la seguridad en Jerusalem antes de Ramadán

Itongadol/AJN.- La policía de Israel dijo anoche que había aumentado las medidas de seguridad con el objetivo de asegurar la seguridad pública mientras cientos de miles de devotos musulmanes, incluyendo de Cisjordania y Gaza, ascienden al Monte del Templo para las primeras plegarias de Ramadán este viernes.

Miles de policías de la frontera y patrullas especiales estarán estacionadas en y alrededor de la Ciudad Vieja, y en puntos de control que llegan a Jerusalem, dijo el vocero de la policía israelí, Micky Rosenfeld. “Este año se ha hecho una coordinación extra para permitir que miles de palestinos entren al Monte del Templo. Esto incluye una coordinación con los micros que salen de Belén y otras áreas palestinas, que estarán atravesando controles de seguridad y luego se dirigirán directamente a la Ciudad Vieja”, remarcó.
Rosenfeld dijo que las preparaciones habían tenido en cuenta las medidas anunciadas por el Ministerio de Defensa este martes para ayudar a aliviar las sanciones de viaje para los palestinos de Cisjordania y la Franja de Gaza durante el mes de la festividad, informó el medio israelí The Jerusalem Post.
Además, para acomodar el flujo de devotos musulmanes que llegarán para rezar en la Mezquita Al-Aqsa, el vocero policial remarcó que varias rutas estarán cerradas al tránsito alrededor de la ciudad vieja este viernes. “La policía de Tránsito coordinará para asegurarse de que no haya problemas en el centro del pueblo y en la entrada de la Ciudad Vieja”, agregó.
El Inspector General Yohanan Danino y el ministro de Seguridad Pública de Israel, Gilad Erdan, estarán cerca del Muro de los Lamentos este viernes para observar la actividad policial y asegurarse de que las operaciones de seguridad corran su curso tranquilamente, resaltó. “Estamos esperando que no haya incidentes, pero habrá unidades policiales en el área y estarán preparadas para responder si es necesario”, dijo.

¿Quién está bloqueando las elecciones palestinas?

Un año después de que Mahmud Abás, presidente de la Autoridad Palestina, anunciara la creación el Gobierno palestino de consenso nacional entre Fatah y Hamás, ambos partidos rivales siguen tan alejados entre sí como siempre.

El Gobierno de consenso nacional, encabezado por el primer ministro Rami Hamdala, seformó tras una serie de acuerdos entre ambos partidos, basados en anteriores pactos dereconciliación mutua.

Un año después, es evidente que el Gobierno no ha alcanzado sus principales objetivos: la reconstrucción de la Franja de Gaza, el fin del conflicto entre Hamás y Fatah, y la preparación de nuevas elecciones legislativas y presidenciales.

Ambas partes no pueden sino culparse mutuamente por el fracaso de este último intento de acabar con su enfrentamiento y hacer algo bueno por su pueblo. No hay forma de que esta vez puedan echarle la culpa a Israel.

Ambos partidos tenían la oportunidad de colaborar en la reconstrucción de Gaza tras el enfrentamiento bélico del año pasado entre Israel y Hamás. La comunidad internacional incluso se brindó a ayudar, pero Fatah y Hamás prefirieron seguir luchando entre ellos, a costa de los gazatíes. A día de hoy, ambas facciones rivales no han sido capaces de llegar a un acuerdo sobre el mecanismo para transferir los fondos de sus donantes internacionales a la Franja de Gaza.

Fatah afirma que Hamás quiere robar el dinero, mientras que éste último acusa a la facción de Abás y al Gobierno de la AP de estar maquinando cómo echarle mano a los fondos.

Ambas partes acordaron en su día que el Gobierno de Hamdala tendría un mandato de seis meses, el plazo necesario para preparar elecciones presidenciales y legislativas en la Franja de Gaza y la Margen Occidental, que se tendrían que haber celebrado ya hace mucho. Pero el Gobierno provisional acaba de cumplir su primer año, mientras que las posibilidades de que, en las presentes circunstancias, se vayan a celebrar unas nuevas elecciones, son inexistentes.

¿Un hombre, un voto, una sola vez? El líder de Hamás, Ismaíl Haniyeh (izquierda), y el de Fatah, Mahmud Abás (asimismo presidente de la Autoridad Palestina), votando en las últimas elecciones al Consejo Legislativo Palestino, celebradas en 2006.

Una vez más, ambas partes no parecen interesadas en absoluto en enviar a los palestinos a las urnas. Cada una de ellas tiene muchas y buenas razones para evitar la celebración de elecciones en los territorios palestinos.

En primer lugar, Fatah y Hamás no confían el uno en el otro, y cada uno está convencido de que el otro tratará de falsear el resultado de las elecciones. ¿Cómo puede haber unas elecciones libres y democráticas mientras ambos partidos siguen deteniendo y torturando a los partidarios del otro tanto en la Margen Occidental como en la Franja de Gaza?

En segundo lugar, Fatah teme que las posibilidades que tiene Hamás de ganar las elecciones (sobre todo en la Margen), sean muy altas. Ello se debe a que muchos palestinos siguen sin confiar en Abás y en su facción, a los que acusan de mantener estrechos vínculos de seguridad con Israel. Además, muchos siguen desilusionados debido a su fracaso a la hora de combatir la corrupción económica y administrativa, y también por no haber abierto el camino al surgimiento de nuevos líderes.

No hay forma de que Hamás y Fatah puedan echarle la culpa a Israel en el tema de las elecciones. Si de verdad tuvieran interés en celebrarlas, podrían hacerlo con ayuda de la comunidad internacional, como sucedió con los comicios de 2005 y 2006. Incluso Israel ayudó a los palestinos a celebrarlas.

Cuando algunos candidatos de Hamás en Jerusalén Oriental se presentaron a las legislativas de 2006, Israel no hizo nada por impedírselo. Incluso abrió sus oficinas de Correos en la ciudad para permitir que los votantes árabes hierosolimitanos (con carnets de identidad emitidos por Israel) pudieran votar.

Las acusaciones de algunos palestinos y grupos antiisraelíes de todo el mundo, que culpan a Israel de frustrar los intentos de lograr la unidad de los palestinos, carecen de fundamento. Pese a que, inicialmente, el Gobierno israelí se opuso a al acuerdo de reconciliación entre Fatah y Hamás, firmado en 2014, ello no le impidió al primer ministro palestino y a algunos de los miembros de su Gabinete visitar la Franja de Gaza para tratar de poner en práctica dicho acuerdo. De hecho, desde entonces el primer ministro Hamdala ha visitado la Franja dos veces, tras ser autorizado por Israel a cruzar el paso de Erez.

Hace poco, diez ministros palestinos fueron expulsados de la Franja, después de que Hamás los pusiera bajo arresto domiciliario en su hotel y les prohibiera reunirse con los habitantes del enclave. Los ministros entraron en Gaza a través del paso de Erez. Venían a tratar de ayudar a resolver el problema de los miles de funcionarios gubernamentales que llevaban más de un año sin cobrar, y también para tratar cuestiones relativas a la reconstrucción de la Franja.

Así que mientras que Israel facilitó las visitas de Hamdalá y de sus ministros, fue Hamás quien los expulsó y le impidió cumplir con sus obligaciones. Si hubiera sido Israel el que los hubiera expulsado o les hubiera impedido entrar en la Franja, habría sido criticado por la comunidad internacional por impedir los intentos de los palestinos por lograr la unidad y reconstruir Gaza.

Hoy por hoy, es innegable que son Fatah y Hamás, y no Israel, los responsables del constante padecimiento de los palestinos de la Franja. Es poco probable que ambas partes resuelvan sus diferencias en un futuro inmediato, lo que no hará sino exacerbar el sufrimiento de los suyos. Cada partido se preocupa sólo de sus propios intereses, mientras le mienten al mundo diciendo que todo es culpa de los israelíes. Hamás no está dispuesto a ceder el control de Gaza; desde luego, no a Abás y a la Autoridad Palestina, que fueron expulsados de allí en 2007. En cuanto al rais, no parece interesado en recuperar el control de una zona tan problemática como la Franja de Gaza, en la que la mayoría de la población vive bajo el umbral de la pobreza, en campamentos de refugiados.

Pero en vez de ser sinceros con su pueblo y reconocer su fracaso a la hora de mejorar sus condiciones de vida, Hamás y Fatah siguen organizando campañas en las que se desprestigian mutuamente y, al mismo tiempo, difaman a Israel.

Las campañas de ambos movimientos contra Israel, sobre todo las internacionales, están destinadas a desviar la atención de su fracaso en lo relativo a proporcionarle servicios básicos a su pueblo, o a darle algún tipo de esperanza.

Mientras ignoran el sufrimiento de los gazatíes, los dirigentes de la Autoridad Palestina estaban dispuestos a dedicar grandes esfuerzos y abundantes recursos a tratar de que Israel fuera suspendido por la FIFA (Federación Internacional de Fútbol Asociación). Como si los palestinos hubieran resuelto todos sus graves problemas y todo lo que les quedara por hacer fuera impedir que los futbolistas israelíes disputen partidos internacionales.

Por su parte, Hamás sigue destinando enormes recursos a excavar nuevos túneles, como preparación a una nueva guerra contra Israel. El dinero invertido en los túneles y en la compra y contrabando de armas podría beneficiar a muchas de las familias que perdieron sus hogares en la última guerra. Pero al movimiento islamista, lo mismo que a la AP, no le importa el sufrimiento de los gazatíes. Quiere combatir contra Israel hasta el último palestino. Y todo ello con la colaboración de los Gobiernos antiisraelíes de todo el mundo y de grupos como el movimiento BDS (Boicot, Desinversión y Sanciones), cuyo único objetivo es deslegitimar a Israel y demonizar a los judíos, no ayudar a los palestinos.

Yaalon: “No toleraremos intentos de dañar a nuestros civiles ni el retorno de una realidad de bombardeos”

Itongadol/AJN.- “No toleraremos intentos de dañar a nuestros civiles ni permitiremos el retorno de una realidad en la cual proyectiles estén cayendo sobre el Estado”, advirtió hoy, jueves, el ministro de Defensa israelí, Moshe Yaalon (foto), tras un nuevo bombardeo de terroristas palestinos desde la Franja de Gaza.


La paciencia de Israel con este tipo de terrorismo no debe ser puesta a prueba, recomendó en el comunicado, ya que de ser necesario “golpeará aún más fuerte”, tal como “quedó demostrado en el verano pasado”, durante la Operación Margen Protector.

El grupo islamista radical salafista Brigadas Omar se atribuyó el ataque con dos proyectiles que cayeron en descampados de Sdot Negev, cerca de la sureña ciudad de Netivot, lindante con ese enclave, como respuesta al asesinato de un miembro del Estado Islámico por parte de Hamas.

“Incluso si los tiradores de anoche fueran grupos yihadistas que se rebelan disparando contra nosotros, vemos a Hamas como responsable de todo lo que ocurre en el territorio de Gaza”, aclaró Yaalon.

“Actuaremos con decisión y firmeza para garantizar la seguridad de los residentes del Sur y de los ciudadanos de Israel”, finalizó.

A %d blogueros les gusta esto: