Sangre judía 2. La brillante estela de los españoles expulsados

Por fin, el libro de Pere Bonnín Sangre judía 2. La brillante estela de los españoles expulsados, con prólogo de Michael Freund, (Flor del Viento, Barcelona 2010) se está distribuyendo a las librerías. Resérvenlo antes de que se agote.

También lo encontrarán por Internet en la distribuidora http://www.punxes.es, en http://www.casadellibro.com y en cualquier otro portal de librerías.

Saludos.
Humberto Vera Medina


Anuncios

Merengues antisemitas

Pere Bonnin1
Merengues antisemitas
14 de Mayo, 2009
Publicado en Última Hora

Los ataques verbales a los judíos aumentan en España. La policía metropolitana de Washington abrió una investigación sobre las amenazas de muerte a Pilar Rahola proferidas en el forum de Yndymedia por un sujeto que firmaba con el pseudónimo «propalestino». Rahola, que visitaba Estados Unidos donde recibió el Mass Media Award 2009 otorgado por el Comité judío Americano para premiar la defensa de los derechos humanos, recibió la visita de dos agentes que habían leído la noticia de las amenazas publicada por e-noticies.com.

El «propalestino» escribió: «La señora Pilar Rahola será premiada por defender los derechos humanos mientras justifica la lenta exterminación de! pueblo palestino por parte del estado israelí. ¡Solidaridad con Palestina, muera Pilar Rahola!» La «lenta exterminación» es a todas luces una chapuza, puesto que la población palestina no para de crecer dentro y fuera de Israel: exterminación significa lo contrario.

Menos atención por parte de la policía y de la prensa española ha recibido el embajador de Israel, Raphael Schutz, quien saliendo con su esposa del partido Madrid-Barça (2-6) fue insultado y amenazado por grupos de individuos con bufandas del Real Madrid. Le gritaron «judío asesino», «perro judío», «judío bastardo» y otros epítetos judeófobos, sin que nadie intentase acallarlos. Para los fachas, judío y catalán es lo mismo: «catalán judío renegado … ». No se produjo agresión física, porque el embajador y su esposa iban acompañados por dos guardaespaldas españoles. La noticia salió publicada en Haaretz, The Jerusalem Post y elreloj.com. El embajador comunicó el incidente a su ministerio, pero no a Moratinos para evitar un incidente diplomático. Reconoce que ni en Chile ni en Colombia, donde sirvió antes, había vivido una situación semejante. Yes que allí las autoridades no visten el pañuelo de Arafat ni jalean al terrorismo antisionista.

A %d blogueros les gusta esto: