Jefe de Estado Mayor de EE.UU.: Israel y su ejército no tienen mejor amigo en la Tierra que nosotros

Itongadol/AJN.- Israel y su Fuerza de Defensa (FDI) “no tienen mejor amigo sobre la faz de la Tierra que el Ejército de los Estados Unidos”, le aseguró hoy, martes, el jefe del Estado Mayor Conjunto norteamericano, Martin Dempsey, a su par local, Gadi Eisenkot (ambos en la foto), tras ser condecorado con guardia de honor en la Kiriá, el cuartel general militar, en Tel Aviv.


“Me siento muy honrado de albergar su visita a Israel; su lealtad, amistad y compromiso personal con nuestra seguridad son inspiradores, y bajo su liderazgo, la cooperación entre nuestros ejércitos se ha vuelto más poderosa”, le reconoció su anfitrión.

“Estoy muy honrado de aceptar este premio en nombre de todos los hombres y mujeres que tuvieron el privilegio de servir junto a los hombres y mujeres de la FDI”, agradeció Demsey, quien llegó ayer, lunes, a Israel para reunirse con el ministro de Defensa, Moshe Yaalon, Eisenkot y otros altos mandos para debatir acerca de la cooperación militar y los apremiantes desafíos de seguridad que ambos países enfrentan..

Yaalon: “No toleraremos intentos de dañar a nuestros civiles ni el retorno de una realidad de bombardeos”

Itongadol/AJN.- “No toleraremos intentos de dañar a nuestros civiles ni permitiremos el retorno de una realidad en la cual proyectiles estén cayendo sobre el Estado”, advirtió hoy, jueves, el ministro de Defensa israelí, Moshe Yaalon (foto), tras un nuevo bombardeo de terroristas palestinos desde la Franja de Gaza.


La paciencia de Israel con este tipo de terrorismo no debe ser puesta a prueba, recomendó en el comunicado, ya que de ser necesario “golpeará aún más fuerte”, tal como “quedó demostrado en el verano pasado”, durante la Operación Margen Protector.

El grupo islamista radical salafista Brigadas Omar se atribuyó el ataque con dos proyectiles que cayeron en descampados de Sdot Negev, cerca de la sureña ciudad de Netivot, lindante con ese enclave, como respuesta al asesinato de un miembro del Estado Islámico por parte de Hamas.

“Incluso si los tiradores de anoche fueran grupos yihadistas que se rebelan disparando contra nosotros, vemos a Hamas como responsable de todo lo que ocurre en el territorio de Gaza”, aclaró Yaalon.

“Actuaremos con decisión y firmeza para garantizar la seguridad de los residentes del Sur y de los ciudadanos de Israel”, finalizó.

Israel: Piden que haya un soldado en cada autobus que circule por Judea y Samaria

 Itongadol/AJN.- Para evitar el acoso de ciudadanos árabes hacia judíos, los jefes de las regiones de Judea y Samaria solicitaron hoy al líder del Comando Central de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI), Roni Numa, que coloquen a un soldado de esa fuerza en cada formación de bus, entre otras medidas.

El transporte es uno de los grandes problemas en la región puesto que en ellos se mezclan los judíos con los árabes que tienen permisos de trabajo para entrar en las ciudades israelíes, según informó el portal israelí “Arutz Sheva”.
Muchos pasajeros judíos se quejan de hostigamiento e intimidación en los autobuses, sobre todo mujeres y niños, quienes tienen miedo de quejarse, y no pueden recibir ayuda de los conductores del colectivo.
Fue así que Numah se comprometió con los jefes locales a acceder a su pedido con el fin de evitar tal intimidación.
En tanto que otro de los mayores problemas es la falta de control en los puestos de control en Judea y Samaria.
Esto se da por la laxitud de la aplicación en algunos puestos de control, ya que si bien los árabes que no están autorizados a entrar en la zona C, no se impide la circulación por las carreteras bajo control civil y militar israelí.
Si bien la mayoría de estos árabes buscan llegar al trabajo u hogar, las autoridades temen que los terroristas se aprovechan de la situación para atacar a los israelíes.

De familia haredi a combatiente

Hodaya Levi, de familia ultraortodoxa, recibe la Medalla de Excelencia en el Día de la Independencia de manos del presidente Reuven Rivlin.

Por Yoav Zitun

rsz_medalla_excelencia1Al crecer, Hodaya Levi nunca pensó que a los 20 años serviría como soldado de las FDI, y definitivamente no como mujer combatiente de infantería. Crecer en una familia haredí (ultraortodoxa), la que hoy es cabo nunca pensó que entraría en el ejército.

El jueves, Día de la Independencia de Israel, Levi fue una de varios soldados en recibir una “Medalla de Excelencia” del presidente Reuven Rivlin.

A los 16 años, Levi comenzó a cuestionar su fe después de haber pasado la mayor parte de su vida estudiando en instituciones ultraortodoxas. El alejamiento de la fe llevó a Levi a perder contacto con su familia.

“He vivido con una amiga o con mi novio desde entonces y me he mudado a varios apartamentos”, dice ella.

A los 18 años, fue eximida de completar su servicio militar debido a su fondo ultra-ortodoxo.

“A los 20 años decidí cancelar la renuncia porque había salido al mundo y entendí que se trataba de mi país y que tenía que ser reclutada y dar mi parte – y, si lo hacía, debía ir al fondo”, dice.

Le tomó tiempo a Levi ser aceptada en una unidad de combate femenina y durante un período de ocho meses canceló su cita para dos funciones generales en el ejército israelí.

Levi sabía que quería ser voluntaria como combatiente.

“Tal vez pensado que no estaba en condiciones de ser combatiente, pero la tercera vez me dieron una carta notificándome que estaba ubicada en el Batallón Caracal (una unidad de combate).”

rsz_de_uniformeLevi se unió a la unidad de combate voluntaria hace un año y completará un servicio largo de tres años.

El comandante de la unidad designó a Levi como su enlace y durante la formación básica y la formación avanzada Levi no se desanimó por nada de lo que le tocó – ni siquiera cuando tuvo que cargar con una máquina de comunicaciones vieja y pesada.

Después de unirse a una unidad estacionada en la frontera con Egipto, Levi participó en las operaciones llevadas a cabo para detener el contrabando de los intentos de infiltrados, contrabandistas y terroristas.

“El servicio es muy difícil y me ha metido en situaciones en las que nunca imaginé que estaría – física y emocionalmente”, dice ella. “No me arrepiento ni por un segundo, porque a pesar de los momentos difíciles descubrí cosas sobre mí misma que nunca pensé que sería capaz de hacer.”

Hoy en día, Levi se considera a sí misma como alguien que mantiene las tradiciones y según dice sus “medias blancas ya no me harán más religiosa.”

“Definitivamente, se puede ser mujer combatiente religiosa. No es fácil, o simplemente, porque uno está en un entorno con personas que no mantienen (la tradición), pero es posible.

“Es más difícil sostener un estilo de vida religiosa en el ejército que ser soldado de combate y el que piensa que puede y quiere también debe hacerlo”.

Hoy Levi espera comenzar el curso de comandante y espera renovar los lazos con sus padres, con los que no ha estado en contacto hace algunos años.

“Espero que con el tiempo, la relación con mis padres se renueve y que se sientan orgullosos de mí.”

Fuente: Enlace Judío México

A %d blogueros les gusta esto: