Hoy en la historia judía / Nace el primer presidente de Israel, Jaim Weizmann

El 27 de noviembre de 1874, en el seno de una familia judía ashkenazi en la Rusia zarista. Emigró a Alemania y Suiza para estudiar Química, donde participó en la creación del movimiento sionista, abogó a favor de la creación de un Estado nacional judío en Palestina y para darle mayor protagonismo a las masas judías.

Luego se instaló en Inglaterra como profesor de la Universidad de Manchester y se esforzó por recuperar y difundir las raíces culturales judías. Durante la Primera Guerra Mundial jugó un papel clave en la promoción de la creación de un Estado para los judíos en Palestina.

Fue uno de los fundadores de la Universidad Hebrea de Jerusalem (1918) y en 1934 fundó en Rejovot un instituto científico que luego adoptaría el nombre Instituto Científico Weizmann.

Tras la victoria israelí en la guerra de la independencia (1949) se celebraron unas elecciones democráticas y el primer Parlamento israelí eligió a Weizmann presidente de la República, cargo que conservó hasta su muerte, el 9 de noviembre de 1952.
Jaim WeizmannOrigen: Hoy en la historia judía / Nace el primer presidente de Israel, Jaim Weizmann

Anuncios

Hoy en la historia judía / Nace Alfred Dreyfus, militar judío acusado de traición por una corte antisemita

Itongadol/AJN.- El 19 de octubre de 1859 nació Alfred Dreyfus en París, Francia, quien fue el capitán judío del ejército francés condenado por traición y luego declarado inocente. Su caso es considerado el nacimiento del antisemitismo moderno.

El 5 de enero de 1895, Dreyfus fue degradado y condenado a cadena perpetua en la Isla del Diablo, por un tribunal militar que lo encontró culpable de traición a la patria, basado en muy endebles pruebas.
Dos años antes se había encontrado en una dependencia militar alemana un trozo papel, escrito a mano, en el cual un militar francés se comprometía a vender a Alemania documentación militar secreta de su país, y las autoridades militares detuvieron a un joven capitán, Alfred Dreyfus, que estaba a prueba en dependencias de inteligencia, acusándolo de ser el autor de la nota.
Si bien los peritos calígrafos no pudieron confirmar a quien pertenecía la letra del escrito, la declaración de un oficial de inteligencia, el coronel Henry, afirmando que existía documentación secreta, que no se podía divulgar, que involucraba al acusado, fue considerada suficiente para condenarlo.
Alfred Dreyfus era hijo de una familia judía adinerada de Alsacia, que estaba totalmente asimilada a la cultura francesa. Pero el hecho de que fuera judío fue suficiente para que la prensa católica francesa, fuertemente influenciada por intelectuales y políticos antisemitas, lo considerara culpable no bien trascendió su detención.
Se debe tener presente, por un lado que al finalizar, en 1871, la guerra entre Prusia y Francia, Alsacia pasó a ser territorio alemán hasta pocos años antes de que Dreyfus fuera detenido; y por otro que en Francia transcurría lo que se denomina “La Tercera República”, que reemplazó al régimen monárquico luego de la derrota militar a principios de la octava década del siglo XIX, que era fuertemente combatida por sectores de extracción católica identificados con la monarquía, entre los que se contaban muchos oficiales de alto rango del ejército.
Los principales diarios europeos cubrieron las alternativas del juicio que se le efectuó a Dreyfus, entre ellos el influyente periódico liberal de Viena, ”Neue Freie Presse”, cuyo corresponsal en Francia era Teodoro Herzl; quien fue uno de los pocos periodistas a los que se le permitió presenciar la ceremonia de degradación de Dreyfus.
Posteriormente Herzl, padre del sionismo político en sus escritos, explicó que haber visto las manifestaciones que se efectuaron en París tras el juicio, en las que se gritaba “¡Muerte a Dreyfus! ¡Muerte a los judíos!”, le hizo modificar su pensamiento respecto a la posibilidad de que los judíos se asimilaran a las poblaciones donde vivían.
En marzo de 1896, un nuevo papel, escrito a mano, referido a la venta de materiales secretos a Alemania es descubierto, siendo la letra la misma del papel que sirvió para acusar a Dreyfus, y el jefe de inteligencia del Ejército francés, el teniente coronel Georges Picquart, en base a pericias caligráficas descubre que pertenecía a un oficial, el mayor Marie Charles Ferdinand Walsin Esterhazy. Picquart informa a sus superiores y considera que es necesario realizar un nuevo juicio. Los generales del Estado Mayor no estaban de acuerdo y decidieron no acusar a Esterhazy y desplazar de su cargo a Picquart.
Mientras tanto la esposa y el hermano de Dreyfus, junto con su abogado, iniciaron una campaña destinada a que se realice un nuevo juicio a Alfred Dreyfus, propuesta que comienza a ser apoyada por varios intelectuales franceses como también por políticos opositores al gobierno.
A mediados de 1897 trasciende a los medios que se había encontrado un nuevo documento relacionado con la venta de secretos militares a Alemania y varios diarios difunden la información, lo que obliga al Alto Mando a ordenar que se juzgue marcialmente a Esterhasy, a la vez que Henry prepara un documento falso que involucra a Dreyfus como el autor de la traición.
Una corte marcial juzga a Esterhazy los días 10 y 11 de enero de 1898, y lo absuelve. Este hecho hace que Emile Zola, uno de los más destacados novelistas franceses de esos años publique, el 13 de enero, en la primera página de “L’Aurore” de Georges Clemenceau, una carta abierta al presidente de Francia titulada “J’accuse (Yo acuso)” en la que sostenía que el Gobierno y el Ejército habían conspirado para condenar a Dreyfus por motivos falsos, a la vez que acusó al gobierno y al ejército de haber cometido “traición a la humanidad” al incentivar a la opinión pública con mensajes antisemitas en un intento de desviar la atención popular de sus propios y públicos fracasos.
El “Yo acuso” hizo que se vendieran 200.000 ejemplares de “L’Aurore” sólo en París, y que la población se dividiese entre quienes sostenían que Dreyfus era culpable y aquellos que consideraban que era inocente.
El Ejército denunció a Zola por difamación, y cuando se lo juzgó fue declarado culpable, por lo que tuvo que huir del país, acusó y condenó a Picquart por difundir secretos militares y envió a la cárcel a Henry, donde se suicido, por haber fraguado un documento de inteligencia.
Esterhasy también huyo, y consultado por los medios cuando estaba en el extranjero confirmó que él era el autor de los documentos encontrados, afirmando que se lo ordenó un miembro del Estado Mayor con el fin de demostrar que Dreyfus era un traidor.
En base a estos hechos, las Cámaras combinadas de la Corte Suprema de Apelaciones analizaron la apelación presentada por el abogado y la familia de Dreyfus para que se realice un nuevo juicio, resolviendo anular el veredicto de 1894 y establece que una nueva corte marcial lo juzgue.
El nuevo juicio se efectuó entre el 7 de agosto y el 9 de septiembre, y Dreyfus, a quien se trajo a Francia, es nuevamente declarado culpable de traición con circunstancias atenuantes, reduciéndole la pena a 10 años de prisión.
Ante el descontento causado por este nuevo veredicto, que abiertamente desconocía que la acusación a Dreyfus se basaba en falsedades, el presidente de Francia, Emile Loubet, que meses antes había permitido que Emile Zola regresara a Francia, indulta a Alfred Dreyfus el 19 de septiembre, y se lo excarcela al día siguiente.
Dreyfus, continúa buscando la anulación judicial de su condena y el 19 de octubre de 1903, el ministro de la Guerra, el general Louis-Joseph André, descubre nuevas pruebas de la inocencia de Dreyfus, lo que hace que el pedido de apelación presentado por Dreyfus sea aceptado y el 12 de julio de 1906 la Corte de Apelaciones de Francia anula el segundo veredicto y al día siguiente la Cámara de Diputados solicita que sea reincorporado al Ejército. El 21 de julio Alfred Dreyfus es nombrado Caballero de la Legión de Honor en una ceremonia en la Escuela Militar, siendo poco después ascendido a mayor.
Cuando las cenizas de Emile Zola, que falleció el 29 de septiembre de 1902, son trasladadas al Panteón de París, el 4 de junio de 1908, Alfred Dreyfus es baleado y herido por Louis-Anthelme Grégori, admirador de Edouard Drumont, uno de los principales ideólogos antisemitas franceses, que en 1886 publicó “La Francia judía”, libro del que ese año se vendieron 100.000 ejemplares.
Al declararse la Primera Guerra Mundial, en agosto de 1914, Alfred Dreyfus se ofreció voluntariamente para el servicio activo, participando en los combates que se desarrollaron en el frente, al igual que su hijo, Pierre; y en septiembre de 1918, fue ascendido a teniente coronel.

Génesis honró a Michael Douglas por promover un judaísmo inclusivo en una gala en Jerusalem

Itongadol/AJN.- El grupo Premio Génesis honró al actor americano Michael Douglas, de 70 años, por su trabajo en promover un judaísmo más inclusivo y acogedor durante su cena anual que se llevó a cabo anoche.

“La misión del Grupo Génesis es honrar la excelencia en el campo profesional electo por uno, y cuyas acciones y logros forman el carácter del pueblo judío que está comprometido con los valores judíos, la comunidad judía y el Estado de Israel. Y eso describe perfectamente a mi amigo, Michael”, expresó el comediante Jay Leno en la ceremonia que se llevó a cabo en el Teatro Jerusalem.
“En un momento en el que el mundo debate ‘quién es judío’, elegir a Michael Douglas tiene un significado profundo”, agregó. Al recibir el premio, Douglas expresó con una sonrisa: “¡Es bueno estar en casa!”
Este año la Fundación Premioo Génesis conmemoró a Douglas con un premio de $3.5 millones de dólares, de los que $1 millón proviene de la fundación y el resto de la Red de Fundadores Judíos, informó el medio israelí The Jerusalem Post. La fundación y Douglas trabajarán de cerca para encontrar el modo más benéfico en el que usar el dinero para fortalecer a la comunidad judía.
Durante su discurso, el actor pidió que los judíos “abran sus carpas para que todos aquellos que quieren entrar y unirse a la tribu sepan que son bienvenidos”. “Porque si hacemos que los de afuera no se sientan bienvenidos, ellos nunca conocerán las alegrías que yo he conocido: de ser bienvenido entre mis hermanos y hermanas en una tierra judía. Siempre volveré a este lugar heroico y bendecido, que para mí siempre será mi hogar”, remarcó.
El encuentro contó con la participación del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, quien dijo: “Debo resumir en una palabra qué estamos intentando fomentar, y eso es ‘orgullo’. Orgullo de ser el pueblo judío, del Estado Judío. Hay mucho por lo que enorgullecernos debido a que el pueblo judío es destacable de muchas maneras”.
“Algo que es único sobre el pueblo judío es que habiendo tenido que estar dispersados, ellos se rehúsan a desaparecer. Esta es una democracia en la que los judíos y los no judíos por igual están bajo la ley igualitaria. Es el único Estado Judío y pueden venir y vivir aquí de cualquier parte del mundo. Todos los judíos se pueden sentir en casa aquí”, remarcó.

Centro Wiesenthal a Alcaldesa de Madrid: “Renuncie, junto con Zapata y Monedero, para purgar ‘Ahora Madrid’ y ‘Podemos’ de la pestilencia del odio

Itongadol.- En una carta a la Alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena Castrillo, el Director de Relaciones Internacionales del Centro Simon Wiesenthal, Dr. Shimon Samuels, señaló que “Ud. fue electa Alcaldesa de Madrid por la agrupación Ahora Madrid, una facción de la izquierda que cuenta con el apoyo del movimiento de protesta ‘Podemos’”.

Samuels hizo énfasis en uno de sus Concejales, miembro también de Ahora Madrid, Guillermo Zapata, quien fuera designado para asumir como responsable del área de Cultura y Deportes de su gestión, y quien de manera escandalosa tuiteara: ‘¿Cómo meterías a 5 millones de judíos en un (SEAT) 600? En el cenicero?’
La carta agregó que “Zapata ha proclamado, en apariencia, que no es un antisemita sino ‘un defensor de la cultura judía’, al tiempo que se justificó sobre la base de tener un cruel sentido del ‘humor negro’. Luego de varios reportes acerca de su ausencia total de arrepentimiento, resulta inaceptable ya cualquier pedido de excusas”.
El Centro citó a un líder de Podemos, Juan Carlos Monedero, quien, según se ha señalado, dijo que “Zapata hizo ‘comentarios desafortunados que han sido tomados fuera de contexto’”.
Samuels citó, también, a la rival de centro-derecha y candidata a Alcaldesa por el Partido Popular, Esperanza Aguirre, quien le reclamó a la Alcaldesa Carmena que ‘expulsara a Zapata del Ayuntamiento para no ser cómplice de sus barbaridades’.
La carta presentó el resultado de una encuesta del diario La Vanguardia que consultaba ‘¿Cree Ud. cree que la Alcaldesa Carmena debería echar a Zapata por sus polémicos tuits?’ y que arrojó  como resultado un 88% a favor de esa medida.
Samuels interpretó el resultado como “una señal alentadora; la opinión pública puede darse cuenta que el lenguaje del fascismo y el antisemitismo amenaza la integridad de España. Si así no fuera,  la nueva legislación que garantiza la ciudadanía española a los judíos sefarditas como un ‘mea culpa’ por su expulsión en 1492, hubiera quedado seriamente comprometida”.

“Señora Alcaldesa, las palabras son inadecuadas.  Nuestro Centro reclama su dimisión – junto a la de Zapata y Monedero-, para purgar ‘Ahora Madrid’ y ‘Podemos’ de la pestilencia del odio”, concluyó Samuels..

Hoy en la historia judía: Se cumplen 41 años de la primera designación de Rabin como primer ministro

Itongadol/AJN.- Hoy se cumplen 41 años de la primera designación de Itzjak Rabin (foto) como primer ministro del Estado de Israel, el primero nacido en el país en ocupar ese cargo, tras la renuncia de Golda Meir y todo su gabinete, que integraba como ministro de Trabajo, a consecuencia de la dolorosa victoria en la Guerra de Iom Kipur.

Itzjak Rabin


Tuvo un estilo de liderazgo franco y directo, a veces al punto de parecer rudo, con el cual tuvo que hacer frente a la necesidad de rehabilitar a Tzahal (sigla en hebreo de la Fuerza de Defensa de Israel), reconstruir la confianza pública en el liderazgo militar y político, solucionar problemas sociales y mejorar la economía del país, tarea ésta que se vio complicada por escándalos internos, una creciente intranquilidad industrial y rivalidades personales dentro del gabinete. 

En 1975, Rabin concluyó el Acuerdo Interino con Egipto, que condujo a la retirada israelí del Canal de Suez a cambio del libre tránsito por él de la navegación israelí.

Resultado de este acuerdo fue la firma del primer Memorándum de Entendimiento entre el gobierno de Israel y los Estados Unidos, que aseguraba el apoyo norteamericano a los intereses del primero en la escena internacional y una renovada ayuda. 

En julio del año siguiente, Rabin ordenó el rescate de los pasajeros de un avión de Air France secuestrados por terroristas y conducidos a Entebbe, Uganda.

En esta osada operación, a miles de kilómetros de distancia, casi la totalidad de los rehenes fue liberada y transportada ilesa a Israel, mientras que resultó muerto en combate en el aeropuerto el comandante de la misma, el teniente coronel Yonatán Netanyahu, hermano de Benjamín, el actual primer ministro de Israel.

En 1977 y luego de un período de crisis económica y social, una moción de desconfianza en la Knesset (Parlamento israelí) lo obligó a llamar a elecciones anticipadas para mediados de año, para la cuales fue designado candidato por el Partido Laborista, postulación a la cual se vio obligado a renunciar como consecuencia de la difusión de que su esposa, Lea, había mantenido abierta una caja de ahorro en dólares en los Estados Unidos luego de que concluyera su misión como embajador.

Rabin había nacido en Jerusalem el 1° de marzo de 1922, hijo de inmigrantes que llegaron en la Tercera Aliá: Nehemias -luego miembro de Poalei Zión, uno de los partidos políticos antecesores de MAPÁI y, más adelante, Avodá-, en 1917, como voluntario de la Legión Judía, y Rosa, hija de un rabino antisionista, en 1919.

Finalizó sus estudios secundarios en 1941, en la Escuela Agrícola Kaduri, distinguido como uno de los mejores alumnos, y se unió al Palmaj, la fuerza de elite de la la Haganá, organización militar de defensa de la población judía de Éretz (Tierra de) Israel, donde se destacó y desempeñó como oficial.

Luego del establecimiento del Estado de Israel y la constitución de Tzahal, en 1948, Rabin inició la carrera militar, en la cual se destacó permanentemente hasta alcanzar el grado de general de división a los 32 años y, posteriormente, fue promovido a teniente general y designado séptimo jefe del Estado Mayor (1962-1967); en esta posición desarrolló una doctrina de combate basada en el movimiento y la sorpresa que fue empleada con éxito en la Guerra de los Seis Días.

En enero de 1968 pasó a retiro e ingresó en la política: meses después fue nombrado embajador en Washington, cargo que ocupó hasta 1973 y desde el cual tuvo una activa participación en la promoción de la “cooperación estratégica” con los Estados Unidos, que llevó a su masiva ayuda militar a Israel. 

Rabin regresó a Israel poco antes de la Guerra de Iom Kipur, se integró al Partido Laborista y fue elegido miembro de la Knesset en diciembre de ese año y ministro de Trabajo en marzo de 1974.

Tras renunciar como primer ministro volvió a ingresar a la Kneset y desde 1984 ocupó el cargo de ministro de Defensa en los gobiernos de unidad nacional liderados por Shimon Peres e Itzjak Shamir, hasta que en marzo de 1990 el Partido Laborista se convirtió en oposición.

Luego, Rabin triunfó en las internas de su partido con vistas a las elecciones generales de junio de 1992, lo cual lo posicionó como líder del laborismo y su candidato a jefe de gobierno.

Tras la victoria electoral también asumió como ministro de Defensa, en un período mucho más cercano y conocido, en el cual se destacó el proceso de negociaciones con los palestinos culminado con los Acuerdos de Oslo y la firma de la Declaración de Principios que le vale el premio Nobel de la Paz, junto con Peres y Yasser Arafat, y el tratado de paz con Jordania.

Las versiones de que se desmantelarían las poblaciones israelíes en Gaza y la Margen Occidental contribuyeron a enrarecer la situación política, con manifestaciones a favor y en contra del gobierno.

En una de ellas, efectuada en la plaza Maljei Israel (Reyes de Israel) de Tel Aviv el 4 de noviembre de 1995, Rabin pronunció un discurso en defensa de las conversaciones de paz con los palestinos y luego fue asesinado por un opositor israelí.

Música israelí. Matti Caspi

Nació en el Kibutz Hanita en Alto Galilea en el 1949. Estudió piano en el Conservatorio de Nahariya. Pronto después de su servicio militar forma un trío con dos amigos, Gidi Oron y Ya’akov Noy llamado Los Tres Gordos. Con este trío Caspi se lanza con su primer éxito musical Ani Met (Me estoy muriendo). Después de su servicio militar este trío fue renombrado el I Don’t Care trío. Durante la Guerra de Yom Kipur hizo giras por bases militares con Leonard Cohen, quien colabora en los arreglos de su tema Lover, Lover, Lover.

Música israelí. Shlomo Artzi

Itongadol.- Shlomo Artzi (hebreo: שלמה ארצי) es uno de los cantautores de mayor trascendencia en la escena musical israelí de las últimas cuatro décadas, con más de un millón y medio de álbumes vendidos en el curso de su carrera musical y elegido por el público como el Cantante de los 60 Años del Estado de Israel.


En general, su vida -así como la de su hermana Nava Semel- estuvo marcada por la dura experiencia que sus padres atravesaron durante el Holocausto. Además, su padre Yitzjak Artzi fue un militante sionista desde su juventud y a la postre parlamentario israelí.

A temprana edad Artzi había demostrado habilidades actorales, por lo que sus compañeros de clase confesaron que creyeron que se convertiría en actor y no en músico. Sin embargo, a los 12 años de edad comenzó a tocar la guitarra, actuando en el movimiento juvenil al que pertenecía y en reuniones sociales. A los 16 años comenzó ya a componer y escribir sus propias canciones.

En el primer año y medio de su servicio militar sirvió en el Cuerpo de Artillería, pero luego se unió a laLehakat Jeil Hayam, el conjunto musical de la Marina israelí, del que tempranamente se convirtió en primera voz.
En 1970 Artzi tuvo la oportunidad de presentarse en el Festival de la Canción Israelí, un certamen de gran prestigio que se celebra con frecuencia anual. Aun cumpliendo su conscripción y vistiendo uniforme militar cantó Ahavtía (“Yo la quise”), escrita por Tirza Atar y compuesta por Yaakov Hollander, que luego se transformó en una de sus melodías clásicas y a la sazón le valió el primer premio del concurso. La misma fue incluida en el primer álbum epónimo de Artzi aparecido en el mismo 1970 y fue reconocida como la más exitosa de las canciones que encabezaron las listas de la radio Kol Israel. Aquel año, Shlomo Artzi fue votado como mejor Cantante del Año.

En 1975 fue electo para representar a Israel en el Festival de la Canción de Eurovisión con la canción At va’aní (“Tú y Yo”), escrita por el legendario letrista y compositor israelí Ehud Manor y compuesta por el mismo Artzi. Para sacar provecho del momento de esplendor del artista, su sello discográfico prácticamente lo forzó a grabar un disco en menos de dos semanas. Sin embargo, At va’aní no fue la ganadora del Eurovisión y el álbum constituyó un fracaso de ventas.
Ello fue el puntapié de la peor etapa en la carrera de Shlomo Artzi, dado que en los sucesivos años cada una de las grabaciones del artista no lograron posicionarse exitosamente en el marcado discográfico. Más adelante, estos álbumes (nunca reeditados) se convirtieron en piezas de colección de los melómanos de la música israelí.
En 1978, luego de esta racha de fracasos, Artzi decidió grabar un último álbum al que tituló Gever holej le’ibud (גבר הולך לאיבוד, “Un hombre yendo hacia la perdición”). El suceso del disco motivó a Artzi a continuar con una carrera musical que se prolonga hasta la actualidad, y que alcanzó elevadas cumbre de éxito con los discos Tirkod (תרקוד, “Bailá” – 1984) y Laila lo shaket (לילה לא שקט, “Una noche poco tranquila” – 1986), que vendieron decenas de miles de copias y generaron recordados recitales en parques y teatros de Israel. Además, en 1980 Artzi inauguró su propio programa de radio, emitido por la radio del ejército de Israel, Galei Tzahal. Od lo Shabat (“Todavía no es sábado”) puede escucharse hasta el día de hoy cada viernes a las 13:10 de Israel.

Sus trabajos subsiguientes le valieron una fama cada vez más en aumento y su música se escuchó en cada rincón del país, transformándolo en el artista más popular y exitoso de Israel. Sus shows son especialmente reconocidos por su intensidad y duración (algunos llegan a durar casi tres horas). En ellos, se produce una interacción poco común entre el artista, la banda y su público, estimulando las emociones a través de todos los sentidos.

A %d blogueros les gusta esto: