El Metro de Jerusalem

La construcción comenzó en abril de 2006 la Línea 1 cubrira los 15 kilómetros que separan el sudoeste de Jerusalén del barrio de Pisgat Zeev, en la parte oriental, entrará en funcionamiento en octubre de 2010 y contará con 24 estaciones.

Se espera que el servicio se inicie durante 2010 con las tarifas establecidas a precios competitivos con los autobuses urbanos.


Puente que servirá para el futuro tranvía y ofrecerá una llamativa entrada a la ciudad, fue construido por el arquitecto Santiago Calatrava.

Con extensiones a sitios de universidades y hospitales, la primera línea puede llegar a un total de unos 20 kilómetros. En 2020, cuando haya finalizado la construcción del tranvía, la ciudad de Jerusalém será el centro de una red de 8 líneas, sobre 50 Kilómetros, con un total de 75 estaciones.

Trabajando en los rieles, y llevando los coches por la carretera.

Cada cuatro minutos pasará un tranvía por alguna de las 24 estaciones a lo largo de los 15 km de recorrido, que comienza en el suburbio de Pisgat Ze’ev en el norte de la ciudad, yendo hacia el sur por la autopista 1 a Tsahal Square, hacia el este siguiendo Jaffa Road, atravesando el puente Calatrava, pasando por la estación central de autobuses y continuando por Herzl Boulevard hasta Yad Vashem. El coste del tren ligero, unos 3.300 millones de shekels (627 millones de euros), forma parte del consorcio público-privado en el que figuran dos grandes empresas francesas, Alstom y Veolia.

Mas Info: Jerusalem Light Rail Project

Tu Bishvat, una celebración muy “sabra”

Desde tiempos bíblicos, el pueblo de Israel ha mostrado siempre una relación muy especial con el mundo natural que lo rodea: La relación del hombre con su entorno, los ciclos de siembra, cosecha y recolección son rituales religiosos, asimismo la forma de cosechar y cómo distribuir las raciones.

El mundo cambia, la humanidad progresa y las costumbres adquieren matices diferentes, y aún, a través de los años, nuestro pueblo ha sabido conservar esta relación tan especial con el suelo, llevándonos así a situarnos siempre a la vanguardia de los sistemas de agricultura e invernadero.

Es por eso que Tu Bishvat es una fiesta tan israelí, una mezcla justa entre religión, sionismo, tradición y modernidad.

En la Mishná El 15 del mes de Shvat aparece como una alternativa más de inicio del ciclo anual del calendario judío, el día del Año Nuevo de los Arboles servía a los efectos del diezmo de la producción agrícola que se aportaba al Templo ya que señalaba el límite entre los frutos de un año y los del otro: todo lo que maduraba antes de esa fecha todavía se consideraba como del año anterior, mientras que lo posterior a ese día, ya entraba en el cálculo de la nueva cosecha.

Con el paso de los años se fueron recolectando tradiciones para la festividad, entre estas la de comer fruta seca, aportada por los cabalistas quienes vieron en esta costumbre una forma de dar a las frutas y árboles de la Tierra de Israel un especial significado.

En 1890, el Rabino Zeev Yavetz, uno de los fundadores del movimiento religioso sionista “Mizrahi”, llevó a sus discípulos a plantar árboles en Zijron Yaacov en esta festividad, dándole a Tu Bishvat su esencia moderna. Esta tradición fue adoptada después por el gremio de profesores judíos y después por Karen Kayemet le Israel, el fondo nacional encargado de la reforestación de la Tierra de Israel y organismo principal que dirige las actividades de esta festividad.

En actualidad, Tu Bishvat es una fiesta que simboliza el carácter israelí, el amor por los paseos en la naturaleza, el orgullo por las frutas nacionales y nuestra relación tan especial con la Tierra que atestiguó tantos años de historia del pueblo judío.
Es una festividad agrícola, que celebra las tendencias ecológicas, una fecha de nuevos inicios y de renacimiento de la naturaleza… una celebración netamente “sabra”.
NS

“Porque el hombre, árbol del campo,
como el hombre, también el árbol crece.
Como el árbol, el hombre es talado,
Porque el hombre, árbol del campo,
como el árbol, aspira a elevarse.
Como el hombre, se quema con el fuego
y no sé dónde estuve y dónde estaré,
como el árbol del campo”.

(Natan Zaj)

Fuente: http://www.aurora-israel.co.il/articulos/israel/Titular/26964/

A %d blogueros les gusta esto: