Los Limoneros (Etz Limon)

6 ener0 2010

Hoy os presento la película “Los Limoneros (Etz Limón -עץ לימון)” un film israelí que versa sobre el conflicto árab-israelí desde un punto de vista intimista y muy personal.

SINOPSIS

La historia narra la batalla legal y personal de una viuda palestina, Salma Zidane, contra el ministro de defensa de Israel (y contra el sistema en sí) cuando éste decide trasladar su residencia oficial junto a su campo de limones, en la frontera con Cisjordania. Inmediatamente el ejército israelí declarará al limonero como una posible amenaza para la vida del ministro y su familia y ordenará talarlo completamente. Con la ayuda de Ziad Daud, un abogado palestino, Selma conseguirá llevar el caso al tribunal supremo de Israel.

Mientras tanto, su llucha despierta el interés de la esposa del ministro, Mira, que cansada de su vida se sentirá cada vez más identificada con la viuda palestina superando, poco a poco, todas las barreras invisibles y realas que las separan.
Sin embargo, surgirá un sentimiento mutuo entre Ziad y Selma que no será bien recibido por nadie.

DETALLS TÈCNICS

Los limoneros es una producción conjunta de Israel, Francia y Alemania dirigida por Eran Riklis en 2008 director, entre otras, de “La Novia Síria”. De una duración de 106 minuts (1 hora i 46 minuts) este drama está protagonizado por la actriz palestina Hiam Abbas (en el papel de Salma Zidane), el también palestino Ali Suliman (Ziad Daud) y los israelíes Doron Tavory (Ministro de Defensa) y Rona Lipaz Michael (Mira Navon). Otros miembros del elenco son Amos Lavie, Amnon Wolf, Smadar Yaaron, Tarik Kopty y Ayelet Robinson. El guión fue escrito por Suha Arraf en colaboración con Eran mientras que la producción corrió a cargo de Bettina Brokemper, Antoine de Clermont-Tonnerre, Michael Ecklet y (de nuevo) Eran Riklis. La banda sonora fue compuesta por Habib Shehadeh Hannah y la fotografía fue obra de Rainer Klausmann mientras que el montaje lo llevó Tova Ascher. Mencionar también a Miguel Merkin (Diseño de producción) y a Rona Doron (Vestuario) que aportan al film un acabado impecable gracias a unos tonos muy bien escogidos para cada escena y situación.

TRAILER

El trailer en sí es una pequeña obra maestra, un ejercicio de buen montaje y elección de escenas y sonido. Perfectamente traducida nos informa de la esencia del film sin revelarnos en el desenlace, al menos, no más que la sinopsis.

COMENTARIS I PUNTUACIONS

“Cine inteligent y entretenido (…) modelada con ironía, generosidad, rabia y un puro optimismo que agradará al público (…) excelente interpretación de la actriz palestina Hiam Abbass.” (Derek Elley: Variety)

“Estimable (…) la historia funciona muy bien gracias a un tono cercano a la fábula” (Javier Ocaña: Diario El País)

“A mitad de camino entre el realismo y el simbolismo, es un drama muy humano, cuyo ímpetu es debido a la magnífica interpretación de Hiam Abbas y su altiva soledad”. Le Figaroscope (***)

“El director Eran Riklis realiza una reflexión política y da una lección de humanismo a partir de una ilustración metafórica de la difícil convivencia entre israelíes y palestinos”. LE MONDE

CRÍTICA

Valoració Global

La línea argumental es estable y transcurre de una manera muy fluída, sin situaciones forzadas ni diálogos absurdos o innecessarios. Casi todas las escenas son esenciales para explicar la historia y bien pocas son las que sobran o están vacías de contenido. Por otra parte, la realitzación de cada escena está cuidadosamente medida, mirando de no sobrecargar el ambiente visual, y la sucessión entre unas y otras es, normalmente, muy coherente y suave. Por ejemplo, la entrevista del ministre de defensa en el late-show se traslada en la siguiente escena al televisor del comedor de su casa, dando a entender que han pasado pocas horas entre una y otra.

Por norma general, los diálogos son correctos y realistas, a excepción de unos pocos, que son sublimes, una verdadera perla, como la conversación entre el ministro de defensa y la periodista o aquella entre Zaid y un abogado israelí.

Los personajes son realistas y coherentes, cumplen con su personalidad durante toda la línea argumental. Está claro que experimentan algunos cambios, sino, la película estaría falta de mensaje, pero la forma de actuar y de pensar, así como su relación con el entorno no cambia de forma brusca en ningún momento.

La elección del vestuario, así como del decorado y la interacción entre uno y otro elemento, demuestran una gran sensibilidad en el responsable de este aspecto del film. El vestuario es adecuado a cada personaje, a su estatus social, a su edad y a su personalidad. Por otra parte, la elección deliberada de tonos grises, verdes, ocres i marrones crea cierta atmósfera melancólica, un aire de tristeza y desesperación que concuerda a la perfección con el ambiente emocional predominante en el film.
Desconozco si la casa de Salma es real o un decorado, porque si es un decorado el trabajo que han hecho es magnífico. Sea como sea, la selección de este paraje es totalmente acertado; crea la sensación de estar en un laberinto, como lo están las almas de los personajes.

La banda sonora, como un suave sonido de fondo, pasa prácticamente desapercibida para nuestra mente consciente, abocando el contenido emocional de la pieza directamente al subconsciente y consiguiendo de esta manera y sin esfuerzo que nos sintamos identificados con los personajes.

PERSONAJES

Salma, la viuda palestina, es una mujer apática, tímida y muy mesurada en sus actos en todos y cada uno de los fotogramas. Su dureza, la lejanía emocional y su fortaleza se mantienen igualmente presentes, sin disminuir ni un instant. Hiam Abbas demuestra una gran capacidad interpretativa al ser capaz de dejar de lado todas las emociones humanas y ponerse en la piel de una persona que ha perdido tota esperanza.

Ali Suliman, por su parte, consigue interpretar a la perfección el papel de joven inmigrante ruso de origen humilde; uno casi puede imaginarse la adolescencia de Ziad en algún suburbio de Moscú o, quizás, de Kíev. Aunque el personaje cumple con la mayoría de tópicos de este estereotipo no dominan del todo en su personalidad. No nos encontramos ante un joven vestido con la ropa deportiva más barata del mercado, descamisado y de modales tan inexistentes com su gusto estético a la hora de elegir bisutería (que es la imagen que tenemos de este estereotipo), sino que el director nos presenta a un personaje joven pero maduro, informal pero cercano.

Mira Navon, la esposa trofeo típica y tópica que todo dirigente político “tiene que tener” es el más fiel retrato de una mujer obediente y sumisa que, de golpe, abre los ojos y se da cuenta de hasta qué punto se ha transformado su casa en una prisión. Mira, después de saborear el dulce néctar de la libertad de pensamiento, experimenta una transformación gradual a lo largo de tota la película pasando de ser y considerarse “una parte activa de la escena política y social” a una simple ama de casa y de aquí a una mujer liberada e independiente. En mi opinión, la debutante Rona Lipaz (es el primer largometraje en el que participa), es la que menos destaca entre todo el elenco, tal vez debido a que lo convencional de su personaje no permite revelar un posible talento oculto.

El ministre de defensa Navon es un pobre diablo, egoista y egocéntrico, mentiroso e hipócrita que, al final, parece darse cuenta, de una forma u otra, de su fatal soledad y lo que es más importante, que él es el origen. Doron Tavory, que está detrás de este personaje, se revela como alguien capaz de una gesticulación tan natural que cualquiera diría que es realmente un político. El actor es capaz de ponerse magistralmente en la piel de este lobo feroz y traïdor.

Del resto de actores solo me falta destacar al árabe Tarik Kopty, en el papel de Abu Hassam, quien, por la forma realista en que realiza ciertas activitades agrarias, se podría decir que ha tenido orígenes campesinos bastante marcados.

ESCENAS MEMORABLES

La primera escena en que se deja entrever la posible relación oculta que hay entre el ministro y su guardaespaldas, aproximadamente en el minuto 8. Un simple roce disfrazado de gesto formal o una caricia cómplice mal disimulada son suficientes para despertar en la esposa un sentimiento de celos. Estoy seguro de que no soy el único que ha notado lo que os digo.

-Cuando Salma está durmiendo plácidamente, tenuemente iluminada y con el viento de fondo, y va despertando poco a poco a medida que se ven caer los limones de su árbol, uno tras otro, simbolizando, tal vez, su temor. Una vez despierta, un plano general muy bien logrado nos muestra toda la habitación, con las sombras de los árboles bailando con el viento y Salma espantada de sí misma y del futuro que le espera.

-La transición entre la escena de los recuerdos, en que el padre de Salma la lleva en brazos por el campo de limoneros, finalizada bruscamente por las imágenes de la construcción de un nuevo segmento del muro de separación.

-Una de las pocas escenas de humor de toda la cinta, aproximadamente en el minuto 25, cuando el abogado Ziad, al ver a la esposa del ministro exclama: -“su vecïna es muy bonita”- cosa que, despés de una grave mirada de desaprobación por parte de Salma y Abu Hassan, matiza diciendo: -“lo que quiero decir es que las mujeres judías se saben cuidar”- para acabarlo de adobar diciéndose a sí mismop en voz baja: -“calla, idiota…”-
A favor del pobre Ziaz he de decir que a Rona Lipaz, sus treinta y tantos la han tratado muy bien.

-La charla nocturna del ministro y su esposa, justo después de sus declaraciones en el late-show, en un magnifico plano general tan poco iluminado como las vidas de sus dos protagonistas. Terrible el moment en que los lobos aúllan justo después de que Mira se decide a mostrar su verdadero rostro, como simbolizando la lejanía entre ambos, la soledad que los separa, oscura y repleta de fieras.

-Cuan el ministro da una rueda de prensa sobre el derrocamiento de unos oliveros que pertenecen a unos judíos. -”Mi padre me enseñó que los árboles son como un ser vivo, no se les ha de tocar ni un pelo de la cabeza”- dice él hablando a los micrófonos, a lo que su esposa le replica, sin palabras y a distancia: hipòcrita.

-Cuan el abogado se queda a dormir en casa de la palestina debido al toque de queda y a medianoche ambos se despierten porque no pueden dormir. La forma en que la cámara va penetrando en la habitación a medida que los dos personajes se acercan es magnífica, muy dulce. El relato de la palestina sobre los lobos y la soledad también es una parte remarcable de la escena.

Conclusió

Visionado el film y aunque no lo he digerido completamente puedo afirmar sinceramente que esta película es una obra magnífica, sencilla y efectiva, entretenida de principio a fin. Totalment recomendable. Quien piense que este film es una critica velada contra el Estado de Israel se equivoca, es una crítica abierta a la condición humana y una visión sincera sobre nuestra soledad.

Lo mejor:

Un final agridulce, como la vida misma, bastante realista y creíble.

.

Lo peor:

Que el film podía dar más de sí. No profundiza tanto como me hubiese gustado en las vidas de los protagonistas. Uno se queda con la sensación de que todos están de pasada en la historia y que los verdaderos protagonistas son los limones.

Fuente: yadbeyadcat.wordpress.org
Posted by Maiol in Cinema Jueu/Israelià.
Traducción: Silvia Schnessel

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: