“CON ISRAEL, CON LA RAZÓN”

Con Israel, con la razón: una respuesta a JCall

Queridos amigos,

en los últimos días, un grupo de intelectuales judíos franceses han lanzado un manifiesto JCall – (“Llamado a la Razón”), que es básicamente un llamado a la rendición de Israel.

El recurso JCall es parte de la gran ola de deslegitimación de Israel y su política.

Hemos respondido con la fuerza de las verdaderas razones, los motivos de Israel, y queremos que el número y calidad de nuestros firmantes demuestren que existe un gran movimiento de opinión que defiende a Israel, Europa y todo el mundo.

Lo que sigue es nuestro llamamiento “Con Israel, con la razón”,  a por favor firmar y difundir lo más posible a través de sus contactos (el texto está en Italiano, Inglés y Francés). Para obtener instrucciones de conducción tan pronto como nuestro objetivo.

FIRME EL RECURSO DE CASACIÓN INTERPUESTO “CON ISRAEL, CON LA RAZÓN”

EN ESTE LINK: http://www.petitiononline.com/israel48/petition-sign.html

El ataque contra Israel por el documento JCall se inspira en una visión miope de la historia del conflicto árabe-israelí. De hecho, los firmantes de este llamamiento no tienen la clara percepción de la amenaza mundial física y moral a la que Israel se encuentra actualmente expuesto. De hecho, es increíble que gente inteligente y culta como Alain Finkelkraut y Bernard-Henri Levy – en lugar de tratar con Irán, que pronto va a mantener al mundo entero bajo la amenaza de la gama de su primera bomba atómica – jueguen con la idea de que Benjamin Netanyahu es el obstáculo a la paz verdadera, que el obstáculo fundamental para una solución del conflicto es una actitud reprochable de Israel. Los intelectuales que han firmado el documento francés ignoran la historia y no se preocupan por la ayuda que va a dar y ya está dando a la deslegitimación sin precedentes que amenaza la vida de Israel.

Empujar a Israel a concesiones sin recompensas, simplemente significa rendirse al enemigo sin ninguna garantía: la retirada unilateral de Gaza ha producido consecuencias desastrosas,  la tierra de la cual los habitantes de Gush Katif han sido expulsados es desde entonces una plataforma de lanzamiento de misiles y terroristas; las concesiones de Ehud Barak en Camp David, diseñadas para dar a Arafat prácticamente todo lo que estaba pidiendo, condujo a los horrores de la segunda Intifada, con sus dos mil personas muertas por ataques suicidas, la evacuación del sur del Líbano en 2000 fortaleció a Hezbolá, suministrado con 40.000 misiles y llevó a la guerra de 2006.

Finkelkraut, Henri Levy y sus colegas firmantes afirman que están preocupados por el futuro y la seguridad de Israel. Pero en realidad ignoran el elemento básico que ha impedido el éxito de cualquier proceso de paz, a saber, el rechazo árabe y palestino a reconocer la existencia misma del Estado de Israel como una nación-estado permanente en el Medio Oriente. Este rechazo que todo lo abarca del derecho de Israel a existir se refleja día a día en los territorios palestinos y los medios de comunicación pan-árabe.

El ataque contra Netanyahu aspira a romper su coalición de derecha. Pero en realidad nunca importó si un gobierno israelí era de derecha o izquierda: de todos modos los palestinos rechazaron toda propuesta de paz.

Concesiones israelíes de tierra como las del defensor de los intelectuales franceses nunca traerán la paz. Sólo una revolución cultural en el mundo árabe puede alcanzar, pero nadie la pide, ni siquiera Obama, que dedica gran fuerza de EE.UU. para presionar a Israel solamente.

Esta es la moda actual.

La paz no vendrá porque Israel se haga más pequeño. Lo que nos acercará a la paz es si la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, deja de nombrar plazas públicas con nombres de asesinos masivos como el fabricante de bombas de Hamas Yehiya Ayash, si los palestinos dejan de repartir caramelos cuando familias judías son asesinadas por terroristas suicidas en restaurantes;
y cuando el mundo árabe acepte el discreto pedido de Netanyahu a reconocer al Estado de Israel como Estado del pueblo judío.

Esta realidad es también ignorada por los intelectuales israelíes que han firmado un documento contra el premio Nobel de la Paz Elie Wiesel, que escribió una carta muy noble en apoyo del centro espiritual y de Jerusalén patria histórica del pueblo judío.

Esta epidemia tristemente políticamente correcta está, probablemente, diseñada para dar un poco de oxígeno a los movimientos pacifistas derrotados que en realidad es poder sólo para estrellarse contra la roca de la cultura islámica y el odio para difamar a Israel. Pero en este enfoque no hay contribución a un futuro mejor para el Oriente Medio: el mundo debe encontrar el valor para enfrentar la nuevalocura islamista que brota de Irán, Siria, Hezbolá y Hamas y apunta a la destrucción de Israel. Irán y sus aliados están, por supuesto, armándose con armas letales, no con palabras vanas, como los que firmaron “El llamado a la razón”. Pero incluso las palabras pueden matar y destruir.

Los firmantes del manifiesto JCall muestran una ignorancia flagrante de la política de mano extendida, aprobada por Netanyahu desde  su discurso
en Bar Ilan  en junio de 2009, los diez meses de congelación de asentamientos, la eliminación de muchos puestos de control y la adopción de medidas importantes para facilitar la economía palestina. Y se puede ver claramente que el “documento Finkelkraut” tiene sabor a Obama, los intelectuales de moda remilgada y respetable actitud a menudo no pueden decir que no. Esto hace posible hoy en día a que el número cada vez mayor de enemigos de Israel deslegitimen al Estado judío regocijándose de que “incluso los Judios están con nosotros”. Si éste era el objetivo de los  signatarios, lo han logrado.

Firma la petición “CON ISRAEL, CON LA RAZÓN”
Pincha en este enlace:

http://www.petitiononline.com/israel48/petition-sign.html

Fecha Jueves, 06 de mayo 2010
Cynthia, Milán
Publicado Jueves, 06 de mayo 2010 a las 21:50:15

Firmé el recurso de casación, espero que haya muchas adhesiones, por el bien de Israel y la Paz verdadera

Daniel Coppin, Nápoles
Publicado Jueves, 06 de mayo 2010 a las 13:58:25
Una iniciativa importante a la  que me incorporé con convicción. Gracias por haberla tomado.
El texto y las imágenes son copyright 2010
Fiamma Nirenstein – Contactos:
info@fiammanirenstein.com

Fiamma Nirenstein (periodista y diputado),
Giuliano Ferrara (Director de Il Foglio),
Paolo Mieli (presidente Rcs Libri, ex Direttore del Corriere della Sera), Angelo Pezzana (periodista, informazionecorretta.com e Líbero),
Ugo Volli (semiólogo, Università di Torino),
Shmuel Trigano (professore, Universités à Paris X-Nanterre),
Israel Giorgio (Università La Sapienza),
Giulio Meotti (periodista, Il Foglio),
Raffaele La Capria (scrittore),
Evgeny Kissin (pianista),
Gianni Vernetti (deputato, ex Sottosegretario agli Esteri),
Susanna Nirenstein (giornalista),
Peppino Caldarola (giornalista),
Alain Elkann (scrittore, consigliere Ministero Beni Culturali),
Carlo Panella (giornalista, Il Foglio),
Emanuele Ottolenghi (Senior Fellow de la Fundación para la Defensa de las Democracias),
Daniele Scalise (giornalista),
Giancarlo Loquenzi (Direttore, l’Occidentale),
Edoardo Tabasso (professore, Università di Firenze),
Leonardo Tirabassi (Circolo dei Liberi presidente Firenze,
Fundación Carta Magna),
Moscati Angelo (Presidente Bene Berith Giovani Italia),
Arbib Johanna (Consejo Mundial de Administración Presidente del Keren Hayesod),
Giacomo Kahn (Direttore mensile Shalom),
Magdi Allam (parlamentare Europeo),
Luigi Compagna (Senatore),
David Cassuto (ex di Gerusalemme vicesindaco),
Riccardo Pacifici (presidente Ebraica Comunità di Roma),
Anita Friedman (Associazione appuntamento un Gerusalemme),
Nizza Cecilia (consigliere Comunità Ebraica Italiana, Gerusalemme),
Leona Paserman (Presidente della Fondazione Museo della Shoah di Roma),
Massimo Polledri (deputato),
Enrico Pianetta (deputato, Presidente Associazione di parlamentare amicizia Italia-Israele),
Alessandro Pagano (deputato),
Renato Farina (deputato),
Marco Zacchera (deputato),
Gennaro Malgieri (deputato),
Dore Gold (Presidente, Jerusalem Center for Public Affairs, ex Embajador de Israel ante las Naciones Unidas),
Norman Podhoretz (Escritor, Editor-en-Grande, la revista Commentary), Michael Ledeen (Académico Libertad, Fundación para la Defensa de las Democracias),
Barbara Ledeen (asesor principal de The Israel Project),
Phyllis Chesler (profesora emérita de Psicología y Estudios de la Mujer, Universidad de la Ciudad de Nueva York),
Nina Rosenwald (Redactor en Jefe, http://www.hudson-ny.org),
Harold Rhode (Esperto di Medioriente, ex Pentagono),
Caroline Glick (editorialista, Jerusalem Post),
Rafael Bardají (director de Política Exterior, la Fundación FAES),
Sassun Raffaele (Presidente del Keren Kayemet Leisrael Italia),
Número máximo de Singer (fundador y Senior Fellow del Hudson Institute),
George Weidenfeld y Annabelle (Presidente del Instituto para el Diálogo Estratégico),
Anna Borioni, (Associazione appuntamento un Gerusalemme),
Efraim Inbar (Director del Centro Begin-Sadat de Estudios Estratégicos),
Zvi Mazel (ex Embajador de Israel a Egipto y Suecia),
George Jochnowitz (profesor emérito de Lingüística de la Facultad de Staten Island)

Anuncios

Una respuesta

  1. Mi solidaridad por el pueblo Judio y por toda iniciativa de paz . El asunto parece complicado mientras la veligerancia de los grupos armados islàmicos quieran imponerse por la fuerza; no se puede negociar mientras se concentra màs y màs violencia.

    Cuauh

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: