La boda en las distintas culturas

chuppahUna actividad en la que colaboramos hablando de la boda judía:

Un viaje a través del paladar (tertulias degustación)

Charla degustación con explicaciones sobe la bodas en las distintas culturas mientras degustamos bebidas y platos típicos de estas culturas.

Miércoles 28/10 a las 18:30

En: Asociación de Vecinos Las Fuentes – Fundación EL TRANVIA

Fray Luis Urbano 11 Casa 23, 50002, Zaragoza

Asociaciones participantes:

A.C. Sefarad Aragón (cultura judía)
Comunidad Bahai
Amigos de China
Argelinos en Aragón
Raices Andinas (Bolivia)
Aragón Japón
Inmigrantes Búlgaros en Aragón BG

Proyecto realizado con la ayuda de DGA Inmigracion y la FABZ.

Proyecto:
DISTINTOS EN LA IGUALDAD:
http://www.distintosenlaigualdad.org
distintosenlaigualdad@gmail.com

Hummus: una guerra de guisantes en el Oriente Medio

Por Michael Bloch y Fernando Cohen-Sur
para Guysen International News
26 octubre 2009

HUMUS-GUINESSUn grupo de chefs libaneses batieron, este sábado 24 de octubre, el récord mundial Guiness realizando el mayor plato de puré de garbanzos, un plato más conocido como “Hummus”. ¿Anecdótico? Menos de lo que parece. El Líbano ha puesto en marcha una intensa campaña en los medios de comunicación para que este plato sea conocido como una especialidad del “País de los Cedros”. Un día después, el Líbano anunciaba que también había superado a Israel preparando el plato más grande de Tabule.

Un plato de humus de 680 kg. ¿Un sueño? En el Líbano lo hicieron. El record fue aprobado y registrado por el famoso libro “Guinness”. Una victoria culinaria en el marco de un posicionamiento en la política libanesa. Desde el año pasado, el jefe de la Asociación de Industriales del Líbano, Fadi Abboud comenzó una campaña para impedir que Israel venda el hummus como un producto “Made in Israel”. El empresario ha anunciado su intención de certificar en la Unión Europea al hummus como un plato nacional del Líbano.

Los libaneses basan su exigencia en el famoso caso de la “Batalla de la feta”. El gobierno griego había obtenido en 2002 la denominación “feta” exclusivamente para los quesos elaborados en Grecia continental (…). La leche utilizada en la preparación de la feta, debía proceder de ovejas y cabras de las razas locales. Esta decisión es válida sólo para los productos vendidos en la UE. La batalla legal se había extendido durante más de siete años.

El hummus es, a menudo, asociado con una pasta de sésamo decorado con aceite de oliva, limón, ajo y sal. Nacido en el Medio Oriente, su origen exacto sigue siendo incierto. El Hummus es un plato muy popular en Israel, se sirve a diario en muchos restaurantes, y su reputación está creciendo, día a día, en todo el mundo.

“La fama del Hummus ha copado el mundo. Algunos restaurantes de alta cocina en Londres y Nueva York venden ahora el Hummus y lo presentan como un plato de origen judío”, dijo, muy molesto, el Sr. Abboud. “Estamos hablando de enormes pérdidas en el mercado del Hummus. Más de mil millones de dólares …”, dijo. “Si ganamos esta lucha, hay un enorme potencial para el Líbano”.

Para los israelíes, el Hummus es parte de su comida diaria, haya nacido en el Líbano o no. En la película “You Don’t Mess with the Zohan” sobresale la peculiaridad y la popularidad del Hummus en Israel. El héroe principal de la película, se lava los dientes con hummus como si fuese una pasta de dientes.

Shuky Galili, un israelí que tiene un blog dedicado específicamente al Hummus, niega que este plato sea de origen libanés: “Es ridículo reivindicar la paternidad del Hummus. Según los arqueólogos, el hummus, como una combinación de guisantes garbanzos y salsa de sésamo y fue creado por los cruzados. El Hummus no es para la gente que lo inventó, sino para las personas que le aman, que lo preparan, que son apasionados por él”, afirma Galili.

Tras el Hummus… el tabule

Israel poseía el record Guiness en el rubro “plato más grande de Hummus”. Los libaneses cocinaron uno más grande. Un día después, superaban a Israel con la preparación del plato más grande de “tabule” (ensalada de perejil y trigo cocido) del mundo, lo que le permitió entrar por segundo día consecutivo en el libro Guinness de los Récords.

Un total de 250 cocineros y 50 jefes de la Escuela hostelera de Kafaat prepararon 3.557 kilos de tabule en un mercado en el centro de Beirut, donde miles de personas se congregaron para festejar la hazaña que un representante de Guinness confirmó. Con anterioridad, Israel entró en el libro Guinness con la preparación de un tabule de 2.600 kilos.

Uno de los organizadores del evento, Fadi Jressaiti, afirmó que se vieron “obligados a preparar este plato tradicional libanés, porque Israel lo está promoviendo como suyo”. Queremos demostrar al mundo que este es un plato libanés. Recurriremos a la justicia para certificar nuestros platos”, agregó.

Tras la entrega del certificado de Guinness, varios altavoces, instalados para la ocasión, difundieron música folclórica e incluso cantos dedicados a los platos nacionales, mientras que los cocineros repartían la ensalada entre los presentes.

Israel y el Líbano no pueden firmar un acuerdo de paz hasta que el Jizballah y Siria no den su visto bueno. Tampoco pueden hacer la guerra porque el gobierno del Líbano ni siquiera tiene monopolio sobre el uso de la fuerza militar que existe en el país de los cedros. Tampoco compiten en fútbol, ya que uno participa en Europa y pierde (Israel) y el otro en Asia (y también pierde). ¡Queda competir por el Hummus y el tabule!

Por el momento los libaneses compiten solos porque en Israel el tema no es tomado muy en serio.

La Oreja de Van Gogh actúa en Tel Aviv y graba en el Mar Muerto

la_oreja_de_van_goghEFE, Jerusalén

La Oreja de Van Gogh llega hoy por primera vez a Israel para una gira de diez días, donde dará un concierto especial en el paisaje del Mar Muerto, que será grabado, y otra actuación en Tel Aviv.

Los componentes del grupo donostiarra iniciarán su estancia en el corazón musical y cultural de Israel, Tel Aviv, donde permanecerán durante los primeros días para preparar dos conciertos, según un comunicado de la discográfica Sony Music.

El grupo encabezado, por Leire Martínez, presentará en Israel su álbum “Nuestra Casa a Izquierda del Tiempo”, en una gira auspiciada por Casa Sefarad-Israel, institución española que fomenta las relaciones de amistad y de cooperación con Israel y las comunidades judías de todo el mundo.

“El primero de los conciertos tendrá lugar en el incomparable escenario natural del Mar Muerto y se grabará en directo con el acompañamiento de una orquesta sinfónica”, señala el comunicado.

Una parte se realizará al amanecer del 1 de noviembre y la otra al anochecer del día 2, bajo la luna llena, con el objetivo de grabar imágenes a diferentes horas del día.

En este concierto La Oreja de Van Gogh tendrá como invitados especiales a dos conocidos de los escenarios españoles, el cantante israelí David Broza y la cantante árabe Mira Awad, en lo que será un encuentro musical entre tres culturas.

El segundo concierto, abierto al público israelí más joven, lo dará el grupo español en la sala Reading 3 de Tel Aviv.

Se trata de la primera vez que uno de los grupos más populares del pop español actúa en Israel, donde presentarán su álbum con nuevas versiones de once de sus grandes éxitos.

La ola

La olaDIRECTOR Dennis Gansel
GUIÓN Dennis Gansel, Peter Thorwarth
REPARTO Jürgen Vogel, Frederick Lau, Jennifer Ulrich, Max Riemelt, Christiane Paul, Elyas M’Barek, Jacob Matschenz, Cristina Do Rego, Maximilian Mauff, Maximilian Vollmar, Ferdinand Schmidt-Modrow, Tim Oliver Schultz, Amelie Kiefer, Fabian Preger, Odine Johne

Sinopsis

En la Alemania contemporánea, el profesor Rainer Wenger idea un experimento con el fin de explicar a sus alumnos los mecanismos de los gobiernos totalitarios. Para ello, implanta una disciplina estricta en el funcionamiento de la clase y un fuerte sentimiento de comunidad entre los estudiantes. Con el paso de los días, esta experiencia didáctica se va convirtiendo en algo real y peligroso, creando una espiral de violencia que incluye agresiones y aislamientos. Ya es tarde para echarse atrás.

“La ola” es un drama alemán que, basándose en la inquietante novela de Morton Rhue, bucea en los entresijos del totalitarismo para reflexionar si es posible que se vuelva a repetir un momento histórico como el del Tercer Reich. La película, como el libro, se inspira en un hecho real que tuvo lugar en 1967 en el Instituto Cubberley de Palo Alto (California): un profesor lanzó un experimento a su clase para que comprendieran los mecanismos del nazismo, dando como resultado un sistema de obediencia extrema que acabó en un movimiento real (La Tercera Ola) y varios episodios de violencia.

El director del filme, Dennis Gansel (Napola), interviene en un elenco de actores encabezado por Christiane Paul (Mi nombre es Bach), y un largo etcétera de intérpretes alemanes poco conocidos en nuestra cartelera. “La ola” ha participado en festivales internacionales tan prestigiosos como Sundance, ha sido nominado a los Premios del Cine Europeo y ha triunfado en los galardones concedidos por la industria germana.

Crítica

“Napola”, penúltima película de Dennis Gansel, prefiguraba ya la luz roja de alarma que suena a todo trapo a lo largo y ancho de los inquietantes 120 minutos de “La ola”. Entonces se cuestionaba Gansel, y en el empeño lanzaba un interrogante abierto a la sociedad alemana, hasta qué punto el pasado totalitario de Alemania era ´sólo´ una sanguinaria experiencia piloto de la que avergonzarse anclada ya en la noche de los tiempos. “Napola” elucubraba sobre el papel de la juventud de la alta burguesía en el régimen de terror nazi, sobre la maleabilidad asustante de sus conciencias en manos de un titiritero carismático y demagogo. Eran los soldaditos del régimen, educados en la rigidez de una disciplina espartana, dispuestos a seguir ciegamente la inercia del discurso imperante enajenados en pos de un ideal que los unía en la demencia. Gansel hacía entonces cine-historia, y aunque ahora recicla el envoltorio en un esquema de historia-ficción, ambas películas se suceden con una coherencia casi perfecta.

Viajamos del ´qué pasó´ al ´qué pasaría si´, pero la experiencia histórica que inmortalizaba “Napola” es tristemente el espejo en el que se mira “La ola” para aseverar que, después de todo, el totalitarismo es un fantasma vivo y coleando. Para comprender la amplitud en perspectiva de la escalofriante reflexión se impone el visionado conjunto de ambas películas como partes de un díptico indisociable. Pero el apocalíptico oportunismo de “La ola”, más allá de sus virtudes y defectos fílmicos, se basta y se sobra para colocarnos frente al precipicio de una amenaza latente peligrosamente plausible.

Basada en hechos reales, la última película de Dennis Gansel reconstruye con licencias dramáticas varias y con intercambio de contexto el experimento sociológico puesto en práctica por un profesor de instituto norteamericano hace ya unas décadas para demostrar a sus alumnos que el fascismo no era un fósil. El ensayo se le fue de las manos para, de esa manera, demostrar hasta qué punto sus temores tenían vigencia. Gansel no se queda en el umbral de la dramatización exhaustiva de aquel suceso. Su película es una película del siglo XXI y las variantes generacionales juegan un papel decisivo en el meollo de su ficción.

“La ola” es una película apasionante por la lucidez terrorífica de su discurso, por el valor social y sociológico de sus imágenes. El fascismo es un germen, un virus latente que sólo necesita un desencadenante puntual para generar una infección a gran escala. Más aún, y es ahí donde la cinta hace más daño, en un contexto sociopolítico tan degradado como el actual en el que, qué miedo, se dan casi todos los requisitos históricos (crisis económica, perspectivas laborales bajo cero, emigración masiva, crisis en la identidad nacional…) que sostienen el surgimiento de las utopías totalitarias.

A Gansel se le va la mano con las ramificaciones escolares del fenómeno dibujando una hipótesis de credibilidad dudosa. No se entiende la pasividad crónica del instituto en el que se extiende el tumor, ni la improbable ambigüedad moral e intelectual del profesor-führer que maneja los hilos del experimento. “La ola” es un filme de credibilidad cuestionable por mucho aval que sean sus fuentes verídicas. Habrá además quien acuse a Gansel de sensacionalista, de abanderado de un efectismo fácil por culpa de un desenlace extremo y sin contemplaciones. Pero es precisamente ese controvertido fin de fiesta el que ubica su película en el contexto crítico de una modernidad de adolescencias hiperviolentas.

De hecho es posible que su película sea más sugestiva como espejo sociológico, como demencial juego de rol para mentes enfermas en imágenes, que como obra cinematográfica propiamente dicha. Sea como fuere el filme provoca, sacude los adentros, prohíbe la indiferencia y da pie a un debate social apasionante. No poco, vaya.

Fuente: 20minutos.es

Israel recupera electricidad en las carreteras

Por Elias L. Benarroch (AP)
Tel Aviv traffic

Los científicos han puesto en marcha un sistema que permite generar energía a partir de la presión ejercida por los automóviles y por los aviones en las pistas y los trenes en las vías. Con placas de más de un kilómetro podrían abastecerse 2.500 viviendas.

Los científicos israelíes han superado con éxito la primera prueba de un sistema revolucionario para la generación de electricidad a partir de la presión de los coches, que podría convertirse en una fuente ilimitada de energía renovable.

El nuevo sistema, probado en estos días en una carretera en el centro de Israel, se basa en las propiedades de los materiales piezoeléctricos.

“Estos materiales permiten la conversión de energía mecánica ejercida por el peso de los vehículos en energía eléctrica”, dijo a Efe la científica Lucy Edri-Azoulai, hija de un español de Melilla que emigró a Israel hace décadas.

La innovadora tecnología es el fruto de largos años de investigación en el prestigioso Instituto Technion de Haifa, y en 2007 por la tecnología Innowattech, que se ha asociado con la entidad académica. Las ristras generadoras se encuentran bajo el asfalto de las calles, y la energía acumulada por la deformación almacenada en las baterías a lo largo de la acera, para luego ser transferida fácilmente a la red nacional. La prueba, hecha sin el conocimiento de los conductores, incluía un pavimento adaptado de sólo 13 metros y con la electricidad acumulada se consiguió iluminar la red eléctrica de un tramo de carretera.

Con placas generadoras de un kilómetro de largo se podría generar suficiente electricidad para alimentar a 2.500 hogares, aseguran sus inventores.

Según Edri Azoulay “cada carril puede producir por kilómetro unos 200 kilovatios-hora”, por lo que una autopista de cuatro carriles produciría un Megawatio.

“Nuestros cálculos de optimización prefieren caminos de uso masivo, por los que circulan por hora unos 600 vehículos pesados, es decir camiones o furgonetas , enfatiza la científica.

Israel, un país que ocupa poco más de 22.000 kilómetros cuadrados, cuenta con unos 250 kilómetros de carretera en la que se pueden instalar los revolucionarios generadores, y la empresa ya ha producido también variantes para vías de ferrocarril, aeropuertos y peatones.

A diferencia de otros métodos de energía renovable, como puede ser la energía eólica o solar, estos generadores no dependen de las condiciones meteorológicas, sino sólo del flujo de vehículos o personas.

Tampoco requiere aparatosas obras pues la instalación de los generadores se hace casi en la superficie -a 5 centímetros de profundidad y su costo es menor que el que requieren los sistemas de energía solar y se recupera casi en el mismo punto de consumo, abaratando los costes de la red eléctrica.

Después de la primera prueba, los investigadores responsables del sistema están ahora abocados en el programa piloto para ampliar el área generadora a un kilómetro, antes de pasar a la producción en masa de unas ristras que cautiven la atención de muchas empresas eléctricas.

“Nos inundaron con solicitudes desde todo el mundo”, dijo Edri-Azoulay, consciente de que aún está lejos el día en que este recurso limpio y, en principio, ilimitado, pueda llegar a convertirse en un verdadero sustituto de los combustibles fósiles.

“Estamos todavía muy lejos de poder desprendernos de las plantas eléctricas convencionales”, advierte la científica, que ve en Occidente uno de los mercados prioritarios para el nuevo sistema por la gran cantidad de camiones pesados que ruedan por las carreteras europeas y americanas.

“El peso es determinante para la cantidad de energía que va a generar.” En cuanto al conductor, es una “carretera normal que no produce un consumo adicional de combustible ni provoca desgaste del vehículo.”

Fuente: En Defensa De Israel

Segundo jugador israelí en la liga ACB

burstein2El equipo madrileño de Fuenlabrada de la liga ACB, acaba de hacer público el fichaje del jugador israelí Tal Burstein (29 años, 1.98 m.) ex Maccabi Tel Aviv. Después de una temporada con poco protagonismo en el Maccabi (4 puntos de media en la Euroliga), Burstein hizo un muy buen Eurobasket con Israel: 14,3 puntos, 2,3 rebotes y 2 asistencias por partido. Los problemas de Burstein con las lesiones comenzaron en mayo del 2007, cuando se le detectó una extraña lesión en los dos pies. Estuvo diez meses de baja antes de volver a jugar. Y desde entonces, su rendimiento fue irregular. Burstein tiene un palmarés envidiable: dos títulos de campeón de la Euroliga (2004 y 2005), un de la Superliga (2001), otros campeonatos de Liga de Israel y seis de Copa.

Fuente: galiza-israel.blogspot.com/

A %d blogueros les gusta esto: