Una mujer de 96 años realizará el Bat Mitzvá

15.10.09
Por: Agencia Judía de noticias

Bat MitzváLuego de que pasaran 84 años desde que cumplió los doce, Helen Kaplan, una ciudadana de Ohio de 96 años, celebrará la ceremonia de Bat Mitzvah en Jerusalem. En diálogo con la Agencia Judía de Noticias, AJN, el Rabino Daniel Goldman de la comunidad porteña Bet El indicó que “El Bar o Bat Mitzvá simboliza que el joven asume la responsabilidad frente a los actos que realiza”.

“El Bat o Bar Mitzvá es una ceremonia moderna (data del siglo XX) y simboliza que se asume la responsabilidad frente a los actos que se realizan”, indicó el rabino de la comunidad Bet El, Daniel Goldman.

Además agregó que “Las mujeres hasta los 12 años y un día y los varones hasta los trece años y un día son considerados como personas que no pueden asumir la responsabilidad de sus actos. A partir de ese día, pasan a tener conciencia de sus actos y actitudes”.

En el caso de Kaplan, las jóvenes judías raramente celebraban la ceremonia de Bat Mitzvah cuando ella tenía doce años.

Por eso, 84 años después de cumplir doce, Kaplan realizará la ceremonia este jueves 15 de octubre, en el lugar más sagrado para su religión: Jerusalem.

La ceremonia de Kaplan y de ocho de sus compañeros residentes de un geriátrico será realizada en el marco de un viaje de diez días a Israel que comenzó este lunes.

Antes de viajar, Kaplan -quien es viuda y madre de cinco hijos, tiene once nietos y un bisnieto- dijo que estaba muy ansiosa por visitar la tierra de su gente.

Fuente: http://www.semana.co.il/article/title/una-mujer-de-96-aa-os-realizara-el-bat-mitzva-003326/

Apellidos ashkenazim: historia, origen y desarrollo

17.10.09

ashkenazimEs seguro decir que a través de la historia judía, hasta la revolución francesa y el derrumbamiento de los muros de los guetos, la mayoría de los judíos no contaban con un apellido tal como nosotros entendemos el concepto. Aquí va una guía para comprender de dónde venimos.

Los sabios de la Mishná y el Talmud eran conocidos por su primer nombre Ben más el nombre del padre. Así, por ejemplo estaban Judá Ben Samuel, Ha Jasid; Baruj Ben Samuel, etc.

Ashkenaz, para los que no lo saben, es el nombre aplicado a las comunidades judías de Alemania, Francia y Bohemia. La judería ashkenazí también incluía a los judíos de Polonia y Rusia, la mayoría de los cuales provenían de Alemania.

El hecho más contundente que los definía era lo que hoy se conoce como Idish, un dialecto derivado principalmente del alemán medio, y todavía hoy hablado por algunos judíos ashkenazim.

En los documentos ashkenazim alemanes, pocos apellidos se mencionan. En los documentos oficiales hebreos (tal como un ‘get’- divorcio) sólo los nombres usados por judíos y entre judíos eran admitidos para que el documento fuese “kosher”. Cuando distintas personas con el mismo nombre hebreo (una fuerte posibilidad) se veían involucradas en un divorcio, se adicionaban nombres de familia suplementarios (apellidos).

De acuerdo con esto, los apellidos en los documentos del norte de Europa aparecían en forma esporádica antes de la segunda mitad del siglo XVIII.

Con el advenimiento del nuevo orden, los gobiernos de los ducados, pequeños reinos y otras entidades políticas se enfrentaron al problema financiero y administrativo de contabilizar los impuestos de estos nuevos “ciudadanos”. Esto creó un serio problema de tipo legal.

Por ejemplo, cómo identificar varios casos donde el titular de la casa tenía el mismo nombre: Isaac Ben Jacob.

Es una ironía de la historia judía que el emperador de Austria, José II, hijo de la archi-antisemita María Teresa, fanática legalista que no soportaba a los judíos, fuera un muy tolerante y liberal administrador. Él permitió a los judíos aprender tareas manuales para emplear en agricultura y comercio al por mayor, y los admitió en las universidades y el ejército.

En 1787, promulgó un edicto ordenando a los judíos de Galitzia y Bukovina adoptar permanentemente apellidos, el primero en dictar tal norma en Europa.

Luego Prusia ocupó Varsovia desde 1794 a 1806 e impuso pronunciación alemana a los apellidos judíos.

Las leyes ordenando a los judíos a adoptar apellidos pronto se instauraron también en Frankfurt, Baden, Westfalia y otras comarcas.

En 1808, Napoleón decretó una norma similar para todo judío en su imperio. En el imperio ruso, el Zar Alejandro inició esta política en 1804, finalizándola en 1845.

Estas nuevas regulaciones se implementaban para facilitar el cobro de impuestos y la conscripción de soldados judíos.

Para el gobierno oficial a cargo, el registro de apellidos judíos abrió un nuevo camino para obtener dinero de los judíos.

Los apellidos con sonidos delicados derivados de flores y piedras preciosas, tales como: Rosenthal, (valle de rosas), Lilienthal (valle de lilas), Edelstein (hermosa piedra), Diamant (diamante), Saphir (zafiro) tenían un alto precio.

Aquellos que no podían pagarlos, tuvieron que adoptar apellidos como Schmalz (pasto), Singmirwas (cántame algo), Eselkopf (cabeza de burro), etc. La política fue “germanizar” los apellidos.

En aquellos lugares donde los judíos pudieron manejar la situación, y escapar de la intervención gubernamental, otras fueron las soluciones adoptadas.

1. Casta o función
Uno de los procedimientos populares fue el de aprovechar su función o casta religiosa, por ejemplo Kohen y sus variadas formas tal como:
• Cohen
• Katz (de kohen tzedek)
• Kaplan
• Kagan
• Kahan
• Kahn
• Kohnstamm

Una creencia popular respecto de los kohanim y sus cabellos ondulados dio lugar a apellidos tales como :
• Kraushaar (alemán por cabello rizado)
• Duchan
• Duchen
• Duchin (de “dukhening” Idish por el ritual de bendición de los kohanim)

Levi y sus variadas formas:
• Levy
• Levin
• Levine
• Levinsky
• Levitansky
• Levitsky
• Levinson
• Levitt
• Segal (una abreviatura de segan levi, “ayudante del levita”)

Las variaciones de Segal son:
• Zoegell
• Chagall
• Segalowitch

2. Profesión
Las ocupaciones fueron una importante fuente para determinar los nuevos apellidos:

• Cantor, Kantor, y Singer
• Fleischer y Fleischmann (carnicero) • Beck, Becker, Backer, Baker (panadero)
– Pekarsky en ruso es pekar = panadero
• Breuer (cervecero)
• Weber (Tejedor)
• Kramer (comerciante)
• Wechsler (cambiador de dinero)
• Goldschmidt (goldsmith)
• Brenner (destilador)
• Gerber (curtidor)
• Shub, (de shojet-u-bodek (carnicero e inspector)
• Schechter (carnicero ritual)
• Resnick (eslavo para carnicero)
• Lehrer (profesor)
• Schneider (sastre)
• Saltzmann y Saltman y Saltzman (especiero)
• Farber (pintor)
• Sandler y Schuster (zapatero)
• Fiedler y Fiddler (violinista)
• Grajek (pulidor) (Geiger en alemán)
• Gottesdiener (el que sirve a D-os),(Hegedus en húngaro)
• Wassermann y Watterman (aguatero)

3. Patronímicos
El camino más simple de escoger un apellido fue el de crear un patronímico sumando el sufijo -sohn en alemán, -vitch en ruso, también -ov, -off, -eff, y -kin denotando “descendiente de..”.

Del padre:

• Isaac — Isaacs, Isaacson, Itzik, Eisen

• Jacob — Jacobs, Jacobsen, Jacobson, Jacubson, Jacobowitz, Jacubowitz

• Abraham — Abrams, Abramson

• Mendel — Mendelson

• David — Davidson

De la madre:
• Sarah — Sarasohn, Sarlin, Sarkin

• Greta — Gretz, Graetz

• Rivka (rebeca) — Rivkin

• Batya — Baskin, Basin

• Hora (en checo montaña) — Horovitz

• Man, Manis, Manes, Mannes — Manischewitz

• Margaret — Margaretten

Algunas veces un apellido reunía a ambos padres o se vinculaba con la esposa:

• Dienesman (“marido de dinah”)

• Hodesmann (“marido de hadassah”)

• Perlman (“marido deperl”)

4. Lugar de origen
Muchos judíos tomaron sus apellidos de su lugar de origen, así nosotros encontramos innumerables provincias, ciudades, villas, pueblos, sobre todo en Alemania, Austria, Rusia occidental, Hungría y otros países que dieron apellidos como :

• Auerbach

• Bamberger, Baumberger

• Brody

• Dreyfuss (degeneración del término alsaciano de Treves)

• Dresner (Dresden)

• Spiro (Speyer,tambien Shapiro)

• Lasker

• Horowitz (eslavo: Gurovitz, Gurevitz)

• Frankfurter

• Wiener (Viena)

• Landau (de Londres)

• Pinsky, Pinsker (de Pinsk)

• Frank (de Franconia) — algunos consideran que proviene de Frankel, un sobrenombre para Efraim

• Schwab (de Swebia)

• Pollack (de Polonia)

• Littauer (de Lituania)

• Schlesinger (de Silesia)

No siempre es fácil determinar si un apellido en particular proviene de un pueblo o no. Así, Steinberg, Goldberg, Greenberg, y Rosenberg podrían ser nombres de lugares reales, mientras que Levinstein y Aronthal no. El hecho de tener el apellido de un lugar físico no obligatoriamente quiere decir que el apellido provenga de ese lugar. El apellido Berlin no tiene, en la mayoría de los casos nada que ver con la ciudad alemana. Es en realidad un patronímico de Ber o Berl. Berlin simplemente significa “el hijo de Berl”.

Así también el apellido London es realmente la palabra hebrea “lemden” (instruido, educado) por medio de la cual el portador fue conocido en la comunidad judía. Pero la autoridad legal confundió London con Lemden.

Un grupo de apellidos nace de las características de la vivienda en que residían, ya que las calles tenían nombres pero no números, así:

• Wolf (lobo)

• Lion, Lyon, Leon (león)

• Apfel (manzana)

• Blum, Bloom, Blumenfeld (flores)

• Spiegel (espejo)

• Adler (aguila)

El más prominente, por supuesto, fue Rothschild (escudo rojo).

5. Acrónimos de letras hebreas
Ejemplos:

• Schach (de Shabat Kohan)

• Bach (de bet chadash)

• Malbim (de Meir leib Ben Jehiel Michel (rabino y estudioso de la Biblia)

• Brann (de Ben rabi Najman)

• Braff (de Ben rabi Feivel)

• Bash y Basch, (de Ben Shimshon)

• Brasch (de Ben rav Shimshon)

• Metz y Matz (de Moré tsedek)

• Schalit y Shalit, (de sheyihye le-orekh yamim tovim)

• Wallach, (de veahavta le-reyakha kamocha)

6. Traducciones
Algunas veces el apellido surgió de la traducción en el idioma vernáculo: La idea de “paz” (de Salomón y Shalom fue transformada en el nombre Fried y Friedman; así se obtiene:

• Shalom – Friedman

• Gedaliah – Grossman, Groisman, Grussman

• Itzik – Lachman, Wachman

• Tuviah – Goodman, Gutman,

• Shimshon – Starkman

• Meir – Lichtman, Licht

Otros casos de interés podrían ser:
• Gross o Grois o Rojs – grande; Grosz o Nagy (húngaro); Duzy (polaco)

• Gold y sus derivados – Zlato (ruso/polaco); Aranyi (húngaro)

• Einstein – patronímico de “ein” (jaim)

• Einhorn – unicornio (alemán)

• Rubin y sus derivados – rubí (piedra de la tribu de Reuven)

• Pomerantz – naranja (ruso y polaco)

• Margolis y sus derivados (margalit) – perla

• Frank o Frankel o Frenck – sobrenombre para Efraim

• Okin u Okun – (ruso) (perca, pez de agua dulce)

Los nombres Alter y Altman (hombre viejo) provienen de un segundo nombre dado a menudo a un niño nacido póstumamente o nacido después de la muerte de un hermano/a, para prevenir el mal de ojo.

En algunos casos, los nombres fueron simplemente inventados, en otros fueron

tomados de caracteres de la literatura popular (Sternberg, Morgenthau).

En muchas comunidades en Hungría, los judíos fueron divididos en cuatro grupos, y a cada grupo se le asigno un nombre:
• Weiss (blanco)

• Schwartz (negro)

• Gross (grande)

• Klein (pequeño), respectivamente.

Incluso el servicio de Inmigración y naturalización tuvo injerencias, cambiando y americanizando los apellidos europeos. Muchos Cohen no son realmente cohanim. Si el apellido original tenía un sonido difícil de pronunciar o escribir, el empleado de Ellis Island lo reemplazaba por “Cohen”, si el nombre comenzaba con “k”. Así como también por Levi/Levy si el apellido resultaba difícil y comenzaba con “l.” En muchos casos, donde el apellido original tenía muchas sílabas, el empleado simplemente registraba la primer sílaba del mismo y el resto lo truncaba.

Hollywood también ha tenido su efecto negativo en los nombres judíos. Muchos actores y actrices cambiaron sus nombres para atraer una mayor audiencia y evitar ser discriminados por su judaísmo. Así los nombres cambiaron de “Milton Berlinger” a “Milton Berle”, “Fanny Borach” a “Fanny Brice”, “Isse Danielovitch” a “Kirk Douglas”, “Julius Garfinkle” a “John Garfield”, “Emanuel Goldberg” a “Edward G. Robinson”, “Joseph Levitch” a “Jerry Lewis”, “Judith Tuvim” a “Judy Holliday”, “Asa Yoelson” a “Al Jolson”, “Theodosia Goodman” a “Theda Bara”, “Sonia Kalish” a “Sophie Tucker”, “Isidor Iskowitch” a “Eddie Cantor”, “Irving Lahrheim” a “Bert Lahr”, “Israel Baline” a “Irving Berlin”.

7. Los apellidos en Israel
Luego de discutir los apellidos en la diáspora, volvamos a Israel y exploremos el cambio de los nombres israelíes más comunes. Muchos nombres volvieron de la diáspora con algunos cambios cosméticos, tanto por traducción, o recorte en su largo o perdida de sufijos tales como “vich,” “witz,” etc. El mas prominente y familiar personaje es “David Ben-Gurión, cuyo apellido original era “Green”. El uso las consonantes “g,” “r,” y “n” y escogió el nombre de un antiguo líder palestino “Gurión”.

El segundo primer ministro israelí, Isaac Ben-Zvi, fue originalmente Isaac Shimshelewitz, hijo de Zvi Shimshelewitz. El cambio por Isaac Ben-Zvi, usando el nombre de su padre. Moshé Chertok, primer ministro de relaciones exteriores, usando las consonantes de su nombre se convirtió en Moshé Sharett. El primer ministro, Levi Eshkol, originalmente se llamaba Levi Shkolnik. El conocido historiador Michael Friedman se convirtió en Michael Ish-Shalom (hombre de paz).

El nombre Goldberg tiene muchas permutaciones: Har-Zahav, Harpaz, Ophir, Pazy, Zahavy. Shimón Peres fue originalmente Shimón Persky. Morgenstern se convirtió en Shahar (amanecer) o Ben-Shahar, Gottesman se convirtió en Yedidyah (el amigo de dios). Es así como los apellidos judíos aún están sufriendo modificaciones y se están adaptando a los tiempos modernos.

Pero con el estado de Israel y un mundo mas civilizado, los nombres judíos están cambiando naturalmente, por razones significativas, no debido a fuerzas externas, o temores internos, sin cambios forzados, extraños o sin sentido.

Fuente: http://www.semana.co.il/article/title/saluds-todos-los-bebacs-seran-examinados-por-problemas-de-audicia3n-003337/

Salud: todos los bebés serán examinados por problemas de audición

18.10.09 Categoría: Ciencia y Tecnología
Por: Agencia Judía de noticias

bebésLa tecnología moderna permite que los bebés puedan ser examinados de manera no invasiva, sin sufrir dolor y de manera electrónica, aún si duermen.

La audición de todos los recién nacidos en Israel será examinada en los hospitales a partir del 1 de enero, según una disposición del ministerio de Salud.

Según el ministerio de Salud de Israel, la detección temprana de problemas de audición facilita el tratamiento. Hoy en día algunos hospitales de Israel realizan los estudios voluntariamente, pero a partir de enero será obligatorio para todos. Si el bebé y su madre reciben el alta antes de que el estudio sea realizado, se los invitará a regresar.

Galit Sefi, director general de Micha, la asociación para los niños con dificultades auditivas, felicitó a los ministerios de Salud y Finanzas por la decisión.

“Esto corrige una condición injusta en la que los hospitales, en su mayoría del centro del país, han controlado a los niños voluntariamente y en la mayoría de la periferia del país no lo han hecho. Como los bebés con dificultades auditivas sufren problemas cognitivos o de desarrollo, tratarlos con audífonos o implantes cocleares ayuda a mejorar su rendimiento”, concluyó Safi.

Fuente: http://www.semana.co.il/article/title/saluds-todos-los-bebacs-seran-examinados-por-problemas-de-audicia3n-003337/

El lenguaje de Colón revela que era un judío catalán

Publicado 16.10.2009

ColonIrizarry, profesora emérita de la Universidad de Georgetown, llega a esa conclusión

El origen de Cristóbal Colón no es incierto por casualidad, sino que él lo ocultó a propósito porque era un judío o judío converso cuya lengua materna era el catalán, según declaró Estelle Irizarry, una profesora estadounidense.

Irizarry, profesora emérita de la Universidad de Georgetown, llega a esa conclusión tras un análisis detallado de sus escritos donde la clave es una simple barrita inclinada, un elemento modesto que se había escapado a la atención de otros investigadores.

Esa barrita, conocida como vírgula, es la que se usa actualmente en las direcciones de Internet y con ella Colón jalonó sus escritos para indicar pausas.

El caso es que esa vírgula no aparece en escritos castellanos, ni prácticamente de ningún otro país, sino sólo en los producidos en el territorio de la Antigua Corona de Aragón donde se hablaba catalán, básicamente la Cataluña actual y las Islas Baleares, según Irizarry.

“Las vírgulas funcionan como el ADN de Colón. Era un hábito suyo. Colón era un puntuador y era uno de los pocos de aquella época”, dijo la profesora, autora de 34 libros sobre literatura.

Irizarry usa esa metáfora como título de su último volumen, “El ADN de los escritos de Cristóbal Colón”, en el que sigue la pista del escurridizo navegante en las huellas que dejó en más de 100 cartas, diarios y documentos que se atribuyen a él.

Su libro confirma algunas de las conclusiones alcanzadas por el investigador Nito Verdera, que identifica muchas palabras de origen catalán en el lenguaje de Colón.

Verdera mantiene que el descubridor de América era ibicenco, en parte por los términos marítimos que usaba, pero Irizarry no va tan lejos.

Ella cree que se crió en una región de habla catalana, lo que explica que no se expresara correctamente en español, que sería su segunda lengua.

Además, estas grafías y otras semejanzas con el ladino, como se conoce al español hablado por los judíos, apuntan a que Colón era hebreo, según Irizarry.

“Colón puntuaba hasta las apostillas e incluía copiosas notas alrededor de las páginas. En eso seguía la manera de puntuar de los escribas de la judería”, dijo la profesora, quien afirmó que “el hebreo es uno de los idiomas más puntuados que existen”.

.

Ese origen explicaría, a su juicio, el gran misterio sobre el lugar de nacimiento de Colón, al que él nunca aludió y que los historiadores colocan en Génova, Córcega, Portugal y Grecia, además de España.

“Las personas que se escondían más y tenían razón para hacerlo eran los judíos“, afirmó Irizarry. EFE

Fuente: http://www.aurora-israel.co.il/articulos/israel/Newsletter/24778/?utm_source=Noticias+diarias+Viernes-TEA&utm_medium=16-10-2009%202da%20edic

Exposición sobre los experimentos del nazismo, en Valencia

experimentos nazisEl Martes 20 de Octubre a las 19,30 se inaugura en Ca-Revolta

C/Santa Teresa, 10 , en Valencia ( España), una interesante exposición:
IN MEMORIAM. EUTANASIA Y EXPERIMENTOS

PSIQUIÁTRICOS BAJO EL NAZISMO, que permanecerá

hasta el 7 de noviembre

Entre los años 1939-1945 al menos 180..000 pacientes

psiquiátricos fueron asesinados siguiendo las directrices del

programa T4 diseñado por la cúpula Nazi. El término “T4” se

refería a la organización creada en Tiergartenstrasse 4, en

Berlín, que el Ministerio del Interior del Reich había creado

para llegar a cabo sus ideales “racial-higiénicos”, mediante la

eliminación de enfermos psiquiátricos, disminuidos psíquicos

o físicos, etc. Su objetivo: llevar a cabo el exterminio de esa

población con justificaciones “eugenésicas”.

La exposición rinde homenaje a las víctimas de aquella

barbarie, al tiempo que constituye una denuncia testimonial

de la complicidad de aquellos científicos al servicio de la

barbarie nazi como acreditan las fotografías, documentales y

películas que sirvieron de prueba durante los juicios de

Nuremberg.

Esta muestra se exhibe por primera vez en nuestro país tras

haber recorrido diversos europeos. A la inauguración asistirá

el comisario de la exposición, el psiquiatra alemán Michael

Von Cranach y tras la inauguración se proyectará el

documental: LA MEDICINA DEL III REICH.

El Presidente en Yad Vashem

ORIENT EXPRESS
Por Ricardo Ruiz de la Serna
17-10-2009

yadvashemEl Presidente José Luis Rodríguez Zapatero ha visitado Yad Vashem, la Autoridad para el Recuerdo de los Héroes y los Mártires del Holocausto. La vida ha sido generosa conmigo y me ha permitido viajar a lugares fabulosos: ciudades a las que amo como Lisboa y paisajes extraordinarios como la infinita salina al norte de la Argentina o el parque de Timanfaya. He caminado por Belgrado y Nueva York y he suspirado al contemplar el Río de la Plata. Sin embargo, no conozco un lugar como el Monte del Recuerdo, las preciosas laderas arboladas que se levantan en Jerusalén y acogen el Museo del Holocausto y el Centro de Estudios que ahora ha visitado el Presidente.

Jamás olvidaré mi primera visita. Aún no existía el museo que habrá visto el Presidente. El que yo vi aquel año era más pequeño, pero en él estaba ya, reducido, todo lo que la palabra puede contar del exterminio de los judíos europeos. Lo diré de nuevo: allí sólo estaba la parte del Horror que la palabra de un hombre puede narrar, aquello que su memoria puede recordar. He aquí una de las dimensiones más profundas de la Shoah: la verdadera historia de los seis millones de judíos no puede contarse por completo; el espanto de los ghettos y los campos sólo puede conocerse, pues, de forma limitada porque el sufrimiento se vuelve insondable. Hay un terror profundo que supera al lenguaje que hablamos. Tal vez la música o la pintura puedan contar la parte que no puede pronunciarse. Quizás pueda esculpirse o filmarse. Sólo sé que yo no puedo contarlo por completo.

Espero que el Presidente haya visitado la Cripta de los Niños cuya tiniebla iluminan miles de velas y en la que resuenan para siempre los nombres de los niños asesinados por la barbarie nazi. Ojalá haya visto el vagón de tren suspendido casi en el vacío y la plaza que recuerda la sublevación y la muerte del ghetto de Varsovia. Supongo que habrá paseado por el Jardín de los Justos entre las Naciones, aquellos gentiles que salvaron la vida de judíos arriesgando su propia vida sin lucrarse. Entre ellos hubo españoles y turcos, alemanes y polacos, franceses, holandeses, checos, portugueses… Ellos rescataron, así, la Historia de un continente que decidió traicionarse a sí mismo como civilización.

Confío en que el Presidente no olvide. Tiene sobre sí grandes responsabilidades. Preside el Gobierno de un país es que David Irving publica entrevistas al mismo nivel que los historiadores y en cuyas calles se queman banderas israelíes. El odio a Israel es una de las caras de la nueva judeofobia. Es verdad que hubo antisemitismo en la España de Franco —existía un registro de judíos cuya peligrosidad era ¨la propia de su raza¨- pero sigue habiéndolo hoy en nuestra tierra. En España —ya lo he escrito- propagar el odio a Israel —al Estado judío democrático- queda impune como si detrás no hubiese ese odio a los judíos alimentado desde hace mucho tiempo. La judeofobia es un mal europeo, pero la comparten la extrema derecha y la extrema izquierda. ¿Recordaremos las justificaciones de los atentados suicidas contra israelíes? ¿Mencionaremos las manifestaciones a favor de Hizbolá encabezadas por notables líderes de la izquierda más radical?

España va a presidir la Unión Europea y el Presidente tiene ante sí la posibilidad de ser parte de la solución al conflicto de Oriente Medio. Él podrá romper la impostura de que una democracia como Israel y una tiranía como la de Hamás son equiparables. Si quiere dar pasos en pos de la paz, deberá comenzar a exigir cuentas al liderazgo palestino por la violación sistemática de derechos humanos en la Franja de Gaza a manos de Hamás. Tendrá que comenzar a preguntarse a qué se vienen destinando los fondos que los contribuyentes europeos destinamos a la Autoridad Palestina. ¿Pedirá explicaciones por el uso de los palestinos como escudos humanos a manos de otros palestinos? ¿Qué dirá al Presidente Ahmadineyad cuando vuelva a llamar a la destrucción de Israel?

El Presidente ha visto lo que se puede contar del horror. Lo que él ha contemplado ocurrió en Europa y sobre todos nosotros, los europeos, gravita la responsabilidad formidable de que nada se repita jamás en ningún sitio. Ante nosotros —sobre el Presidente- está la sombra de los millones de judíos que creyeron en Europa y a quienes Europa traicionó. En esta tierra, suena el susurro de Joseph Roth lamentando la caída de la civilización europea en manos de los demagogos, de los farsantes, de los mediocres. Israel nació inspirado en esos valores que, en nuestro continente, los nazis y sus colaboradores habían mancillado ante la impotencia o la desidia de muchos europeos.

Hoy, en Europa, vuelve a aparecer el fantasma de la judeofobia con distintos ropajes. En nuestro tiempo, los terroristas son equiparados con sus víctimas como si unos y otros fueran iguales. La democracia y la tiranía se confunden como si fuera lo mismo un Estado de Derecho que una teocracia. Todo se vuelve igual porque todo da lo mismo.

En el judaísmo, el recuerdo se proyecta hacia el futuro. Hacer memoria es parte de la construcción del porvenir. Visitar Yad Vashem significa preguntarse por el pasado de Europa y el mundo, es decir, por nuestro futuro que, en breve, verá la Presidencia española de la Unión Europea.

¿Estará el Presidente José Luis Rodríguez Zapatero a la altura del desafío que tiene ante sí?

RICARDO RUIZ DE LA SERNA es analista político, abogado y profesor de técnicas de la propaganda y de la comunicación política de la Universidad CEU-San Pablo.

Yasmin Levy retorna a Sefarad

Yasmin_LevyLa hija del etnomusicólogo Yilzhak Levy, el recopilador de la música sefardí, se confiesa enamorada del flamenco y, en especial, de Antonio Molina, su gurú desde que tenía 17 años.

“He hecho todo lo posible para destruir mi voz y sonar como una cantaora”, cuenta la cantante, que ahora publica Sentir, su nuevo disco

AMELIA CASTILLA 17/10/2009

No es que Yasmin Levy (Jerusalén, 1975) sea supersticiosa sino que a veces uno se enfrenta a situaciones que te obligan a reflexionar sobre tus orígenes. Como descendiente de sefardíes, ha propiciado con su poderosa voz que se conozca el ladino y que los romances de los judíos que fueron expulsados de la península Ibérica hace más de quinientos años no se olviden. Pero llegó un momento en que ese registro se le quedó cortó. Necesitaba salir de la cocina de su madre, el rincón donde aprendió a cantar, y buscar nuevas fronteras. Así que aterrizó en Sevilla para empaparse en los palos de una música que la lleva de cabeza. Ya cuando llegó a clase, Paco Taranto, su profesor, le recibió con los brazos abiertos: “Tú no vienes, vuelves a tu casa”, le espetó al conocer su origen. Otro día, Taranto le cantó una soleá judía. Al acabar, Yasmin le pidió a la guitarrista que siguiera tocando y ella entonó una sefardí con la misma melodía. “Fue un momento irrepetible en la escuela”, recuerda Yasmin Levy. En el curso del mismo viaje, andando por las callejuelas de la judería de la ciudad andaluza, descubrió la calle Levy y sintió que tenía una misión:

“No podía tratarse de una casualidad. Ahí mismo decidí llevar las canciones sefardíes de nuevo a España y empezar a mezclarlas con el flamenco”.

“Si cantara el ladino ‘a capella’ como quieren los puristas, creo que podría seguir actuando en la cocina de mi madre y nadie me escucharía”. .

“La música sefardí se canta como una nana, con mucho amor, pero suena muy frágil. Es un cante de cabeza, como la ópera, y yo quería cantar de pecho”.

Pero no fue fácil lograrlo. Para entregarse por completo al flamenco, Yasmin Levy ha necesitado grabar antes otros discos, en los que no ha parado de hacer fusiones con la música oriental o el jazz, a base de meter guitarras españolas, oud, violín, chelo, percusión o piano. En esta ocasión, para grabar Sentir, el CD que acaba de poner en el mercado, buscó a Javier Limón, productor entre otros de Lágrimas negras. Que Sentir suena completamente diferente a los anteriores trabajos de esta artista no es nuevo. Levy siempre anda buscando, no le gusta quedarse en el mismo lugar.

“Llegué a Limón como una paloma con las alas rotas. Me encontraba muy baja, con mucho miedo, y él me hizo volar de nuevo”, añade. “Si ahora escucho mis tres discos anteriores no me resulta fácil. Llevo cantando desde los veinte años pero siento que realmente me hice cantante en noviembre de 2008 en Berlín. Hubo un momento mágico en el escenario, algo pasó dentro de mí. Fue como si empezara de nuevo y meses después fui a trabajar con Limón”.

Sentir suena como su disco menos oriental. Ella quería más flamenco, pero el productor se negó, prefería mantener sus raíces.

“Ha sido la primera vez en mi carrera que me ha gustado quedarme en el estudio, un sitio sin alma y lleno de máquinas donde me encontré como en un escenario”.

Levy está encantada con el resultado:

“A la música sefardí le falta acción. Se canta como una nana, con mucho amor y muy bonito, pero suena muy frágil. Es un cante de cabeza, como la ópera, y yo quería cantar de pecho, como los flamencos. Ha sido como comer pan toda tu vida y un día descubres el jamón. En el flamenco he encontrado pasión y fuego, y poder cantar como una loca. He hecho todo lo posible para destruir mi voz y sonar como una cantaora”.

Ante la inminente visita a España para la promoción del álbum, Levy se siente atemorizada. Le asusta la reacción del público por su relación con el flamenco. De momento, ya ha sufrido las críticas de la comunidad sefardí.

“Se han enojado mucho conmigo porque piensan que destruyo el ladino; ellos crecieron escuchando algo en una forma y yo le puse el cajón y el estilo flamenco, y eso no les ha gustado. Si cantara el ladino como quiere la comunidad, a capella, creo que podría seguir actuando en la cocina de mi madre y nadie me escucharía, salvo los que se interesan por el idioma que hablaban los judíos españoles, pero entiendo que está bien cantar al estilo tradicional y llevar esa música al mundo para no perder las tradiciones”.

Levy creció escuchando la voz de su madre en casa y la de su padre en la sinagoga. Así se transmitieron oralmente los cantos litúrgicos y profanos entre generaciones. Nadie había escrito nunca las letras hasta que se atrevió su padre. Se dio cuenta de que se trataba de un tesoro que iba a morir, así que se armó de una grabadora y fue grabando las voces de los sefardíes que encontró en Israel. Tras la creación del Estado sionista, había gente llegada desde medio mundo y Levy grabó todas las canciones. Se trataba ya entonces de gente muy mayor, a la que a veces no se entendía bien, pero Levy era músico. Antes de morir publicó cuatro libros de romances y cantigas y diez de canciones religiosas. Pero, cosas extrañas de la vida, Yilzhak Levy le hizo prometer a su esposa antes de morir que quemaría todas las grabaciones que había realizado a lo largo de su vida. “Tenía miedo de que a su muerte llegaran otros y tiraran por tierra su trabajo”, cuenta su hija. “Ahora el mundo está muy enojado con ella, pero mi madre también lloró al destruir ese material”.

No fue la única vez que la madre de Levy respetó a pie juntillas la opinión de su marido. Cuando se conocieron (se llevaban 30 años) ella iba para cantante y él le puso como condición para casarse que dejara la música. Ahora, de vez en cuando, su madre sube con ella al escenario como invitada. “Me da vergüenza cantar después de ella. Es tan pura, tiene el pelo blanco, la cara surcada de arrugas y una voz que estremece, como si sonara hace 500 años. Ella es la tierra donde he crecido”.

Sentir le ha servido también a Levy para hacer realidad, al menos, dos deseos: acompañar a su padre en un dueto -una guitarra y una voz original a la que se le han añadido guitarras y la voz de su hija- y versionar un tema de Antonio Molina. La primera vez que escuchó una de sus coplas Levy tenía 17 años. Quedó tan fascinada con su voz que se pasó la década siguiente tratando de cantar como si fuera el autor de Soy minero. Para conseguirlo conectaba el disco y cantaba por encima. Mirando el reloj, cronometraba 30 segundos -imita un quejío flamenco- y no paró hasta conseguir que su voz se rompía en ese lamento. Por honor, respeto y admiración no se había atrevido a cantar un tema suyo, pero ahora ha incluido en el disco su particular versión de La hija de Juan Simón. En Bruselas, donde presentó el disco a primeros de octubre, en la sala AB, Levy hizo una versión del tema al modo cantaora: sentada en una silla y acompañada por una guitarra española, tocada por un músico escocés, ante un público ensimismado.

Levy se muestra preocupada por la pervivencia del idioma. Ni siquiera ella habla ladino. De su familia, sólo lo conocen sus tías y ninguna baja de los noventa años. Para explicar lo ocurrido con la lengua de los sefardíes, Levy se remonta al momento en que su familia, de origen turco, desembarcó en Israel hace ya más de sesenta años y se fundó el Estado judío. Ben-Gurión les pidió a sus habitantes que construyeran Israel, lo que supuso en la práctica que el marroquí, el turco o el ladino se dejaban de lado para potenciar el hebreo. “En la práctica, lo que sucedió con las lenguas de origen fue que se quedaron para la lengua que utilizaban los padres para hablar en secreto ante los niños. Por eso no lo aprendí”.

Levy va a iniciar en los próximos meses una gira por Estados Unidos. Allí se publica Mano suave, su disco anterior, producido por Luci Durán, que tuvo las mejores críticas, pero a ella le cuesta. “Se trata de un trabajo muy bonito, pero cortaron mis alas. Durán quiso que todo fuera ortodoxo, quería hacer algo que fuera cierto y su trabajo fue un éxito en el mundo, pero no fue agradable para mí. No quiero ser el vehículo de una tradición”, concluye. Con la libertad de la que ahora disfruta, se prepara para grabar un disco de copla.



Sentir. Yasmin Levy (voz), Javier Limón (guitarra flamenca y producción), Charlie Mendes (bajo), Sonny Pasos (teclados), José Vargas El Búho (percusión), Abdul Sharif (bouzoki), Amir Shahsar (ney y clarinete), Carlitos Sarduy (trompeta). World Village. Harmonia Mundi. http://www.yasminlevy.net/

Fuente: http://www.elpais.com/articulo/portada/Yasmin/Levy/retorna/Sefarad/elpepuculbab/20091017elpbabpor_25/Tes

MEDUSAS

28_film2_jellyfishMEDUSAS.

Israel/Francia. 2007. 78 min.
Dirección: Etgar Keret y Shira Geffen. Guión: Shira Geffen.
Intérpretes: Sarah Adler, Naama Nissim, Noa Raban

Tres mujeres en Tel Aviv. Como medusas, no tienen ningún control sobre sus vidas y se dejan arrastrar por una serie de acontecimientos extraños y surrealistas que ocurren a su alrededor. El día de su boda Keren se rompe una pierna y debe renunciar a su luna de miel en el Caribe, mientras que una misteriosa niña salida del mar cambia la vida de Batia, a quien su novio acaba de abandonar. Joy, una inmigrante filipina que cuida a Malka, se convierte en el vínculo de unión entre ésta y su extraña hija. Éste es el punto de partida de un insólito relato, merecedor de la Cámara de Oro en el Festival de Cannes, donde se cruzan fragmentos de vida, historias de amor, de olvido y de memoria en la ciudad de Tel Aviv.

LAS TRAGEDIAS DE NINA

Nina5LAS TRAGEDIAS DE NINA. Israel. 2003. 110 min.
Dirección y guión: Savi Gabizon.
Intérpretes: Zorer Ayelet, Yoram Hattab, Aviv Elkabets

Nadav, un adolescente de 14 años en plena etapa de confusión, tiene que hacer frente a una familia rota, la enfermedad de su padre, la excéntrica vida de su madre y el enorme amor que siente hacia su tía Nina, cuya realidad está cargada de desencuentros y otros pequeños inconvenientes convertidos en tragedia por efecto dominó. Catalogada como una “comedia muy triste”, el metraje está impregnado de un tono surrealista, de momentos tragicómicos y de paradojas en las que nada es lo que parece. “Las tragedias de Nina” ha sido uno de los mayores éxitos del cine israelí, ganó 11 premios (un récord) de la Academia de Cine de Israel y fue su candidata al Óscar a la Mejor Película Extranjera.

Pot pourri en yidish

Canta Efim Aleksnadrov

A %d blogueros les gusta esto: