LEICAJ NEGRO O DE MIEL

LEICAJ NEGRO O DE MIEL

Ingredientes:

  • 3 huevos
  • 3 tazas de harina leudante
  • 1|2 taza de café cargado tibio
  • 1|2 taza de aceite
  • 200 gr de miel
  • 1 taza de azúcar
  • 1|2 cucharadita de bicarbonato culinario
  • Jugo y ralladura de 1|2 limón
  • 1 pizca de clavo de olor molido
  • 1 cucharadita de canela molida
  • Nueces picadas a gusto(optativo)

 

PREPARACIÓN

Prepare el café cargado, incluya el clavo de olor y deje entibiar, reserve.

Mezcle los huevos con el azúcar, la miel, el café apenas tibio, el aceite, el jugo y la ralladura del limón.

Tamice la harina con la canela y el bicarbonato y agréguela a la anterior preparación, integre todo  hasta obtener una mezcla homogénea y espesa. Incorpore las nueces pasadas por harina.

Vierta en un molde cubierto con rocío vegetal. Cocine en horno fuerte durante 5 minutos y luego baje a mediano y más tarde a suave, por 40 minutos más. (Si su horno es fuerte de abajo puede poner un recipiente con agua para evitar que se queme) pruebe con un cuchillo mojado hasta que salga limpio, saque del horno y deje enfriar.

 

  LA MESA TENDIDA

 

Estos días fríos o frescos son propicios a realizar invitaciones a casa y rodear una mesa con amigos para charlar, jugar y tomar un té o un cafecito. El leicaj de miel es la torta indicada para acompañar.

Al otro día, cuando los niños llegan del colegio y buscan la tibieza hogareña, la mamá o la bobe les dan un buen trozo de leicaj de miel y están tranquilas que entraron en calor para hacer las tareas.

 

 

 

Suscripción gratuita al Newsletter: http://elistas.egrupos.net/lista/ojelshelanu/alta

 

 

 

Anuncios

Recetas de la novia que no sabía cocinar

por Jamie Geller

Sufganiot (buñuelos)

Tiempo de Preparación: 8 minutos
Tiempo de Cocción: 10 minutos
Tiempo de Descanso: 20 minutos
Rendimiento: 14 sufganiot

2 ½ tazas de harina auto-leudante
450 gr. de yogurt de vainilla bajo en grasas
1 cucharada de extracto de vainilla
2 huevos
6 tazas de aceite vegetal (canola)
¾ taza de azúcar flor (azúcar impalpable)
1 taza de confitura (mermelada) de frutilla sin semillas

1. En un recipiente grande, pon la harina, el yogurt, la vainilla y los huevos.
2. Amasa hasta que los ingredientes estén mezclados, hasta que se forme una masa pegajosa. Cúbrela con un paño de cocina y déjala descansar durante 15 a 20 minutos.
3. Calienta 6 tazas de aceite vegetal (canola) en una cacerola de 5 litros, tapada, a fuego mediano.
4. Cuando la masa esté lista, destapa el aceite y sube el fuego al máximo.
5. Saca una cucharada llena de la mezcla y ponla en el aceite. No hagas los buñuelos demasiado grandes para que puedan cocinarse bien.
6. Deberías poder freír 7 buñuelos a la vez. Utilizando una cuchara con ranuras, gira los buñuelos cuando estén medio dorados, entre 30 segundos a 1 minuto. Fríelos durante otros 2 a 3 minutos o hasta que todo el buñuelo este de dorado y cocinado.
7. Saca los buñuelos del aceite y déjalos enfriar en platos cubiertos con toallas de papel. Repite los dos pasos previos con la mezcla restante.
8. Llena una botella que puedas apretar con confitura e inyecta un poco dentro de cada buñuelo.
9. Rueda cada buñuelo sobre azúcar flor (azúcar impalpable)
.

Latkes (Panqueques de Papa)

Tiempo de Preparación: 12 minutos
Tiempo de Cocción: 18 a 24 minutos
Tiempo de Enfriamiento: nada
Rendimiento: 8 porciones

4 papas medianas
6 cucharadas de aceite vegetal (canola) o de oliva
3 huevos, batidos
2 cucharadas de harina de matzá
2 cucharaditas de sal
½ cucharadita de pimienta negra
Compota de manzana o crema acida (opcional)

1. Prepara un recipiente grande lleno de agua fría.
2. Pela las papas, y apenas terminas de pelar una, ponla en el agua fría para prevenir que se tornen cafés.
3. Calienta aceite en un sartén grande sobre fuego mediano.
4. Corta las papas a lo largo en mitades o en cuartos para que quepan por el tubo del procesador de alimentos. Procesa las papas utilizando la cuchilla que produce tiras delgadas y transfiérelas a un recipiente grande.
5. Agrega los huevos, la harina de matzá, la sal y la pimienta y mezcla bien.
6. Vierte 6 a 8 cucharadas llenas de la mezcla en el aceite caliente. Utilizando el reverso de una cuchara, aplasta cada latke para aplanarlo. Pon cuantos quieras dentro del sartén, pero no en exceso. Si los pones demasiado cerca no quedarán crujientes.
7. Fríelos 3 o 4 minutos por cada lado, hasta que estén dorados y crujientes en los bordes; repite el procedimiento hasta que termines con toda la mezcla.
8. Seca el exceso de aceite con toallas de papel.
9. Sirve caliente con compota de manzana o crema acida si deseas.

Dato:
La harina de maíz es un excelente sustituto para la harina de matzá y también hará que tus latkes queden ricos y crocantes.

Tarta de Brócoli y Champiñones

Tiempo de Preparación: 6 minutos
Tiempo de Cocción: 1 hora a 1 hora y 15 minutos
Tiempo de Enfriamiento: nada
Rendimiento: 8 porciones

500 gr. de brócoli picado, descongelado y colado
400 gr. de champiñones frescos rebanados
1 base para tarta profunda (aproximadamente 3 centímetros)
1 cebolla mediana, cortada en cubos
4 huevos
1 taza de crema líquida (puedes utilizar crema no láctea si deseas)
2 cucharadas de harina
1 cucharadita de sal
½ cucharadita de pimienta negra

1. Precalienta el horno a 200º C.
2. Acomoda el brócoli y los champiñones en la base para tarta.
3. En un recipiente, pon la cebolla, los huevos, la crema, harina, sal y pimienta. Mezcla hasta juntar. Vierte arriba de los vegetales.
4. Hornea a 200º C durante 1 hora y 15 minutos, hasta que la mezcla esté lista.
5. Cortar en trozos y servir caliente.

Dato:
Cubre con papel de aluminio si el centro no está listo y la corteza se esta dorando demasiado rápido.

De “Quick and Kosher: Recipes from the Bride Who Knew Nothing” por Jamie Geller (Feldheim Publisher; Noviembre, 2007)

Fuente: http://www.aishlatino.com/h/j/fm/78955452.html

Queso Feta en Januca

Celebra el milagro de Januca con un giro comestible diferente.
por Rivka Moshayev

Toda persona que planifica una fiesta de Januca sabe que debe servir berlines y latkes de papa – ¡Cuán sorprendidos estarían al saber que el queso feta está igualmente relacionado con las celebraciones de Januca!

Januca es conocida por la costumbre de comer comidas fritas para conmemorar el milagro del aceite que ardió durante ocho días en vez de uno. Pero pocos están al tanto de otra costumbre culinaria de Januca – comer queso.

La historia cuenta acerca de una joven y hermosa viuda, Yehudit, la hija del Sumo Sacerdote, Yojanan. Ella se cansó del sometimiento de su pueblo en manos de los griegos y estaba incluso más impaciente con los hombres judíos que estaban a cargo, quienes tenían miedo de tomar represalias. Ella tomó el asunto en sus manos escapándose de las murallas del sitio, y utilizó su belleza como boleto para ingresar a la carpa del General Griego Helifornos. Ella le dio de comer quesos de cabra salados para provocarle una intensa sed y le sirvió generosas cantidades de vino añejo para calmar esta sed. Los efectos del queso y del vino enviaron al poderoso general a un embriagado sueño, dándole a Yehudit la oportunidad de cortarle su cabeza con su propia espada. Esto estimuló el comienzo de la victoria judía sobre los griegos.

Ahora, cada año mientras el pueblo judío celebra la renovación de las flamas que arden en nuestras ventanas y en nuestros corazones, se sirve queso en nuestras reuniones familiares para recordar a esta valiente y recta mujer. Aplaudimos a esta mujer quien tuvo el coraje de pensar más allá y tomar la iniciativa de comenzar algo espectacular. Su historia nos recuerda que cada uno de nosotros puede ser catalizador de una victoria judía, grande o pequeña.

Aquí hay algunas espectaculares y únicas recetas utilizando queso de cabra salado que probablemente te obligarán a buscar una buena botella de vino para acompañarlas. Se recomienda el queso feta, pero ¡siéntete libre de experimentar con cualquier otro tipo de queso de cabra!

Fondue de Tomates y Queso Feta
2 cucharadas de aceite de oliva.
¼ de taza de chalotas o cebollines finamente picados.
2 cucharadas de ajo finamente picado.
3 tazas o 1 lata de tomates aplastados.
1 taza de vino tinto seco.
1 cucharada de cáscara de naranja rallada fina.
1 cuchara de perejil finamente picado.
1 cucharada de albahaca finamente picada.
Sal y pimienta a gusto.
225 a 300 gramos de queso feta.

En un sartén grande, calentar el aceite de oliva sobre fuego moderado y agregar las chalotas y el ajo. Saltear hasta que estén ligeramente dorados.
Agregar los tomates y el vino y dejar hervir destapado por 5 a 10 minutos hasta que la mezcla tome consistencia de salsa.
Agregar la cáscara, el perejil y la albahaca y sazonar con sal y pimienta.
Verter la mezcla en una fuente atractiva que sirva para el horno y para llevar a la mesa, con capacidad para 6 tazas y poner el queso al medio de la salsa.
Hornear en un horno precalentado a 170 grados Celsius por 15 a 20 minutos o hasta que el queso esté derretido.
Servir inmediatamente con pan baguette crujiente o con tostadas.
Para 6 a 8 porciones.

Ensalada de Repollo (Col) Morado y Feta
1 cabeza pequeña de repollo (col) morado.
1 taza de queso feta en migajas.
½ taza de nueces pecan, picadas.
1 cucharada de aceite de oliva.
¼ taza de vinagre (el balsámico le da un rico sabor).
1 cucharadita de azúcar.
Sal y pimienta a gusto.

Cortar el repollo (col) en trozos delgados y cortos. (No lo ralles).
Agregar el queso en migajas y las nueces pecan. Dejar aparte.
Agregar aceite, vinagre, azúcar, sal y pimienta a un recipiente pequeño y batir hasta que estén bien combinados. Verter sobre el repollo y mezclar.
Para 6 a 8 porciones.

Ensalada de Pasta con Vegetales Asados y Feta
1 pimentón rojo, cortado en tiras de ½ centímetro.
1 pimentón amarillo, picado.
1 berenjena mediana, cortada en cubos de 1 centímetro.
3 zapallitos italianos (calabacines) pequeños, cortados en rodajas de 1 centímetro.
½ taza de albahaca fresca picada.
2 cucharadas de vinagre, preferentemente balsámico.
2 cucharadas de ajo aplastado.
115 gramos de queso feta en migajas.
6 cucharadas de aceite de oliva.
350 gramos de pasta (de cualquier tipo).
1/3 de taza de aceitunas negras en aros.
¼ cucharadita de sal.
¼ cucharadita de pimienta negra molida.

Precalentar el horno a 230 grados Celsius.
Cubrir una lata de horno con papel de aluminio delgado o con papel para horno.
En un recipiente mediano combinar todos los vegetales, 2 cucharadas del aceite de oliva, sal y pimienta y mezcla hasta cubrir. Esparcir sobre la bandeja del horno.
Hornear por 25 minutos, moviendo ocasionalmente, hasta que estén dorados.
Mientras tanto, en una olla grande de agua hirviendo con sal, cocinar la pasta y luego enjuagar bajo agua fría y colar.
Colar los tomates suavizados, reservando el agua.
En un recipiente grande, combinar la pasta, las aceitunas, la albahaca, los tomates secados al sol, el ajo, el vinagre y el queso feta. Mezclar hasta cubrir.
Sazonar con sal y pimienta a gusto.
Servir a temperatura ambiente o frío.
Para 5 a 7 porciones.

Fuente: http://www.aishlatino.com/h/j/fm/78954782.html

A %d blogueros les gusta esto: