Funcionarios israelíes y turcos mantienen un encuentro secreto en Roma

Itongadol/AJN.- Ayer se llevó a cabo un encuentro secreto entre funcionarios israelíes y turcos de alto nivel en un intento por reparar las relaciones entre ambas naciones cinco años después del operativo de la Fuerza de Defensa de Israel a la flotilla Mavi Marmara, la cual se dirigía a la Franja de Gaza, y mientras una nueva flotilla se prepara para partir hacia el enclave palestino.

El recientemente designado director general del Ministerio de Relaciones Exteirores de Israel, Dore Gold, se embarcó en un viaje secreto a Roma para participar de un encuentro que había sido acordado con anterioridad con su contraparte turca, Feridun Hadi Sinirlioglu. Éste se llevó a cabo tras un largo período de desconexión entre las naciones.
Gold voló a Italia sin el conocimiento de Yossi Cohen, consejero de Seguridad Nacional, quien fue responsable de las conversaciones entre Jerusalem y Ankara hasta ahora. Tampoco notificó a Joseph Ciechanover, anterior enviado del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, para asuntos turcos. Se dice que se le pidió que evaluara si la crisis entre las naciones puede llegar a su fin.
El encuentro también actuó como presentación entre Gold y Sinirlioglu, quien fue anteriormente embajador de Turquía en Israel. Este último es respetado entre la mayoría de los funcionarios turcos y se le confía que lidere los esfuerzos por reparar la relación.
Funcionarios de Israel creen que las elecciones recientes en Turquía han abierto la puerta a un posible acercamiento de las relaciones, informó el medio israelí Ynet. El Ministerio de Relaciones Exteriores del país confirmó la visita de Gold a Roma pero se rehusó a comentar sobre las razones de su viaje.

Avances. Jardines verticales creados por israelíes podrían terminar con el hambre en el mundo

 Itongadol/AJN.- La inseguridad alimentaria es una importante preocupación mundial. Pero los expertos en jardinería israelíes ya comercializan un sistema único para la producción sostenible de alimentos: jardines verticales, en los que los residentes de edificios pueden cultivar sus propios alimentos, con una cantidad mínima de agua y suelo.


Una investigación muestra que en 2050, el mundo tendrá que producir un 50 por ciento más de alimentos para satisfacer a la población de la Tierra. Por ello, los fundadores de la compañía israelí “Greenwall” (Pared verde) están construyendo jardines verticales en todo el mundo, permitiendo a la gente hacer crecer cualquier planta a lo largo de sus paredes.

“Greenwall” participa actualmente en la Expo Milán 2015, la feria mundial en Italia, mostrando una pared verde de gran altura en el pabellón israelí. Este jardín vertical fue plantado con arroz, trigo y maíz.

“Greenwall”, fundada en 2009, ha desarrollado una tecnología avanzada con la que se erigen jardines que bordean las paredes, tanto dentro como fuera de los edificios, que ocupan menos espacio en comparación con los jardines convencionales. “Greenwall” proporciona suelo fértil, que permite dejar crecer a casi todas las especies de plantas con el cuidado adecuado. 

Los jardines verticales aparentemente desafían la gravedad, y por eso las plantas están en un sistema de plantación vertical dentro pequeñas unidades modulares, evitando que los cultivos se caigan. Esos módulos pequeños pueden ser removidos o reemplazados para cambiar el diseño del jardín. El agua llega a cada planta a través de un sistema especial, operado por una computadora..

A %d blogueros les gusta esto: