Giorgio Perlasca, Justo de las Naciones

De Wikipedia, la enciclopedia libre

Busto de Giorgio Perlasca.

Giorgio o Jorge Perlasca (31 de enero de 191015 de agosto de 1992) fue un comerciante italiano que se hizo pasar como cónsul español en Hungría durante el invierno de 1944 y continuó la tarea iniciada por Ángel Sanz Briz, que salvó a más de cinco mil judíos de los nazis y del Holocausto.

Perlasca nació en Como y creció en Maserà, provincia de Padua. Durante la década de 1920, apoyó el fascismo, luchó en el este de África durante la Invasión de Etiopía y en la Guerra Civil Española (Corpo Truppe Volontari), donde recibió un salvoconducto para las misiones diplomáticas españolas de Francisco Franco. Sin embargo, se desilusionó del fascismo a causa de la alianza con el nazismo y del antisemitismo.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Perlasca trabajó obteniendo abastecimientos para el ejército italiano en los Balcanes. Cuando los nazis ocuparon Hungría en marzo de 1944, en lugar de retirarse junto con otros diplomáticos (Italia ya se había rendido a los Aliados en esa fecha), se refugió en la embajada española en Budapest, convirtiéndose de forma inmediata en ciudadano español con el nombre de Jorge Perlasca en virtud de su estatus como veterano de la guerra civil española. Trabajó con el embajador Ángel Sanz Briz y otros diplomáticos de estados neutrales para sacar de forma ilegal a judíos del país.

Ante la inminente llegada del Ejército Rojo a Budapest, Sanz Briz fue trasladado a Suiza a finales de noviembre de 1944, y el gobierno húngaro ordenó la evacuación del edificio de la embajada española y otros edificios extraterritoriales donde se refugiaban los judíos. Perlasca inmediatamente dio el falso anuncio de que Sanz Briz estaba a punto de volver de una corta ausencia y que le había nombrado cónsul de España.

Durante el invierno, Perlasca fue muy activo escondiendo, dando cobertura y alimentando a miles de judíos en Budapest, así como expidiendo salvoconductos basados en la ley de derecho a la ciudadanía española que había aprobado Miguel Primo de Rivera en 1924 para los judíos de origen sefardí, y tal como Sanz-Briz había venido haciendo. Cuando en enero de 1945 los soviéticos tomaron la capital húngara, Perlasca se las arregló para desaparecer, llegando a Italia tras un azaroso viaje. Cuando llegó a Italia, Perlasca guardó en secreto su increíble aventura por más de 30 años, hasta que un grupo de mujeres de una comunidad judía en Hungría comenzó a rastrear al diplomático español que había salvado sus vidas.

Giorgio Perlasca murió de un ataque al corazón en 1992. En vida recibió numerosas condecoraciones de los gobiernos de Italia, Hungría y España y había sido considerado por Israel como Justo entre las Naciones.

 

Fuente: https://secure.wikimedia.org/wikipedia/es/wiki/Giorgio_Perlasca

 

Anuncios

2 comentarios

  1. ACABO DE VER LA PELICULA Y ME PARECIO PRACTICAMENTE FANTASTICO LO QUE HIZO, EL HABER SALVADO DE LA MUERTE EN MANOS DE LOS NASIS A TODAS ESAS PERSONAS ES REALMENTE DIGNO DE ALABAR.
    LO ADMIRO POR LO QUE HIZO EN SU MOMENTO.
    SALUDOS A SU DECENDENCIA.

    Me gusta

  2. un millon de gracias por haber creado este blog, acabo de llegar del trabajo , aun sin cenar me he puesto con el es una necesidad vital para mi.
    todo es fuente de sabiduria .

    saludos fraternales SHALOM
    CECILIA

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: