Complot contra América, novela de Philip Roth

 

“Complot contra América”, la novela donde Philip Roth incursiona en el pasado condicional.

En su última novela Philip Roth fantasea sobre un triunfo de Lindbergh sobre Roosevelt en 1940, en un ejercicio similar al que hiciera Philip K. Dick en “El hombre del castillo”, donde especulaba con el triunfo de los nazis en la segunda Guerra. La crítica ve en “Complot contra América” una advertencia sobre los efectos del aislacionismo.

Publica La Vanguardia en su edición del 13/10/2004

Por Andy Robinson

Profesores de inglés especializados en el pasado condicional -what would have happened if?, ¿qué habría pasado si?- acaban de recibir material didáctico de lujo con la nueva novela del escritor estadounidense Philip Roth, candidato a sus 71 años al Nobel. “The plot against America” (La conspiración contra America) plantea qué habría pasado si Charles Lindbergh (1902-1974) hubiese derrotado a Franklin D. Roosevelt en las elecciones presidenciales del año 1940.

La respuesta, según el autor de la serie “Zuckerman” y de “Yo me casé con un comunista”, es que habría pasado algo muy parecido a lo que ya había ocurrido en las calles de Dresde y de Berlín. Escuadrones de la muerte nazis merodeando, en busca de judíos, por las calles de Newark (Nueva Jersey), donde residen los protagonistas de la novela. Afectado, quizas, por el ambiente en EE.UU. de guerra contra el terror, Roth ha abandonado sus temas habituales -represión, sexo e hipocresía de las clases ilustradas de Nueva York y Boston- para indagar en la historia política.

La idea de que EE.UU. pudiera haberse sometido, al igual que el Viejo Continente, a un régimen filonazi, resulta explosiva Philip Roth para muchos norteamericanos e impacta de pleno en la ideología del aislacionismo y excepcionalismo americano. “Roth parece estar provocándonos con la pregunta: ¿crees que las esvásticas son únicamente para otros países? Uno pasa las páginas con asombro y miedo”, escribe el escritor Paul Berman.

En una larga critica en The New York Times, Berman compara la novela con “The iron heel” (1908), de Jack London, en la que fantasea sobre una dictadura totalitaria en EE.UU., y con “No puede pasar aquí”, escrita por el premio Nobel Sinclair Lewis en 1935 y cuya visión del nazismo americano quizás ayudó a que jamás ocurriese la pesadilla soñada.

Pero mientras las novelas de London y Sinclair tratan de distopías proyectadas en un futuro posible, Roth se incorpora a otro género, la historia alternativa, que ha dado lugar a un sinfín de novelas baratas sobre ficticias invasiones nazis del Reino Unido, pero poco más.

En el caso de la nueva novela de Roth, todo lo que ocurre antes de la convención republicana de junio de 1940 es -en la medida que la memoria de Roth lo permite- historia verídica.

La familia residente en un barrio judío de Newark se llama Roth. El padre es vendedor de seguros de Met Life, al igual que el padre del autor. Hasta el número de la calle es el mismo que el de la casa de los Roth. Son ciertas también las simpatías pronazis de Lindbergh, héroe americano, adorado por el pueblo no sólo por que fue el primero en sobrevolar sin escalas el Atlántico, sino también por su digno comportamiento, cuando su hijo, de 19 meses, fue secuestrado y asesinado.

Lindbergh visitó en 1938 la Alemania nazi, calificó a Hitler como un “gran hombre” y fue condecorado por Hermann Göring. Tras vivir unos años en Londres regresó a EE.UU. en 1939, mientras la guerra estallaba en el Viejo Continente, y defendió una política de no intervención, cuestionando los motivos de “otras gentes” favorables a que EE.UU. entrase en una guerra que “pretende llevar a nuestra país a la destrucción”. Una referencia no demasiado camuflada a los judíos.

En un momento en el que las protestas y advertencias tremendistas contra los supuestos rebrotes de antisemitismo en Europa vuelven a nutrir el excepcionalismo norteamericano, la novela de Roth es una buen antídoto. Pero, como escribe Joan Acocella en The New Yorker, la relevancia del libro “puede que no sea sólo la cuestión judía”, sino algo más amplio. “El estado de guerra permanente contra el terror puede haber figurado con el mismo peso que la Segunda Guerra Mundial en la gestación de la novela de Roth“, sostiene.

 

Fuente: http://www.escueladeletras.com/actualidadliteraria/complot-contra-america-la-novela-donde-phili/1252

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: