Masá, una educacion judeo sionista

 

Educación judeo-sionista

 
Una investigación de Masá halló que la participación de jóvenes en programas de largo plazo en el Estado Judío está directamente relacionada con un mayor compromiso como Judíos, con el liderazgo en su comunidad, y con desposar a Judíos. Israel cierra las brechas si tienen debilitados sus antecedentes Judíos.

 

 
La participación en programas semestrales o de un año en Israel está directamente vinculada con la afiliación Judía y el liderazgo, sin contar lo que significa como valoración de su origen y antecedentes Judíos, según resultados de un estudio encomendado por Viaje por Israel (Masá).

 

Masá, un proyecto conjunto de la Agencia Judía para Israel y el gobierno israelí, y que ofrece 180 programas semestrales y anuales en Israel, encargó ese estudio a fin de medir su eficacia con miras a la futura afiliación y compromiso de los participantes con el Judaísmo.

La investigación estuvo a cargo del profesor Steven M.Cohen, Director del Berman Jewish Policy Archive en la Wagner NYU, y  profesor de Jewish Social Policy en el Hebrew Union College,  y del doctor  Ezra Kopelowitz, director de Research Success.

Los investigadores observaron que cuanto más prolongado es el programa en Israel, y más las experiencias vividas por los participantes, mayor es el nivel de su identificación con el Judaísmo.

 

El estudio abarcó a 13.000 participantes de ambos sexos, más de 11.000 norteamericanos;  la mayoría tuvo breves experiencias en Israel o participó en programas de Masá desde 2005. Los investigadores compararon tres grupos que se inscribieron en programas de corto plazo: 1) los que estuvieron en Birthright y no regresaron a Israel; 2)  los que retornaron a Israel para otro programa corto, y 3) los que estuvieron enBirthright y después se registraron para un programa deMasá.

La investigación otros dos grupos de jóvenes que  participaron sólo en programas de largo plazo: 4) jóvenes adultos no ortodoxos que estuvieron en Masá sin pasar por Birthright, y 5) educados en la ortodoxia y que estuvieron en Masá Ortodoxo. Los integrantes de estos dos últimos grupos contaban con  antecedentes Judíos mucho más fuertes, y obtuvieron educación Judía en la infancia, a diferencia de los participantes en los otros tres grupos de Birthright.

 

El estudio, asimismo, encontró que con cada experiencia subsiguiente en Israel, fue  aumentando significativamente el nivel de su solidaridad Judía. Por ejemplo, entre los casados interrogados, que asistieron a Birthright pero no volvieron a Israel, el 50 por ciento de ellos se casaron con Judíos; entre los que pasaron por Birthright, y que regresaron en otras ocasiones a Israel por corto tiempo, el 70 por ciento se casaron con Judíos; los que hicieron el programa de Birthright y después otro de Masá, el 91 por ciento de los participantes se casaron con Judíos.

 

En otras palabras, entre los que terminaron programas de corto plazo y nunca más regresaron a Israel, el porcentaje de casamientos mixtos se acerca al promedio nacional Judío para personas de su edad. En cambio, por el contrario, los participantes en programas de Masá estuvieron mucho más cerca de desposar a Judíos, y de hecho lo hicieron en nueve de cada diez casos.

Este patrón  se repitió en otras numerosas mediciones relacionadas con el compromiso como Judíos, así sea por su adhesión a organizaciones Judías, el tomar parte en funciones directivas en la comunidad Judía, interés en trabajar profesionalmente para ella,  su apego a Israel, y – para una pequeña pero significante minoría- haciendo aliá.

En síntesis, la investigación permitió encontrar en esas mediciones acerca de su compromiso como judíos, queBirthright unido con Masá, pueden, en efecto, proporcionar una viable ruta alternativa para alcanzar altos niveles de solidaridad con el mundo Judío para jóvenes adultos con pocos o sin antecedentes Judíos.

 

Por ejemplo, al preguntárseles si pensaron en seguir una carrera como profesionales dentro de la comunidad Judía, 45 por ciento de los que hicieron Birthright seguido por Masádijeron que sí, porcentaje casi idéntico al de los ortodoxos que egresaron de alguno de sus programas. Entre los que sólo participaron en Birthright, un 12 por ciento indicó que considerarían seguir una carrera para servir a la comunidad Judía; este porcentaje se duplicó a 26 por ciento entre los que pasaron por Birthright y volvieron después a Israel por corto tiempo; y volvió a duplicarse hasta el 45 por ciento entre los que, además de Birthright, participaron en algún programa de mediano o largo plazo de Masá.

Estas muestras son similares a las evidencias halladas en un reciente estudio de Avi Jai acerca de dirigentes Judíos que describe a los programas de largo plazo en Israel como una de las más amplias experiencias compartidas por jóvenes dirigentes Judíos de Estados Unidos junto con los días de escuela y la participación en campamentos Judíos.

 

´En la senda correcta´

En cuanto a su apego a Israel, las marcas entre la cohorte deBirthrightMasá es similar a los de Masá Ortodoxo, calculados según otras medidas. Cuando les preguntaron si recientemente fuerona escuchar una conferencia o a una clase relacionada con Israel, el 72 por ciento de los que participaron en BirthrightMasá respondieron afirmativamente, en tanto que entre los que siguieron un programa de Masá Ortodoxo lo hizo un 80 por ciento. (Si se habla de la lectura de periódicos israelíes, la cohorte de BirthrightMasá supera al grupo deMasá Ortodoxo por 61 por ciento a 43 por ciento). Entre  los que terminaron el programa de Birthrighy y uno de Masá, significativamente, el 18 por ciento está viviendo actualmente en Israel, un poco más, el 17 por ciento, entre los que graduados de Masá Ortodoxo.

“A lo largo de los años, un conjunto de evidencias ha servido para determinar el valor de los viajes de corto plazo a Israel.  Este estudio es uno de un pequeño número que apunta al valor agregado del viaje de largo plazo”, declaró el profesor Cohen, co-autor de la investigación.

“Si unos días en Israel son muy buenos para instilar el compromiso judío, y así es, una estancia de 10 meses en Israel es mucho mejor -agregó-. Estos hallazgos destacan el gran interés que reviste la promoción del retorno a Israel entre los alumnos de los programas de Birthright , y un interés aun mayor será fomentar los viajes de largo plazo, como los auspiciados por Masá Israel Journey”.

La semana última, la Junta de Gobernadores de la Agencia Judía  aprobó las partes operativas de su plan estratégico, que llama a la organización a centrar su labor en dos áreas principales, la primera de ellas una espiral de la experiencia israelí para jóvenes adultos. Esto tendría que comenzar con programas de corto plazo, como Birthright, los de largo plazo como los de Masá, e incluir programas de desarrollo de plazo intermedio, como la escuela de verano en Israel, con el objetivo de fortalecer la identidad Judía e intensificar el apego a Israel entre los jóvenes de hoy.

 

“Los datos de este estudio muestran que estamos en el camino correcto con nuestro plan estratégico”, dijo el doctor Misha Galperin, presidente y gerente ejecutivo del Departamento Internacional de Desarrollo de la Agencia Judía. “Estamos persuadidos  – y los datos de este estudio lo confirman- que continuar brindandoles la posibilidad de conocer  la  vida israelí a los jóvenes adultos guarda correlación directa con sus sentimientos, su pensamiento y con el hacer cosas Judías con cada paso que den por la espiral de la experiencia que vayan haciendo en Israel”.

 

 

Keren Hayesod

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: