La televisión israelí invade Estados Unidos

‘En terapia’ abrió el camino para otras adaptaciones, como ‘The naked truth’ o ‘Mixed signals’, que llegarán en los próximos meses
TONI GARCÍA 23/11/2010

A la chita callando. Así es como la ficción israelí ha colonizado Estados Unidos. Sin ayudas de ningún lobby ni nada que se la parezca, por méritos propios. Lo que empezó siendo un trato puntual, cuando HBO se hizo con los derechos de En terapia (cuya tercera temporada se emitirá en España en 2011 a través del canal Fox -Digital +, dial 21) se ha convertido en una tendencia, así en mayúsculas, que incluye comedias, acción o dramas de todo tipo.

“La gente está tan focalizada en los problemas de este país que durante muchos años olvidaron que estábamos produciendo ficción de primera. Parece que la cosa ha empezado a normalizarse pero aún nos queda mucho camino por recorrer”.</blockquote>

Lo afirma con una sonrisa en los labios y tocado por el sol de Roma (donde acudía como invitado de honor al festival de televisión de la ciudad) el pionero Hagai Levi. Vestido de negro riguroso y con aspecto de hombre común en sus zapatos se esconde el tipo más influyente de la televisión israelí, productor de la mayoría de series que circulan por el país y creador de la mencionada En terapia, probablemente la saga que lo cambió todo e hizo creer al público local que su ficción podría ser todo lo buena que ellos quisieran que fuese:

“Realmente lo de En terapia creo que fue una sorpresa para todos. ¿El secreto del éxito? Bueno, en primer lugar nuestro terapeuta era un general retirado, un militar de verdad, héroe de guerra, así que eso le dio cierta entidad al producto. En segundo lugar estuvo la casualidad: yo quería que el protagonista de la serie fuera el propio psicólogo pero al avanzar nos dimos cuenta de que era mucho mejor ahondar en los pacientes. Y en tercer lugar supongo que el hecho de que este país necesite terapia urgente supuso que muchos se engancharan a esa sensación familiar de estar hablando en alto de nuestros problemas con un desconocido [sonríe]”.

HBO compró el formato y lo readaptó, fichó a Gabriel Byrne como terapeuta, a Rodrigo García como director, a un montón de secundarios de lujo (como Dianne Wiest o Blair Underwood) y decidió emitirla a diario. Como resultado muchos se engancharon a un paciente determinado y hasta se crearon foros para discutir sobre el tema. Un auténtico fenómeno que hizo que la televisión por cable más famosa del mundo firmará un contrato con Levi en el que este les otorgaba la primera opción de compra para cualquiera de sus proyectos (lo mismo que sucede con creadores como Darren Star -Sexo en Nueva York- o David Chase -Los Soprano).

Próximos ‘remakes’

La segunda serie con grandes aspiraciones en seguir la senda del éxito es The naked truth , un drama policíaco que explora las contradicciones de la sociedad israelí y que será adaptada para la propia HBO por Clyde Phillips, célebre por su trabajo de guionista en otro show de culto: Dexter . En Estados Unidos el escenario será la Costa Oeste y el telón de fondo un secuestro que puede cambiar la faz de la ley pero las prerrogativas dramáticas -dicen los interesados- serán las mismas.

“No se puede exportar todo: si hablas de religión o del ejército, aquellos que encuentran la religión o los que se alejan de ella, esas son cosas que no funcionan lejos de Israel. Aparte de eso todo lo demás funciona. Gente es gente, ¿Sabes?”

decía a Yetnews la actriz Noa Tishby, reconvertida en ejecutiva y que está cerrando un trato con varias cadenas estadounidenses que incluyen la compra de hasta cuatro formatos originales israelís además de la venta de un show a MTV. Lo mismo puede decirse de Stuart Tenzer, un auténtico veterano que acaba de firmar la mudanza de su serie de animación, Middletown, a Estados Unidos.

Fox por su parte acaba de hacerse con los derechos de Ramzor, la magnífica sitcom creada por Adir Miller, que (re)titularán Mixed signals y se rumorea que la cadena persigue también Arab Labour, una de las mejores comedias que se emiten actualmente en Israel, y que cuenta la historia de un árabe con nacionalidad israelí que se debate entre ser fiel a los suyos o adaptarse al mundo judío.

La cosa ha llegado a afectar a series que ni siquiera se habían emitido en el momento de su compra, como Tall and Greenbaum, cuyos derechos ya han sido adquiridos por ABC. The ran quartet (conocida ahora como Quinn-Tuplets) es otro de los títulos bendecidos por las cabezas pensantes del emporio catódico estadounidense.

Por el momento solo periódicos locales como Haaretz se habían hecho eco del movimiento de exportación de las cadenas locales pero también esto cambió: Variety, la biblia del espectáculo , decía hace unos meses que “las cadenas de Estados Unidos miran hacia Israel” y periódicos como el New York Times o The Washington Post ya señalan al país como la nueva gallina de los huevos de oro. “Hemos trabajado mucho para esto” concluye Levi: “Ya era hora”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s