Baal Shem Tov, fundador del judaísmo jasídico

Israel Ben Eliezer (c. 1698, Okopy, Ucrania – 22 de mayo de 1760, Medzhybizh, Ucrania), también conocido como Baal Shem Tov o Besht, fue un rabino judío considerado fundador del judaísmo jasídico. Besht nació en Okopy, una localidad ucraniana pero que a lo largo de la historia ha sido parte de Polonia, Rusia y Galitzia, hijo de Eliezer y Sara. Murió en Medzhybizh, ciudad de Ucrania, pero que formó parte de Lituania, Turquía, Polonia y Rusia.

Israel ben Eliezer era un místico judío ortodoxo, conocido por la mayoría de los judíos religiosos como “el Santo Baal Shem” (der Heiliger Baal Shem en yídish), o más comúnmente como Baal Shem Tov. Este se traduce como “el Maestro del Divino Nombre”, donde Tov significa “Bueno”, que unido a Shem se traduciría como “Nombre [Divino]”, aunque más correctamente sea entendido como una combinación de Ba’al Shem, “el Amo (Maestro) del Nombre [Divino]”, siendo Tov un epíteto honorífico.

La escasa información biográfica conocida sobre él está tan entrelazada con leyendas y milagros que en la mayoría de los casos es difícil averiguar cuáles son los verdaderos acontecimientos históricos. De las numerosas leyendas relacionadas con su nacimiento se puede extraer que sus padres eran pobres, honrados y piadosos. Cuando Israel Ben Eliezer quedó huérfano, su comunidad se hizo cargo de él. En la escuela se distinguió sólo por sus desapariciones frecuentes, siendo siempre encontrado en los solitarios bosques que rodean el lugar, disfrutando de forma entusiasmada de las bellezas de naturaleza. Muchos de sus discípulos creían que pertenecía a la Casa de David, y por extensión, con la institución del Mesías.

Fuente: Wikipedia

* * *

¿Qué es el jasidismo?

La palabra hebrea “Jasid” significa “piadoso”, y se utiliza en las fuentes clásicas del judaísmo para designar a aquella persona cuya devoción espiritual va más allá de los requerimientos técnicos de las leyes religiosas judías. El término llegó a utilizarse para designar a los movimientos religiosos judíos de Europa del Este. Muchos de los conceptos jasídicos básicos se basan en los trabajos fundamentales de la Cábala como son el Zohar y los comentarios del Ari (Rabí Yitzjak Luria de Safed: 1534 – 1572). Aunque un pequeño grupo se ocupaba de estudiar la Cábala, el jasidismo se convirtió en uno de los mayores movimientos de masas llegando sus enseñanzas a muchas comunidades.

En muchos aspectos el jasidismo es una extensión natural de la Cábala, pero con una diferencia importante. Mientras la Cábala conduce al hombre hacia Dios, el jasidismo trajo a Dios hacia el hombre, la Cábala le ofrece al iniciado una visión de los mundos superiores, con sus lugares sagrados, ángeles, emanaciones, recipientes y luminarias. El jasidismo desde el otro punto de vista, hizo totalmente lo opuesto al traer el dominio celestial aquí abajo en la tierra para el hombre, mostrándole el tipo de vida y enseñándole la devoción necesaria a lo que se predica. La lección bíblica “Conócelo en todos tus caminos” (Proverbios 3:6), llego a ser la frase clave en el mundo jasídico.

Antes del surgimiento del jasidismo se le daba mayor importancia a la idea de la trascendencia de Dios, quien se le consideraba remoto y de único acceso sólo a través de gran dificultad. Si una persona deseaba ganar un grado de proximidad a Dios, sólo podía hacerlo a través del ayuno y la mortificación autoimpuesta, así como la total separación de todo lo que representara este mundo mundano. Este aspecto era muy observado sobre todo en las antiguas enseñanzas de la Cábala y los individuos que estaban en capacidad de llevarlo a cabo eran realmente muy pocos.

Jasidut por otro lado, enfatiza el otro aspecto, el de la proximidad de Dios. Este concepto se manifiesta una y otra vez en el pensamiento jasídico expresado en la idea que Dios llena toda la creación y colma plenamente todas las cosas. Una y otra vez se recuerda la máxima: “Toda la tierra está llena de Su Gloria”, y “El llena todos los mundos”. Así es que si Dios está tan próximo, entonces es fácil acceder a El y la única condición necesaria es un sincero sentimiento de hacerlo como expresa la oración “Dios está cerca de todo aquél que lo llama, de todo aquél que lo invoca en verdad” (Salmos 145:18).

Se concluye así que el camino a Dios está disponible a todos, inclusive el más bajo de los hombres. Lo que se exige es que la persona realmente desee un acercamiento a Dios “con todo su corazón” y que por consiguiente haga lo mejor posible para servirlo. No hay lugar tan degradado en la tierra donde Dios no pueda ser allí encontrado, así como tampoco hay persona tan degradada en la que no se encuentre una chispa de la verdad. Todo lo que tiene que hacer esta persona es dirigirse a Dios con un corazón sincero para “subir la escalera de Jacob a las mayores alturas”.

Los maestros jasídicos percibieron que tanto el bien como el mal pueden ser por doquier encontrados. Inclusive la observancia estricta que se lleva a cabo con algún motivo ulterior, contiene un elemento de maldad en sí misma aunque parezca que se la practica con fines buenos. La sinceridad absoluta, por otro lado, es de importancia primordial para alcanzar a Dios y esto está al alcance de todos.

El Baal Shem Tov y sus seguidores se opusieron a la idea de la observancia estricta, pero al mismo tiempo predicaron la adherencia absoluta a los códigos. Todavía prevalecía la idea que si una persona era sincera en su creencia en Dios y Torá, los detalles quedaban en el trasfondo. Si se consideraba que la observancia estricta era muy importante en el sentido de acercarse a Dios, entonces el Jasid era estricto, pero en muchos otros casos la actitud era un poco más suave en lo que respecta a esta observancia. De nuevo el énfasis se colocaba en el servicio a Dios a través de Su Ley y no solamente observando las leyes por sí mismas.

Otra enseñanza fundamental es que inclusive el acto más mundano puede ser elevado al nivel de servicio, aunque esto no era una idea original del Jasidut ya que está inclusive mencionado en el “Shulján Aruj” -La Mesa Puesta- que es un código de leyes judías fundamental elaborado algunas centurias antes

Las enseñanzas del jasidismo:

* Prioridad de las emociones sobre el intelecto: La devoción simple, intuitiva y sincera es preferible al ideal de la erudición talmúdica que era comúnmente considerada como característica de la autoridad religiosa.

* Omnipresencia de Dios: Consciencia absoluta de la presencia de Dios en las “chispas de divinidad” contenidas en todas las cosas, inclusive en objetos y acciones sencillos. Apreciación de Dios en la naturaleza. La experiencia de la divinidad es por consiguiente accesible a todos.

* Alegría: La conciencia de un Creador amoroso y presente en todo momento debe llevar a sentimientos de profunda alegría. Por consiguiente el modo apropiado de servir a Dios es de dicha, ya que la tristeza impide una relación apropiada con Dios. El Baal Shem Tov proveyó un antídoto efectivo contra las enormes fuerzas desmoralizadoras que afectaban a la judeidad rusa y polaca ya que él enseñó a estas masas a sentirse bien consigo mismos, su judaísmo y su relación con Dios.

El Baal Shem Tov estimuló el cultivo de la alegría a través de actividades como el canto, la danza, el recuento de historias, la bebida, etc. La doctrina jasídica explicó que los campesinos aman las canciones y las historias que en realidad son textos de profundo significado religioso, como por ejemplo la canción que los levitas cantaban en el Templo Sagrado, expresando su amor a Dios y a Israel.

El jasidismo llegó a conocerse en el Occidente principalmente por su mandamiento de “servir a Dios con alegría” (Salmo 100:2). El jasidismo enseña que a Dios le agrada que las personas estén satisfechas y felices. Inclusive cuando una persona tiene características que no se compaginan con los ideales expresados en la Torá, tiene todavía como meta estar alegre. Se debe considerar que todo ha sido creado para el bien y que al final se percibirá su aspecto positivo. La forma en que los grupos jasídicos ponen esta idea en la práctica es evidente durante la oración. Algunos grupos tienen melodías muy alegres, el cantor comienza a cantar y todos se le unen. Las plegarias se recitan en voz alta y van acompañadas con movimientos del cuerpo. Los miembros de una comunidad se reúnen con frecuencia y cuentan anécdotas de sus Rebes o de otros Rebes. Estas reuniones terminan en una danza en la cual los participantes se dan las manos y bailan lentamente en círculo. En estos momentos cada hombre siente que está unido con el grupo y que la vida es mucho más que la rutina diaria.

* Tradiciones: El jasidismo le da mucha importancia a las tradiciones populares de los judíos de centro y este de Europa “Ashkenaz”. Sin embargo el servicio litúrgico fue reemplazado por el español “sefárdico” que se ha considerado santificado por su preferencia entre los cabalistas, especialmente en la escuela de Rabí Isaac Luria en la ciudad de Safed en el siglo 16. El Baal Shem Tov favoreció un modo de plegaria menos estricto en lo que respecta a privaciones y ascetismo, ya que este rigor desmesurado fue considerado por él como una falta de fe en Dios como un Padre Amoroso.

* El Bien y el Mal: El Mal se diferencia del Bien sólo en una cuestión de grado en la jerarquía de la santidad. Por consiguiente el pecador no es completamente rechazado por la compasión de Dios, y tiene siempre el potencial de arrepentirse y mejorar.

* Oración: Se le da mucha importancia a la oración sincera, que puede elevar el alma del hombre hacia su Creador así como el poder de invocar bendiciones divinas.

La doctrina de la oración se caracteriza por dos ideales místicos:

– Devekut (devoción constante): La conciencia constante de la presencia de Dios.

– Hislajavut (consumirse en entusiasmo): La experiencia de la exaltación espiritual mientras el alma es elevada hacia Dios.

La plegaria jasídica es conocida por su desapego a las regulaciones técnicas y a las formalidades rituales impuestas por la Ley Judía, especialmente las horas fijas de llevarla a cabo. La oración celebra la devoción sincera sobre la simple recitación mecánica de los textos litúrgicos. En el jasidismo se considera también de mucha importancia todas las expresiones de emociones en la oración, como la gesticulación, la danza, canto, etc.

* Mesianismo: Existe discrepancias entre los académicos sobre la importancia de las aspiraciones mesiánicas en las doctrinas del Baal Shem Tov. En una de sus pocas cartas, él expresa la creencia que la propagación de sus enseñanzas ayudarán y serán como un preludio para la redención final. De todas formas G. Sholem ha argumentado que la intención del Baal Shem Tov fue neutralizar los acontecimientos negativos y la atmósfera de desaliento que ya había causado mucho desencanto en las generaciones anteriores, interpretando estos aspectos como la expresión de procesos que se llevan a cabo en el alma del individuo.

Uno de los trabajos publicados en el período del surgimiento del jasidismo fue el “Keter Shem Tov”. Este comienza con una carta referente a la visión que el Baal Shem Tov tuvo, en la cual se le dijo que a través de sus enseñanzas el Mesías vendría: “…durante la celebración del Año Nuevo de 5507, mi alma ascendió y en una visión percibí cosas maravillosas que nunca antes había visto… me elevé de nivel a nivel hasta que entré en el dominio del Mesías… y le dije entonces: ¿Cuándo vendrás? – y él contestó: Cuando tus enseñanzas se hayan esparcido y proclamado por toda la tierra y cuando tus fuentes se hayan desbordado…. “.

Es bastante claro al considerar lo antes dicho que de acuerdo con el jasidismo, la era mesiánica llegará gracias a las enseñanzas jasídicas. De todas formas no es correcto observar al jasidismo como un movimiento mesiánico desde el punto de vista social. El Baal Shem Tov nunca proclamó ser el Mesías, es decir, no niega la legitimidad de otras corrientes del judaísmo ortodoxo. Pero el efecto de esas ideas en la vida diaria no debe ser subestimado. El jasidismo sostiene dentro de la expectación del judaísmo ortodoxo, que uno de los líderes religiosos, quien es también un descendiente del Rey David, se proclamará a sí mismo como el Mesías del pueblo judío. Considerando otro grupo de ideas, se espera que la profecía sea cumplida en la presente era. Por esta razón algunos grupos jasídicos hacen un esfuerzo en distribuir literatura jasídica fuera de su propia comunidad y las obras más importantes son traducidas y publicadas en los idiomas modernos. En esta forma el jasidismo espera en contribuir con el proceso de apresurar la venida de la nueva era.

Anuncios

2 comentarios

  1. es un bonito cmentario

    Me gusta

  2. LA VIDA DE TODO HOMBRE ENRIQUECE A OTROS, CUANDO HASHEM ES PARTE DE SU VIDA.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: