El futuro está en Israel

A las reservas de más de 1.500 millones de barriles en un nuevo pozo al este de Tel Aviv, se viene a sumar ahora el descubrimiento de la mayor reserva off-shore de la zona
RAFAEL L. BARDAJÍ
Día 27/08/2010

Durante décadas los europeos hemos sufrido los caprichos de nuestros proveedores de petróleo. Primero, con los países árabes jugando con el precio del crudo que religiosamente pagábamos, a pesar del daño infligido a nuestras economías. En segundo lugar, con una dependencia casi absoluta del gas siberiano controlado políticamente por el Kremlin que, a fin de conseguir sus objetivos, ha jugado a abrir y cerrar el grifo del suministro en los últimos años, amenazando siempre con un invierno cada vez más frío.
La posibilidad de cambiar las fuentes energéticas se ha revelado cara y poco productiva (se rechaza por cuestiones ideológicas, como la energía nuclear); y el escenario de cambiar de productores, poco seguro habida cuenta de la volatilidad estratégica del África subsahariana o la cuenca andina.
Pero hete aquí una buena nueva: un país democrático y occidental parece ser que se puede convertir en fuente de suministro energético. Y no es EE.UU. o Inglaterra. Es, ni más ni menos, que Israel. Sí Israel. A los nuevos descubrimientos que cifran una reservas de más de 1.500 millones de barriles en un nuevo pozo al este de Tel Aviv (insuficiente para la exportación, pero muy por encima de las expectativas de 200 millones de barriles), se viene a sumar ahora el descubrimiento de la mayor reserva off-shore de la zona, frente a las costas de Haifa. Tal es el tamaño, que ya se llama Titan al pozo a explotar.
¿No sería una excelente paradoja que pudiéramos liberarnos del yugo ruso y árabe y pasar a comprar directamente a un buen aliado como Israel? Las vueltas que da la vida. Si las expectativas técnicas se acabaran cumpliendo e Israel, en un plazo de una década, se convierta en un exportador neto de petróleo y gas ¿seguirían los Moratinos de turno criticándolo tanto o lo adularían como ahora hacen con los Saud y compañía?

http://www.abc.es/20100827/opinion-colaboraciones/futuro-esta-israel-20100827.html

Anuncios

5 comentarios

  1. Sería una buena noticia. Sólo deseo que no se estropeen las bellas costas de Haifa y Tel Aviv. Me pregunto ( respetuosamente, claro! ) qué opinara el Sr.Moratinos.
    Saludos,
    María

    Me gusta

  2. Israel no es un buen aliado ni es democrático ni es occidental.

    No es un buen aliado porque quiere implicar a los demás en sus guerras particulares. véase lo pesado que está con Irán y la brasa que le está dando a los Estados Unidos.

    No es democrático porque es un Estado identitario en el Código Civil no rige igual para los judíos que oara los no judíos. Uno de los pilares básicos del Estado de derecho es el principio de igualdad ante la Ley. Si se empieza por conculcarlo, no se puede definir técnicamente como una democracia a Israel.

    No es Occidental porque, bajo una capa de barniz laica, se esconde una teocracia.

    Por todo ello no me parece recomendable hacer negocios con Israel.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: