El científico agredido

Autor: Alfonso Vázquez- Monxardin*

Es un tipo joven y muy listo. Sus pasiones son la tecnología y la ecología. No en vano a pesar de su juventud lleva quince años trabajando e impulsando la relación entre ambos sectores: tratamiento de residuos, reciclaje de las aguas, aprovechamiento del geotermalismo. Pero sin duda su ojo derecho ahora lo ha puesto en Efemcy, una compañía de servicios mediombientales, focalizada en los sistemas bioenergéticos que se dedica a la investigación sobre la producción de un tipo de combustibles orgánicos de raíz ecológica. La idea central es lograr que el tratamiento de las aguas fecales, en vez de consumir energía, proporcione electricidad o hidrógeno a partir del uso de pilas reactivas microbianas. Así, logran un tratamiento combinado y simultáneo del reciclaje y limpieza de las aguas negras con la producción electroquímica de energía extraída de residuos en suspensión. Y ya lo hacen. No son teorías. Son experiencias contrastadas que ya limpian aguas y dan energía y dinero. A pesar de tener mucho trabajo aquí y allá en este mundo global, aceptó venir a España porque lo codiciaba la curiosidad y los deseos de comunicar que otro mundo es posible. Con técnica, buena voluntad y conocimiento se pueden deshacer muchos de los entuertos que existen. También científicos y técnicos. El otro día, en Madrid, tenía previsto hablar en un curso de energías renovables y tecnologías limpias. Cosas de las que sabe. Y cría que venía a un templo de cultura y universalidad como es el Parque Científico de Madrid en la Universidad Autónoma de Madrid. ¿Como es? ¡Cómo debía ser! Allí fue el agredido. Unos que, sin querer, gritaban calcado el grito de Millán Astray en la Universidad de Salamanca -¡Muera la inteligencia!- agredieron al sabio que se tuvo que acabar refugiando en un coche de la Policía. ¿Por que? Pues por puro racismo. Sí. A los agresores no les gustaba el país del que venía, ni su raza, ni su cultura, ni su gente, ni su historia, ni su gobierno. Sí, le pegaron porque no les gustaba el gobierno al que debe pagar impuestos. Y no. No era negro. Tampoco era gitano. Ni era árabe. Ni iraní. Era algo mucho peor. Pero era algo para con el que el racismo latente integrado en la sociedad occidental se muestra cada vez más virulento y la mayoría silenciosa cada vez más callada. El ingeniero, el biotecnólogo, el disertante, era judío. ¿Cuál es la relación entre el científico y el incidente de la flotilla? No la hay. Sólo que él es israelí. No importa a lo que viniera, ni quién fuera, ni lo que pensara. Era puro racismo de los anti racistas de boquilla. Era pura violencia de pacifistas de boca grande. Era, pues, puro fascismo de supuestos anti fascistas. De momento, parece una batalla perdida como la objetividad de los medios de comunicación. Lo cierto es que este país es bien curioso. Después de los crímenes islamistas del 11-M en Madrid y de Casablanca, generosamente y por suerte, no hay racismo anti musulmán. Pero sí anti judío en un lugar donde no existen casi judíos. No me extraña que Europa piense que somos raros.

Sr. Eytan Levy -el científico-: disculpe, por favor.

* Historiador y socio de la Asociación Galega de Amizade con Israel-AGAI

Anuncios

6 comentarios

  1. Me dolió muchísimo cuando estos hechos tan lamentables y vergonzosos sucedieron. Llamé en el mismo momento en que lo estaba viendo en TVE ( la independiente en el mismo grado en que la universidad en que acaecieron los hechos es autónoma) a la Embajada de Israel en España para solidarizarme.
    Así está el nivel cultural en estas tierras y el pensamiento independiente ( existe eso?).
    Mi solidaridad hacia el científico agredido y mi recuerdo a Guilad Shalit cuando falta apenas un mes para su cumpleaños.
    Shalom!
    María

    Me gusta

  2. Hola amiga Silvia, me llamo Daniel y edito el Blog pro-israelí Herut en http://www.herutx.blogspot.com

    Te he añadido a mi lista de enlaces.

    Un abrazo.

    Me gusta

  3. Si la verdad, que estamos cada vez mas alejados de la realidad, prima la desconfiansa, agrecion al projimo y falta de respeto por todo.

    No soy de ningun pais, ni credo, o partido politico, solo un ciudadano de la tierra que quieren vivir con armonia en este hermoso planeta, pido disculpa a este hombre que intenta buscar soluciones positivas a nuestra humanidad, que sepa que quien lo increpo no sabe lo que hace y sera un intrumento de otros para crear mas caos del que realmente tenemos.
    abrasos a todos de mi parte y energia positiva para el planeta todo…..

    Me gusta

  4. Ayer empecé a ver un vídeo sobre el Holocausto y no pude terminar de verlo. Me espantó el ver cómo se trata este asunto tan vergonzante para la humanidad de esa forma tan cruel y jocosa. Ayer también recuperé mi querido libro El Hombre en Busca de Sentido de Viktor Frankl y comprendo que esté considerado por la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos como uno de los diez libros más influyentes en USA. Para mí quizás esté entre los siete que más me han ayudado e influído.
    También ayer leí en otro libro que se fomenta el odio en el Museo de Yad Vashem. Cómo se puede decir eso? Por el contrario, cualquier otro pais, raza, religión que hubiese sido tan perseguida como la judía habría “explotado” esto de otra manera.
    Yad vashem nos invita a recordar los sucesos tan deleznables que sucedieron en esos tan odiosos años en que algunos seres humanos(?) actuaron con tanta sevicia pero también encontramos el recuerdo de aquellas personas que entraron en las cámaras de gas con gran dignidad y cantando Shema Israel.
    Remembering the Past, Shaping the Future!
    Shalom!
    María

    Me gusta

  5. Siento utilizar este espacio para escribir sobre algo no exactamente relacionado con el Sr Levy, aunque en realidad ¿ cómo no va a estar relacionado si lo está con el pueblo judío y con los seres humanos que sentimos tanto lo que pasó en Auschwitz y en otros campos de exterminio nazis?
    Acabo de ver The Auschwitz Album, donado por Lily Jacob a Yad Vashem hace treinta años y me han impresionado tanto las 8 simples palabras “Hombres a la izquierda, mujeres a la derecha” que nos relata el Premio Nobel Elie Wiesel y también las palabras de Primo Levi “A nuestra lengua le faltaban palabras para expresar esta ofensa. .. Si habláramos, no nos escucharían y si nos escucharan, no nos entenderían “. No puedo ponerme en el lugar de ellos ni siquiera imaginarlo pero de corazón que LO SIENTO MUCHÍSIMO y está mal que lo diga porque soy cristiana y se supone que debo perdonar pero entiendo a Simon Wiesenthal cuando no perdonó al soldado de la ss que lo llamó en su lecho de muerte. ¿Quienes somos nosotros para perdonar en nombre de los demás?
    Yo puedo perdonar el daño que me hagan a mí pero …
    Demasiado generoso fue Simon Wiesenthal cuando no le dijo a la madre del soldado lo malvado que había sido su hijo!
    No debemos dejar que sucedan hechos tan lamentables como la agresión al Sr Levy. Debemos recordar. No podemos olvidar a SEIS MILLONES de personas inocentes que fueron vilmente asesinadas.
    Que Dios los bendiga a ellos, a ellas y a sus familias.
    Shalom!
    María

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: