Benedicto Spinoza, el primer filósofo que socavó la religión

Por David Mandel, “Mi Enfoque”

La mayoría de la gente en el mundo occidental de hoy no es religiosa. Tampoco es anti-religiosa. Es “indiferente”, lo cual, para las religiones organizadas, es peor que si fueran ateos o agnósticos, ya que con estos, por lo menos, se puede discutir y tener la posibilidad de rebatir sus argumentos y convencerlos de su “error”. Con los indiferentes no hay posibilidad de discusión, ya que no tienen interés en discutir sobre religiones reveladas ni milagros sobrenaturales, o sobre un Dios que se toma un interés especial y personal por cada individuo.

El fenómeno de la indiferencia a la religión se encuentra generalizado entre los católicos, los protestantes, y los judíos, pero no es muy común entre los musulmanes, cuya religión, el Islam, está pasando por una etapa de fanatismo e intolerancia, que puede poner en peligro la paz mundial.

El predominio de la razón sobre la fe tuvo sus inicios, hace cerca de cuatro siglos, con el filósofo Baruj (Benedicto) Spinoza, perteneciente una familia judía, oriunda de España, que había sido forzada a convertirse al cristianismo y había vivido durante un tiempo en Portugal. La familia emigró en el año 1602 a Ámsterdam, donde, gracias a la tolerancia religiosa de los holandeses, reanudó abiertamente la profesión del judaísmo. Allí, en 1632, nació Baruj.

Baruj estudió en la escuela de la comunidad judía, donde aprendió el hebreo. Sus análisis de la Biblia lo condujeron a dudar de que Adán fuese el primer hombre, que Moisés fuese quien escribió la Torah, y que las leyes de la Torah tuviesen precedencia sobre la ley natural. Sus discusiones sobre estos temas con los dirigentes de la comunidad causaron que lo excomulgaran de la sinagoga por sus ideas heréticas, en el año 1656, cuando tenía 24 años.

Cuatro años después, Spinoza cambió su nombre a Benedictus, y se mudó a La Haya, donde, hasta que murió de tuberculosis en 1977, se ganó la vida puliendo lentes. En 1670 publicó su Tratado Teológico-Político, en el cual criticaba las religiones reveladas, justificaba la libertad intelectual y religiosa, y presentaba sus ideas políticas, apoyando la democracia. El libro causó revuelo, fue prohibido, y se vendía disimulado con falsas carátulas.

Spinoza se volvió famoso, y la Universidad de Heidelberg ofreció darle un puesto de profesor de filosofía, asegurándole completa libertad de opinión siempre y cuando no atacase la religión establecida. Spinoza no aceptó diciendo que prefería dedicarse a la investigación filosófica y no a enseñar.

Poco tiempo después los franceses le ofrecieron una pensión si dedicaba su siguiente libro al rey Luis XIV. Spinoza rechazó la oferta.

Spinoza fue la primera persona en considerar a la Biblia, no como una revelación divina, sino como un documento histórico y literario, que refleja los límites intelectuales y científicos de la época en la cual se escribió. Para Spinoza la importancia de la Biblia está en su enseñanza moral. El filósofo niega los milagros, e identifica a Dios con la naturaleza: Dios no es un ser separado e independiente, Dios y su creación son uno solo. En el panteísmo de Spinoza la totalidad del universo es Dios.

Poco después de su muerte sus amigos publicaron su Obra Póstuma, que incluye Ética, una de las más importantes e influyentes contribuciones a la filosofía occidental.

En los siglos 17 y 18 Spinoza fue considerado con horror como un ateo. En el siglo 19, lo llamaron idealista. En el siglo 20 lo consideraron precursor de la ciencia cognitiva. Hoy, en el siglo 21, muchos consideran que fue el primer “ecólogo”.

David Ben Gurión, el primer Primer Ministro de Israel, era un gran admirador de Spinoza y un ávido lector de su obra. En más de una ocasión abogó por la anulación de la excomulgación. Amos Oz, en su libro, Una historia de amor y oscuridad, relata que en 1961, luego de haber publicado una crítica de un ensayo escrito por Ben Gurión, fue citado a la oficina del Primer Ministro a las 7:30 de la mañana. Lo hicieron entrar, y vio a Ben Gurión caminando de un lado a otro. Durante unos minutos, el Primer Ministro no habló, y luego, abruptamente, le dijo, “¡Siéntate!”. Amos Oz se sentó, y Ben Gurión continuó caminando de un lado a otro sin decir una palabra, hasta que finalmente le dijo: “¿Haz leído a Spinoza? Muy poca gente lo entiende. Muy pocos”, y procedió a explicarle el pensamiento del filósofo. Un secretario abrió la puerta de la oficina y Ben Gurión le gritó, “¡Fuera! ¡No molestes! ¿No ves que estoy en medio de una de las conversaciones más interesantes que he tenido en mucho tiempo? ¡Fuera!”

El secretario, amedrentado, cerró la puerta, y Ben Gurión continuó, “He sido un spinozista toda mi vida. Desde que era joven. ¡Serenidad! ¡Calma! Esa es la esencia del pensamiento de Spinoza. ¡Tranquilidad! En el bien o en el mal, en la victoria o en la derrota, uno nunca debe perder la paz del espíritu. ¡Nunca!” Y golpeó con los puños su escritorio, haciendo temblar el vaso que estaba allí. “Uno nunca debe perder los estribos. ¡Nunca! ¡Y si tú no puedes entender eso, no mereces llamarte spinozista!”

Breve exposición de la filosofía panteísta de Spinoza, sin rigurosidad académica.

De todas formas, creo que el núcleo de su sistema filosófico más o menos queda expresado. Todo este pensamiento se puede encontrar en la obra “Ética demostrada según el orden geométrico”.

La canción que se escucha de fondo es “Zaephyr Skies’ Theme”, del maestro Luca Turilli.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 95 seguidores

%d personas les gusta esto: