Una guerra muy saludable

Por Guido Maisuls

En este conflictivo medio oriente se esta desarrollando una seria guerra gastronómica entre Israel y el Líbano. El motivo de este enfrentamiento es para defender el orgullo y la propiedad intelectual de ser los poseedores de la autoria del plato más delicioso y nutritivo del mundo: el humus.

El Líbano acusa reiterada y vehementemente a nuestro pequeño gran país de usurpar el patrimonio cultural y gastronómico del humus, del falafel y del tabule luego de que Israel exporta y difunde a todos los rincones del mundo el gusto por uno de los manjares mas preciados de todos los tiempos: el humus.

En octubre de 2009, El Líbano ingresó en el libro Guinness de los récords al preparar el humus más grande del mundo y batir su propia marca establecida tan solo dos meses anteriores a este evento. Unos doscientos cocineros se reunieron en un mercado del centro de Beirut trabajando ante cientos de espectadores y el supremo juez del libro Guinness. Utilizaron 350 kilos de garbanzos cocidos y 400 litros de jugo de limón, grandes cantidades de sésamo, de ajo y de aceite de oliva para su preparación.

Este ocho de enero de 2010 en el pueblo árabe israelí de Abu Gosh frente a un restaurante, Israel logró pasar al primer puesto al batir el record absoluto del libro Guiness de los Récords logrando presentar el humus mas grande del mundo ante Jack Brockbank, juez del libro Guinness de exactamente 4.087,5 kilos.

Científicos de la Universidad Hebrea de Jerusalén acaban de descubrir, que los garbanzos tienen grandes cantidades de un aminoácido llamado triptófano, un precursor de la serotonina que actúa como neurotransmisor sobre el sistema nervioso y el cerebro produciendo una sensación de felicidad y de bienestar.

Un bajo nivel de triptófano se relaciona con la depresión, la anorexia y se ha encontrado en muchos pacientes suicidas. Este aminoácido se está empezando a utilizar, también, para la reducción de dolores corporales y el dolor asociado con el cáncer. El triptófano combate el insomnio, el estrés y la hipertensión sanguínea.

El humus con tjina es una comida completamente vegetariana, muy nutritiva, baja en grasas y libre de colesterol y muy rica en proteínas y fibras. Se sirve habitualmente como desayuno y es un puré hecho a base de garbanzos cocidos, jugo de limón, tjina o pasta de semillas de sésamo y aceite de oliva y puede llevar además ajo, comino y pimentón como condimentos. Se sirve en un plato y a temperatura ambiente, acompañada con pan de pita y vegetales crudos que sirven para mojar en el humus. En árabe, hummus significa lisa y llanamente “garbanzo”.

Es imposible determinar quien ganaría esta larga y compleja guerra pero sea quien fuera es la hora adecuada para que la humanidad se apropie de uno de manjares más exquisitos del planeta y que además nos otorga el valor agregado de una saludable y preciada formula para la felicidad.

Publicado por Guido Maisuls para ” Cartas desde Israel ” el 1/11/2010 09:38:00 PM

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: