Un cientifico pretende probar que en la Torah todo está conectado

Por YOCHEVED MIRIAM RUSSO

Todo forma parte de una simple cuestión

“Desde siempre titilaba mi curiosidad: regularmente me preguntaba si el valor numérico de los nombres de los colores que aparecen en la biblia podía tener relación con una frecuencia de onda”, cuenta Haim Shore, profesor de la Universidad Ben Gurion del Neguev. … “Para divertirme he verificado … y aunque podría tratarse de una coincidencia… el nombre hebreo de los colores releja su frecuencia de onda”.

La metodología es sencilla, Shore tomó los nombres de los cinco colores mencionados en la biblia, rojo, amarillo, verde, azul y violeta o magenta. Calculó el valor numérico de sus letras y los reunió en un gráfico en el que la frecuencia de onda de cada color (establecida científicamente) fue colocada en el eje vertical y el valor numérico del nombre de ese color en el eje horizontal.

Los cinco puntos formaron una línea recta. Es decir que la frecuencia de cada color se corresponde con su nombre hebreo.

“Esto me llevó a tomar otras palabras del texto bíblico y el resultado es que el nombre hebreo citado en la biblia se relaciona directamente con las propiedades físicas de la entidad designada. He presentado todo esto en un libro Coincidences in the Bible and in Biblical Hebrew”.

Logaritmos y datos de la NASA

No es Guematria, me limito a constatar que “embarazo” vale 271 y que esa es la duración del embarazo.

Shore no pretende decir que se trate de un código bíblico sino de conectar las propiedades físicas con el término hebreo. Por ejemplo los objetos celestes: luna, sol y tierra. “Dice la literatura cabalística que las letras del alfabeto fueron creadas antes de que D. se sirviera de ellas para formar los mundos”. He trazado un gráfico en el que en el eje horizontal coloqué el valor numérico de la palabra hebrea que designa al sol, la luna y a la tierra y en el eje vertical los diámetros indicados por la NASA (en una escala logarítmica. Y los tres puntos se alinean. Una relación matemática rigurosamente exacta habría dado una correccion lineal de “1” y la de estos tres puntos era de 0,999.

Shore no es un iluminado ni un fanático,

“Soy diplomado en el Tejnion en Ingeniería industrial, tengo un master en búsqueda operacional, titulo universitario en Psicologia y Filosofia asi como un doctorado en estadística en la Universidad de Bar Ilan”.

Existe en ingeniería un principio universal según el cual cuando dos series de datos, colocados en orden creciente, unos sobre el eje horizontal y los otros sobre sobre el vertical, y dan una línea recta, ello significa que miden la misma cosa a escalas diferentes.

Shore está fascinado por la conexión entre la terminología biblica en hebreo y la ciencia. Por ejemplo “año” tiene un valor numérico de 355 que es la duración del año judío. U “oreja” que tiene la misma raíz en hebreo que “equilibrio”, cuando hasta finales del XIX no se descubrió su relación con el control del equilibrio. Otra curiosidad es el nombre de Laban (es un personaje de los más amenazantes en el libro del Génesis) que representa la pérdida total de la identidad judía por mezclarlo todo para conseguir que todo y todos fueran idénticos. Laban significa blanco y es el único personaje bíblico que lleva el nombre de un color. Hasta 1666 la ciencia creía como Aristóteles que el blanco era un color básico. A partir de Newton podemos decir simplificando que el blanco es una mezcla de todos los colores. Asi que quien quería mezclarlo todo se llama precisamente Blanco, Laban.

Un solo autor para una Torah única

Según Wellhausen (1844-1918) el Pentateuco no habría sido escrito por Moisés sino que serían tradiciones orales nacidas en una cultura nómada y unidas más tarde. Nombra cuatro fuentes J,E,D y P y les atribuye trozos en función de la terminología empleada o del espíritu del texto. Esta teoría ha sido aceptada durante decenios por la mayoría de especialistas en Biblia.

Con la ayuda de estadísticas Shore y Yehudah Radday han llegado a la conclusión de que el Génesis es homogéneo y por tanto obra de un autor único. Shore analiza entre otros temas el de la Creación. Según el texto el universo es creado en seis días mientras que la cosmología moderna lo data en millones de años. Dice Shore que en el relato la luz fue creada en el primer dia, el cielo el segundo, las aguas y los vegetales el tercero, el sol y la luna el cuarto, el mar y los peces el quinto, Adam y Eva aparecen el sexto al final de la hora 14. Dice Shore que tomó los seis puntos y relacionó cada dia bíblico con duraciones establecidas cientificamente. Por ejemplo, la ciencia establece que las galaxias se comenzaron a formar hace 11,8 millones de años, que el sol y la luna hace 4,5 millones de años… etc. “Inscribi la edad del cosmos en el eje vertical y la cronología bíblica en el horizontal y descubri que formaban una línea recta”

Sería posible que las dos series de datos, la científica y la bíblica, representasen la misma línea temporal expresada en escalas diferentes?. Porque la probabilidad de que se trate de una casualidad es inferior a 0,0021 %.

Shore hoy en dia tal vez no usaría en el titulo de su libro con el término “coincidencia” porque considera extremadamente probable que la información oculta en los términos bíblicos completen los datos científicos que usó en su obra.

Es consciente de jugarse su reputación y dice no afirmar nada sobre D sino sobre la biblia.

Fuente: http://www.juif.org/go-blogs-20281.php

Anuncios

3 comentarios

  1. Y de ser asi estamos en un problema de la fisica existencial!! si compredemos y luego se afirma sobre la Biblia, pero no afirmando sobre D-OS !! entonces la Biblia es D-OS?? cientificamente faltan cosas entre lo que interpreto y lo que se afirma, no estoy diciendo que el cintifico no tenga razon!!! pero faltan cosas el porque no afirmar sobre D-OS si sobre La Biblia.

    Me gusta

  2. La existencia de la Biblia en el real, como la del lago Titicaca o la del Citroen 2CV es constatable por cualquiera, piense lo q piense de ello. A Dios u otros dioses lo constatan algunos, los que pueden o quieren o saben. Es razonable que los demas duden de su existencia, o afirmen su inexistencia. (No creo que llegue dia en que no nos matemos por ello). Shore habla de un texto escrito, lo somete a procedimientos probados. Y lo comenta. Punto. Piense cada quien lo que sepa, quiera y pueda. Yo me he quedado de una pieza, aunque ya motivos tenia para imaginar que la Tora, escrita por Hombres, es mas que un texto como este que escribo.

    Me gusta

  3. …es de reir los comentarios de la gente ciega, y de la que no quiere ver….
    Este hermosos articulo solo confirma lo maravillosa que es la creacion, nada es casual y todo es perfecto!!!
    a cada descubrimiento que hace el hombre, muchos pobres incredulos, solo pretender decir que ya lo saben todo y que con eso basta para decir que Di-s no existe!, pero la verdad es que el hombre tiene la suficiente inteligencia para descubrir y comprender procesos y conecciones, y en base a esto puede transformar y manipular, pero…. puede crear de la nada y que esto funcione a la perfeccion absoluta????……..noooooooooooooo!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    el hombre solo juega con lo que esta creado nada mas…….
    HaShem es Perfecto mas alla de nuestra comprension, por favor…. si no podemos comprendernos ni nosotros mismos…….

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: