ZP en camiseta

En la Ciudad Vieja de Jerusalem empiezan a verse camisetas con la cara de Zapatero vestido de ortodoxo y la leyenda “No temas, sé judío”.

Si algún estadista español tuvo espacio para la cartelería, la broma, el chascarrillo y la pedorreta, la mojiganga y la guasa, si una personalidad política española ha logrado ser el blanco de todo tipo de burlas y chanzas, si existe un tipo capaz de concitar en sí mismo el fenómeno de la hilaridad, la burla, el sarcasmo y el cachondeo general, si existe y sobrevive un personaje en la historia moderna de España que resulta atractivo y resultón para suministrar motivos de rechifla, escarnio, socarronería y guasa, si alguien se merece figurar entre los personajes más imitados por los humoristas para pitorreo general por sus excentricidades, ocurrencias, sacando punta a todas sus expresiones y definiciones, si en la moderna historia de España hubo alguien capaz de servir como modelo para esto y más, sólo puede tratarse del iluminado Presidente de Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ZP para sus amigos y no afines.

No es la primera ocasión que nos ocupamos de él como patrón de lo liviano e insustancial, cualquier manifestación suya, cualquier declaración o entrevista le hace merecedor de eso y mucho más. Pasará este pobre hombre a la historia como un mercachifle, un quincallero de la banalidad y la ligereza, el perfecto arquetipo de la frivolidad y el desatino, la suprema originalidad en la insignificancia, la minucia y la nadería, todo un ejemplar digno de figurar en los anales de la mentecatez y el más elevado concepto de lo mequetrefe. No sé si hasta aquí me van entendiendo, ¿Lo van pillando, mis queridos lectores?

Pues si todavía no fuera suficiente ahora nos llegan noticias para la hilaridad y la coña. Al permanente esfuerzo de soplapollez que ZP ha desplegado tras casi seis años de singladura por los mares de la nada, le llega el tiempo de pasar lenta pero inexorablemente a la historia con méritos acumulados más que suficientes y su imagen de futuro empieza a tomar cuerpo en ejemplos tan disparatados como el de la noticia con que abrimos este comentario, servir como figura y modelo para camisetas en avatares completamente ajenos a su verdadera dimensión como político, ahora ZP sirve de bufón disfrazado de judío ortodoxo que otorga licencias religiosas avaladas y legitimadas por los dudosos límites de su gestión personal y los efluvios evanescentes de su imagen.

Y digo yo, ¿Es que no ha otra mejor forma de hacer broma de lo judío en Israel? Podríamos sugerir imágenes menos disparatadas pero si lo que se pretende con estas camisetas es despedazar la del judío ortodoxo, hay que felicitar a sus inventores porque el éxito puede estar garantizado, ya pueden ponerse los del barrio Mea Shearim y similares a remojo porque flaco favor les hacen sus vecinos y conciudadanos padres de la idea. Lo que es la de Zapatero, su imagen, está por los suelos.

¡Vivir para ver! ZP promocionando la ortodoxia judía. Que los creadores de la idea vayan pensando en concederle parte de los beneficios añadidos de la venta porque el éxito puede resultar absoluto. ¡Joder, cómo esta la tropa! Se oye en La Moncloa.

¿Por España? Como siempre, las dosis de “zapaterina” se suministran en prensa y medios de forma cotidiana y sin interrupción. Y gratis. Pura metafísica, se lo digo yo.

Miguel Martín
Zaragoza
España

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: