Relatos de nuestro viaje a PORTUGAL

MILIM Revista DigitalViajando por PORTUGAL  con Alicia Benmergui

Segundo viaje realizado en el 2009

Por ALICIA BENMERGUI

Castelo de Vive

Castelo de Vide, se halla en Portugal, en el norte del Alentejo y en la frontera con la Extremadura española. Desde la prehistoria este territorio fue ocupado por diferentes pueblos, debido a su localización privilegiada.

Fue en la Edad Media cuando la identidad de Castelo de Vide, se vio fortalecida debido a llegada de una numerosa e importante comunidad judía que se instaló aquí a comienzos del Siglo XIV. A su llegada Castelo de Vide prosperó, teniendo en cuenta el dinamismo económico introducido con la llegada de esa comunidad. Su principal actividad económica, residía en la manufactura  textil, elaborando tejidos y fabricando uniformes para los ejércitos.

Se crearon así, en Castelo de Vide, varias oficios como los de sastre, zapateros, alabarderos, herreros, fabricantes de botones, etc.

Alrededor de 1333, durante el reinado de D. Afonso IV, las Comunidades Judaicas, residentes en Portugal, le pidieron al monarca, autorización para tener sus propios lugares de culto. El concedió su autorización, imponiendo, entretanto, algunas condiciones. Las sinagogas debían ser pequeñas, hallarse en calles estrechas y su arquitectura no podía ser confundida con la de las iglesias católicas.  Se supone que así nació la Sinagoga de Castelo de Vide, que debe haber funcionado como lugar de culto, hasta fines del Siglo XV. Después se convertiría en una casa particular hasta mediados del Siglo XX.

En 1492, Los Reyes Católicos de España (Fernando e Isabel) después de haber conquistado Granada, expulsaron a judíos y musulmanes del territorio español. Según los documentos encontrados en los archivos oficiales, Portugal, recibió aproximadamente 100.000 Judíos, y a Castelo de Vide, llegaron aproximadamente unos  4.000.

En 1496, el Rey D. Manuel I de Portugal, decreta también la expulsión de los judíos del  território portugués para poder casarse con la Princesa Isabel, hija de los Reyes Católicos. Este monarca, tenía como estrategia no la expulsión, pero si la conversión pues sabía de la importancia económica y científica que la Comunidad tenía en Portugal. Siguió un  período en que fueron bautizados forzadamente miles de judíos por todo el país y Castelo de Vide, no escapó a la regla. Así, en esta villa, los judíos luego de que habían sido bautizados, salían de la judería, iban a vivir a la  Rua Nova y a las calles vecinas. Desde ese momento fueron conocidos como Cristianos Nuevos, cambiando también de apellido.

En Castelo de Vide, las familias conversas con más poder económico, adoptaron los siguientes apellidos: Laranjo (naranjo); Raposo (zorro); Coelho(conejo) y Leitão (lechón). En algunos casos construían en el interior de sus casas, capillas católicas para  así poder defenderse mejor de la Inquisición.  En otros, destinaban una dependencia secreta de la casa, para utilizarla como Sinagoga. Con el paso de los años los conversos se fueron adaptando a la nueva realidad.  En 1535 fue instaurada la Inquisición en Portugal y la persecución de los Cristianos Nuevos se convirtió en una constante, lo que provocó que muchas familias abandonasen las tierras lusitanas, partiendo en busca de tranquilidad a otros países.

En Castelo de Vide, las famílias que optaron por quedarse, se sometieron   a las exigencias de la Inquisición pero muchas personas acabaron siendo acusadas por realizar prácticas judaizantes, siendo condenadas a muerte por el  “Santo Ofício,” y luego quemadas en las hogueras de la Inquisición.

Los Cristianos Nuevos que escaparan a la ira de la Inquisición, se fueron integrando en la vida cotidiana de esta pequeña villa, pasando a ocupar algunos puestos importantes, en la Municipalidad, y en el Hospital local, entre otros.

Entretanto, la Inquisición los obligó a cambiar sus hábitos alimentarios, debiendo comer aquello que antiguamente les estaba vedado por su religión. Las vísceras y la  sangre  de los animales son un ejemplo de eso. Mientras tanto, a escondidas continuaban preparando sus comidas de acuerdo a su tradición, haciendo el pan ácimo, que todavía hoy se elabora en  Castelo de Vide, aunque con el nombre de bolo da massa (torta de matzá).

A medida que fueron conquistando espacio en la vida económica y social de la villa, los cristianos nuevos iban logrando que algunos de sus hábitos fuesen siendo tolerados, aunque practicados de forma diferente. Así poco a poco la semana de Pascua se fue modificando. Un ejemplo de eso, fue la introducción de la inmolación del cordero pascual, y con él la aparición de algunos tipos de tortas que hasta ese momento eran desconocidos. Actualmente nuestra  Pascua no es eminentemente católica ni totalmente judaica. Es el resultado de “Encuentros y Desencuentros” y otros compromisos que fueran siendo asumidos a lo largo de los siglos.

En 1980, siendo el signatario, Presidente de la Cámara Municipal de Castelo de Vide, el Municipio, adquirió la Sinagoga, con la intención de  salvarla, iniciando después un proceso de  investigación histórica y arqueológica, contribuyendo, dentro de lo posible, para traer al conocimiento público, aquello que fue la vivencia del Pueblo Judío en Castelo de Vide, a lo largo de los siglos.

Luego de más de 25 años de investigación, la Cámara Municipal, resolvió avanzar con las obras de  rehabilitación edilicia de la Sinagoga, y posteriormente, convertirla en museo, estando ya abierta al público, con señalado éxito.

A lo largo de los años, la Judería de Castelo de Vide ha visto aumentar el número de visitantes Judíos, oriundos de los más diferentes lugares del mundo, que muchas veces utilizan la Sinagoga, para practicar en su interior, varias ceremonias.

En Marzo de 1989, Castelo de Vide, recibió la visita del entonces Presidente de la República Portuguesa, Dr. Mário Soares, que, en la Judería, delante de altos responsables de la Comunidad Judía portuguesa, y de la Embajadora del Estado de Israel en Lisboa, pidió perdón a los judíos por todo lo que pasaron en la Patria portuguesa, a lo largo de los siglos.

Fue el Primer Jefe de Estado, en todo el mundo, en reconocer públicamente las atrocidades de que fueran víctimas millares de judíos inocentes.  Castelo de Vide, se enorgullece de haber sido elegido para tan importante y significativo acto.

Castelo de Vide, es un ejemplo de solidaridad y de ecumenismo, que sobrepasa las fronteras y suscita pasiones. Cruce  usted también esas fronteras y venga a apasionarse…

Castelo de Vide, noviembre de 2009

Abandonamos Evora viajando por rutas y caminos vecinales, era como espiar por un instante a través de los patios traseros de esas casas campesinas. Hicimos un alto en el camino y atravesamos una larga senda de tierra para ver los testimonios dispersos por los campos, entre los alcornoques y olivares de una cultura megalítica desaparecida hace más de 30.000 años. También pudimos ver grandes canteras de mármol que  podían explicar la abundancia de ese material en Vila Viçosa, especialmente en el muy suntuoso palacio ducal. Ese palacio fue la antigua residencia de los duques de Braganza y su construcción comenzó en el Siglo XVI y fue terminado en el Siglo XVIII.  Posee 50 habitaciones y evidencia toda la riqueza y el lujo poseída por esta monarquía portuguesa, heredera de las riquezas y los maravillosos objetos de arte apropiados en todos los lugares que los viajeros portugueses recorrieron en la época en que dominaron el comercio de las especies. También el descubrimiento del oro y piedras preciosas en Brasil contribuyeron a la ostentosa e increíble decoración de las iglesias portuguesas  correspondientes al período barroco. Allí en esa increíble residencia palaciega se exhibe una notable colección de arte compuesta de pinturas, de platería y porcelana, de tapicería francesa y flamenca, de todo lo mejor que la creatividad humana podía ofrecer se halla se halla en las cada vez más altas tierras del Alentejo portugués.

Guarda

Castelo de Vide nos esperaba con una simpática guía y con Carolino Tapadejo dispuesto a contarnos la vieja  historia judía de la ciudad y el drama padecido por los “Cristianos Nuevos” que no se sentían para nada cristianos pero que para salvar sus vidas de la acechanza de la Inquisición debían dar muestras de una acendrada fe católica.  En palabras de Carolino Tapadejo – con cuya ayuda recorrimos antigua judería-  “Castelo de Vide, se vio fortalecida debido a llegada de una numerosa e importante comunidad judía que se instaló aquí a comienzos del Siglo XIV. A su llegada Castelo de Vide prosperó, teniendo en cuenta el dinamismo económico introducido con la llegada de esa comunidad.

Su principal actividad económica, residía en la manufactura  textil, elaborando tejidos y fabricando uniformes para los ejércitos. Se crearon así, en Castelo de Vide, varias oficios como los de sastre, zapateros, alabarderos, herreros, fabricantes de botones, etc.   Alrededor de 1333, durante el reinado de D. Afonso IV, las Comunidades Judaicas, residentes en Portugal, le pidieron al monarca, autorización para tener sus propios lugares de culto. El concedió su autorización, imponiendo, entretanto, algunas condiciones. Las sinagogas debían ser pequeñas, hallarse en calles estrechas y su arquitectura no podía ser confundida con la de las iglesias católicas.  Se supone que así nació la Sinagoga de Castelo de Vide, que debe haber funcionado como lugar de culto, hasta fines del Siglo XV. Después se convertiría en una casa particular hasta mediados del Siglo XX.”  Allí en esas calles tortuosas y muy estrechas, con casas blancas encaladas, adornadas, con macetas cuajadas de flores de alegres colores, se halla una antigua sinagoga que ahora funciona como museo, donde es posible ver la vieja mikve. También allí pueden verse los nombres de los asesinados por la Inquisición y gracias a la información del Sr. Tapadejo, conocer y comprender parte de ese pasado tan lejano que involucra a la población de Castelo de Vide.

Sinagoga de Belmonte

Continuando el viaje, hicimos noche en Castelo Branco, una populosa y próspera ciudad donde pudimos recorrer unos increíbles jardines barrocos, donde cada fuente y cada estatuas y las escalinatas tienen un significado simbólico propio de ese tiempo, donde se mezclaban la astrología y la religión. El Jardín del Pazo Episcopal de Castelo Branco está considerado como uno de los más sorprendentes y hermosos jardines barrocos de Portugal. Todo lo que hay allí  está ornamentado de un modo tal que se ha creado un preciosos ámbito inolvidable. Continuamos nuestro viaje a Belmonte, uno e los lugares más conmovedores de los que tuvimos oportunidad de visitar. Esta es una ciudad que se halla a los pies de la Serra da Estrela, a la entrada de esta simpática y antiquísima ciudad se halla un dolmen que testimonia la antigüedad de toda la población de la región. A nuestra llegada nos esperaba un joven, elegantemente vestido y que en un buen castellano, nos contó que se llama Miguel  (Mijael como nos dijo) Vaz, fue nuestro guía y tal vez quien más nos emocionó. Nos llevó al excelente y moderno museo que da cuenta del pasado judío y criptojudío, de las costumbres y tradiciones de ambos grupos que algunas veces coinciden y otras se diferencian. Luego fuimos a la preciosa sinagoga, recorriendo un sector de la ciudad que parecía un pedazo de historia medieval.

En ese lugar, donde la herencia judía fue protegida por gente  muy pobre, perseguida atemorizada, donde las mujeres fueron las mejores guardianas y trasmisoras de ese valioso legado vivimos uno de los momentos más impactantes emocionalmente, cuando emprendíamos la retirada y Mijael, con absoluta convicción, “que la existencia de los judíos de Belmonte es un milagro divino, porque ellos, los  judíos de Belmonte,  vencieron y triunfaron sobre la Inquisicición”. En un sereno atardecer otoñal, frente a un hermoso paisaje compuesto de colinas rocosas, pequeñas parcelas de diferentes cultivos, en una villa medieval, de estrechas callejuelas donde en una de las rocas frente a la Sinagoga Beth Eliahu, donada por Salomon Azoulay, judío de origen marroquí, está pintada una cruz esvástica, no pude menos que estremecerme y pensar en todos aquellos que fueron masacrados en la Shoá, casi cuatrocientos cincuenta años después de la  forzada conversión de los judíos portugueses.

Llegamos a Guarda, otra de las hermosas ciudades montañosas que forman parte de la frontera con España,  esta es una de las ciudades más altas de Portugal y tiene una fortaleza  que monta guardia contra los posibles invasores del otro lado de la montaña. Todos estos lugares que hemos visitado tienen un encanto muy particular, con los barrios históricos, donde se encuentran entremezclados todos los estilos arquitectónicos, donde un edificio del siglo XVIII se halla junto a otro Fin de Siecle frente a una catedral románica de fuerte y pesada textura de piedra y estrechas ventanas entremezcladas, aunque no siempre, con los vitreaux correspondientes al gótico y una cúpula renacentista se halla sobre un recargado altar barroco.  Gran parte de estas viejas ciudades portuguesas nos brindan una oportunidad única para conocer algo absolutamente inusitado para nosotros, latinoamericanos, habitantes de una ciudad que como  Buenos Aires, tiene muy poca o ninguna herencia edilicia colonial. Y si hay algo que abunda en Portugal es trazado de sus ciudades y la arquitectura medieval de un modo que en pocos lugares de Europa pueden observarse con tanta fidelidad al pasado, tal vez en Siena. Por eso la siguiente ciudad, Viseu, lugar donde se hallan en pie todavía las viejas murallas romanas, antiguo asentamiento de poblado judío, marcado en las piedras de la calle por un Maguén David, sigue ofreciéndonos toda la riqueza del paso de la historia y el encanto que el paso de los siglos le presta a esos paisajes de una belleza Mediterránea.

Anuncios

Una respuesta

  1. Felicito a la autora por tan excelente narración de un viaje.
    He realizado el mismo, en los mismos lugares y ahora recién asumo que he alcanzado a comprender aquello que mis ojos no vieron

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: