Un erudito del Talmud de viaje en tren (francés, español)

En una ocasión, invitado a la Facultad de Pedagogía de la UB, expliqué el Talmud como sistema didáctico, y como razón del éxito extraordinario que tuvieron las primeras generaciones de judíos en las universidades, a medida que éstas se iban abriendo a ellos. Nietszche llegó a decir que la pereza de los jóvenes alemanes, para quienes estudiar era algo gratuito (solo los padres pagaban) y fastidioso, el futuro sería de los judíos (en un escrito sobre Bernays, hermano del que sería suegro de Freud, que había puesto al día a Aristóteles y su noción de jarismos, o carisma).

Esa pereza es la de quienes, como aquellos alemanes, austríacos, checos, llegan a la U sin el menor esfuerzo, sin advertir el privilegio que entraña estar en la universidad. Aquel empuje, por tanto, es el de quienes sí lo saben. Hoy en el Este estadounidense los chinos, en muchos sitios las mujeres…

Con una salvedad: aquellos hebreos no habían estado al margen de los estudios hasta que una cierta democracia quitó o redujo las restricciones, habían estudiado Talmud en sus yieshivot. Posiblemente las materias que estudiaban no guardaban relación, o guardaban poca, con lo que ahora debían cultivar, pero sabían cultivar.

Y cuando terminábamos les conté un chiste del tipo del precioso que van a leer a continuación. Estudiaban con el lerer o moré (maestro) la cuestión del jametz, la levadura que debe desaparecer de la casa cuando llega Pesaj –tarea de varones y niños, mientras las mujeres y niñas se ocupan de la cena. Seguramente un pretexto para que, al menos una vez al año, en primavera, la casa fuese puesta patas arriba y limpiada hasta en los rincones, ahuyentando a los ratones a otras provincias, razón por la cual había menos enfermos y muertos cuando llegaban las pestes veraniegas, y los curas organizaban matanzas de israelitas acusados de ser los que desataran la peste invocando a su falso Dios (potente el Dios para ser falso).

En las clases el mish mash, el pilpul, el dale y dale llegaba hasta que uno preguntaba ¿Y cuántos gramos de pan son necesarios para que se considere que en la casa hay jametz?

Practicando esos extremos ¿qué se les iba a resistir en la Universidad?
Etudiez le Talmud


Après des mois de négociations avec les autorités, un sage et érudit juif talmudiste d’Odessa finalement reçoit l’autorisation de visiter Moscou.
(Después de un mes de negociaciones con las autoridades, un sabio y erudito judio talmudista de Odessa, recibe finalmente la autortizacion de visitar Moscu)

Il monte dans le train et trouve une place vide.
(Aborda el tren y encuentra un asiento libre)

A l’arrêt suivant, un jeune homme s’installe dans le compartiment et s’assoit juste a ses cotés.
(A la siguiente parada un joven se instala en su mismo compartimento, y se sienta justo a su lado)

Le juif érudit observe le jeune homme et se met à penser: “Ce gars-là n’a pas l’air d’un paysan, donc s’il n’est pas un paysan il doit probablement habiter ce district.
(El erudito observa al joven y piensa “Este muchacho no tiene pinta de ser un campesino, de modo que si no es un paisano, debe habitar este distrito, probablemente) (los judios durante los últimos veinte años del zarismo tenían una zona obligada de residencia).

Et si il vient de ce district, il est sûrement juif,  car, après tout, c’est un district juif.
(Y si es de este distrito, seguramente es judío, ya que, después de todo éste es un distrito judío)

Mais, d’autre part, comme il est juif, où peut-il aller? Je suis le seul juif de ce district ayant la permission d’aller a Moscou.
(Pero, por otra parte ¿cómo siendo judío puede viajar? Soy el único judío de este distrito autorizado a viajar a Moscu)

Ah, attention! Dans la proche banlieue de Moscou, il y a un petit village qui s’appelle Samvet, seul village ou les juifs n’ont pas besoin de laisser passer.
(Ah, un momento, en el próximo suburbio de Moscó hay un pequeño barrio, llamado Samvet, el único en el que los judíos no tienen necesidad de pasaporte)

Mais pourquoi voyagerait-il jusqu’à Samvet?
(Pero ¿POR QUÉ viajaría éste hasta Samvet?

Sans doute pour visiter une des familles juives là-bas.
(Sin duda para visitar una de las familias judias que residen ahi)

Mais combien de familles juives habitent Samvet? Ah, seulement deux. Les Bernstein et les Steinberg.
(Pero ¿cuántas familias judías habitan Samvet? Solo dos. Los Bernstein y los Steinberg)

Mais comme les Bernstein sont tres antipathiques, ce charmant jeune homme doit sûrement visiter les Steinberg. Mais pourquoi va t’il visiter les Steinberg à Samvet?
(Pero como los Bernstein son muy antipáticos, este joven encantador debe seguramente ir a visitar a los Steinberg. Pero ¿POR QUÉ va a visitar a los Steinberg?)

Les Steinberg n’ont que des filles, deux, donc peut-être qu’il est leur beau-fils. Mais alors, laquelle des deux filles a-t-il épouse?
(Los Steinberg solo tienen hijas, dos, por lo tanto puede que sea su yerno. Pero cuál de las dos tiene marido?)

On sait que Sarah Steinberg a épouse un bon avocat de Budapest, et Esther s’est mariée avec un businessman de Zhitomer, donc il doit être l’époux de Sarah.
(Como es sabido, Sarah Steinberg ha desposado un buen abogado de Budapest, y Esther se casó con un comerciante de Zhitomer, por tanto debe ser el marido de Sara)

Ce qui veut dire qu’il s’appelle Alexandre Cohen, si je ne me trompe pas. Mais s’il vient de Budapest, avec tout cet antisémitisme là-bas, il a du changer de nom. Quel est l’équivalent de Cohen? C’est Kovacs.
(El tren sigue su marcha. En el compartimento reina el silencio).
(Esto quiere decir que se llama Alexander Cohen, si no me equivoco. Pero si viene de Budaest, con todo ese antisemitismo que hay allá, ha debido cambiarse el nombre, y ¿cuál es el equivalente de Cohen? Es Kovacs).

Mais puisqu’ils ont accepte qu’il change de nom, il doit avoir un statut spécial pour pouvoir le faire.
(Pero para que le permitan cambiar de nombre, debe tener un status especial)

Qu’est-ce que cela pourrait être? Ah, il doit avoir un doctorat de l’Université. Rien d’autre ne serait possible”.
(Y ¿cual será ese status? Ah, debe tener un doctorado en la Universidad. De otro modo no sería posible).

À ce moment là, l’érudit talmudiste se tourne vers le jeune homme et dit:

(En ese momento el erudito talmudista se vuelve hacia el joven y le dice:)

“- Excusez moi. Cela vous dérange si je baisse la vitre, Dr. Kovacs ?”.

“- Pas du tout,” répond le jeune passager, très surpris;

(–Perdóneme. ¿Le molestaría si bajo la ventanilla, Dr Kovacs?
–Para nada –responde el joven pasajero, muy sorprendido).

“Mais comment connaissez-vous mon nom ?“.

-“Bof” répond le talmudiste,  “c’était si évident.”

(–Pero ¿cómo sabe usted mi nombre?
–Bah –responde el talmud bojer– era tan evidente)

Jaimonides

Anuncios

4 comentarios

  1. que bonito nos salio ¿eh?
    Ahora espero que no nos salgan unos ofendidos a decir que los hemos insultado, que de todo hay en la Viña del Señor

    Me gusta

  2. Hermoso relato que demuestra cuán grande y poderosa es la imaginación y lo poco que la usamos. Felicitaciones a quién ha subido esta espléndida narración y lo que tras ella se esconde.

    Me gusta

  3. Jaimonides oy bavoi

    que bueno esta!!! Kol Hakavod!!!

    la dori

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: