Los nuevos tiempos que vienen

“Cartas desde Israel”
Guido Maisuls
Kiriat Bialik, Israel, IL

13 de noviembre de 2009

El tórrido y sofocante verano israelí se ha ido y llegaron como una gran bendición del cielo las primeras lluvias, el aire se siente más limpio y perfumado, una suave y fresca brisa de otoño sopla sobre todo Israel.

Nuestra Medinah debe volver nuevamente a su origen, volver al pueblo pues el y solo el decidirá en el futuro inmediato una nueva dirección, un esperado liderazgo que hace mucho tiempo nos viene faltando, una nueva y autentica dirigencia.

Existen muchos motivos valederos para volver a recuperar el optimismo aletargado o perdido luego de este olvidable y mediocre periodo de decadencia por el que venimos pasando. Yo tengo mis autenticas razones por las cuales bregaría y apoyaría con total determinación y convencimiento los nuevos vientos que soplan, los nuevos tiempos que vienen.

· Promover como objetivo estratégico y primordial la obtención de una paz genuina con todos nuestros países vecinos árabes, Paz por Paz, como voluntad recíproca de convivir armónica y pacíficamente, sin mentiras ni mascaradas. Paz por Paz, no paz por territorios, no paz por dinero, no paz por terror, no paz por balas, no paz por hipocresías, simple y genuinamente Paz.

· Aprovechar la excelente situación económica, financiera y tecnológica con la que Israel cuenta actualmente para desarrollar una economía de bienestar, mas humana, más participativa, más distributiva, más incluyente, que armonice con nuestros valores milenarios de justicia y bienestar social. Una sociedad solidaria, sin pobres, sin marginados y sin explotados.

· Incrementar severamente las investigaciones y penalizaciones sobre todos los funcionarios públicos que incurran en actos de corrupción contra el estado o contra particulares, teniendo en cuenta los graves daños que producen al futuro de nuestro país.

· Aumentar la protección del trabajador de Israel defendiendo sus derechos laborales, eliminando definitivamente los nuevos sistemas de trabajo transitorios por Jevrot Coaj Adam o por contratos basura.

· Reestablecer de alguna forma aquel Estado de bienestar con justicia y solidaridad social creado por los fundadores de Israel y que fue reemplazado por un modelo socio económico neoliberal globalizado o capitalismo salvaje.

· Lograr por todos los medios posibles, la liberación inmediata de todos los israelíes cautivos: Ron Arad, Gilad Shalit y Jonathan Pollard.

· Impulsar con la máxima energía posible una inmediata y eficaz tarea de hasbara o esclarecimiento sobre la autentica realidad de la lucha que realiza Israel contra el terror islámico y sus aliados internacionales.

· Desarrollar redes más sólidas y flexibles, de contención social y protección humana, para los jubilados y pensionados, los niños, la minusvalidez, las familias uniparentales, familias que viven debajo del límite de pobreza y aquellas con numerosos hijos.

· Mantener e incrementar todas las ayudas necesarias para la aliah, la absorción y la adaptación exitosa de todos los judíos del mundo que quieran compartir nuestro presente y futuro en la Tierra de Israel. Poniendo especial énfasis en una inserción laboral adecuada que permita al nuevo ciudadano desarrollar una calidad de vida aceptable y digna.

· Aumentar y perfeccionar las acciones de prevención de las adicciones a las drogas y al alcohol que tanto daño hacen a nuestra juventud creando mayor nivel de conciencia comunitaria.

· Lograr mejores condiciones de accesibilidad y continuidad en los estudios universitarios para los jóvenes israelíes que se enfrentan a difíciles situaciones para ingresar a las Universidades e impedimentos posteriores para financiar los altos costos de las mismas, teniendo en muchos casos que recurrir a estudios en el exterior, favoreciendo así el comienzo del desarraigo de su país.

· Fomentar la utilización del transporte publico de trenes y autobuses para disminuir la sobresaturación de vehículos particulares que produce grandes embotellamientos, contaminación ambiental y sobre todo graves accidentes de transito, causa de muerte e invalidez que supera ampliamente a las producidas por las guerras y los atentados terroristas.

· Desarrollar una enérgica acción de protección al medio ambiente, relegada, la mayoría de las veces, por la acelerada necesidad de incrementar la producción y la rentabilidad económica en detrimento de la calidad de la vida humana, de la supervivencia de la fauna y de la flora autóctona.

· Reconocer alguna figura o tipo de ciudadanía israelí para todos y para cada uno de los judíos del mundo, como forma de afirmar su identificación y su pertenencia al único estado judío y democrático del mundo.

· Facilitar la completa integración de todos los israelíes en un proyecto en común de sociedad, eliminar los mitos y prejuicios, herencia de las diásporas, que producen barreras y obstáculos en el dialogo y en la convivencia; haciendo desaparecer los falsos antagonismos como laicos-religiosos, nacidos en el país-inmigrantes, blancos-negros, ashkenazim-sfaradim, ricos-pobres, derecha-izquierda, etc.

· Abrir las puertas de Israel de par en par para nuestros hermanos Anusim o descendientes de los conversos obligados al cristianismo y a otras religiones, entre 40.000.000 y 60.000.000 en Hispanoamérica y también para los descendientes de las tribus perdidas que dispersos por el mundo son otros tantos millones. Para reconocerles primordialmente el derecho a recuperar su propia identidad robada a través de los siglos y permitirles su regreso a casa, a la Tierra de Israel y por ende al judaísmo al que alguna vez pertenecieron.

· Solidificar con absoluta certeza, el carácter eterno e indivisible de Jerusalén como única Capital del Estado de Israel.

· Mejorar y promover los inseparables lazos de Israel con las comunidades judías que existen en todos los confines del mundo.

· Asegurar la absoluta protección física, psíquica y espiritual de todos los ciudadanos israelíes tanto en Israel o como en cualquier lugar del mundo donde se encuentren.

· Reafirmar la defensa, la reivindicación y la soberanía de los derechos inalienables del pueblo judío sobre toda la Tierra de Israel.

Si no soy yo ¿quién?, si no es ahora ¿cuando?

(Hillel)


Publicado por Guido Maisuls para ” Cartas desde Israel ” el 11/12/2009 09:27:00 PM

Para ingresar en mi blog:

http://cartasdesdeisrael.blogspot.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: