Kneidalaj versus colesterol

kneidalejMis queridos amigos

Como todos los años, me faltan menos de 24 horas para elegir…Sí!!! Debo decidir entre dos cosas muy difíciles de elegir.

En menos de 24 horas debo elegir entre mi “colesterol” o un buen plato
de “ioij mit kneidalaj” y encima me gustan los em>kneidalaj con “grivn”. Haaaa!!! ¿Se olvidaron lo que son grivn? Ok, les voy a recordar a los más olvidadizos que “grivn” es la pura grasa de gallina, o mejor dicho de pollo porque las gallinas ya no existen, Y QUÉ “TAAM” (sabor) QUE LES DA A LOS KNEIDALAJ!!!!

Veiiz mir!!! …….. cambio horas de mi vida por un muy buen plato de “ioij con kneidalaj mit grivn”! y por supuesto, un poquito de cebolla frita…

Lástima que ya no está mi bobe para hacerlos… pero todavía quedan algunos “idishe deliveries” que algo se asemejan a los que extraño (aunque sea en su formato).

guefilteRecordando mi niñez y adolescencia, después del “ioij con kneidalaj” venía el “guefilte fish” que me enseñaron desde chiquito que se come dos veces seguidas…sí!!! El primer plato con dos bolas de “guefilte” hervido mit jrein con su rodaja de zanahoria decorándolo y juguito del pescado (lástima que no se puede usar pan para “aintinken” en el juguito del
pescado) el segundo plato de guefilte era el hecho en el horno, un pan de pescado inmenso y dorado, que también venía en dos grandes rodajas y el jrein dándole un color espectacular al plato. (Ojo! El jrein hecho por mi zeide que te hacía llorar de lo fuerte que era)

Acá no termina la cosa, claro… todos dicen el pescado no engorda… no
llena, por más que comas pescado, te quedas con hambre, entonces mi bobe y mi vieja servían un humeante y abundante plato de pastrom (o pollo en su defecto) al horno con farfalaj!!!!!!!!!!! (siempre fuí, soy y seré un
eterno agradecido a D’s por haber creado estas fiestas!!!) y seguimos
pensando en el colesterol… porque, como quedaron “grivn” y cebollita frita de los kneidalaj, se mezclaba este sobrante con los farfalaj… (a mejaie!!) Me acuerdo que después de comer todo esto, cuando me sentía como que iba a reventar en cualquier momento, mi vieja me decía: “querés más pastrom?” Por supuesto le decía que no… que no daba más…, me miraba seria y me preguntaba… ¿y un poquito más de farfalaj solitos? Menos
todavía!!! Entonces mi vieja preocupada, seria y dudosa me miraba fijo
a los ojos y me preguntaba… ¿NO TE GUSTÓ? (para mi vieja, no repetir un plato de comida era sinónimo de que no te había gustado).

En fin… Mi bobe y mi vieja cocinaban como si tuvieran que alimentar a todo el pueblo judío en el desierto durante cuarenta años seguidos. Con mi bobe y mi vieja allá el Maná nunca hubiera sido necesario; por eso media hora antes de irnos cada uno para su casa, mi bobe empezaba a preparar los “pequelej” para que se llevaran mis tías y mi vieja. La bobe decía: total el zeide tanto no come, con un “shtikele” de pescado
al horno y pastrom al zeide lo conformaba.

Ahora ya estoy más grande, me tengo que cuidar mucho más que cuando
era niño o adolescente, entonces; COMO TODOS LOS AÑOS, ME FALTAN MENOS DE 24 HORAS PARA ELEGIR… que tzures… no? Cierro la boca, o me siento a comer recordando aquellos dulces momentos que disfrutábamos con los que ya no están?

En definitiva, un poco más de colesterol, se elimina en 15 o 20 días haciendo dieta… no?

De todo corazón con un gran abrazo…

PD: los farfalaj eran de Pesaj!!!!! (Obvio!)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: